LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


    Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


HOSTEL


Dirección y guión: Eli Roth.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 95 min.
Género: Terror.
Interpretación: Jay Hernandez (Paxton), Derek Richardson (Josh), Eythor Gudjonsson (Oli), Barbara Nedeljáková (Natalya), Jana Kaderabková (Svetlana), Jan Vlasák (Empresario alemán), Rick Hoffman (Cliente norteamericano), Jennifer Lim (Kana), Keiko Seiko (Yuki), Lubomir Bukovy (Alex), Jana Havlickova (Vala), Takashi Miike (Miike).
Producción: Mike Fleiss, Eli Roth y Chris Briggs.
Producción ejecutiva: Boaz Yakin, Scott Spiegel y Quentin Tarantino.
Música: Nathan Barr.
Fotografía:
Milan Chadima.
Montaje: George Folsey Jr.
Diseño de producción: Franco-Giacomo Carbone.
Dirección artística: David Baxa.
Vestuario: Franco-Giacomo Carbone.
Estreno en USA: 6 Enero 2006.
Estreno en España: 24 Marzo 2006.

CRÍTICA por Leandro Marques

Nunca confÍes en un placer demasiado sencillo

  Irreverente, espantosa y bastante entretenida. Todos  estos adjetivos son válidos para describir a “Hostel”, la película dirigida por Eli Roth que cuenta como uno de sus mayores atractivos — extra cinematográficos y no tanto— con la presencia de Quen-tin Tarantino en la producción ejecu-tiva. Las razones que pueden servir para explicar la participación del di-rector de “Pulp Fiction” en “Hostel” no son difíciles de adivinar, están a la vis-ta. El film de Roth es pura crudeza vi-sual, su única composición estética es el vacío y los cuerpos en medio de la gris Eslovaquia. Su único sostén visual, la violencia. Una violen-cia exagerada, exacerbada, que bordea los límites soportables para cualquier persona acostumbrada o fanática de esta clase de pelícu-las. Seres impresionables, se recomienda abstenerse.

 

  “Hostel” es una típica película clase B, desprolija visualmen-te, narrativamente previsible e irrelevante, descuidada en su estética, con actores mediocres, con una banda sonora cóm-plice del género. Para cualquier desprevenido, una película mala por donde se la mire. Una burla desde principio a fin. Sin embargo, su propuesta responde con una serie de códigos y estereotipos que la convierten en un gran chiste, grotesco, vulgar, al que a pesar de todo no se le puede negar su eficacia. Eso sí, sólo funciona si el espectador acepta las condiciones de juego. Y, fundamentalmente, si es capaz de tolerar y divertirse con una película plagada de miembros de cuerpos humanos mutilados, sangre a chorros, muer-tes por doquier, degollaciones y torturas tan estremecedoras como escalofriantes.

  En una película de este tipo, el fin justifica los medios. El guión tiene la tarea de encontrar una historia que conduzca invariablemente a la más perversa violencia física posible. En este caso, la trama muestra a tres amigos viajando por Europa, dos de ellos norteamericanos, que en bús-queda de sexo y mujeres fáciles lle-gan —la locación seleccionada es un acierto—  hasta un remoto hostel en Eslovaquia. Otro viajero, bastante en-drogado, con el que se cruzaron en Amsterdam, les comentó que ése era el lugar para conocer chicas bellísi-mas y dispuestas a todo. Con ese argumento, la historia lleva a los tres jóvenes a la oscura ciudad eslovaca de Bratislava. Y, si bien apenas llegados empiezan a creer en haber encontrado lo que bus-caban, algunos guiños del realizador hacen comprender que los muchachos, en su mejor momento, están  metiéndose en un lío del que les va a resultar muy complicado liberarse.

  La película no se esfuerza por construir tensión ni mucho menos en mantener demasiado tiempo el suspenso o intriga que podrían llegar a despertar los sucesos de la trama. El terror que propone este film no está ligado a afectar paulatinamente la psicolo-gía del espectador sino a generarle un espanto visual inme-diato, que sea consecuencia de primeros planos de violencia ilimitada  —que por exagerada carece de efecto de realidad y, si bien impresiona, también funciona como recurso humo-rístico—. Es un terror físico, que entra por los ojos, que no se inte-resa ni necesita cautivar a la imaginación para surtir efecto. El se-creto de su eficacia innegable radica principalmente en el grado de conexión que consiguen tener los acontecimientos narrados con el espectador. La película logra transmitir sensaciones vívidas, lleva al público a, por momentos, hacerse parte de lo que transmiten las imágenes, vibrar con ellas, sentir como si estuviera ahí mismo. Con el correr de los minutos y las torturas, el espectador ya habrá to-mado partido, gozado y sufrido por los protagonistas. Hasta, tal vez, movilizado por su morbo en plenitud, pueda llegar a reclamar justicia y venganza, y sentirse pleno de satisfacción cuando a los protagonistas les llega el momento de dar vuelta a su favor el des-tino de la historia.

 Si no lograra generar esta com-plicidad con quien mire el film, “Hostel” se agotaría en minutos. Su principal desafío es construir los estímulos necesarios para que el espectador acepte la invitación al juego y juegue. No hacen falta fórmulas demasiado ingeniosas para hacerlo y, al mismo tiempo, resulta imprescindible diseñar un escenario a la vez previsible y sorprendente. Previ-sible, porque el hilo narrativo, si bien puede contar con giros y matices cambiantes, debe conducir inevitable-mente a lo esperado; a la promesa del género. No se toleraría que, de repente, el film se convierta en una historia rosa de amor. Lo esperado es la violencia, y ella tiene que ser capaz de sorprender hasta alcanzar el punto de movilizar sensaciones extremas: asco, risa, espanto, nervios. En “Hostel” está bien logrado ese punto de equilibrio entre lo que se espera y cómo se llega a eso que se espera.

  Él maneja con una mano. A la otra, la izquierda, le faltan dos de-dos. Le rebalza la sangre. Es el último de los sobrevivientes. Esca-pó milagrosamente y busca salvarse. Pudo rescatar de la carnice-ría humana a una chica, que viaja con él en el asiento de acom-pañante. A ella le extirparon un ojo. Un agujero de sangre coagula-da ocupa su lugar.  No para de gritar y llorar. El auto con el que es-capan a toda velocidad  se frena porque un camión detiene su pa-so. Cuando vuelve a tener el camino despejado, la magia del cine y del azar ponen parados frente al automóvil a tres de los responsa-bles de la sangrienta aventura que le quitó al protagonista sus dos dedos de la mano y a sus dos amigos. El plano, sin demasiada su-tileza, se detiene un segundo y sugiere a esas tres personas como blanco. El protagonista puede tomarse revancha o no. Tiene un se-gundo para decidirlo…

  El tono y la dinámica que intenta construir Roth tiene que ver con trans-mitir una adrenalina que, más allá de la tensión, está muy "cercana“ al hu-mor, o a una sensación que podría describirse como “nerviosismo diverti-do (durante esta secuencia, en la pro-yección a la que asistió este cronista, los espectadores, compenetrados to-talmente, gritaban y se expresaban con fervor a favor de que el protagonis-ta pisara a sus enemigos). En algu-nos pasajes, como en la secuencia mencionada, se logra llegar a altos pi-cos de intensidad. En otros no tanto. De todos modos, la película se propone no dejar nunca lugar para la pausa y el respiro y logra su cometido. No cumplir con esa meta implicaría un costo demasiado alto, porque una vez que se sale del juego es difícil volver a ingresar. Además, siempre pue-de encontrarse una buena excusa para matar a alguien, más toda-vía para torturarlo hasta llevarlo hasta el grado más alto del dolor. Ese es su secreto a voces. La llave de su eficacia. Las reglas del juego.

Calificación:


Imágenes de "Hostel" - Copyright © 2005 Next Entertainment, Raw Nerve Productions e International Production Company. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hostel"
Añade "Hostel" a tus películas favoritas
Opina sobre "Hostel" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Hostel" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Destino final 3 (Final destination 3)     Man Thing (Man-Thing)     Reeker     P (La semilla del mal) (P)     Terror en la niebla (The fog)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................