LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Banda sonora de "Harry Potter y el cáliz de fuego" (Patrick Doyle)
BSO

Libro de "Harry Potter y el cáliz de fuego" (J.K. Rowling)
LIBRO

Videojuego de "Harry Potter y el cáliz de fuego" para PS2
VIDEOJUEGO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


HARRY POTTER Y EL CÁLIZ DE FUEGO
(Harry Potter and the goblet of fire)


Dirección: Mike Newell.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 157 min.
Género: Aventuras, fantasía.
Interpretación: Daniel Radcliffe (Harry Potter), Rupert Grint (Ron Weasley), Emma Watson (Hermione Granger), Tom Felton (Draco Malfoy), Stanislav Ianevski (Viktor Krum), Katie Leung (Cho Chang), Matthew Lewis (Neville Longbottom), Robert Pattinson (Cedric Diggory), Clémence Poésy (Fleur Delacour), Robbie Coltrane (Rubeus Hagrid), Ralph Fiennes (Lord Voldemort), Michael Gambon (Albus Dumbledore), Brendan Gleeson (Alastor "Ojoloco" Moody), Jason Isaacs (Lucius Malfoy), Gary Oldman (Sirius Black), Alan Rickman (Profesor Snape), Dame Maggie Smith (Profesora McGonagall), Timothy Spall (Peter Pettigrew), Miranda Richardson (Rita Skeeter).
Guión: Steve Kloves; basado en la novela de J.K. Rowling.
Producción: David Heyman.
Música: Patrick Doyle. Temas de Harry Potter por John Williams
Fotografía:
Roger Pratt.
Montaje: Mick Audsley.
Diseño de producción: Stuart Craig.
Vestuario: Jany Temime.
Estreno en USA: 18 Noviembre 2005.
Estreno en España: 25 Noviembre 2005.

CÓMO SE HIZO "HARRY POTTER Y EL CÁLIZ DE FUEGO"
Notas de producción © 2005 Warner Sogefilms

3. Puesta en escena del Torneo de los Tres Magos

  La producción de Harry Potter y el cáliz de fuego comenzó en los últimos días de la primavera de 2004 en los Estudios Leavesden, en Herfordshire, Inglaterra. Después de finalizar en Leavesden y en otras localizaciones, entre ellas, la Universidad de Oxford, Virginia Water en Surrey, Ashridge en Hertfordshire y Glen Nevis en Escocia, la producción finalizó en marzo de 2005.

  El mayor reto de la producción fue quizás el de dar vida a las tres fases o ‘pruebas’ emocionantes y peligrosas del Torneo de los Tres Magos.

  La primera prueba enfrenta a cada uno de los campeones a un tipo diferente de dragón. Los competidores deberán recuperar un huevo de oro cada uno que está en un nido protegido por los enormes reptiles.

  Esta secuencia estimulante comienza en una arena escavada en los montes escoceses. Los deparramados decorados, que evoca la vista de una cantera con una areana de toros medieval, fueron construidos en dos partes en los estudios de Leavesden.

  “Ha sido uno de los decorados más grandes que jamás hemos creado para una de nuestras películas, pero cuando estás luchando contra un dragón necesitas mucho espacio”, explica el diseñador de la producción Stuart Craig, tres veces ganador del Oscar (El paciente inglés, Amistades peligrosas, Gandhi) y que recibió una nominación al Oscar por su trabajo en Harry Potter y la piedra filosofal. “La persecucción no se limitó al decorado de la arena, decidimos hacer uso del fondo magnífico que ofrecían las Highlands escocesas”.

 

  El responsable de los efectos visuales Jimmy Mitchel nos cuenta: ”Hemos llevado la persecución del dragón más allá de lo que se describe en el libro. Mostramos realmente la destreza de Harry en su escoba cuando el dragón le persigue más allá de la arena por las montañas, viaductos y tejados y por todo el terreno del colegio”.

  Craig y Mitchell colaboraron en el diseño del feroz dragón húngaro, una criatura de muy mal genio cubierta con una piel llena de pinchos puntiagudos. “Stuart y yo hablamos largamente sobre el diseño que debía tener el dragón”, dice Mitchell. “¿Debía ser un cuadrípedo o un bípedo con alas? Debido a que los dragones están muya ligados a los dinosarios decidimos darle un parecido a un depredador con alas de murciélago. Luego le envejecimos y le reventamos sus alas para darle el aspecto de una criatura que vivía hacía siglos”.

  Cuando Mitchell y su equipo estaban generando el dragón por ordenador, el responsable de efectos especiales, John Richardson, y el responsable de efectos animados y maquillaje, Nick Dudman diseñaron y construyeron a un dragón “de verdad” –una bestia animatronic de unos 12 metros equipada con un lanzallamas operativo.

  “El dragón funciona con una combinación de animatronics y personas que lo mueven debajo de las alas”, dice Dudman sobre esta criatura, que entra por primera vez en escena cuando Hagrid lleva a Harry al bosque una noche antes del inicio del torneo para advertirle acerca de los dragones. “Los movimientos están hechos por ordenador por seguridad, debido a que el lanzallamas tiene un alcance de unos 9 metros. ¡A esa distancia, con una sola descarga de un minuto chamuscaríamos a medio equipo de especialistas!”.

  “Realizamos un montón de pruebas con el lanzallamas”, nos cuenta Richardson. ”Teníamos muchas cosas que considerar, entre otras garantizar la seguridad de cada uno de los que estaban en escena. Por ejemplo, teníamos que estar atentos al viento en contra, porque las llamas te pueden atacar desde cualquier ángulo”.

  La batalla épica de Harry contra el dragón requería que Daniel Radcliff fuese lanzado por el aire y quedara colgado de los tejados cuando su alter ego era perseguido por el incansable reptil. “¡La lucha contra el dragón fue muy física y aterradora al mismo tiempo!”, dice Radcliffe. “Cuando estuvimos haciendo la escena en la que Harry se cae del tejado me encontré literalmente colgado de mis tobillos a unos 12 metros de altura. Luego me solté repentinamente y caía de cabeza hacia el suelo. Sabía que no corría peligro porque el equipo de especialistas es fantástico. Pero, por un segundo, vi pasar toda mi vida por delante de mis ojos”.

  Los campeones se enfrentan en la segunda tarea a peligros aún mayores, en esta prueba deben localizar y rescatar a una persona querida de los escondrijos del Lago Negro. Para hacer la tarea aun más difícil sólo tienen una hora para completarla con éxito –como para que Harry no temiera que sus amigos más queridos y cercanos permanecieran para siempre en las fangosas profundidades del lago.

  “El Lago Negro está lleno de vida vegetal, rocas y criaturas como las que uno se imagina que existen desde hace siglos en las profundidades de los lagos escoceses, sin haber sido descubiertas o molestadas”, dice Stuart Graig de su diseño del mítico entorno subacuático.

  Los cineastas estaban decididos que los personajes parecieran que estaban nadando en un rio profundo, oscuro y denso, todo lo contraro a la típicas escenas de agua azul que se suelen filmar en los tanques de filmación. ”Nos enfrentamos a uno de los mayores retos con la secuencia subacuática”, relata Heyman. “Rodar en un lago de verdad hubiera sido demasiado frío y poco práctico. Intentamos un proceso que se llama ‘seco por mojado’ que consiste en suspender a un actor en el aire y soplarle viento creando la ilusión de que está bajo el agua. Pero el movimiento del pelo no nos pareció convincente.

  Durante el transcurso de tres meses la producción construyó un tanque de filmación que se convirtió en uno de los tanques más grandes que jamás se han construido en Europa con unas dimensiones de unos 20 metros al cuadrado y una profundidad de unos 7 metros para que cuperan todos los actores, los especialistas y los buceadores, así como el equipo de filmación, la pantalla azul y el equipamiento técnico como cámaras etc. “Cada gota de agua se filtraba cada hora y media, así que estaba seguramente casi más limpia que el agua embotellada”, cuenta Richardson sobre el sistema sofisticado de purificación del que disponía el tanque.

  El equipo de Richardson construyó una galería especial que separaba al director adjunto, Peter Macdonald y al resto del equipo de los actores, los buceadores y de la unidad con la cámara subacuática con un cristal reforzado de dos pulgadas y media. Las instrucciones las daba el 1º asistente de la 2ª unidad Jamie Christopher a través de un sistema sofisticado de comunicación. También se construyó una “sala seca” para posibilitar a Radcliffe y a los demás actores a quitarse los aparatos de respiración sin tener que subir a la superficie y sufrir problemas de presión en los oidos.

  Durante la construcción del tanque de filmación, Radcliffe y sus compañeros tomaron lecciones de buceo. ”No soy un nadador excelente, pero por suerte, nadar bajo agua, me resultó bastante fácil”, cuenta Radcliffe que inició su entrenamiento de seis meses en una pequeña piscina, pasando luego a piscinas más grandes hasta que estuvo listo para filmar en el tanque masivo. “Lo más duro fue combinar la parte técnica del buceo con la actuación. Tuve que recordar que Harry dispone de branquias por lo que no respira, así tenía que tener mucho cuidado de que no se vieran burbujas. No podía ver nada a mi alrededor y lo único que podía oir era la voz hueca de Jamie. Fue una experiencia extraña pero me encantó”.

  El coordinador de los especialistas, Greg Powell, era el responsible de vigilar el entrenamiento y observar la seguridad de Radcliffe y de los demás actores que tenían el apoyo de cuatro buceadores cada uno y el jefe de los buceadores. “Daniel no sólo tenía que nadar, actuar, hablar y responder a las criaturas que se introdujeron por ordenador durante el montaje”, recuerda Powell, “también tenía que actuar con manos y pies palmeados. Él consiguió todo esto mientras que estaba a 7 metros debajo del agua en una oscuridad absoluta –hasta que se quedaba sin aire y daba la señal a uno de los especialistas para que le pusiera la máscara de oxígeno. Fue una cosa increíble”.

  Radcliffe estuvo un total de 41 horas y 38 minutos bajo agua durante un periodo de tres semanas, una sesión de buceo duraba unos 75 minutos “lo que no esta nada mal”, enfatiza Powell.

  El responsable de los efectos animados Nick Dudman y su equipo eran responsables de colgar copias de Ron, Hermione, Cho Chang y Gabrielle Delacour, la hermana más joven de Fleur de las ruinas que se habían construido en el fondo del tanque de filmación, dónde Harry lucha para liberar a sus amigos de sus ataduras. Dudman explica el proceso meticuloso: “Hicimos copias de escayola del cuerpo de cada uno de los actores, pegamos cada pelo individualmente y añadimos color de piel capa tras capa. Teníamos que lograr que las escayolas encajaran perfectamente con los actores y se tenían que mover de forma que parecieran que estaban tranquilamente dormidas. Utlizamos tanques de flotar y bombeamos agua en ellos con el fin de que los cuerpos parecieran flotar”.

  “Todos los méritos de la dirección de las escenas subacuáticas le corresponden al director adjunto de la segunda unidad. Peter Macdonald, cuenta Newell. “Sin Peter no podríamos haber hecho esta película. Su paciencia y su destreza para dirigir esta enorme secuencia –que duró varias semanas– no se puede comparar con nada”.

  El responsable de los efectos visuales, Jimmy Mitchell y su equipo crearon el universo subacuático generado por ordenador, desde las ruinas que posiblemente pueden haber sido parte de Hogwarts hasta los malvados monstruos llamados grindylows. “Pienso que son muy desagradables, como unos primos lejanos de los duendes de Cornualles”, comenta Mitchell sobre estas criaturas temperamentales.

  Harry se encuentra también con una sirena durante la búsqueda de sus amigos en el lago y los cineastas quisieron darle un aspecto diferente a lo que estamos acostumbrado a ver. Heyman dice, ”Stuart y yo diseñamos la cola de la sirena de tal manera que se moviera lateralmente y no de arriba abajo, es lo que sucede cuando metes a una persna en un disfraz de sirena”, explica Mitchell. “Luego hicimos la criatura lo más larga posible y le dimos pelo hecho de tentáculos de medusas”.

  La tercera y última prueba requiere que los magos adolescentes naveguen en un laberinto denso que no presagia nada bueno. El laberinto está hecho de setos altos y gruesos con caminos llenos de niebla. Los campeones inician la prueba con el alba, como guía sólo tienen una espantosa luz azul que emana del centro del laberinto, donde espera la codiciada Copa de los Tres Magos.

  “Quisimos hacer el laberinto más grande y alto que jamás se haya visto”, dice Craig. “¡Es desorientador, amenazante e intenso!”.

  Dumbledore alerta a los jóvenes campeones que no se pierdan en el laberinto vivo, que parece tener un plan siniestro propio. “Es una advertencia de doble filo”, explica Heyman. “El laberinto es realmente enorme y existe un enorme riesgo real de perderse en él. Al mismo tiempo es una criatura viva que vive del miedo de los demás, alimentándose de los tormentos de aquellos que se adentran en él.

  “El laberinto es realmente espeluznante, como estar en un cementerio por la noche,” comenta Newells. “El hecho de que los competidores exploran el mayor laberinto que uno se pueda imaginar es ya bastante terrorífico pero, además, tiene una personalidad malévola y una de sus formas de operar es hacer que los que entran en él empiecen a dudar de su salud mental. Te vuelves cada vez más vulnerable, desquiciado e inhumano. Cada vez que sufres mucho miedo en el laberinto, él toma una capa de ti, hasta que te quedas en carne viva”.

  Cuando desciende la oscuridd y los competidores penetran más en sus resquicios, el laberinto se cierra literalmente, envolviéndoles y atacándoles. Igual que en las dos pruebas anteriores, el dragón y el mundo subacuático, la realización del laberinto “práctico” corrió a cargo de un esfuerzo conjunto del equipo de efectos especiales de John Richardson y del grupo de efectos visuales dirigido por Jimmy Mitchell.

  Richardson y sus chicos construyeron varias secciones del laberinto que tenían 8 metros de alto y 13 metros de largo. Las paredes hidráulicas computarizadas se diseñaron de tal manera que se movieran de forma independiente, inflándose y surgiendo ante los actores por comando.

  “El laberinto tiene una pesada estructura metálica que podía aplastar literalmente a los actores si algo salía mal”, nos cuenta Richardson. “Disponíamos de varios dispositivos de seguridad con el fin de garantizar que nunca ocurriera un accidente … sin embargo, cuando ves el miedo en los ojos de los actores … estoy seguro que no estabana sólo actuando”.

4. Los peligros de ser un adolescente >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Harry Potter y el cáliz de fuego" - Copyright © 2005 Warner Bros. Pictures y Heyday Films. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Harry Potter Publishing Rights © J.K.R. Harry Potter characters, names and related indicia are trademarks of and © Warner Bros. Ent. All rights reserved.

Añade esta película a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario (The chronicles of Narnia: The lion, the witch and the wardrobe)     King Kong     La Novia Cadáver de Tim Burton (Tim Burton's Corpse Bride)     Mirrormask     Nanny McPhee

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................