LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
  APUNTA TU CORREO

Recibe cada semana los
últimos estrenos de cine

 

LOS OTROS


cartel
Ampliar cartel

Comprar esta película en DVD

Título internacional: The others.
Dirección, guión y música:
Alejandro Amenábar.
País:
España.
Año: 2001.
Duración: 104 min.
Interpretación: Nicole Kidman (Grace), Alakina Mann (Anne), Fionnula Flanagan (Sra. Bertha Mills), James Bentley (Nicholas), Eric Sykes (Sr. Edmund Tuttle), Elaine Cassidy (Lydia), Christopher Eccleston (Charles), Renée Asherson (anciana), Alexander Vince (Victor Marlish), Keith Allen (Sr. Marlish), Michelle Fairley (Sra. Marlish).
Producción: Fernando Bovaira, José Luis Cuerda y Sunmin Park.
Producción ejecutiva: Tom Cruise, Paula Wagner, Bob Weinstein, Harvey Weinstein y Rick Schwartz.
Fotografía: Javier Aguirresarobe.
Montaje: Nacho Ruiz Capillas.
Dirección artística: Benjamín Fernández.
Vestuario: Sonia Grande.
Dirección de producción: Emiliano Otegui y Miguel Ángel González.

 

CRÍTICA
por
Miguel Á. Refoyo

La oscuridad metafórica de la luz

Con elegancia y sencillez, llena de suspiros y terror gótico contenido, 'Los otros' se convierte en el mejor largometraje de un portentoso Amenábar

El tercer proyecto de Amenábar ha sido una de las producciones más esperadas de estos últimos años dentro del cine español. No sólo por destapar las incógnitas de un cine personal y divergente en cuanto a gustos se refiere, sino porque es la primera película que une a dos mundos tan distintos como son el cine español y el indulgente y fastuoso universo de superproducción americana. 'Los otros' es el nuevo artificio de un director destinado a lograr las grandes gestas del sueño comercial americano, por lo que esta cinta de terror gótico y victoriano es el estribo perfecto para unir ambos conceptos. Con 'Los Otros' el aprendiz de visionario Alejandro Amenábar dispone, de nuevo, de muchos de los elementos narrativos de sus anteriores filmes, 'Tesis' y 'Abre los ojos', para ejercer de admirable prestidigitador de atmósferas y ambientes, sosteniendo un ritmo narrativo encaminado a un suspense frío y contenido, nebuloso e inquietante, pero al mismo tiempo calmado.

La evolución del joven cineasta se hace patente en una impecable obra de marcada trascendencia fílmica. Amenábar abandona aquí los desafinados momentos de vacío de 'Tesis' y el plagio fantacientífico de 'Abre los ojos' para abordar, con franqueza conceptual, una fría historia de fantasmas clasicista y depurada. La fantástica y veleidosa fábula sobre una solitaria mujer que educa a sus fotosensibles hijos siguiendo férreas y estrictas normas religiosas viendo alteradas sus vidas con la llegada de tres nuevos miembros del servicio es la excusa perfecta para ofrecer una lección del progresivo talento estético y visual de su creador que guarda bajo su éter cinematográfico más de una estratagema del mejor taumaturgo fílmico. 'Los otros' proviene directamente del subgénero de terror encuadrado en un caserón victoriano con fantasmas, con secretos ocultos que es mejor no desvelar. Amenábar indaga en el miedo psicológico, en el lirismo de su magistral atmósfera, para trasladar al espectador a un terreno en el que, como gran alquimista, poder jugar con el público, llevándolo desde el aburrido susto fácil hasta el mejor vestigio de angustia del cine clásico. Esta última, gran virtud de un terreno tan delicado como lo es el cine de terror. Amenábar vuelve a testimoniar su discernimiento a la hora de poner en marcha los mecanismos que crean estados de ánimo, en este caso con la ejecución de una inmejorable atmósfera repleta de sugerencias visuales.

'Los otros' explora, por medio de su estética, las raíces de la oscuridad, la claustrofobia, la soledad o la incomunicación que ocultan la vida de los personajes que, entre el silencio que separa la vida y la muerte, agonizan entre los fríos muros de la terrible casa monacal. Amenábar consume en la primera parte de la cinta todo tipo de referencias visuales y narrativas que van desde el evidente alma que es la obra 'Otra vuelta de tuerca', de Henry James, pasando por la literatura de Richmal Crompton o la evidente aportación a un marcado 'tempo' de los filmes de Corman, Casttle y Jack Clayton. En un nivel muy similar a 'El celo', la portentosa obra de Antoni Aloy, que nada tiene que envidiar a 'Los Otros', lo que hace Amenábar es jugar a descubrir, mediante una asombrosa coreografía de ritmos, el desasosiego metafórico que aquí impone la ausencia de luz, la superstición, el miedo reversible que provoca la maldad, la incomunicación y el cristianismo mal entendido. La frialdad y el goticismo de la sobresaliente fotografía de Aguirresarobe y la espléndida música del propio Amenábar hacen que 'Los otros' logre un pretendido equilibrio que termina por encubrirse tras un evitable efectismo simulado en la contención aparente, saturada de una elegancia clasicista escogida y vigorosa.

Pero lo que podría haber sido una obra maestra cae en el descontrol de un último punto de giro que el espectador avezado podrá descubrir con un álbum de fotos de difuntos. La elucidación, el desenlace que propone Amenábar sirve no sólo para desacoplar la previsible mixtificación de elementos positivos, sino que deteriora lo que se descubre como un guión tan artificioso como subvertido al antojo del cineasta. Por eso, pese a sus grandes virtudes (que son muchas), 'Los otros' no deja de ser una película llena de tópicos espectrales, de recursos del cine de terror más angosto, pero también más reconfortantes, que afloran con la alteración de los componentes en un final subvertido excesivamente adyacente, y sin excusas posibles, a la intención genérica de la obra cumbre de M. Knight Shyamalan El Sexto Sentido. Al director español no sólo le da tiempo a confirmar su deslumbrante talento para el suspense, sino que también evidencia algún que otro defecto desdeñable, como algún golpe de efecto exagerado e injustificado que descoloca al espectador (esa incomprensible imagen de Eduardo Noriega), la (a veces) cargante movilidad de una cámara intranquila o momentos de exagerado manierismo estético utilizados para llenar los poquísimos vacíos de una obra tan correcta como plausible. Amenábar ha conseguido saltar a Hollywood con una gran obra. Pero sin duda alguna ,'Los otros' respira, vive y trasciende gracias a una Nicole Kidman que se superpone al propio relato, certificando una maravillosa magnitud interpretativa que la actriz australiana lleva hasta cotas de insuperable maestría. 'Los otros' es, por lo tanto, una hermosa cinta con una extraordinaria capacidad para transmitir terror e inquietud. Sin lugar a dudas, la mejor película de un director, para bien o para mal, irrepetible.


Imágenes de Los otros - Copyright © 2001 Cruise - Wagner Productions, Sogecine y Las Producciones del Escorpión. Fotos por Teresa Isasi. Todos los derechos reservados.

< Página principal de Los otros

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos