LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


MEMORIAS DE CHINA
(Electric shadows) (Meng ying tong nian)


cartel
 
Dirección: Xiao Jiang.
País:
China.
Año: 2004.
Duración: 96 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jiang Yihong (Jiang Xuehua), Xia Yu (Mao Dabing), Li Haibin (Pan Daren), Guan Xiaotong (Ling Ling [Niña]), Zhang Yijing (Ling Ling [Adolescente]), Qi Zhongyang (Ling Ling [Mujer]), Wang Zhengjia (Mao Xiaobing), Zhang Haoqi (Bing Bing), Xia Yuqing (Padre de Xiaobing), Jiang Shan (Mujer policía), Niu Zhenhua (Médico).
Guión: Xiao Jiang y Cheng Qingsong.
Producción: Huang Jianxin y Derek Yee Tung Sing.
Música: Zhao Lin.
Fotografía:
Yang Lun y Chen Hong.
Montaje: Lei Qin.
Dirección artística: Fu Delin.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Fotogramas reparadores

  Un profundo amor al cine es lo que se respira en cada uno de los planos de esta bonita película china, sencilla en su construcción, muy humana en el tratamiento de sus historias personales, y ele-gante en sus aspectos artísticos. Con planteamientos meta-cine-matográficos, una vez más el cine aparece como elemento fagoci-tador de la vida, pero también como memoria de otros tiempos feli-ces, y como el vehículo de sueños y anhelos nunca plenamente satisfechos. Y de telón de fondo, la China comunista y una suave crítica a su revolución cultural y a la llegada de la televisión.

 

  Un accidente ha hecho que las vidas de Ling Ling y Mao Xiaobing se cru-cen providencialmente. Son jóvenes unidos por su pasión por el cine, con una infancia alimentada por las histo-rias románticas y las aventuras heroi-cas, proyectadas sobre las grandes pantallas de los cines al aire libre. Cargados de bellos recuerdos, pero también de dolorosas experiencias por la ausencia afectiva o por el en-cuentro con la crudeza de la vida. Uno y otro sufrirán el dolor de la separa-ción o la conciencia de culpa que, sin embargo, no acabarán por agostar una delicada sensibilidad ni un ejemplar sentido del sacrificio.

  La estructura de la película se articula en torno a cuatro flash-backs que evocan el pasado de Ling Ling a partir de sus diarios, desde que su madre la concibió hasta el momento actual en que está detenida por haber agredido, aparentemente sin motivo, a Mao Xiaobing. Los protagonistas serán los dos narradores de una entrañable historia contada desde la óptica subjetiva e infan-til, que se carga dramáticamente en su segunda parte hasta amenazar con la tragedia. Pero esto no es otra cosa que el su-frimiento que conlleva el crecer, porque lo que está detrás de esta “opera prima” de Xiao Jiang es un proceso de maduración perso-nal, la historia de unas vidas que beben del cine y en él encuentran una ventana a la esperanza y a la felicidad: la realidad de sus cor-tas existencias se construye a partir de lo que la ficción les mues-tra, y en cada fotograma quedan encerradas unas vidas congeladas en el pasado pero nunca muertas.

  En un sentido homenaje al cine chino clásico y a los buenos senti-mientos, la película rebosa nostal-gia —imposible obviar su paren-tesco con “Cinema Paradiso”—, con pasajes conmovedores y mo-mentos muy humanos, en los que se mezcla la sugestión que provocan  las estrellas del cine con el patriotis-mo frente al enemigo japonés, la ne-cesidad de unos afectos familiares con príncipes destronados que miran con recelo a quien les hace sombra, la crueldad a lo Caín con el arrepenti-miento silencioso y abnegado. Hay mucha sensibilidad y algunos misterios que la propia historia va desvelando en su recorrido, con una bella fotografía y una música melodiosa que potencia lo lírico y melancólico. El guión mantiene la historia con solvencia, a pesar de que se demora en exceso en la época infantil, y de que se convierte en cierta medida en previsi-ble. Algunas licencias para generar coincidencias que cierren la historia son permisibles, porque al fin y al cabo estamos más en el mundo de los sueños que en el del realismo cinematográfico. En cuanto a las interpretaciones, trabajar con niños siempre tiene su dificultad, que se transforma en mérito y frescura cuando el resulta-do es satisfactorio, como aquí sucede; en su adolescencia y juven-tud, los personajes mantienen su punto poético al ganar en conten-ción e interioridad.

  Huyendo de las complicaciones estéticas y narrativas, Xiao Jiang logra con todo una película encantadora y tierna, sobre el cine y la propia vida, sobre el amor que siempre viene mezclado con cruces, y sobre la esperanza de reencontrar la felicidad que un día experimentó un niño y que quedó capturada en unos fotogra-mas, en unos prismáticos mágicos o en su propio imaginario infan-til. Gustará a quienes busquen las emociones en el cine, a quienes prefieran las historias humanas, y a quienes prefieran una narrativa sencilla y nada pretenciosa.

Calificación:


Imágenes de "Memorias de China" - Copyright © 2004 Beijing Dadi Century Limited. Distribuida en España por Notro Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Memorias de China"
Añade "Memorias de China" a tus películas favoritas
Opina sobre "Memorias de China" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Memorias de China" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Agua (Water)     Dumplings     Three... extremes     A good lawyer's wife (La mujer del buen abogado) (Baramnan gajok)     Cuando sube la marea... (Quand la mer monte...)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad