LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

REAL, LA PELÍCULA


cartel
Dirección: Borja Manso.
País:
España.
Año: 2005.
Duración: 91 min.
Género: Documental.
Interpretación: Javier Albalá (Tomás), Carlos Coppo (Martín), Jessica Bohl (Megan), Lair Torrent (John), Moussa Faye (Akia), Guillermo Herrera (Maxi), Ari Ohta (Sayaka).
Intervenciones: Florentino Pérez, Alfredo di Stefano, Emilio Butragueño, Iker Casillas, Michel Salgado, Roberto Carlos, Iván Helguera, Francisco Pavón, Zinedine Zidane, David Beckham, Raúl González, Ronaldo, Vanderlei Luxemburgo.
Guión: Borja Manso y Andrés Koppel.
Producción ejecutiva: Luis Manso y Michael Novack.
Música: Rafael Arnau.
Fotografía:
Ramiro Civita.
Estreno en España: 26 Agosto 2005.

ENTREVISTA A RAFAEL ARNAU
Compositor de la BSO
Por Joaquín R. Fernández

  Rafael Arnau nació con la música incrustada en su alma. «Siem-pre he creído que era algo innato. No tenía ningún familiar músico ni artista. Bueno, mi padre es publicitario y mi abuelo materno era director de Radio Murcia. La única relación que tenía con la música era la afición de mi padre a la música clásica, por lo que estoy se-guro que el oído se me fue "educando" desde que nací». Cuando tenía ocho años, fijaba su mirada en las fundas en las que otros niños guardaban sus guitarras, de ahí que insistiera a sus padres para que le compraran una, algo que hicieron cuando «vieron que no era un capricho». Además, le «apuntaron a clases en el cole-gio». Aunque su formación es la de un autodidacta, asistió a clas-es de guitarra, de piano y de canto, a lo que hay que añadir «un año de clases particulares con Alfonso López en las que hice algún que otro ejercicio de modulación».

Rafael Arnau en su estudio de grabación - Copyright © 2005 Rafael Arnau. Todos los derechos reservados.  Sin embargo, su verdadero aprendi-zaje ha sido la práctica, de tal modo que desde los dieciséis años ha for-mado parte de grupos de pop, rock´n´roll, rhythm'n´blues y rock du-ro. Ha compuesto canciones, cantado como solista y toca instrumentos mu-sicales como la guitarra, los teclados y la armónica. «Todo de forma "se-mipro", casi "pro", hasta que a los veintiún años me empecé a dedicar profesionalmente a la composición y producción de música para publici-dad. Todo esto me da la base sufi-ciente para poder satisfacer, con mu-cho trabajo, mi necesidad de hacer música. Lo que le doy al or-questador es bastante completo, incluso a veces es completo del todo y sólo hay que pasarlo al papel, de forma que una orquesta la pueda tocar (lo cual tiene también un inestimable valor). Pero, va-mos, cuando estoy formando una armonía y de repente resuelvo con una "napolitana", nunca es premeditado, las notas se han ido juntando para llegar a algo cuya teoría no he estudiado y por lo tan-to no conozco a priori qué va a ocurrir».

  Aunque siempre se mostró interesado por la música de cine, su «actividad profesional ya se estaba desarrollando en otra dirección y no tuve opción de intentarlo, aunque sí hice bandas sonoras para vídeos institucionales y de formación y algún trabajo audiovisual pa-ra promociones en televisión, además de los anuncios, hasta que Luis Manso y Javier Fesser me llamaron para hacer "La gran aven-tura de Mortadelo y Filemón"». Ahora, y tras haber participado en los últimos años en algunas de las películas más exitosas o costo-sas de la cinematografía española, su futuro como compositor de bandas sonoras es verdaderamente prometedor.


  JOAQUÍN R. FERNÁNDEZ PARA LA BUTACA: Has trabajado en el mundo de la publicidad durante buena parte de tu tra-yectoria profesional. No hay duda de que se trata de un ex-celente aprendizaje para cualquier artista y, de hecho, no son pocos los autores de renombre que, en el ámbito nacio-nal o internacional, aún continúan aceptando propuestas de escribir un fondo musical para un determinado anuncio. ¿Qué es lo que has aprendido de este medio y que luego te haya servido a la hora de componer bandas sonoras para cortometrajes o películas de larga duración?

  RAFAEL ARNAU: Tener que hacer arreglos de todos los estilos y épocas, tener que componer músicas de todos los estilos y épo-cas y para todo tipo de instrumentos, tener que hacer películas, cortitas, en las que hay que expresar sentimientos, ilustrar situa-ciones, ambientar épocas o dotar de personalidad a personajes... Luego, en el cine, tienes tiempo para disfrutar con cualquiera de estas situaciones creativas y, además, darles un sentido global; no estás condicionado más que por el guión y por el director, que sue-le estar de tu parte. El trabajo en publicidad desde Jingle Box ha sido básico para mi formación, además de darme la posibilidad de realizar mi vocación incluso hacia un público. Respeto muchísimo al que se haya dedicado a esto con talento, puesto que además de la complicación del trabajo en sí, se da en un ambiente de presión y condicionamiento que lo convierte en una labor muy dificil de rea-lizar con brillantez. Le debo mucho a este sector, y creo que se lo voy a seguir debiendo...

  ¿Se puede decir que resulta ingrato participar en la produc-ción, en los arreglos o en la composición de anuncios publi-citarios, teniendo en cuenta que el público ha de asimilar gran cantidad de información visual y sonora en apenas unos segundos?

  No, ingrato en ningún modo. La explosión de felicidad y la sensa-ción de haber conseguido componer algo que te parece bueno es la misma cuando lo escuchas. Además, conseguir un mensaje con-creto y satisfacer todas las exigencias de un trabajo de este tipo lo hacen muy gratificante, aunque a veces se sufra mucho. Cuando consigues algo en esos segundos... es brutal.

  ¿Crees que los consumidores no valoran lo suficiente este tipo de trabajos? De hecho, intervienes en algunas conferen-cias y congresos en distintas universidades, algo que segura-mente te servirá para conocer si la gente está interesada en estos temas y hasta dónde llegan sus conocimientos sobre ellos.

  En las universidades y en los foros especializados se le da mu-cho valor porque hay un conocimiento de la labor que se realiza comparable a la del cine o a la de los discos. El público, aunque empieza a hacerlo, no acaba de verlo así, y supongo que siempre habrá un menosprecio que incluso tienen los profesionales que no conocen el trabajo que se realiza en el sector publicitario.

  Adentrémonos ya en el cine y, concretamente, en "La gran aventura de Mortadelo y Filemón". ¿Cómo conseguisteis Ma-rio Gosálvez y tú trabajar en un proyecto tan ambicioso como el que dirigió Javier Fesser?

  Luis Manso, productor de la película, recordaba que, cuando se dedicaba a los audiovisuales y a la publicidad, venía a mi casa y salía con la musiquilla debajo del brazo, a veces en un tiempo ré-cord, récord (unas horas). Además, conocían mi trayectoria, y mi socio Pepe Egea había colaborado con ellos en "El milagro de P. Tinto", por lo que sabían que desde Jingle Box contábamos con todos los medios para realizar lo necesario, incluso con muy poco tiempo, como era el caso. Necesitaba un amigo con talento para componer a medias, porque para hacerlo solo no había tiempo. Mario, con el que había tocado de joven en grupos y cuya trayecto-ria y profesionalidad son indudables, hicimos todo el trabajo en un mes: componer, orquestar partituras, grabar, mezclar...

  Queda claro que apenas dispusisteis de tiempo para com-poner la partitura, y eso es algo que creo se percibe en la ca-lidad de la misma, existiendo fragmentos muy acertados y otros que parecen haberse hecho deprisa y corriendo. En to-do caso, hay algo interesante en esta banda sonora, y es su idóneo tono paródico y su semejanza al tipo de música que se hace para algunas cintas de animación. ¿Era ese vuestro objetivo? ¿Existió libertad creativa por parte de Fesser al res-pecto u os dio claras indicaciones de lo que quería?

  Hubo libertad y total coincidencia con el director y el productor. No sé si disfruté más de la película o de ellos, la película me hizo sufrir, Javier y Luis sólo me han dado alegrías. Las "limitaciones" en cuanto a composición venían dadas por el guión, había referen-cias que no se podían evitar y la música en general tenía que ser bastante obvia. Cierto que tuvimos poco tiempo, pero también hay que entender que era la música para un cómic, y en los de Ibáñez sólo se oyen los mamporros. "Muerte y resurrección de Mortadelo", "Rompetechos" o "El laboratorio de Bacterio" responden al mundo de Fesser y su personalidad, de la que tuvimos oportunidad de dis-frutar profundamente.

  ¿Hubo ideas que no pudisteis incorporar a la partitura por falta de tiempo? Con la perspectiva que dan los años, ¿aña-dirías, quitarías o modificarías algo?

  Pues claro que hubo cosas que no nos dio tiempo a orquestar y se quedaron en la versión "sampler", incluso algún "loop" incidental de muestra que se pensaba haber cambiado al final y que pasó a papel y a la orquesta sin reparar en ello. Lloraba cuando oía a la or-questa en Bratislava tocando el "loop" llevando sin dormir varios días. No cambiaría nada.

  En todo caso, debe de ser muy ilusionante comprobar cómo una banda sonora en la que has participado de forma tan ac-tiva se edita en un compacto...

  Sí, me hubiera gustado tener algo de tiempo para desarrollar pie-zas "audibles" para el CD de la banda sonora original, puesto que, al ser un montaje tan rápido, apenas da tiempo a las ilustraciones musicales a desarrollarse, siendo a veces parte de la imagen. Sólo hay algunos cortes que se dejan escuchar separados de la imagen. Espero que se edite la banda sonora original de "Real, la película".

  ¿Podrías hablarnos de "Jericho mansions", cinta protagoni-zada por James Caan, Geneviève Bujold, Jennifer Tilly y Maribel Verdú?

  Alberto Sciamma, el director, quería que le compusiéramos la banda sonora de la película, pero al tratarse de una coproducción anglo-canadiense tenía que figurar Dan Jones como músico. La realidad es que todo el principio (el asesinato del violín), el temita del cello y todo lo que lleva cajones y guitarras y alguno más son míos. Todas las partes de cuerdas, menos el último tercio de la película, son de Mario Gosálvez, el bolero/tango que canta Eloisa es de Mario con letra mía, y las últimas partes de cuerdas (y algún clarinete) es lo único que es de Dan Jones. Los créditos del final vuelven a llevar mi temita del cello. "Jericho mansions" es un traba-jo del que me siento muy satisfecho, es cierto que se dio en unas circunstancias que nos impidieron rematar, pero nos dio la oportu-nidad de hacer cosas muy interesantes. El hecho de que la banda sonora fuera firmada por otro no nos importó, nosotros aparecería-mos como autores de temas que cubren los dos primeros tercios del filme y los créditos finales. Me arrepiento profundamente de no haber podido completar a mi gusto el universo musical de ese lar-go, podría haber aportado mucho al resultado final de la película, al interés de la historia y a su desenlace.

  Por suerte, en 2004 colaboras nuevamente con Mario Go-sálvez en un cortometraje, "Diez minutos", que ha recibido más de cien premios en todo el mundo, incluido un Goya. Su realizador, Alberto Ruiz Rojo, ha elogiado vuestro trabajo en algunas entrevistas. Lo cierto es que se trata de una obra su-til y que se ajusta a lo que vemos en la pantalla, de tal modo que al principio la música nos engaña, dándonos a entender que quizás nos hallemos ante un thriller, cuando en realidad "Diez minutos" nos narra una historia muy humana. ¿Fue di-fícil combinar estos elementos en la partitura? (pienso espe-cialmente en el instante en el que Enrique le habla a la tele-operadora del perro que perdió en Navidad o cuando la mu-chacha observa con angustia cómo se acerca el final de la llamada mientras intenta ayudar a un cliente que está deses-perado por encontrar a su novia).

  Para serte sincero, tienes razón en que fue una suerte contar con Mario, él se encargó de eso. En los casos que he trabajado con Mario sí que puedo influir en la decisión del carácter y los momen-tos puntuables de sus piezas, además de componer las mías, pero la composición de sus piezas es suya. Yo compuse la música de los créditos (principio y final), el tema que marca el tiempo (diez minutos) y el resto de música incidental. Mario se encargó de la tensión de la llamada y de lo de la perrita. No miento cuando digo que "Diez minutos" me encantó cuando lo vi por primera vez y le di-je a Alberto que me parecía brillante cómo le había sacado tanto partido a esa situación y cómo en diez minutos de metraje conse-guía una obra tan completa; ya le dije en ese momento que llegaría lejos con ello.

  Entre algunos aficionados a las bandas sonoras no está muy bien visto que varios compositores firmen una misma obra musical. Dada tu experiencia, ¿qué aspectos positivos y ne-gativos ves en ello?

  Positivos, todos, siempre que esté claro lo que se quiere conse-guir y el carácter de la música que se va a hacer. El planteamiento inicial debe ser muy claro, asumido y comprendido por todos los participantes. La música será más rica en personalidad; normal-mente en una película hay varios aspectos que cubrir que se pue-den traducir en músicas que se complementan para dar un carácter más rico en matices. De todos modos, es complicado para los mú-sicos y para el director (a no ser que haya un interlocutor), y sólo se puede hacer en casos especiales.

  Este año has vuelto a participar en un largometraje de ele-vado presupuesto y gran repercusión mediática: "Real, la pe-lícula". ¿Quién te propuso trabajar en la música de este fil-me?

  También Luis Manso y el mismo director, Borja Manso, que creo que puede hacer películas muy sorprendentes y con el que colabo-ré en un corto: "Que sólo suene la vida" ("Madrid 11-M: Todos íba-mos en ese tren"). Contaron conmigo desde la presentación del proyecto.

  ¿Se tenía muy claro desde el principio que la banda sonora de "Real, la película" era un elemento importante dentro del filme?

  Sí, sabíamos que nos tenía que llevar por el mundo, ilustrar la grandiosidad de la cosa más conocida del mundo, la épica del de-porte, del espectaculo, de la pasión por el fútbol. Sabíamos que, además, tenía que ser actual, moderna. La música iba a ser muy importante, el himno es parte muy importante de la idiosincrasia de un club.

  ¿De cuánto tiempo dispusiste para trabajar en "Real, la pe-lícula"?

  No sé si decirte que seis meses o unos días. Desde el estudio de la mezcla me llamaban para recomponer un montaje o incluso para componer un minutillo nuevo. Y me recuerdo emocionado al piano cantando el himno y pensando en José Mercé cinco meses antes de grabarlo. Fui trabajando con el guión, recibiendo montajes, cam-biando incluso después de grabar. Muy agotador, pero más emo-cionante.

  En la banda sonora de "Real, la película" nos encontramos con épicas piezas en las que se ha utilizado una orquesta y un coro y otras en las que la música es electrónica. ¿Es esta una decisión artística o ha estado condicionada por el presu-puesto con el que trabajabas?

  Siempre una decisión artística en este caso. Cada vez que suena algo orquestal es de verdad (menos un minutín que me pidieron ya en mezcla, que pasa muy requetebién con los "samplers"). Hay muchísima presencia de orquesta y coro, a veces apoyados por percusión o algún elemento étnico de "sampler". Y los sintetizado-res o las guitarras tienen su propio espacio en muchas películas, siendo incluso a veces los únicos protagonistas.

  En "Real, la película" nos hallamos con historias que se de-sarrollan en distintos lugares del mundo, aunque existiendo en todas ellas un nexo en común. Esta diversidad, ¿la has reflejado en tu partitura? ¿Se puede afirmar que cada relato tiene su propia identidad musical?

  Yo creo que sí. Caracas es un joropo con guitarras, charango, cuatro. Aunque la salsa sería la música que se escucharía en los ambientes en los que se desarrolla la acción, pensé que era un referente más universal. Tokio es el "taiko", el sintetizador apoyado por orquesta y una versión de "Mazinger Z". Senegal es una musi-quilla pop que hice intentando simular los estilos sudafricanos, una canción de un grupo de allí y una pieza orquestal emulando las an-tiguas películas de Tarzán. Nueva York es una pieza orquestal muy dramática protagonizada por un violín que, en realidad, es más eu-ropea del este que americana, pero va muy bien con la historia de la lesión de la protagonista y la crisis del principio de temporada pasada. En la historia de Madrid se desarrolla el tema central con el que empieza la película y que se remata con el coro en el Ma-drid/Barça de una forma muy melancólica, ilustrando muy bien la historia de la viejecita y su nieto; bonita y triste como la Almudena. Luego está la pieza que suele ir en las partes más documentales del Real Madrid, con guitarras eléctricas, cuerda, coro y electróni-ca, muy dinámica, fuerte y actual, aunque también con sentimiento y personalidad espartana.

  A pesar de que "Real, la película" ha fracasado en la taqui-lla española, no hay duda de que se trata de un proyecto que ha interesado mucho en otros países. ¿En qué medida crees que la proyección internacional de este largometraje benefi-ciará a tu carrera como músico de cine?

  Ojalá, no lo había pensado. ¡Sería estupendo!

  ¿Qué nos puedes contar de "Una ballena muriendo en el desierto"?

  Después de "La gran aventura de Mortadelo y Filemón" y "Jericho mansions" habían pasado unos meses y nada, sólo publicidad. Me metía en páginas de cine y veía anuncios de gente que buscaba guiones, directores, cámaras, maquilladores, actores y, por su-puesto, músicos. No sé por qué me llamó la atención el anuncio de este chaval. Me puse en contacto con él, me leí el guión y me inte-resó el proyecto, incluso le hice alguna pruebecilla y una canción para hacer una especie de tráiler. Tenía pero que muy buena pinta.

  ¿Cuáles son tus influencias musicales tanto dentro como fuera del cine?

  Ennio Morricone, Hans Zimmer, Henry Mancini, Danny Elfman, Mark Isham, Edvard Grieg, Ludwig van Beethoven, Elvis Presley (todo el blues y el rock´n´roll), Pink Floyd, Toto, Rush, Jethro Tull (todo el rock llamado sinfónico y algún grupo más heavy que in-cluiría), el reggae, Quilapayún, los Kinks... A los nueve años fui a ver "Jesucristo Superstar" al cine y me quedé impactado, luego mi padre se compró el disco y me lo escuchaba entero. Si hubiera querido alguna vez ser alguien y no ser yo, o cambiarme por al-guien, o si hay alguien a quien envidio por algo de verdad, es al ma-estro Andrew Lloyd Webber. Lo de "Jesucristo Superstar" o lo de "El fantasma de la ópera" es un pasito más allá que me encantaría tener la oportunidad de intentar dar algún día.

  ¿Cuál es tu método de trabajo? ¿Prefieres que una película esté terminada y amoldarte a sus imágenes, creas con ante-rioridad temas específicos teniendo en cuenta la temática del filme en cuestión o utilizas ambos recursos a la vez?

  El disfrute de la composición cuando te involucras con un guión se multiplica infinitamente. Vas trabajando con la complicidad del director, puedes interactuar e influir en el rodaje, pueden montar con maquetas de música. Luego hay que cambiar y hay piezas que se pueden caer, porque la película se va gestando a lo largo de todo el proceso y, cuando la música lo hace, también es un placer para el compositor y creo que el resultado también lo agradece. Luego cada pulso del movimiento, o la luz, o el tono del diálogo irán modificando esa música, pero ahí está la certeza y la suerte con la que te hayas imaginado las escenas a partir del guión y con la ayuda del director. Es posible que al ver la película acabada se cai-ga algo, o incluso cambie el concepto global que se apreciaba al interpretar el guión, pero creo que vale la pena. Por supuesto, hay muchas piezas incidentales que es mejor hacer con la película acabada, aunque creo que nunca hay suficiente tiempo al final y hay que componer temas con anterioridad y darles vida.

  ¿Le tienes algún cariño especial a alguna obra que hayas compuesto?

  "Muerte y resurrección de Mortadelo".

  ¿En qué tipo de películas te gustaría trabajar en el futuro?

  Me vuelvo loco por trabajar en el cine, elegir ya sería estupendo. En las buenas. En películas comerciales de mucho presupuesto.

  ¿Sientes predilección por algún género cinematográfico?

  No, aunque lo que menos me atrae es el drama. Me apetecería hacer algo fantástico, también me gustaría hacer versiones cinema-tográficas de novelas, son los mejores guiones. Me encantaría ha-cer un musical.

 

  No podíamos finalizar esta entrevista con Rafael Arnau sin hacer referencia a lo que le depara el futuro. Todavía no puede revelarnos en qué películas podría aparecer su nombre próximamente, pero al menos hay dos en su agenda. Existe «también la posibilidad de una serie de televisión. En general estoy seguro de que los directo-res con los que he trabajado seguirán contando conmigo, y alguno nuevo espero que caiga también. La publicidad sigue siendo mi pan de cada día, desde lo que ha sido la sintonía de la Liga de Fútbol Profesional emulando Turandot, el surrealismo del spot del Eusko-Tren, pasando por la versión del "Alone again, naturally" para El Corte Inglés hasta las cancioncillas de "Páginas Amarillas" o el más popular en Asturias de Martín Muebles».


Imágenes de "Real, la película" - Copyright © 2005 Real Madrid Televisión, Huckleberry Films y Películas Pendelton. Distribuida en España por Sogepaq. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Real, la película"
Añade "Real, la película" a tus películas favoritas
Opina sobre "Real, la película" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Real, la película" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El viaje del emperador (La marche de l'empereur)     Cineastas contra magnates     La piel vendida     La pesadilla de Darwin (Darwin's nightmare)     Génesis (Genesis)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos