LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

WALLACE & GROMIT: LA MALDICIÓN DE LAS VERDURAS (Wallace & Gromit: The curse of the were-rabbit)


Dirección: Nick Park y Steve Box.
País:
Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 85 min.
Género: Animación, comedia.
Doblaje original: Peter Sallis (Wallace), Ralph Fiennes (Víctor Quartermaine), Helena Bonham Carter (Lady Tottington), Peter Kay (PC Mackintosh), Nicholas Smith (Reverendo Clement Hedges), Liz Smith (Sra. Mulch).
Guión: Steve Box, Nick Park, Bob Baker y Mark Burton.
Producción: Peter Lord, David Sproxton, Nick Park, Claire Jennings y Carla Shelley.
Música: Julian Nott.
Fotografía:
Dave Alex Riddett y Tristan Oliver.
Montaje: David McCormick y Gregory Perler.
Diseño de producción: Phil Lewis.
Estreno en Reino Unido: 14 Oct. 2005.
Estreno en España: 7 Octubre 2005.

 

CRÍTICA
por David Garrido Bazán

Puro disfrute para niños de todas las edades

  Un servidor, que cree a pie juntillas en eso de las virtudes curativas del ci-ne y que en más de una ocasión en la que se ha encontrado en un momento bajo ha echado mano de alguna mara-villa de la animación tipo "Pesadilla antes de Navidad", "Toy story" o "Shrek" para levantar el ánimo, descu-brió hace muchos años que una de las mejores (y más rápidas) prescrip-ciones en este campo eran los fantás-ticos cortos protagonizados por Wa-llace y Gromit salidos de la factoría Aardman y de la mente de ese genio llamado Nick Park. En innumerables ocasiones me he sentado delante de la tele durante media hora pa-ra ver los irresistibles "La gran excursión", "Los pantalones equivo-cados" o "Un esquilado apurado" y he disfrutado de la inagotable imaginación y sentido del humor de esos dos personajes entraña-bles, un genial pero despistado inventor amante del queso capaz de idear los más extraños y complicados mecanismos para hacer las cosas más sencillas siguiendo la ley del mínimo esfuerzo y su fiel, mudo y sin embargo sumamente expresivo perro, probablemen-te el único ser capaz de comprender y aceptar sin rechistar las lo-curas que salen de la excéntrica aunque siempre bienintencionada mente de su apacible amo. Siempre me ha parecido un milagro la forma en la que esos cortos aúnan una irresistible comicidad con el homenaje a un buen puñado de géneros cinematográficos y cómo la universalidad de su mensaje llega a todos por igual a pesar de que nadie es capaz de negar la impronta inequívocamente británica de sus obras. Eso por no mencionar que en los tiempos en los que la animación tradicional parece haber sucumbido por completo a la tentación digital y sus muchas ventajas en cuanto al ahorro de tiempo y esfuerzo, es un acto de valentía romántica y de creencia en los propios principios el perseverar en las técnicas de la tradicio-nal stop motion, para el que escribe estas líneas, uno de los ele-mentos clave del toque humano que hace sumamente entrañables las aventuras de Wallace y Gromit.

  Así las cosas, me perdonarán uste-des mi comprensible buena disposi-ción inicial al esperadísimo primer lar-gometraje (¡cinco años!) protagoniza-do por la pareja de personajes crea-dos por Nick Park. Pero es que ade-más se da la circunstancia de que "La maldición de las verduras" es una notable película que no decepcio-nará en absoluto a los que ya es-tén familiarizados con sus andan-zas anteriores y que conquistará de paso con su buen hacer a aquellos que se acerquen por pri-mera vez al particular universo de Wallace y Gromit. Un universo propio pero trufado de referencias de lo más reconocible, poblado por pequeños burgueses que culti-van verduras gigantes con vistas a la ineludible cita anual con un concurso en el que muchos tienen depositadas sus esperanzas y que se ven seriamente amenazados por una plaga de conejos que amenaza con destruir en un instante meses de trabajo. Y aquí es donde entran nuestros protagonistas, responsables de un elabora-do sistema de protección de huertos (impagable la forma en la que se detectan las amenazas: tienen en su salón cuadros de todos y cada uno de sus clientes, cuyos ojos son lucecitas rojas que se encienden a la menor señal de peligro) que parece funcionar a la perfección, como queda claro en la primera secuencia –todo un homenaje a la peculiar forma de ver la vida de Wallace, y, a la vez, digna de cualquier escena introductoria de una película de James Bond– en la que el objetivo es detener a un encantador conejito que se acaba convirtiendo por derecho propio en parte de la galería de entrañables personajes secundarios de la franquicia, junto a la ove-ja siempre hambrienta de "Un esquilado apurado" o el hilarante pin-güino de "Los pantalones equivocados".

  "La maldición de las verduras" ofre-ce, en su apenas hora y media de duración que pasa como un suspi-ro, todo un compendio de momen-tos maravillosos que dan lugar, con suma inteligencia y en perfecto equili-brio armónico, a un sentido homenaje a las comedias salidas de la muy bri-tánica factoría Ealing en los años cin-cuenta –no puede negarse que la des-cripción de ese apacible pueblo y sus peculiares habitantes encajarían a la perfección en películas como "El quin-teto de la muerte"–, a géneros tan di-versos como el terror o el fantástico –la película mezcla alegremente un cóctel de referencias que van desde el Dr. Jekyll y Mr. Hyde hasta una curiosa versión de King Kong tan brillante como divertida–, sin olvidarnos del cine de acción –la primera persecución de Gromit al volante de esa furgoneta de Anti-pesto con más trucos que el coche de James Bond tiene un ritmo envidiable y una claridad de exposición que para sí quisieran muchos directores del género–, guiños al cine de suspense –las pistas con las que Gromit va descubriendo la verdad acerca de ese enorme conejo-lobo que amenaza el pueblo– y, por supuesto, una tan rebuscada como fascinante demostración de algún que otro su-rrealista invento de Wallace (el Bun-Vac 6000, el Mind-O-Matic) ca-paces siempre de producir los más inesperados resultados.

Un entretenidísimo film repleto de humor e inteligencia. Una joya de la animación  

  Lo curioso, y esto es algo que hay que anotar en el ha-ber de esta entretenidísima película repleta de humor e in-teligencia, es que todo este pastiche de referencias cruza-das no se imponen en ningún momento al reconocible universo desde el cual Wallace y Gromit han alcanzado sus logros, sino que, más bien al contrario, Nick Park y su equipo han sabido adaptar dichos homenajes y la lógica extensión de su mundo hasta abarcar la elaborada descripción del pueblo donde habitan sin perder un ápice del encanto de unos per-sonajes cuyas disparatadas ideas, que juegan siempre con la ven-taja de lo inesperado –hay que ver el partido que le sacan a un re-curso en principio tan limitado como una conejita artificial gigante con la que atraer al monstruo– se reciben siempre con una sonrisa cómplice en los labios. Tampoco es desdeñable otro de los logros de la película: conseguir que con un argumento ligeramente previsi-ble –quizás el único defecto, por otro lado comprensible, que afecta al filme– y que ha de estar al alcance de todo tipo de públicos, in-cluyendo los más pequeños, la cinta mantenga en todo momento el interés de los espectadores algo más exigentes, ya sea por los abundantes guiños cinéfilos o más bien por su abundante capaci-dad de emocionar y sorprender al más pintado.

  "La maldición de las verduras" es un prodigio a nivel técnico, dotado además de un ritmo espléndido en el que se suceden los gags de to-do tipo y en el que tienen cabida desde sofisticadas elaboraciones pro-pias del slapstick hasta ocurrencias provistas de una sutil ironía –véase la escena en la que Quartermaine y su perro emboscan la furgoneta de Wa-llace y Gromit, donde la expresiva in-terpretación de este último raya lo ge-nial–, dando como resultado un filme que sin duda podrá disfrutarse una y otra vez sin que se agoten sus deta-lles. Aun a la espera de lo que nos regale Tim Burton con "La Novia Cadáver", ya podemos afirmar que este 2005 es un gran año para la animación gracias a esta brillante joya apropiada para el diverti-mento de niños de todas las edades que aún conserven intacta la capacidad de ilusionarse.

Calificación:


Imágenes de "Wallace & Gromit: La maldición de las verduras" - Copyright © 2005 DreamWorks Animation y Aardman Features. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Wallace & Gromit"
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Doraemon y los dioses del viento (Doraemon and the wind people)     Las aventuras de Sharkboy y Lavagirl en 3-D (The adventures of Sharkboy & Lavagirl in 3-D)     El sueño de una noche de San Juan     Madagascar     Steamboy

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos