LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

Compras de cineFnac

Banda sonora de "La Novia Cadáver de Tim Burton" (Danny Elfman)
BSO

Figuras de "La Novia Cadáver de Tim Burton"
FIGURAS
 

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LA NOVIA CADÁVER DE TIM BURTON
(Tim Burton's Corpse Bride)


Dirección: Mike Johnson y Tim Burton.
Países:
USA y Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 76 min.
Género: Animación, comedia.
Doblaje original: Johnny Depp (Victor Van Dort), Helena Bonham Carter (La novia cadáver), Emily Watson (Victoria Everglot), Tracey Ullman (Nell Van Dort/Hildegarde), Paul Whitehouse (William Van Dort/Mayhew/Paul el maitre), Joanna Lumley (Maudeline Everglot), Albert Finney (Finis Everglot), Richard E. Grant (Barkis Bittern), Christopher Lee (Pastor Galswells), Michael Gough (Elder Gutknecht).
Guión: John August, Caroline Thompson y Pamela Pettler; basado en los personajes creados por Tim Burton y Carlos Grangel.
Producción: Tim Burton y Allison Abbate.
Música: Danny Elfman.
Fotografía:
Pete Kozachik.
Montaje: Jonathan Lucas y Chris Lebenzon.
Diseño de producción: Alex McDowell.
Dirección artística: Nelson Lowry.
Estreno en Reino Unido: 13 Oct. 2005.
Estreno en España: 28 Octubre 2005.

MÁS OPINIONES

Nieves Limón Serrano (E-mail a la redacción)

  «Uno de los debates que siguen coleando en el polémico mundo cinematográfico es la incansable y, a veces, absurda pregunta de cine: ¿arte o industria? Ciertamente hay sistemas que se enmar-can en una vertiente y otros que hacen lo propio en la contigua, pero lo cierto es que, como en casi todas las cosas, los extremos no son muy verdaderos y Tim Burton vuelve a demostrarnos cómo se puede ser un mago del arte y un maestro de la industria. Ahora presenta, cuando aún se mantiene en pantalla "Charlie y la fábrica de chocolate", una de dibujos: "La Novia Cadáver de Tim Burton". La trayectoria de este director-productor-animador estadounidense no es nada desdeñable y si ya desde joven decidió comenzar a la-brarse un futuro en el mundo de la animación (estudió en el Califor-nia Institute of the Arts y tuvo entre sus manos una beca Disney), poco a poco las cosas le fueron yendo bien y tras varios cortome-trajes aunó las enseñanzas recogidas sobre animación para apli-carlas a largometrajes realizados con personajes de carne y hueso donde destaca, por ejemplo, "Bitelchus". Virando hacia otros mun-dos (como el de "Batman") fue consagrándose y sorprendió por su capacidad de mezclar polos opuestos, paradojas de la vida y de la muerte, personajes excéntricos y todo con una armonía estética y una implicación sentimental difícil de lograr: "Eduardo Manostije-ras" sería un buen ejemplo de esto. La lista de sus películas es ca-si tan inagotable como su imaginación, prácticamente cada dos años reaparece con un taquillazo con niveles de calidad técnica y estética cada vez mayores y bebiendo de las fuentes anteriores que él mismo creó. Estas características hasta ahora descritas son las que podemos ver en "La Novia Cadáver de Tim Burton", film que cuenta la historia de un atolondrado y triste joven (Victor) per-teneciente a una familia de nuevos ricos (los Van Dort) que, por cuestiones de la recia época victoriana y las conveniencias pater-nales, tendrá que contraer matrimonio con otra joven a la que nun-ca ha visto (Victoria) y que, por el contrario, pertenece a una familia nobiliaria arruinada (los Everglot). El amor a primera vista no fulmina los nervios de Victor, que demasiado presionado se escapa a un bosque cercano donde, por error, contraerá matrimonio con una triste y paciente novia cadáver que llevaba esperando ese momento toda su vida y su muerte. A partir de aquí se sucederán las intrigas, aventuras, desventuras… de un joven por fin enamorado aunque ca-sado con la mujer equivocada, dos novias, unos parientes desespe-rados, miles de invitados esqueléticos y, por supuesto, un malo dispuesto a arruinar la macabra fiesta. El original argumento con los necesarios toques infantiles y fantásticos al más puro estilo Disney (animales que hablan), se aleja concienzuda y acertada-mente de cualquier otra cosa que se esté haciendo en animación, por lo que Burton logra separarse rizando el rizo, pero con sensi-bilidad extrema y con lo que es más importante: un gran sentido del humor (animales que hablan sí, pero gusanos, arañas, perros muertos…). Logra crear, de esta manera, una ambientación y una estética muy propia de él, con toques góticos y surrealistas que encandilan visualmente, una atmósfera tétrica pero acogedora al mismo tiempo. El espectador está, por tanto, ante una película plásticamente impecable y con alusiones a la vida de verdad, a la que está fuera de las pantallas, pero sin descubrirle nada radical-mente nuevo. Podríamos decir que Burton, con "La Novia Cadáver", como ya lo hizo con la sorprendente "Pesadilla antes de Navidad", nos hace pasar un agradable rato, volar por mundos imaginarios en los que nunca hubiéramos deseado estar, por lo menos a priori, abriendo las puertas de la fantasía humana hasta límites imposi-bles, pero para dejarnos de nuevo en la realidad pura y dura con convencionalismos sociales a la par que amorosos. Para llevar a cabo todo esto no sólo es necesaria la mano de Burton, que por cuestiones de esa industria que tan bien maneja es presentado como dueño y señor de la película, sino que el conjunto de profe-sionales es numeroso. Normalmente se rodea de “los de siempre”, de gente con la que ya ha trabajado dando grandes resultados en muchos de sus filmes, lo que no se reduce a su actor fetiche John-ny Depp (que da voz a Victor en la versión original) o a su esposa Helena Bonham Carter (hace lo propio con Victoria), también dirige junto a Mike Johnson (que realizó la animación de "Pesadilla antes de Navidad" y de "James y el melocotón gigante"), el guionista John August y la coguionista Caroline Thompson hicieron lo propio en otras tantas películas y, respecto a la música, vuelve a estar en manos de Danny Elfman, el cual no cumple precisamente un co-metido menor en una película como ésta, donde las canciones ar-gumentadas forman parte primordial de la propia historia y de la “puesta en escena”. Por tanto, una película divertida y sentimental que nos permitirá contemplar asombrados la profesionalidad y la imaginación con la que se puede trabajar creando resultados muy comerciales, pero también artesanales, aludiendo a la vieja técnica de rodaje del stop-motion: rodar con marionetas fotograma a foto-grama. El cine vuelve a ser arte e industria».

Dani García (Lista de Cine)

  «Es una maravillosa y fantástica película que derrocha genialidad en todos sus apartados: música (gran Danny Elfman, ¿cuándo co-ño se le va a reconocer a este señor lo grande que es?), persona-jes (en parte, obra de los estudios catalanes Grangel), animación, ambientación,.... hay decenas, cientos de detalles que se te pier-den al estar embobado en su primer visionado (y más si es en ver-sión original y hay que ir leyendo los subtítulos), y que piden a gri-tos un segundo visionado. La historia se podría definir como una comedia musical gótica, pues tiene toques de humor divertidisimos (sobre todo en los primeros treinta minutos que son un torbellino de ritmo y buen hacer) y después con los personajes del gusano y sus ocurrencias. La historia carga mucho en su segundo apartado el tóno romántico del relato, y quizá baja un poco el interés ahí (pero muy poco, eh) para levantarlo en la parte final, con la hilarante invasión de los muertos al terreno de los vivos. Destacar entre to-das las voces originales, la del cura de la función, un fantástico Christopher Lee. Este señor está ahora justamente disfrutando de una segunda juventud... ¡y por muchos años! Algún pequeño 'pero' que no sería algo malo, sólo que me ha llamado la atención. "Pesa-dilla antes de Navidad" me pareció, además de muchas otras co-sas, un derroche novedoso y muy original: la historia, recuperar el stop-motion con los muñequitos, los personajes propios de Jack y Sally, y los basados en todas las referencias y mitos de Tim. Pues en ésta, ya para empezar, el cuento no es obra suya, que no pasa nada, pues consígue llevárselo a su terreno, pero la divertidísima y trepidante escena en el mundo de los muertos, con su cantina, sus piratas y todos los tipos de esqueletos habidos y por haber, me re-cordó muy poderosamene a un corto mejicano llamado "Bones", que es una maravilla hecha con plastilina y que, evocando el culto a los muertos que hay en ese país, explicaba de idéntica forma que en "La Novia Cadáver" la llegada de un recién muerto al reino de és-tos. Hasta salía un gusano divertidísimo. Pero nada, que quizá es un guiño/homenaje, Tim también tiene derecho a hacerlo, ¿o no? Y otro guiño muy divertido: cuando sale un personaje y grita a pul-món: "¡the dead walk the earth!" (¡los muertos caminan sobre la tie-rra!)».

Leandro Marques (E-mail a la redacción)

  «Hace ya más de diez años que la flaquísima figura de Jack, el carismático líder de La Tierra de los Muertos, decidía secuestrar al mismísimo Santa Claus para hacerse él mismo cargo de la entrega de los regalos –inusuales por cierto– de Navidad a los ilusionados niños de La Tierra de los Vivos. En "Pesadilla antes de Navidad", de 1993, un más joven Tim Burton –que ya había alcanzado éxito y reconocimiento con "Eduardo Manostijeras", "Bitelchus" y la pri-mera "Batman"– deleitaba al mundo con una historia animada que introducía al espectador en un viaje envolvente, oscuro y fascinante. En el mismo tono estético, con la misma fuerza narrativa, pero más de diez años después, "La Novia Cadáver de Tim Burton" surge co-mo un nuevo regalo creativo del realizador, acompañado en la direc-ción por Mike Johnson. Burton, ya consolidado definitivamente en un lugar privilegiado de la industria cinematográfica –ratificado con el reciente éxito de "Charlie y la fábrica de chocolate"–, demuestra que su imaginación y su búsqueda constante de vehículos para contar historias y construir universos trascienden a cualquier suce-so de taquilla: son consecuencia del placer y energía que él es ca-paz de depositar en cada uno de sus trabajos. Continuando el esti-lo de animación de "Pesadilla antes de Navidad", Burton elige la casi artesanal técnica stop-motion para concebir su nuevo film. Es-ta técnica requiere del minucioso y paciente trabajo cuadro por cuadro con cada fotograma. Cada movimiento de los personajes, cada postura, es fotografiada en un cuadro, lo que puede significar, para filmar tres o cuatro segundos de película, una jornada comple-ta de casi doce horas de trabajo. La manualidad que exige esta técnica se refleja en la infinidad de detalles deslumbrantes que se destacan no sólo en el movimiento y gesticulación de cada perso-naje sino en la ambientación y puesta en escena de cada plano. Desde lo visual, entonces, la sensación de película hecha a mano que brota de "La Novia Cadáver de Tim Burton" establece otro tipo de contacto con el espectador, propone un acercamiento a su al-ma. El relato es tan simple como cautivante. Por conveniencias económicas y de estatus social, los vulgares nuevos ricos padres de Victor arreglaron con los empobrecidos aristócratas padres de Victoria el casamiento de sus respectivos hijos. Sin conocerse, tí-midos y obligados a aceptar las decisiones de sus progenitores, Victor y Victoria –con voces de Johnny Depp y Emily Watson– te-nían sin embargo otra visión del matrimonio y del amor. Soñaban para sus vidas el encuentro con alguien de verdad especial, y no con el resultado de una imposición. Este primer tramo de la cinta –también los que siguen– se destaca por el humor y la ironía de la mirada de los realizadores para presentar a los personajes e intro-ducir al espectador a la historia. Nervioso y asustado por la respon-sabilidad que se le viene encima, Victor decide salir a tomar aire fresco, reflexionar un poco –su primer contacto con Victoria había sido más intenso de lo que suponía– y, de paso, repasar sus votos matrimoniales que tan torpemente había anunciado en el ensayo prematrimonial. Se mete en un bosque tan tenebroso y gris como sólo Burton podría haber imaginado, y comienza a practicar sus votos cuando de repente el suelo se resquebraja, una mano lo cap-tura y lo retiene, y un cuerpo pálido, descosido pero simpático de una mujer le dice: “sí, acepto”. Victor es llevado por su flamante e imprevista esposa muerta a su tierra, donde se encontrará con cientos de personajes esqueletosos que lo recibirán con los brazos (huesos) abiertos. Es interesante el tono que eligen los directores para representar la Tierra de los Muertos. La construyen como un mundo alegre, fresco, hasta colorido. Pero fundamentalmente no-ble. El contraste es la Tierra de los Vivos, siempre opaca y gris, con personajes oscuros, miserables, hipócritas. Victor y Victoria son los representantes con su pureza, su ingenuidad, sus modos de entender la vida, de los valores y sentimientos que se encuen-tran, según deja entrever la cinta, en peligro de extinción. Burton y Johnson apelan siempre a la ironía y al sarcasmo para tratar de na-turalizar la muerte y tomársela con más humor que dramatismo: “la gente se muere por venir acá”, explica orgulloso un esqueleto en algún momento. La historia se va desarrollando con fluidez y suavi-dad, como si se tratara de un cuento bien contado. Su estructura simple, dividida en una introducción, conflicto, desenlace, funciona a la perfección porque a medida que la trama avanza se vuelve más envolvente. El relato se va entrelazando a la propuesta estética y visual que ofrece el film, permitiendo de este modo que el ingreso del espectador a ese mundo, a esa fantasía, se produzca gradual-mente, casi de manera imperceptible. Llega un momento en que la atmósfera del film desborda a la pantalla y hace formar parte de lo que sucede a todos los presentes fuera de ella. A partir de ese ins-tante invisible, mágico, que ya puede ser considerado un sello de los filmes de Burton, sólo queda liberarse y dejarse llevar. Para fa-náticos del cine de animación, pero también para quienes no lo son, para chicos pero más que nada para no tan chicos, la mayor virtud de "La Novia Cadáver de Tim Burton" tiene que ver con la composición y conjunción de dos elementos independientes entre sí, que se complementan mucho más de lo que a veces se cree: imágenes e historia, superficie y esencia, y también, por qué no, vi-da y muerte».


Imágenes de "La Novia Cadáver de Tim Burton" - Copyright © 2005 Warner Bros. Pictures, Tim Burton Animation, Laika Entertainment y Will Vinton Studios. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La Novia Cadáver de Tim Burton"
Añade "La Novia Cadáver de Tim Burton" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La Novia Cadáver de Tim Burton" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Sky High     Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario (The chronicles of Narnia: The lion, the witch and the wardrobe)     El secreto de los hermanos Grimm (The brothers Grimm)     Guía del autoestopista galáctico (The hitchhiker's guide to the galaxy)     Charlie y la fábrica de chocolate (Charlie and the chocolate factory)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos