LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (21)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


BOSQUE DE SOMBRAS
(The backwoods)


Dirección: Koldo Serra.
Países:
España, Francia y Reino Unido.
Año: 2006.
Duración: 93 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Gary Oldman (Paul), Virginie Ledoyen (Lucy), Paddy Considine (Norman), Aitana Sánchez-Gijón (Isabel), Lluís Homar (Paco), Yaiza Esteve (Nerea), Andrés Gertrudix (Antonio), Jon Ariño (Lechón), Cándido Uranga (Miguel), Álex Angulo (José Andrés), Patxi Bisquert (José Luis).
Guión: Jon Sagalá y Koldo Serra.
Producción: Julio Fernández e Iker Monfort.
Música: Fernando Velázquez.
Fotografía:
Unax Mendía.
Montaje: Javier Ruiz Caldera.
Dirección artística: Juanjo Gracia y Mario Suances.
Vestuario: Josune Lasa.
Estreno en España: 16 Febrero 2007.

ENTREVISTA al director y coguionista Koldo Serra
Por Tònia Pallejà

  Después de darse a conocer con el multipremiado cortometraje "El tren de la bruja", el director bilbaíno Koldo Serra estrena este viernes 16 de febrero en España su debut en el largometraje, "Bosque de sombras", tras su paso por los Festivales de San Sebastián y Sitges. Coescrito junto a Jon Sagalá y definido por él mismo como un thriller rural con ecos de western, se trata de una coproducción en la que han participado España, Francia y Gran Bretaña, contando para ello con un reparto internacional que encabezan Gary Oldman, Virginie Ledoyen, Aitana Sánchez-Gijón y Paddy Considine, a los que secundan otros nombres tan conocidos como Lluís Homar o Álex Angulo. Koldo Serra nos concedió una entrevista unas semanas antes de la presentación comercial de su película para hablarnos sobre la misma y sobre otras cuestiones relacionadas, facilitándonos además algunos de los storyboards, fotografías del rodaje y bocetos de los carteles en exclusiva que acompañan sus respuestas.

 

TÒNIA PALLEJÀ PARA LA BUTACA: En alguna ocasión has manifestado que en tu película no aparecen monstruos ni naves espaciales y que no hay explosiones. Suponemos que también debemos descartar posibles escenas con descarrilamientos de trenes y lluvias de meteoritos. Entonces, la pregunta es: ¿por qué tendríamos que ir a verla? O, dicho de otro modo, ¿qué es lo que nos ofrece “Bosque de sombras”?

  KOLDO SERRA: Pues un relato mucho más sobrio, más seco, más directo y sin tanto envoltorio como lo que nos tienen acostumbrados una serie de títulos de la cartelera actual. No hay un solo efecto especial digital (no soy muy fan de ellos). Eso sin contar con la presencia y el buen hacer de un puñado de actorazos que están que se salen. Especialmente interesante es el duelo interpretativo de Lluís Homar y Gary Oldman. ¿Quién le ha dicho que no hay lluvia de meteoritos? 

Explícanos cómo surgió la idea del argumento y cómo fue evolucionando el proyecto hasta que vio la luz.

  Todo surge de dos puntos bien diferenciados. Por un lado quería hablar de la distancia que puede haber en una pareja, que cómo dos días pueden ser críticos en una relación que ya viene enferma, extendido todo ello al choque entre culturas y gente de diferente posición social. Por otro (no puedo desvelar muchos detalles), partimos de una serie de noticias reales de casos ocurridos en nuestro país y recientemente en Italia. Además, yo quería hacer algo que ocurriese en un espacio de tiempo relativamente pequeño y con pocos personajes. Eso y sacar tipos con escopetas en el monte y ponerles sonido de espuelas a sus pasos.

¿Cómo conseguiste enredar a estrellas internacionales de la talla de Gary Oldman, Virginie Ladoyen, el más desconocido por estos lares Paddy Considine y Aitana Sánchez-Gijón? ¿Se pensó en ellos partiendo de los personajes o han pesado otros motivos comerciales o circunstanciales?

  Pues, la verdad, es una de esas cosas que no esperas que ocurran. Cuando escribes por supuesto que sueñas con que alguna de esas caras lo protagonice, pero en ningún momento te planteas que todos. En Aitana y algunos secundarios de lujo como Lluís Homar, Álex Angulo o el gran Andrés Gertrúdix sí se pensó a la hora de escribir los papeles. Evidentemente sería una estupidez escribir algo para Gary Oldman. Todo fue una propuesta de Iker Monfort, el productor, que con la teoría del “ya tenemos el no por delante” nos animó a enviárselo a una serie de actores, que para nuestra sorpresa dijeron que sí. Negaría que comercialmente viene muy bien tener esos nombres y que se hayan implicado por uno, pero es que son grandísimos actores todos ellos. Están magníficos en la película.

Los y las fans de Gary Oldman no me perdonarían si no te pidiese que nos expliques alguna anécdota suya durante el rodaje. Y que sepas que a ti tampoco te perdonarán que no nos la cuentes. Además, estoy segura de que los seguidores de Aitana y Virginie también estarán interesados en saber si hay alguna escena en que se muestren sus encantos en todo su esplendor y de la forma más gratuita posible…

  Pues para qué negarlo, las chicas tienen secuencia de baño en un río, aunque he de decir que, aunque el desnudo es integral, está rodado con mucha sutilidad y tacto, jaja. En serio. De Gary, ¿qué puedo decir? Que es un tipo súper profesional, hacía las tomas que hicieran falta para los planos, aunque tuviera que correr siete veces delante de un perro bajo un aguacero. Me decía que Lluís Homar era el mejor con el que había trabajado nunca, que era súper profesional y que no fallaba. Que le imponía y que quería superarse en cada plano junto a él. Ya ve usted.

Se ha dicho que tu película recoge influencias de “Grupo salvaje” y “Perros de paja” de Sam Peckinpah, y de “Defensa” de John Boorman, referencias que tú mismo has reconocido, al menos algunas de ellas. Con todos estos referentes tan ilustres, mucha gente puede estar pensando “mira, otro autor novel con pretensiones que intenta esconder su falta de imaginación y personalidad amparándose en el homenaje“. Sácalos de este prejuicio… si es posible.

  No sé si es posible, jaja. Es broma. Sé que mucho crítico atacará la película por la cinefilia que demuestra la cinta. Quiera o no, hay muchas cosas que le influencian a uno y, aunque no se lo crea, son mínimos los homenajes reconocibles o deliberados. Te aseguro que no me he parado a mirar una secuencia o plano en concreto y calcarla o algo parecido. Lo que es evidente es que el cine del que hablas, me gusta como espectador y siempre tratas de aprender de la gente que sabe. Por supuesto que además la película está contada como sé hacerlo yo y como he decidido yo. De hecho, el concepto sonoro y visual no tiene mucho que ver con muchas de las pelis que son influencias reconocibles. El que vea la película sabrá qué cine me gusta como espectador y como director. Ojalá los ataques sean porque la cinta es un homenaje al cine de los 70 y varios de sus directores. No me importa.

También se ha comentado que “Bosque de sombras” adapta ciertas claves del cine estadounidense a la europea, e incluso has introducido algunos componentes autóctonos (el uso de un instrumento como la txalaparta en la banda sonora, por ejemplo). ¿Estarías de acuerdo con esta definición? ¿Y hasta qué punto sería una mezcla deliberada?

  Como te decía antes, yo he intentado darle un toque personal a todo. A la hora de marcar el ritmo, cómo he usado la cámara, a la hora de utilizar el sonido, la música... La película apenas tiene música. De noventa y tres minutos de duración posiblemente no haya ni diez con música. Creo que la cinta no lo pedía. Tenía que ser todo mucho más seco, más directo, más crudo. Además, a esta conclusión también llegó Fernando Velázquez, músico de la película y de mis cortos. Es muy “fácil” ponerle música a algo y ayudar a que avance la trama, que no ponérsela o quitarla y desnudar las imágenes. Seguramente entonces habrá quien diga  que está dirigida muy fríamente y que no hay implicación por mi parte. Yo creo que es todo lo contrario. Si de algo adolece el cine moderno es de estar sobre-musicado. Parece que la gente no lo entiende, o no es capaz de sentir nada si no se lo dices acompañado de una banda sonora pomposa.

Tu anterior cortometraje, el multipremiado “El tren de la bruja”, analizaba la naturaleza humana en una situación llamémosla extrema o extraordinaria, pero dándole una vuelta de tuerca o giro a la tortilla sorprendente y original que ofrecía una nueva perspectiva. Tengo la impresión de que “Bosque de sombras” sigue una línea bastante parecida, pero sacando esa situación “fuera del laboratorio”. ¿Te interesan más las historias que se acercan al terror desde el drama humano, o en las que ambos conceptos son sinónimos, y que además lo hacen de una forma atípica?

  Sí, la verdad es que me interesan las películas en las que se afronta el tema desde el drama. Nunca he sido muy de comedia (aunque hay muchas que me fascinan y me divierten). Me interesa lo que nos pasa por la cabeza y que nos hace ser buenos o malos, y cómo puede influir en ello una situación determinada o unas circunstancias adversas. Así como en "El tren de la bruja" se hacía desde un punto de vista más “artificioso” y de guión, aquí es diferente, los personajes y la trama son los que marcan la historia y lo que en ella se cuenta. No hay giros finales ni sorpresas de última hora. "El tren de la bruja" es un ejemplo en el que la manipulación del espectador por parte del director (música, puesta en escena) tiene que funcionar a las mil maravillas porque si no, el giro y la historia no funcionan. Aquí, como decía, los elementos a manejar (luz, actores, sonido y cámara) están utilizados desde otra óptica. Siempre a favor del tipo de historia que estemos contando y lo que ésta necesite.

Aunque “Bosque de sombras” está ambientada en el Norte de España durante los años 70, has querido dejar claro que se trata de una historia sobre la incomunicación y la violencia de carácter universal. ¿Crees que todavía es necesario aclarar que no existen connotaciones políticas cuando se mezclan los conceptos Euskadi y violencia en una película? Y, de paso, ¿cómo valoras que últimamente haya bastantes películas interesadas en abordar estos mismos temas (sin ir muy lejos, ahí tenemos el caso aún reciente de “Babel”)?

  No he visto "Babel" todavía (de esta semana espero que no pase). Me parece bien que se traten los temas que haga falta en el cine. Esto trata de ser evasión o lo que uno quiera. Cada vez es más normal hablar de una “universalización”. Por supuesto que hay diferencias en el planeta en cuanto a formas de ser, de pensar, de vivir o religiosas, pero al final todos somos seres humanos y hay una serie de sentimientos que son propiedad de todos. A veces, a la hora de plantearte una historia, hay que mirar más allá del ombligo de uno. Respecto a lo de Euskadi y la violencia parece que siempre van ligados. Estoy seguro de que por mucho que aclare que la historia ocurre allí porque soy de la tierra, porque es el lugar que conozco o simplemente porque me apetecía, habrá quien le saque la lectura política y me diga que si los de fuera son los españoles que vienen a no se qué y que los lugareños que hablan en otro idioma responden con violencia y tal, y bla, bla...

Parece que muchos directores españoles que debutan o están dando sus primeros pasos, lo hacen dentro del thriller o del género de terror. ¿Crees que esto se debe a que la nueva hornada de realizadores está especialmente interesada en estos registros, a que hay una productora, Filmax en concreto, que apuesta por estos géneros, o a que son géneros con tirón comercial y su público suele ser fácil?

  Yo personalmente creo que tiene que ver más con el tipo de cine que hemos “mamado” de niños. Las nuevas generaciones hemos crecido con el terror de los 80 y sus slashers movies, por no hablar de la factoría Amblin, o Lucas y sus películas de temática fantástica. Ha y mucho fan de este tipo de cine que ahora tiene treinta años o parecido. Además, como dices, parece ser que es un género que siempre proporciona un número considerable de entradas vendidas. Parece que a la gente le tira el tema, así que es normal que haya productoras que orienten sus trabajos en esta línea.

Desgraciadamente, dentro del género en España hay una tendencia por imitar el éxito fácil y rápido de los productos estadounidenses que juegan al susto fácil, la charcutería gratuita y el efectismo en general sin que estén respaldados por un buen guión. Y va y a ti no se te ocurre otra cosa que apostar por cuidar la historia, los personajes y la atmósfera. ¿Cómo crees que el público, malacostumbrado con otro tipo de películas, pueda acoger “Bosque de sombras”?  Y, en cualquier caso, ¿crees que es una película más indicada para un tipo público en concreto y desaconsejada para otro?

  Hombre, supongo que a ese tipo de público le va a aburrir soberanamente... Está claro que hemos intentado apostar por un tipo de narración más serio, más lento o quizás más duro para cierto tipo de espectador. Creo que es una película que funcionaría mejor con espectadores de veinte para arriba. Quiero decir que si esperan acción, explosiones, casquería y efectos especiales a cascoporro, aquí no los van a encontrar. Es alucinante pensar que una película pueda fracasar según la campaña que hagan de ella. Si creas unas expectativas sobre las cosas que van a verse en pantalla y luego no las das, es lógico que defraude.

Los que hemos podido seguir el diario de rodaje y  algunas de las fotografías que has publicado en tu propio fotolog, hemos podido comprobar que ésta es una producción hecha con mucho cariño y en la que se ha puesto especial atención al detalle. ¿Te rodeaste de un equipo de confianza al que ya conocías o cómo surgió la colaboración con ellos?

  Yo para eso soy muy cabezón, me explico. A mí me gusta trabajar con la gente que conozco, gente que sé que se va a romper los cuernos por ayudarme a sacar el proyecto. Gente con la que ya he trabajado previamente y que la gran mayoría de veces pueden suplir la experiencia con ilusión y ganas, cosas que abundan poco en esta profesión. Encima de eso, si son buenísimos en su curro, qué más se puede pedir. Los dires de arte Juanjo Gracia y Mario Suances son los mismos de mis cortos, el músico Fernando Velázquez empezó conmigo hace ya años y ahora está haciendo la música de películas como “El orfanato” de Bayona o “Savage Grace” con Julianne Moore, y Unax Mendía, el director de foto, es un absoluto crack. Suya es la fotografía de películas como “The birthday” de Eugenio Mira o “En la ciudad sin límites” de Antonio Hernández. Ahora se mete con “Mortadelo y Filemón 2”.

¿Cómo fue la experiencia de rodar en inglés?

  Parece que si ya de por sí era poco una primera película, he metido todas las dificultades posibles en ella: Rodar en exteriores en Euskadi, bosque, monte y localizaciones inaccesibles, animales, niños, actores internacionales y encima en un idioma que no es el mío. ¡Alguno diría que es una “bilbaínada”, jaja!

Podríamos decir que hasta ahora el éxito te ha ido acompañando en tus trabajos para el cine. Tu primer cortometraje, “Amor de madre”, ya obtuvo bastante repercusión y el siguiente, “El tren de la bruja”, cosechó amplios reconocimientos internacionales. Aparte, colaboraste como ayudante de dirección en “7:35 de la mañana”, el cortometraje de Nacho Vigalondo que fue nominado a un Oscar© en el 2005. De todas formas, ¿cómo se siente uno al pasar, por ejemplo, de dirigir un videoclip para Extremoduro a estar embarcado en una producción internacional de esta envergadura?

  No sé si me creerás, pero no ha sido tan heavy como esperaba. Al final hacer un corto te lleva casi lo mismo que un largo. Estás dos años de tu vida dedicándoselo a algo en que el proceso es prácticamente el mismo. Solamente cambia en que lo afrontas como una carrera más de profundidad. En un corto en cinco días te mueres y en un rodaje de dos meses tienes que dosificar las fuerzas. Lo de que sea un proyecto internacional y con actores de la talla de Oldman o la Ledoyen creo que es mejor ni planteárselo. Al final ruedas con quien esté delante y no te queda más remedio que tirar del carro y acabar en el tiempo. Da igual que sea Oldman o Paco Valladares.

Tú estás licenciado en Bellas Artes, especialidad Audiovisuales, y además has trabajado dentro del diseño, el cómic, la publicidad y el videoclip, aparte de dibujar storyboards. Es de suponer que tienes una especial inclinación por los aspectos visuales, lo cual salta a la vista, y nunca mejor dicho, contemplando los fotogramas de tu película, realmente atractivos. Pero, ¿hasta qué punto el aspecto visual manda en “Bosque de sombras”?

  Sinceramente, es lo de menos me he preocupado. A ver, me explico. Por supuesto que la imagen de la película es muy importante (lo hemos buscado con el arte, el vestuario y la fotografía, hemos rodado en Panavision y hemos utilizado unas ópticas muy concretas para tratar de recrear un tipo de cine que no se ve ahora), pero, más allá de eso, no es una película con demasiado aspaviento técnico. Además de carecer de música, he intentado que sea una película muy sobria, con un ritmo más lento de lo habitual y con muchos silencios. No hay cabezas calientes locas, cámaras que suenan al moverse aceleradamente ni efectos digitales espectaculares. En “Amor de madre” pequé de ser súper visual y olvidarme de los actores, y con “El tren de la bruja” traté de hacer lo contrario: trabajar con un actor, una silla, una luz y una voz en off. La película es llevada por las interpretaciones de los actores. Como te decía antes, puede ser que incluso, y aunque sea deliberado, haya quien tache la dirección de fría y distante.

“Bosque de sombras” ha desfilado ya por el Festival de Donosti-San Sebastián, donde competía en la sección Zabaltegi-Nuevos Directores, y en el Festival de Sitges. ¿Cómo está el tema de cara a vender la película en el extranjero? Y, por lo que se refiere al mercado nacional, ¿qué expectativas tienes?

  La situación es inmejorable, ya que, incluso antes de estrenarse, la película está vendida y pre-vendida en muchos países. Se estrenará en breve en Alemania, incluso en Tailandia, y para su distribución en Estados Unidos la ha comprado LionsGate. Como digo, no podía ser mejor... Es lo que tiene gastarse la pasta en un actor con tanto nombre como Oldman, jeje. Respecto al mercado nacional, Filmax va a hacer un esfuerzo importante y la peli saldrá con unas 130 copias, que no está nada mal. La promo lleva haciéndose varios meses y parece que hay expectativas. Sé que no va a gustar a todo el mundo. Es más, me preocuparía. Ya veremos qué pasa.

¿Y qué posibilidades ves de cara a los Goya del próximo año?

  No lo veo muy factible. La película tiene calidad más que suficiente en varios de sus apartados como para estar nominada. Solamente la fotografía, el vestuario o varias de las interpretaciones de secundarios como Lluís Homar, Jon Ariño o Andrés Gertrúdix son dignas de más de un premio, pero... El problema es el de siempre, siendo una película rodada (en parte) en inglés y con actores (en parte también) extranjeros, pues como que no será bien vista. Y eso que el 99% del equipo es español, se ha rodado aquí y el capital de la producción es casi un 90% español. La coproducción ha sido casi simbólica, el peso lo han llevado Filmax y Monfort.

¿Tienes la sensación de que te ha salido la película que querías? Y, más importante todavía, por las reacciones de la gente, tanto del público como de la crítica, ¿sientes que han visto la película que tú crees haber hecho?

  Estoy muy contento con la película resultante. Se parece mucho a lo que tenía en mente, aunque siempre es inevitable pensar que algunas cosas podrían haber quedado mejor con un par de días más de rodaje o un poco más de pasta. Yo soy el primero que sé de maravilla la peli que he hecho, sé de qué pie cojea y cuáles son las cosas deliberadas que no van a funcionar o gustar a cierto sector de la crítica. Las respuestas han sido de todo tipo, hay gente a la que le ha encantado y cree que es la hostia, y gente que ha comentado que es una puta mierda. Tiene que haber de todo. Lo importante es dejar que no le afecte a uno.

Ya que se está hablando de ti como de una nueva promesa del cine español a tener en cuenta, hablemos del futuro. ¿Tienes ya algún nuevo proyecto en mente? Y en ese caso, ¿qué nos puedes avanzar? ¿Seguirá una línea coherente con lo hecho hasta ahora?

  Creo que tengo claro que lo que vaya a hacer me tiene que motivar sobremanera. Después de la experiencia vivida, creo que es demasiada la energía y la vida depositadas en un proyecto como éste, como para dedicársela a algo de encargo que no le mole a uno. Me han ofrecido cosas, pero por el momento prefiero esperar a que la película se estrene y ver cómo fluye la cosa.

¿Te planteas en algún momento rodar en el extranjero, si se diera la oportunidad?

  ¿Por qué no? Si la película transcurriera fuera por exigencias del guión, no tendría problema en irme y trabajar donde sea.

Para conocerte un poco mejor, ¿cuáles son los directores que más te interesan, dentro del panorama nacional e internacional, clásicos y actuales?

  Muchas veces prefiero hablar de películas en concreto más que de directores. Me interesa mucho el trabajo de los años 60 y 70 de directores como Peckinpah, Frankenheimer, Siegel, Friedkin o Boorman. Me encantan los westerns de Leone, Mann o de nuevo Peckinpah. El cine fantástico me encanta. De nuevo, el terror de la década de los 70 sería mi favorito. Películas como "Alien", "La profecía", "El exorcista" o "Halloween" son buenos ejemplos de ello. Actualmente sigo a gente como Fincher o Shyamalan, y gente más clásica como Lynch o Eastwood. Tarantino me suele gustar casi siempre. ¡Ah, y el cine oriental! Coreano, chino o japonés, no le hago ascos a nada. Creo que, como antaño, en muchos momentos marcan la pauta a seguir por occidente.

¿Qué es lo que más te gusta y lo que más odias (aparte de tener que responder entrevistas como ésta) de esta profesión?

  Lo que más me gusta es rodar, contar historias. Pensar el porqué de las cosas. Me encanta la fase de pre-producción en la que toca toda la labor creativa, cuando hay que decidir de qué color es tal ropa, o si la cámara tiene que ir aquí o sobre una grúa con travelling circular. Es cuando hay que exprimirse la sesera. Aunque mentiría si no dijera que todo el proceso mola. Engancha. Quien haya rodado sabe que lo vives intensamente, que es muy duro, pero, como digo, engancha y el cuerpo te pide más. Supongo que tiene que ver con la magia de ver en imágenes lo que has pensado previamente. Lo que menos me gusta es el paripé que hay en este mundillo. No me gustan los saraos montados alrededor de la profesión. Lo de las fiestas, preestrenos, premios y demás historias no me tiran absolutamente nada. Yo lo que quiero es hacer cine, contar historias y poder vivir de lo que me gusta. Entiendo que muchas veces hay que hacerlo, tienes compromisos y toca dar la cara, pero, como digo, me parece ajeno a mi verdadera pasión. Sería feliz haciendo películas aunque éstas no funcionaran en taquilla o no las viera mucha gente. Y sé que esto es imposible.

Para terminar, recordemos que tu película se estrena en España el día 16 de febrero, junto con propuestas como “Cartas desde Iwo Jima” de Clint Eastwood o “Ghost rider: El motorista fantasma”, entre otras. Danos alguna poderosa razón para que vayamos a ver “Bosque de sombras” al cine pagando religiosamente la entrada y que la tuya no sea la película que nos descarguemos con el eMule.

  Cada uno que haga lo que quiera. No soy nadie para dar lecciones y  decir a la gente que no se baje nada de Internet, cuando yo alguna vez me he bajado cosas inencontrables en el mercado o imposibles de conseguir en este país. Lo que es indiscutible es que las pelis donde mejor se ven es en un cine... Eso no hace falta que se lo explique, ¿no? Los paisajes navarros y vascuences hay que verlos en una pantalla como Dios manda. Evidentemente los screeners son una mierda. Nunca he entendido la gente que tiene unos equipos de DVD y sonido de puta madre en sus casas y luego ven películas grabadas en un cine con una vídeo-cámara... Fuera bromas, “Bosque de sombras” es una peli súper potente visualmente y sonoramente hablando, y, de verdad, como mejor se puede disfrutar es en una buena sala y a poder ser en versión original.

Biofilmografía de Koldo Serra

  Koldo Serra nació en Bilbao en 1975 y se licenció en Bellas Artes, especialidad Audiovisuales, por la Universidad del País Vasco. Es director y coguionista de los cortometrajes “Amor de madre” (1999) y “El tren de la bruja” (2003), con el que cosechó numerosos premios a nivel internacional (entre ellos, los de Mejor Cortometraje Fantástico Español en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia-San Sebastián, Mejor Cortometraje en el Festival de Cine de Sitges, Méliès de Oro Mejor Cortometraje Europeo de Cine Fantástico en el Amsterdam Fantastic Film Festival y Méliès de Plata Mejor Cortometraje Europeo de Cine Fantástico en el Festival de Cine de Sitges) y del largometraje “Bosque de sombras” (“The backwoods”) del 2006. También es responsable de los videoclips para los temas “Nunca volverá” de El sueño de Morfeo, “Colillas en el suelo” de Deluxe, “A fuego” de Extremoduro, “Abrázame” de Doctor Deseo y “Chica normal” de Zodiacs. Como ayudante de dirección ha participado en diversos anuncios (Licor 43, Bizkaia Turismo, Galicia Calidade…), vídeos musicales (OBK, Extremoduro, Siniestro Total...), así como cortometrajes, caso del nominado al Oscar© “7:35 de la mañana” y “Choque”, ambos de Nacho Vigalondo, o “Snuff 2000” de Borja Crespo. Asimismo, entre sus dedicaciones se encuentra el cómic, el dibujo de storyboards y el diseño. En este sentido, fue el autor de los carteles del Festival de Cine Fantástico de Bilbao entre los años 2000 y 2004, y ha publicado un cómic recopilatorio de historias cortas titulado "La bestia del día". Koldo Serra es conocido, además, por ser uno de los miembros fundadores de las productoras Arsénico P.C., junto con Borja Crespo, Nacho Vigalondo, Borja Cobeaga y Nahikari Ipiña, con los que hasta ahora suma dos candidaturas al Oscar© por sus trabajos (la segunda y más reciente gracias al corto “Éramos pocos”), y de Sayaka Producciones, junto a Álvaro González.

Enlaces relacionados

Web de Koldo Serra
Web oficial de "Bosque de sombras"
De paso por aquí: Diario de un rodaje ("The backwoods")
Web oficial de "El tren de la bruja"
Web de Arsénico P.C.
Web de Sayaka Producciones


Imágenes de "Bosque de sombras" - Copyright © 2006 Castelao Producciones y Monfort Producciones. Fotos de rodaje cedidas por cortesía de Koldo Serra. Película distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bosque de sombras"
Añade "Bosque de sombras" a tus películas favoritas
Opina sobre "Bosque de sombras" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Bosque de sombras" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Diamante de sangre (Blood diamond)     Juegos secretos (Little children) (Little children)     La vida abismal     Atrapa el fuego (Catch a fire) (Catch a fire)     Banderas de nuestros padres (Flags of our fathers)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad