LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

DVD de "Brokeback Mountain: En terreno vedado"
DVD

Banda sonora original de "Brokeback Mountain: En terreno vedado" (Gustavo Santaolalla)
BSO

Libro "Brokeback Mountain: En terreno vedado" (Annie Prouls)
LIBRO

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


BROKEBACK MOUNTAIN: EN TERRENO VEDADO
(Brokeback Mountain)


Dirección: Ang Lee.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 134 min.
Género: Drama.
Interpretación: Heath Ledger (Ennis Del Mar), Jake Gyllenhaal (Jack Twist), Linda Cardellini (Cassie), Anna Faris (Lashawn Malone), Anne Hathaway (Lureen Newsome), Michelle Williams (Alma), Randy Quaid (Joe Aguirre), Kate Mara (Alma Jr.).
Guión: Larry McMurtry y Diana Ossana; basado en un relato de Annie Proulx.
Producción: Diana Ossana y James Schamus.
Música: Gustavo Santaolalla.
Fotografía:
Rodrigo Prieto.
Montaje: Geraldine Peroni y Dylan Tichenor.
Diseño de producción: Judy Becker.
Vestuario: Marit Allen.
Estreno en USA: 9 Diciembre 2005.
Estreno en España: 20 Enero 2006.

CRÍTICA por Javier Quevedo Puchal

Una historia de amor no tan universal

  En 1995, Rob Epstein y Jeffrey Friedman dirigieron "El celuloide oculto", un ya clásico documental en el que, con notable incisión y lucidez, se hacía un repaso al modo en que la homosexualidad se ha visto plasmada (cuando no encubierta) en el cine de Hollywood. De forma más o menos estereotipada, más o menos solapada, prácticamente no hay género cinematográfico que se haya resistido a la tentación de incluir referencias a lo gay: desde el cine negro hasta la alta comedia, desde el cine de suspense hasta el western más rudo. Y es precisamente enmarcados en este último género, tan inequívocamente americano y tan inequívocamente machista, donde se dan algunos de los ejemplos más ilustres en la materia. Ahí tuvimos, por ejemplo, los westerns de Joan Crawford, con sus eternas camisas negras y sus toscos modales, tan masculinos co-mo los de un John Wayne cualquiera. Ahí estuvo también Doris Day, con su Calamity Jane interpretando a grito pelado un más que elocuente "Secret love". Eso por no hablar de "Río rojo", en la que John Ireland hace una brillante exhibición de sexto sentido queer cuando le comenta a Montgomery Clift: "Sólo hay dos cosas más bonitas que un arma: un reloj suizo y una mujer. ¿Ha tenido usted un reloj suizo?". Se puede decir más alto, pero no más claro... ¿O sí se puede?

 

  Fiel adaptación de un relato corto de Annie Proulx, si bien ampliándolo y enriqueciendo un estilo que un servi-dor encontró demasiado flojo y atrope-llado en el original literario, la última película de Ang Lee, "Brokeback Mountain: En terreno vedado", nos re-lata la historia de Ennis Del Mar y Jack Twist, dos jóvenes que pasan el verano de 1963 trabajando como pas-tores de ovejas en la montaña Broke-back de Wyoming. Sin embargo, aun-que ambos tienen una perspectiva más o menos clara de lo que creen desear en la vida, la estrecha convi-vencia en las montañas evolucionará en una historia de amor ines-perada para los dos, que hará que sus respectivos mundos conver-jan y se tambaleen en cuanto bajen de las montañas y se separen, cada uno en pos de su curso vital preestablecido. A partir de aquí, la película desgrana la relación clandestina de toda una vida. Una relación marcada por el amor, pero también por el miedo, en un en-torno donde ser diferente se paga a un precio muy alto.

  Aunque técnicamente "Brokeback Mountain: En terreno vedado" no es un western (al menos, no lo es en el sentido más popular del término), resulta sencillo encontrar ciertos ecos del género en esos personajes en eterna lucha consigo mismos y su entorno, en esas parquedades de expresión tan marcadas (y cuando hablo de par-quedades, no me refiero sólo a las de palabra, sino también a cier-ta contención de sentimientos) que, casi inevitablemente, invitan a encasillar la historia dentro de este género. Sin embargo, muy a pesar de sus majestuosos paisajes, el último film de Ang Lee en-tronca antes con “Vidas rebeldes” que con, pongamos, “Río bravo”, lo cual se debe básicamente a que el impacto de la acción no descansa tanto en la épica como en esos “pequeños” dra-mas humanos que fluyen como un torrente bajo la superficie de la más mediocre cotidianeidad. A fin de cuentas, y como ya ocurriera con otras películas suyas como “La tormenta de hielo” o “Manos que empujan”, la última obra de Ang Lee sustenta su forta-leza sobre el ritmo pausado y casi contemplativo, a la vez que en-cuentra su coherencia más en los silencios que en los diálogos.

  Y es precisamente aquí donde qui-siera hacer una puntualización res-pecto al tópico que más vamos a ver repetido a la hora de hablar de esta cinta, esto es, la advertencia de que se trata de una historia “universal”. Al fin y al cabo, es éste un tópico impul-sado por el propio director y que, dili-gentemente repetido por la crítica mundial, le habrá ayudado a vender la película mucho mejor que si hubiera admitido abiertamente lo que realmen-te encierra, es decir, una historia de amor homosexual en un entorno ine-xorablemente homófobo. Pues “Bro-keback Mountain: En terreno vedado” es tanto la historia de amor de Jack y Ennis como la amarga historia de sus circunstancias. Y mucho me temo que sus circunstancias no son extrapolables más que en lo que se refiere a las coordenadas de tiempo y espacio, manteniéndose lamentablemente vigentes hoy en día en países co-mo Egipto, donde ser homosexual sigue estando duramente pena-do por la ley.

  De esta manera, tanta importancia cobran los personajes de Jack y Ennis (dos caras de la misma moneda: el primero esclavo de sus pasiones, el segundo esclavo de sus miedos) como los de sus es-posas, víctimas indirectas de ese callejón sin salida, esa triste bu-fonada social que no dejan de ser sus respectivos matrimonios. Por suerte, las interpretaciones están a la altura de semejantes bombones de papeles, alcanzando momentos de intensidad dramática tan notables y sobrios que a uno no le resta sino agradecer que ninguno de los roles principales haya caído en las espasmódicas manos de un Brad Pitt, por poner un ejemplo, sino en las de unos sorprendentes Jake Gyllenhaal y Heath Ledger, a cuyo cargo corre la labor de soportar gran parte del peso de la película sobre los hombros de dos personajes difíciles y matizados, cuidadosamente desnudos de todo tipo de concesiones. Pero a su vez, también Anne Hathaway y Michelle Williams hacen verda-deras composiciones de sus papeles de esposas “de pega”, sa-biendo sacar el máximo provecho de las miradas y los silencios es-calonados para subrayar todo lo que el guión no expresa con pala-bras.

  Sin duda, lo que más sorprende en esta cinta (y lo que, bajo el punto de vista de quien esto firma, más se de-bería valorar) es el exquisito tacto con que se plantea y desarrolla la historia, la sobriedad extrema que destila en todo momento. Desde los primeros acordes de la banda sonora de Gus-tavo Santaolalla, delicados y extra-ordinariamente concisos, perfecto contrapunto a la marea de sentimien-tos que la película nos va a deparar, hasta las reveladoras escenas finales, planificadas bajo una sencillez exa-cerbada, la mano de Ang Lee firma cada plano con un respeto y una sensibilidad ciertamente inauditos en el cine comercial que nos suele llegar desde Hollywood. En efecto, resulta casi imposible salir indiferente de este auténtico viaje al fondo de la soledad compartida. Doloroso y terapéutico por partes desiguales, viaje que es no sólo a ese paraíso terrenal en que se convierte la montaña Broke-back, metáfora sin fisuras del único momento de autenticidad en la vida de los protagonistas, sino viaje también a los horrores de una conciencia colectiva despótica y ciega. Quizás sea cierto que algo de universal hay en esta historia... pero no más que de gay pueda haber en “Los puentes de Madison”.

Calificación:


Imágenes de "Brokeback Mountain: En terreno vedado" - Copyright © 2005 Focus Features y River Road Entertainment. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Brokeback Mountain"
Añade "Brokeback Mountain" a tus películas favoritas
Opina sobre "Brokeback Mountain" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Brokeback Mountain" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

La vida secreta de las palabras (The secret life of words)     El jardinero fiel (The constant gardener)     Orgullo y prejuicio (Pride & prejudice)     Free zone     Yossi & Jagger

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................