LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


ASUNTOS PENDIENTES
(36, Quai des Orfèvres)


cartel
 
Dirección: Olivier Marchal.
País:
Francia.
Año: 2004.
Duración: 110 min.
Género: Drama.
Interpretación: Daniel Auteuil (Léo Vrinks), Gérard Depardieu (Denis Klein), André Dussollier (Robert Mancini), Roschdy Zem (Hugo Silien), Valeria Golino (Camille Vrinks), Daniel Duval (Eddy Valence), Francis Renaud (Titi Brasseur), Catherine Marchal (Eve Verhagen), Guy Lecluyse (Groluc), Alain Figlarz (Francis Horn).
Guión: Olivier Marchal, Franck Mancuso y Julien Rappeneau; con la colaboración de Dominique Loiseau.
Producción: Cyril Colbeau-Justin, Jean-Baptiste Dupont y Franck Chorot.
Música: Erwann Kermorvant y Axelle Renoir.
Fotografía:
Denis Rouden.
Montaje: Hachdé.
Diseño de producción: Ambre Fernandez.
Vestuario: Nathalie du Roscoät.
Estreno en Francia: 24 Noviembre 2004.
Estreno en España: 5 Enero 2006.

CRÍTICA por Tònia Pallejà

Sobre cómo sepultar una buena idea

  Con tan sólo una semana de diferencia se han estrenado en nues-tras carteleras dos destacadas producciones francesas encamina-das a emular a sus parientes norteamericanas dentro del género policíaco, pero a pesar de que "El imperio de los lobos" y la actual "Asuntos pendientes" asumen planteamientos distintos, ambas al-canzan un resultado igual de poco satisfactorio, al estropear una idea interesante con su obtuso desarrollo y desafortunada ejecu-ción.

  Con dos pesos pesados de la esce-na gala, el reputado Daniel Auteuil y el internacional Gérard Depardieu, como principal reclamo, el largometra-je sigue el descenso a los infiernos del comisario Léo Vrinks, un policía de cuestionables métodos que se ve presionado por su superior para dete-ner a una brutal banda de atracadores que llevan varios meses actuando con total impunidad en París. Tal hazaña supondría su esperado ascenso a Je-fe de la Policía Judicial, sin embargo, Vrinks deberá competir para el puesto con el no menos reprobable Denis Klein, al mando de otra brigada. Una encarnizada guerra quedará abierta entre Vrinks y Klein, antaño compañeros y amigos, y ahora separados por una encendida enemistad debida a... ¿a?... Ah.... Bien, debida básicamente a los convenientes dictados del guión.

 

  Lo mejor que puede decirse de "Asuntos pendientes" es que con-taba con todos los ingredientes necesarios para convertirse en una memorable película, y no sólo en un genérico pasatiempo de usar y tirar: una trama de corrupción policial, ambiciones enfrentadas y juego sucio, exenta de héroes y sumida en ambientes turbios in-fluenciada por el noir clásico, con un inusual abordaje dramático, crudo, amoral y melancólico, que predomina sobre la violenta ac-ción e insubstancial intriga. Lamentablemente, su puesta en prác-tica ni ha resultado ser tan competente, ni cumple siquiera con el cometido de entretener, por lo que sólo me queda recomendarla co-mo incitador del sueño, con la confianza de que, mientras echan una cabezadita, los espectadores no se habrán perdido mucho más que los propios guionistas durante el proceso de escritura.

  Su mayor obstáculo se encuentra en una narración excesivamente inconexa, precipitada y arbitraria que juega al escondite, abusando de las casualidades y los sobreen-tendidos más allá de los máximos permitidos por la ley. De este modo, la cinta se encarga de marear al per-sonal durante casi dos horas con un mero desfile de escenas olvidables y otras tantas que parecen haberse olvi-dado, y donde todo se va encadenan-do a marchas forzadas, por puro ca-pricho y sin aparente solución de con-tinuidad, despistándonos con una re-tahíla de personajes que entran y salen sin que nadie haya tenido la deferencia de presentárnoslos... no les pidas que además te ex-pliquen el porqué de su comportamiento. Seguramente el libreto contiene unos cuantos tópicos por metro cuadrado, pero con las prisas que se dan por cambiar de foco de atención, no te da tiempo a verlos, sólo a intuirlos. A ello cabría sumar un afectado tono que intenta aportar inútilmente gravedad a un relato en el que resulta imposible implicarse; una tarea en la que colabora la rimbombante partitura compuesta por Erwann Kermorvant y Axelle Renoir, presente hasta en la sopa.

  Creo que debajo de este batiburrillo en que ha quedado traducida (o encriptada, para ser más precisos), "Asuntos pendientes" pre-tendía ser una historia más centrada en los personajes que en los eventos del caso, en una línea similar, salvando las insalvables dis-tancias que las separan, a "Training day (Día de entrenamiento)" o "Heat" de Michael Mann, con dos sólidos protagonistas enfrenta-dos en una peculiar dinámica como rivales. Algo que se hace más evidente en su última parte, cuando da un notable giro hacia un asunto de venganza que justificaría el título que se le ha adjudicado en España, aunque llega demasiado tarde y está demasiado mal resuelta para rescatar este desaguisado. Tema aparte sería el po-bre concepto que tienen sus responsables de construir a dos sólidos protagonistas, porque aquí lo que tenemos es un pro-tagonista mal dibujado y a otro tan desdibujado que no llega ni a protagonista. En el caso de Daniel Auteil, la cosa se reduce a sacarlo mucho, muy intermitentemente y en situaciones variadas, desde las más cotidianas hasta las más extremas; Gérard Depar-dieu aparece menos y en circunstancias menos variadas, así que a efectos prácticos es un segundón. Y esta descompensación entre la forma en que son presentados ambos caracteres no ayuda a que nos creamos la tensa relación que los une ni aquellos motivos que conforman su idiosincrasia. En fin, rectifico: habrá que buscar muy debajo y muy al fondo para apreciar las válidas intenciones de este film.

  Por desgracia, la realización sólo contribuye a aumentar la sensación de atropellado caos y letargia reinan-tes. Al menos hay algo en lo que se pusieron de acuerdo. Olivier Mar-chal es un antiguo policía que se ha pasado el resto de su vida sacando rédito de su experiencia en el Cuerpo, ya fuera actuando o escribiendo para series televisivas sobre detectives, ya fuera a través de su opera prima "Gangsters". No vamos a negar que Marchal conoce mejor que nadie los entresijos del mundillo, y viendo la for-ma inmisericorde con que lo retrata, tampoco es de extrañar que lo abandonara, pero como director tie-ne menos dominio de los recursos narrativos que un berberecho enlatado. Y estoy siendo generosa. El rasgo visual más llamativo de la película son unos rápidos y forzados cambios de plano total-mente anticlimáticos, y unos lentos y reiterativos desplazamientos de cámara laterales y frontales totalmente anticlimáticos, mientras que los tiroteos, persecuciones y carreras al volante (por si hacía falta aclararlo, totalmente anticlimáticos) se ven envueltos por una factura de barato serial televisivo. El saldo final es un pretencioso quiero-y-no- puedo que sepulta todos los logros conseguidos.

  Con este panorama, el sobresaliente reparto es el encargado de aportar la única nota de calidad que rodea a "Asuntos pen-dientes". Daniel Auteuil se entrega con brillantez a un papel difícil y alejado de aquello a lo que nos tenía acostumbrados, supliendo con su buen oficio los vacíos del libreto hasta allí donde le es posi-ble. Peor parado sale Gérard Depardieu, del que sólo se puede afir-mar que cumple sin convencer ni parecer muy convencido. Final-mente, el veterano André Dussollier, como el director de la Policía Robert Mancini, y la italiana Valeria Golino, como la discreta es-posa de Vrinks, son otros de los rostros conocidos que congrega este largometraje, cuyo título original, "36, Quai des Orfèvres", ya empleado en el clásico de Henri-Georges Clouzot de 1947, hace re-ferencia a la popular sede central de la policía parisina. Si a esto le añadimos que la película se inspira en unos hechos reales y que muestra unos ambientes de la capital gala poco transitados por el cine, supongo que poseerá un mayor atractivo para el público local, aunque a nosotros se nos escapen muchos matices.

Calificación:


Imágenes de "Asuntos pendientes" - Copyright © 2004 Gaumont, LGM Productions y KL Productions. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Asuntos pendientes"
Añade "Asuntos pendientes" a tus películas favoritas
Opina sobre "Asuntos pendientes" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Asuntos pendientes" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Election (Hak seh wui)     New police story     Freeze frame     La cosecha de hielo (The ice harvest)     Segundo asalto

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................