LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
  APUNTA TU CORREO

Recibe cada semana los
últimos estrenos de cine

 

LOS OTROS


cartel
Ampliar cartel

Comprar esta película en DVD

 
Título internacional: The others.
Dirección, guión y música:
Alejandro Amenábar.
País:
España.
Año: 2001.
Duración: 104 min.
Interpretación: Nicole Kidman (Grace), Alakina Mann (Anne), Fionnula Flanagan (Sra. Bertha Mills), James Bentley (Nicholas), Eric Sykes (Sr. Edmund Tuttle), Elaine Cassidy (Lydia), Christopher Eccleston (Charles), Renée Asherson (anciana), Alexander Vince (Victor Marlish), Keith Allen (Sr. Marlish), Michelle Fairley (Sra. Marlish).
Producción: Fernando Bovaira, José Luis Cuerda y Sunmin Park.
Producción ejecutiva: Tom Cruise, Paula Wagner, Bob Weinstein, Harvey Weinstein y Rick Schwartz.
Fotografía: Javier Aguirresarobe.
Montaje: Nacho Ruiz Capillas.
Dirección artística: Benjamín Fernández.
Vestuario: Sonia Grande.
Dirección de producción: Emiliano Otegui y Miguel Ángel González.

 

CRÍTICA
por
Javier M. Tarín

El primer filme de Alejandro Amenábar -Tesis (1996)- dejaba ya claro su vocación por aunar el Sistema de Representación Clásico por un lado y la escritura de la modernidad cinematográfica. Mª José Ferrís así lo demostraba en su reseña del filme que combinaba una idea esencial de cada uno de esos modelos de representación. Según ella, del primero recogía la invisibilización de las huellas de enuciación, del segundo el carácter abierto del relato.

En Los otros ambos elementos son mantenidos pero con algunas matizaciones. La primera viene presentada en el genérico. Una voz en off femenina sobre unos dibujos de personajes en la casa nos da entrada al relato que va a comenzar. La voz dirigida a unos niños relata el cuento de la creación. A continuación, un plano general de la casa en el que se lee Isla de Jersey, 1946 otorga verosimilitud al relato que comienza de esta manera aparentemente suave. Sin embargo, esa clásica transición se ve bruscamente interrumpida por el grito de Grace -Nicole Kidman- y por el terror de su rostro que despierta de una pesadilla. El final sorpresivo y siniestro que se basa en las realidades paralelas u otras dimensiones supone asimismo una fuga del relato felizmente cerrado del cine clásico y que la modernidad cinematográfica ha asumido como seña de identidad.

Pero a pesar de todo, la combinación de ambos elementos se confirma cuando se piensa en que dos resonancias cinematográficas, latentes o evidenciadas por el final, se concretan en Rebeca y El sexto sentido. La casa y la extraña ama de llaves, la utilización de una música propia del cine -más que de Rebeca en particular- de Alfred Hichtcock al servicio del suspense y la neurosis de Grace, son algunas rimas que acercan el filme de Amenábar al primero. Del segundo, la aproximación al tema de la muerte desde la parapsicología con truco de guión al final que nos permite entender todo aquello que el relato iba sugiriendo pero que no acababa de encajar.

Las manifestaciones de los muertos son algo que el cine -y antes la literatura- ha trabajado e incluso popularizado, pero además, él mismo no es otra cosa que eso porque las imágenes cinematográficas están plagadas de fantasmas que nos visitan cada vez que las visionamos. Los otros es, por consiguiente, también una reflexión sobre el cine. Sobre la manera en que el espectador/a es literalmente llevado al huerto por una historia cuya estructura se sustenta en los cimentos de la tensión. Observada con detenimiento, el ritmo se compone con una serie de impactos sonoros -sobre todo- pero también visuales de una forma muy regular -cada quince o veinte minutos- hasta llegar al climax final.

Esta estructura permite al espectador/a rehacerse y especular con las hipótesis de lo que realmente está pasando. Hábilmente se dirige nuestra mirada hacia la niña de la que se sospecha como inductora de todo lo que ocurre. O los extraños sirvientes que llegan sin ser llamados en el momento preciso y que por sus conversaciones se deja ver que algo traman. Pero si hay algo que sirva también para crear el miedo es aquello que queda fuera de campo vedado a nuestra visión, identificada con la mirada de Grace y, por lo tanto, limitada a sus percepciones. La senda del terror que produce lo invisible se había en cierta medida abandonado en aras de la espectacularidad. Los otros -como también han hecho otros filmes del género- demuestra la eficacia de este recurso plenamente cinematográfico.

Por último, y extendiendo la metáfora, el filme puede plantear una cuestión de gran actualidad en el mundo moderno: lo visible como certificado de lo real ha dejado de ser un axioma que deja paso a un mundo donde lo que vemos ha suplantado a la realidad.


Imágenes de Los otros - Copyright © 2001 Cruise - Wagner Productions, Sogecine y Las Producciones del Escorpión. Fotos por Teresa Isasi. Todos los derechos reservados.

< Página principal de Los otros

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos