LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


SEGUNDO ASALTO


cartel
Dirección: Daniel Cebrián.
País:
España.
Año: 2005.
Duración: 104 min.
Género: Drama.
Interpretación: Darío Grandinetti (Vidal), Álex González (Ángel), Eva Marciel (Alicia), Laura Aparicio (Pilar), Alberto Ferreiro (Dienteputo), Maru Valdivielso (Estrella), Pepo Oliva (Paco "El Tigre"), Francesc Orella (Mendiri).
Guión: Daniel Cebrián e Imanol Uribe.
Producción: Andrés Santana, Gustavo Ferrada, Imanol Uribe y Eva Muslera.
Música: Iván Miguélez.
Fotografía:
Gonzalo Berridi.
Montaje: Búster Franco.
Dirección artística: Marta Blasco.
Vestuario: Helena Sanchis.
Estreno en España: 11 Noviembre 2005.

CRÍTICA por Miguel Ángel Laviña Guallart

La virtud de la sencillez

Premio Pilar Miró al Mejor Nuevo Director en la 50ª edición del Fes-tival de Cine de Valladolid, “Segundo asalto” es una interesante propuesta, realizada con honestidad y buen oficio, que va mucho más allá de la etiqueta de película de género.

  Su aparente premisa inicial como película de boxeo, derivada más tarde en película de atracos, es la excusa para que el director Daniel Cebrián se adentre en el entorno de unos per-sonajes con necesidad de cambio, y en las relaciones inesperadas que se establecen entre ellos. Ángel (Álex González) es un joven boxeador que intenta abrirse paso en este deporte. Deberá elegir entre las distintas direc-ciones que le plantea el futuro a partir de la llegada de Vidal (Darío Grandi-netti), misterioso personaje que guar-da muchos puntos de conexión con su pasado, y que le propone unirse a su dedicación en la vida: atra-car bancos. El guión, realizado por el propio Cebrián junto con el di-rector Imanol Uribe, incide en el encuentro entre Ángel, que no ha tenido un referente paterno, y Vidal, complicada relación que oscila de la atracción al rechazo.

 

  Buena parte de “Segundo asalto” transcurre en los barrios del Sur de Madrid, y su recorrido por calles e interiores rebosa sinceridad por los cuatro costados. Localizaciones muy acertadas (gimnasio, tienda “del chino” o plaza con los columpios) muestran el día a día de los que allí viven, junto con otras realidades, como explotación laboral, mendicidad o inmigración, sin manierismos ni folclores. Le-jos de colgarse el cartel de “Cine social” que parece tanto aman otros directores, con naturalidad y pequeñas pinceladas, y, lo que es fundamental, al servicio de la historia que está contando, retrata de forma certera estos lugares. Este detallado escenario permite hacerse a la idea de cómo se siente Ángel y quienes le rodean.

  A partir de ahí,  el director construye la historia con eficacia y convicción, sin trampas para el espectador. Las escenas de boxeo están bien rodadas, y demuestra también una buena mano para las secuencias de los atracos, que no desmerecen ilustres precedentes. La cámara al hombro y los planos rápidos dan a la película agilidad e imponen el ritmo necesario, ajeno por completo a artificios visuales o golpes de efecto. La autenticidad se ve refor-zada por una fotografía que recoge la luz triste, con todos los gri-ses de estos lugares. Destaca la inteligente utilización de una ban-da sonora que subraya los ambientes, y que en ningún momento constituye un estorbo, con temas de hip hop y Bajo Fondo Tango Club.

  A pesar de estos aciertos, confor-me avanza, no es posible evitar la sensación de que el guión se tam-balea un poco, y se echa de me-nos la minuciosidad del punto de arranque y de la presentación de los personajes. Aunque se mantiene fir-me en cuanto a la resolución de las escenas de acción, falta un mayor de-sarrollo en su parte central (sorprende la habilidad de unos jóvenes, en teoría inexpertos, para atracar bancos como verdaderos profesionales), y concretar la resolución, un tanto precipitada. Aparte de un acertado final abierto, deja algunos cabos sueltos por el camino. De esta debilidad tam-bién adolecen algunos personajes, en especial los femeninos, no demasiado bien dibujados. Renquean un poco hacia los clichés, tal vez porque se ha puesto más atención en la definición de los mas-culinos, aunque las actrices Eva Marciel, Laura Aparicio y en especial Maru Valdivieso los sacan adelante con su buen hacer.

  La película se sustenta especialmente en el mano a mano de sus dos intérpretes principales, Dario Grandinetti y Álex González. El actor argentino hace gala de una verborrea similar a su recordado trabajo en “El lado oscuro del corazón”. Vuelve a encontrar un buen papel en España, que compone con elegancia, ingenio, fuerza, a la vez que con un inquietante lado oscuro (su llegada al gimnasio por vez primera, acompañado por los acordes del tango, es más que sugerente). Álex González tiene un potente debut en el cine, des-pués de su paso por televisión, para el que tuvo que preparar su as-pecto físico de forma intensa durante varios meses. Realiza una in-terpretación ajustada, contrapunto ideal con sus silencios y mira-das al despliegue de Grandinetti. Consigue dotar de empuje y sen-sibilidad a un personaje que se debate por tener que elegir, y resul-ta más creíble que nunca en sus paseos, taciturnos pero decidi-dos, por las calles del barrio.

  En última instancia, el momento iniciático deja caer también inte-resantes reflexiones sobre dilemas morales, como la tramposa dife-rencia entre lo que está mal y lo que no es legal (está mal el calen-tamiento del planeta o la especulación inmobiliaria, muchas veces legales). Así, el joven Ángel, que busca en el boxeo y el gimnasio un pasaporte para una vida distinta, será tentado por el diablo Gran-dinetti, e intentará mantener su sentido de la justicia y rectitud in-nata, pese a las circunstancias. Parece que el deseo final del di-rector era llegar a verlos juntos, maestro y alumno, veterano y de-butante, en el cuadrilátero, especie de puente entre el pasado y el futuro.

  La llegada a las pantallas de “Se-gundo asalto” nos da de bruces, una vez más, con la realidad de nuestro cine. Por ejemplo, mismo fin de se-mana, estreno masivo de “Elizabeth-town”, de Cameron Crowe, un verda-dero horror perpetrado en película: to-do tan cool, irritante, falso y ridículo que produce momentos más marcia-nos que una película de Ed Wood. Resultado: salas llenas y divorcio to-tal con el espectador a la media hora de metraje. Hay producciones a años luz en presupuesto (aunque, a la vista está, esto muchas veces no significa nada) y, sobre todo, promoción y distribución, que tal vez no aguantan demasiadas semanas en cartel y acaban siendo descu-biertas, en última instancia, por televisión. Una película con vo-cación de sencillez como “Segundo asalto”, pero notable en cuanto a claridad de ideas, argumento e interpretaciones in-teresantes, en definitiva, buen cine para el espectador, debe tener la oportunidad y el espacio que merece.

Calificación:


Imágenes de "Segundo asalto" - Copyright © 2005 Aiete-Ariane Films y Sogecine. Distribuida en España por Sogepaq. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Segundo asalto"
Añade "Segundo asalto" a tus películas favoritas
Opina sobre "Segundo asalto" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Segundo asalto" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Malas temporadas     A golpes     Schubert     El aura     7 vírgenes

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................