LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


EL EXORCISMO DE EMILY ROSE
(The exorcism of Emily Rose)


Dirección: Scott Derrickson.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 119 min.
Género: Terror.
Interpretación: Laura Linney (Erin Bruner), Tom Wilkinson (Padre Richard Moore), Campbell Scott (Ethan Thomas), Colm Feore (Karl Gunderson), Jennifer Carpenter (Emily Rose), Mary Beth Hurt (Jueza Brewster), Shohreh Aghdashloo (Dra. Adani), Joshua Close (Jason), Kenneth Welsh (Dr. Mueller), Duncan Fraser (Dr. Cartwright).
Guión: Scott Derrickson y Paul Harris Boardman.
Producción: Tom Rosenberg, Gary Lucchesi, Paul Harris Boardman, Tripp Vinson y Beau Flynn.
Música: Christopher Young.
Fotografía:
Tom Stern.
Montaje: Jeff Betancourt.
Diseño de producción: David Brisbin.
Dirección artística: Sandi Tanaka.
Vestuario: Tish Monaghan.
Estreno en USA: 9 Septiembre 2005.
Estreno en España: 18 Noviembre 2005.

CRÍTICA por Miguel Á. Refoyo

Poco terror, mucho discurso teológico

A pesar de conjugar géneros tan dispares como el terror y el drama judicial, el filme de Derrickson acaba por desfallecer por su mani-queo posicionamiento ideológico.

  Muchos esperaban encontrar en "El Exorcismo de Emily Rose" una pelí-cula que encomendara a la memoria del personaje de Regan MacNeil en "El Exorcista". Es decir, una dramáti-ca película de terror que, más allá del splatter y los jugos gástricos verdo-sos, retomara el exorcismo como te-rrorífico acto religioso de exoneración diabólica con las trágicas consecuen-cias que ello arrastra. La trama hacía albergar alguna que otra esperanza: una historia basada en el caso real de Anneliese Michel, una joven alemana que en la década de los 70 falleció por un ritual exorcista, adaptándola a los tiempos actuales, a Esta-dos Unidos, por supuesto, con el juicio del Padre Moore, un sacer-dote acusado de negligencia tras la muerte de la joven Emily Rose, cuya posesión es reconocida extraoficialmente por la Iglesia católi-ca, como en el caso de Michel.

  Pero nada más lejos de la realidad, ya que la cuarta película de Scott Derrickson renuncia, en parte, a la extática demonológica para centrarse en el conflicto de discusión humanista y filosófico sobre este tipo de fenómenos, en la irreconciliable dicotomía que supone el enfrenamiento de la fe contra la ciencia, en un contexto judicial y expositivo, ya que la película se desarrolla en el litigio que se lleva a cabo hacia la supuesta incuria del padre Moore hacia la joven católica Emily Rose. Un contexto que tiene como gran vir-tud que Derrickson se desvía de los preceptos y tópicos for-mulistas del género de terror sustentando el peso de la cinta en la discordia sobre el relativismo posmodernista opuesto a la fe religiosa que se discute durante el proceso legal. "El exorcismo de Emily Rose" es una difícil y compleja suerte de tres géneros de naturaleza antitética como son el terror, el cine judicial y el puro melodrama (eso sin contar que desde una perspectiva es-céptica, su conclusión se convierta poco menos que en una exage-rada comedia).

 

  El problema de las directrices argu-mentales mostradas durante el filme es que, bajo el yugo del sutil terror fantástico que alcanza su plenitud en los habituales flashbacks descriptivos de la posesión de Emily Rose, sus-tentada en el efectismo visual y sono-ro a golpe de música estruendosa que busca el sobresalto, encubierta en la imaginería religiosa, la película no de-ja de ser un indudable pasquín de au-téntico maniqueísmo ideológico. Así, la protagonista del filme no es otra que Erin Bruner, la abogada defensora del Padre Moore, una agnóstica letra-da con dudas religiosas que se enfrenta a Ethan Thomas, el devoto metodista que representa a la acusación. Lo que interesa del sub-texto es patentizar la progresiva adopción de la creencia católica por parte de una abogada inmersa en una epifanía cristiana surgida por la manifestación de señales tenebrosas, hechos inexplicables, amenazas y fenómenos paranormales que se producen a su alre-dedor, que serán los que provoquen su incertidumbre y entrega final a la Fe Católica por dichas "evidencias". Por supuesto, el empiris-mo científico es representado como intransigente y dogmático, ya que los médicos pronostican que la posesión de la joven Emily Ro-se es producto de la epilepsia y la esquizofrenia en contra de las prescripciones religiosas del padre Moore. Sin embargo, no se du-da en ningún momento en lanzar incoherentes teorías de la defen-sa, llevando a una doctora interpretada por Shohreh Aghdashloo a declarar a favor de lo espiritual, mencionando a un experto en pantomimas como es Carlos Castaneda, autoproclamado antropó-logo que ha dejado la inescrutable tensegridad y las "Enseñanzas de Don Juan" en sus estudios, que mezclan de forma circense la antropología, las antiguas culturas y el chamanismo.

  El resultado, según la disposición de cada espectador (porque en un devoto creyente será de lo más eficaz), es del todo ambigüo y prosaico, dilatando un contenido pretendidamente intelectual y me-lodramático para exhibir de manera muy expeditiva las declaracio-nes de los testigos que, conforme avanza la trama, van inclinando la diatriba hacia la balanza de la religiosidad.

  No obstante, hay que agradecer la sutil limitación de truculencia durante el proceso de posesión y exorcismo, sin olvidar un sensa-cionalismo terrorífico muy mode-rado, teniendo siempre sobre el papel el juicio como nexo de unión entre pa-sado y presente, recubriendo el filme con un fascinante y lúgubre tono rea-lista que, sin ser suficiente, sí aprove-cha sus bazas para esbozar un retra-to judicial que el cine norteamericano domina a la perfección. Una conse-cuencia aprovechada para esgrimir sus argucias científicas y metafísicas, llegando a plantear su objetivo, que es no es otro que provocar la duda en el espectador y poner de manifiesto que los exorcismos existen, que el Diablo existe y que, por lo tanto, que Dios existe. También hay que atribuirle a "El exorcismo de Emily Rose" la gran labor de su estupendo elenco de actores, que contribuyen a la efi-cacia interpretativa con unas sólidas composiciones encabezadas por la prolífica Laura Linney y el adusto Tom Wilkinson, y, en menor medida, por Mary Beth Hurt y Scott Campbell. Pero, so-bre todo, hay que destacar el descubrimiento de Jennifer Carpen-ter, que logra con una sutil caracterización introspectiva y sin ex-cesivos maquillajes que la progresiva astenia vital se perciba muy visible y terrorífica. Aunque su personaje no esté muy definido, más que por las pinceladas que apuntan otros personajes.

  La gran traba, sin duda alguna, es el raquitismo con el que se acomete su conclusión, cuando, más allá de pugnas entre ra-zonamiento científico y teologismo, incluso del género de te-rror o del drama legal, ‘El exorcismo de Emily Rose’ se con-vierte en un manifiesto panfletario de tal calado religioso que resulta incluso irrisorio. Un final que elimina cualquier atisbo de am-bigüedad, y juzgando las creencias antes que los hechos, siempre más sugeridos que manifiestos. Por eso, no es extraño que la cinta de Derrickson haya contado con el respaldo de la Iglesia Católica y que se vea normal esa sentencia dictada por el propio jurado a un homicidio por negligencia. ¿Alguien puede explicar esto? Obvia-mente, en Hollywood parece que sí.

Calificación:


Imágenes de "El exorcismo de Emily Rose" - Copyright © 2005 Screen Gems, Lakeshore Entertainment y Firm Films. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El exorcismo de Emily Rose"
Añade "El exorcismo de Emily Rose" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El exorcismo de Emily Rose" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

The dark     La caverna maldita (The cave)     El aura     El imperio de los lobos (L'empire des loups)     El laberinto de Kovak (The Kovak box)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................