LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad
 


GRIZZLY MAN


cartel
Dirección y guión: Werner Herzog.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 104 min.
Género: Documental.
Producción: Erik Nelson.
Música: Richard Thompson.
Fotografía:
Peter Zeitlinger.
Montaje: Joe Bini.
Estreno en USA: 12 Agosto 2005.
Estreno en España: 16 Junio 2006.

CÓMO SE HIZO "GRIZZLY MAN"
Notas de producción © 2005 Karma Films

El proyecto

  Timothy Treadwell fue a Alaska en el verano de 1989 y fue entonces cuando por primera vez vio desde su tienda de campaña a los osos grizzly en el santuario de McNeil River State Game. Esta experiencia fue tan importante para Treadwell que en ese preciso momento decidió dedicar su vida a la protección de estos osos y de su hábitat. En 1992 ya estaba instalado con su tienda de campaña en el Parque y Reserva Nacional de Katmai, viviendo entre los osos en la época en que estos se acercaban al río en busca de salmones. En los diez primeros años Treadwell plasmó todas sus experiencias en diarios y fotografías pero en el año 1999 Minolta prestó video cámaras a Grizzly People la organización que Treadwell había fundado con su amiga Jewel Palovak, permitiendo que Treadwell capturara el día a día de Katmai como nunca antes se había visto. Las imágenes que durante cinco años estuvo grabando se convirtieron en la espina dorsal del documental de Herzog Grizzly Man, una película de y sobre Timothy Treadwell, un aventurero autodidacta que retrata de una forma muy íntima al hombre en su día a día con un ser tan complicado como era él mismo.

 

  A lo largo de su carrera, Herzog se ha interesado por individuos que se mantienen, de alguna manera, alejados de la sociedad y que se arriesgan por conseguir sus aspiraciones personales. El protagonista de Grizzly Man pertenece al mismo tipo de personajes que ya se encontraban en Aguirre, la Cólera de Dios (1972) y Fitzcarraldo (1982) y en documentales como El Gran Extasis del Escultor de Madera Steiner (1973) y Little Dieter Needs to Fly (1997). Con Grizzly Man el acercamiento que Herzog hace al personaje de Treadwell da como resultado una película que trata emociones que todos experimentamos.

  Herzog llegó a la historia de Treadwell de casualidad. A principios del verano de 2004 estaba visitando las ajetreadas oficinas de la productora Creative Differences que pertenecen a Erik Nelson, un cineasta que produce una media anual de 75 horas de documentales para aproximadamente diez canales de television. Tal y como Herzog lo describe, perdió sus gafas y estaba echando un vistazo a la mesa de Nelson para ver si había rastro de ellas. “Erik Nelson creyó que estaba mirando algo en concreto dio un empujón a un artículo de Timothy Treadwell y me dijo: `Lee esto. Es una fantástica historia en la que estamos trabajando ahora´” . Herzog recuerda, “ lo leí y de inmediato supe que era una película para mí. No importaba nada, sólo que tenía que hacerla. Tenía la sensación de que había algo mucho más grande en la historia de Treadwell. Y probablemente no solo fuera una mirada a la naturaleza salvaje sino una mirada a la naturaleza humana: el lado oscuro, los demonios y también los regocijos y éxtasis”.

  Al volver a las oficinas de Nelson, Herzog se informó sobre la situación de la película. “Le pregunté a Erik quien iba a dirigirla porque de alguna manera tenía la sensación de que estaban todavía en negociaciones. Eric me dijo, `Bueno, digamos que la voy a dirigir yo.´ Así que le dije con mi gran acento alemán, `no, la voy a dirigir yo´. Y estrechamos las manos y así cerramos el trato, “ concluye Herzog.

  Nelson le pasó a Herzog las riendas de Grizzly Man. “Me di cuenta que Werner era la persona perfecta para esta historia, por su forma de trabajar cuando se encontraba ante temas diferentes. Como si fuera un Werner Herzog aficionado quería ver que podía hacer con este material”.

  Grizzly Man ya había aparecido en un especial para la televisión titulado The Grizzly Diaries en el que aparecía Treadwell en 1999. Poco después de su muerte, el Canal Discovery empezó a incluir la historia de Treadwell en el programa Anatomy of a Grizzly Attack. Rápidamente se dieron cuenta que la historia de Treadwell daba la oportunidad a una película que pudiera examinar no solo la relación de un hombre con la naturaleza, sino también explorar a un individuo complejo y fascinante.

  Billy Campbell, creador en 2003 de Discovery Docs, estuvo de acuerdo en que el proyecto era el adecuado para su canal. Campbell recuerda, “la primera vez que me familiaricé con Timothy Treadwell fue, desafortunadamente, cuando me enteré que había muerto. Fue una noticia a nivel nacional, y recuerdo que pensé `ésta es una historia verdaderamente peculiar”. Me intrigaba el hecho de que alguien pasara más de la mitad de su vida adulta viviendo entre los osos grizzly. Todos tenemos pasiones, causas o hemos creído en cosas de manera fundamental. Pero realmente no sé cuantos de nosotros estaríamos deseando `entregar nuestras vidas´ o arriesgar nuestras vidas día a día durante trece años. Tenía curiosidad por saber quién elegiría qué y por qué motivo”.

  Andrea Meditch, Productora Ejecutiva de Discovery Docs se emocionó cuando supo que Herzog quería hacer Grizzly Man. “Herzog es un auténtico visionario,” nos comenta. “Tiene una forma única de reflejar lo que es un documental y durante muchos años ha explorado la línea que hay entre el ser humano y la naturaleza. También es capaz de traer a la vida a personajes de una manera tan virtual que nadie más puede hacer”.

  La aprobación definitiva vino de la mano de Jewel Palovak, que era la persona que controlaba los derechos de los archivos de Treadwell como cofundador de Grizzly People. Palovak había conocido a Treadwell desde el año 1985 y sentía una gran responsabilidad por el legado que su amigo había dejado. Muy a menudo Treadwell discutía sus videos con su amiga Jewel. “Timothy era siempre muy dramático. Daba igual que fuera su mejor día o que fuera el fin del mundo. Utilizando una hipérbole familiar, siempre me había dicho: “si muero, si algo me pasa, haced esa película. Hacedla y enseñadla.” Pensé que Werner Herzog definitivamente podía hacerlo,” afirmaba Palovak. “Descubrí una similaridad entre Werner y Tim: ninguno de los dos podían abandonar algo en lo que creían. Yo sabía que no harían una película borrosa sobre la naturaleza o una pequeña pieza de museo. Sabía que Werner le daría una sinceridad muy atrevida”.

  El proyecto encontró un compañero de producción muy entusiasta en Lions Gate Entertainment que en Julio de 2004 estableció una división de documentales a raíz del éxito de Fahrenheit 9/11. Grizzly Man se convirtió en la primera película de esta nueva división.

  La producción tenía que empezar rápido para poder aprovechar los escenarios que nos ofrecía el verano, la temperatura y la actividad de los osos en Alaska. Herzog viajó a Alaska en Agosto, acompañado por Palovak que hacía de productor ejecutivo. La producción empezó en Alaska el 4 de Septiembre, continuó en Florida, en casa de los padres de Treadwell y terminó en California.

  Mientras que la producción seguía adelante, cuatro personas estaban muy ocupadas viendo los archivos de Treadwell para obtener secuencias de ellos. Muchas de las imágenes no las había visto nadie más que Treadwell; Palovak había visto las partes más interesantes pero no tenía ni idea del resto de las horas y horas de grabación. Cuando Herzog y su director de montaje vieron las imágenes estaban aluzinados. “No podíamos creerlo. Ni en nuestra más salvaje imaginación sería fácil encontrar algo como esto,“ recuerda el director. “ Teníamos que parar y salir del edificio. Los dos habíamos dejado de fumar y tuvimos que fumarnos un cigarro para poder sobrellevar lo que venía después. Fue una de las experiencias más maravillosas que he tenido nunca con imágenes de una película. Era precioso”.

  La crónica de Treadwell iba más allá de una simple película sobre la naturaleza. Nelson recuerda, “Treadwell básicamente estaba grabando todo lo que le iba pasando. No sabemos si a proposito o sin él, estaba grabando una épica al estilo de Joseph Conrad en el que aparecía un hombre bajo presión y en medio de la naturaleza. Era ese personaje extraordinario el que hizo esto tan maravilloso, siempre sabía donde estaba la cámara y adonde tenía que apuntar. Realmente trabajó en hacer una buena película“.

  Algunas de las secuencias de Treadwell se incorporaron por completo, incluyendo la que pide muy enfadado a Dios, a Jesús y a Allah la lluvia y realmente se pone a llover. “Nadie podía montar eso mejor que como aparecía en cámara,” dice Herzog. “A veces era muy sorprendente que se permitiera mirar tan profundo dentro del abismo que es el alma de todo lo que el ser humano es”.

  Grizzly Man nos muestra un hombre que puede ser encantador y a la vez aterrorizador – lo mismo que ese mundo que tanto ama. El Productor Ejecutivo Phil Fairclough dice, “hay un verdadero paralelismo entre la personalidad de Treadwell y la naturaleza de la Naturaleza. Él a su manera era una especie de animal salvaje. Podía ser encantador, cálido y tranquilo pero a la misma vez era una persona oscura y turbulenta. Werner, que no tiene miedo a opinar y mantener esas opiniones firmemente, hace que veas tanto la belleza como la parte oscura de Treadwell y encima en el mismo lugar en el que estuvo viviendo durante 13 años“.

  Herzog, en los últimos momentos de esos trece años tuvo una cierta sensación de privacidad. Cuando el ataque tuvo lugar la cámara de Treadwell estaba encendida pero la tapa de la lente estaba puesta así que sólo se grabó el sonido. Herzog se grabó a si mismo escuchando la cinta en presencia de Jewel. El cineasta recuerda, “Cuando lo oí, ni siquiera me lo pensé: esto no aparecería en mi película. Y punto. Incluso aunque Jewel me hubiera dado permiso o me hubiera pedido que lo incluyera no lo habría hecho”.

  El 28 de Septiembre, una copia de la película se envió al Festival de Sundance, sin embargo hubo montajes posteriores de Grizzly Man. Esta película aclara el misterio que fue Timothy Treadwell, partiendo de su muerte para revelar el pasado que él mismo había escondido durante tantos años.

  La narración de Herzog añade una capa más a la historia ya que el director muestra su opinión sobre Treadwell y su concepto de naturaleza. “Tengo una verdadera discusión con Timothy Treadwell a lo largo de la película. No estoy de acuerdo con él y lo dejo patente en la película. Pero solo es una discusión cariñosa. Es como si estuviera discutiendo con mis hermanos; les quiero pero de vez en cuando discutimos. No es que quiera decir que quiera a Timothy Treadwell, pero me siento muy cerca de él en muchas ocasiones. Y me siento muy cercano a su tragedia”.

  Herzog también quiso mostrar al actor que Treadwell quería ser antes de descubrir a los osos. “Tenía tantas ganas de ser una estrella, así que le di su propio espacio para ser una estrella. Y le puse la mejor música para hacer que fuera una verdadera estrella”.

  Para escribir la banda sonora, Nelson recomendó a Richard Thompson, uno de los mejores guitarristas y compositores y afortunadamente un buen amigo del productor. Thompson se reunió con Nelson y Herzog en Los Angeles y después de ver unas cuantas escenas de la película aceptó componer la banda sonora.

  Las sesiones para la banda sonora de Grizzly Man tuvieron lugar en tan solo dos días. Joining Thompson era un grupo de músicos consagrado, con músicos de gran fama. El método de grabación fue bastante inusual: la música se compuso y se grabó `in situ´, mientras los músicos veían la película. Era muy arriesgado, “entrar en el estudio con músicos de la talla de Thompson – Richard nunca había tocado con esos músicos antes, ninguno había tocado con el resto antes, y encima no tenían partitura – no teníamos ni idea de si esto funcionaría. Pero como ha pasado con todo en la película acabó siendo una experiencia creativa muy intensa. No puedo imaginarme Grizzly Man sin la música”.

  De su participación en Grizzly Man, Thompson dice, “Era muy emocionante trabajar con Werner, al que he admirado durante muchos años, y que ha producido para mí algunas de las imágenes más poéticas e impactantes de la historia del cine”.

  En Enero de 2005 Grizzly Man, tuvo su presentación mundial en el Festival de Cine de Sundance, donde el público y los críticos la acogieron con gran entusiasmo. Ver la película con su primer público fue emocionante pero también nos puso de los nervios. “Estar en Sundance, que es sin lugar a dudas el festival más importante del cine independiente era todo un honor. Tener el privilegio de estar con gente tan involucrada en la película era toda una experiencia. Y oír la respuesta del público fue muy emocionante.” Como consecuencia a esta respuesta, Grizzly Man ganó el Premio Alfred P. Sloan.

  Palovak cree que Grizzly Man presenta un retrato multidimensional de un hombre que conoció muy bien hace tiempo. “No mucha gente consigue llevar a cabo sus sueños de la manera que ellos realmente quieren, pero Timothy Treadwell lo consiguió. Espero que la gente de alguna manera pueda verse reflejada en Timothy; la película trata los diferentes sentimientos, el hecho de no ser perfecto pero si ser feliz y sentirse completo cuando estás en tu elemento”.

  Además añade, “Creo que a Tim realmente le hubiera gustado la película. Quizás se hubiese sentido un poco incomodo en algunas ocasiones por la forma en que se desnuda ante la cámara. Pero le hubiera gustado Grizzly Man porque era una persona sin miedos en muchos aspectos y la película es una preciosa película sin miedos“.


Imágenes y notas de cómo se hizo  "Grizzly Man" - Copyright © 2005 Lions Gate Films y Discovery Docs. Distribuida en España por Isaan Entertainment y Karma Films. Todos los derechos reservados.

Añade "Grizzly Man" a tus películas favoritas
Opina sobre "Grizzly Man" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Grizzly Man" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Camino a Guantánamo (The road to Guantánamo)     Brasileirinho     ¿¡Y tú qué sabes!? (What the bleep do we know!?)     Apaga y vámonos     La gran final

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad