LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
  APUNTA TU CORREO

Recibe cada semana los
últimos estrenos de cine

 

LOS OTROS


cartel
Ampliar cartel

Comprar esta película en DVD

Título internacional: The others.
Dirección, guión y música:
Alejandro Amenábar.
País:
España.
Año: 2001.
Duración: 104 min.
Interpretación: Nicole Kidman (Grace), Alakina Mann (Anne), Fionnula Flanagan (Sra. Bertha Mills), James Bentley (Nicholas), Eric Sykes (Sr. Edmund Tuttle), Elaine Cassidy (Lydia), Christopher Eccleston (Charles), Renée Asherson (anciana), Alexander Vince (Victor Marlish), Keith Allen (Sr. Marlish), Michelle Fairley (Sra. Marlish).
Producción: Fernando Bovaira, José Luis Cuerda y Sunmin Park.
Producción ejecutiva: Tom Cruise, Paula Wagner, Bob Weinstein, Harvey Weinstein y Rick Schwartz.
Fotografía: Javier Aguirresarobe.
Montaje: Nacho Ruiz Capillas.
Dirección artística: Benjamín Fernández.
Vestuario: Sonia Grande.
Dirección de producción: Emiliano Otegui y Miguel Ángel González.

 

CRÍTICA
por
Pablo del Moral (Cinencanto)

Hasta hace unos dos años el cine de horror estaba estancado en el revival del "slasher", debido sin duda al éxito que tuvo en su momento la cinta "Scream". Como una plaga, sus múltiples imitadores buscaron el éxito económico que parecía garantizado (al menos siguiendo la lógica de Hollywood) a toda película cuyo villano cubriera su rostro con alguna máscara o ropaje y cuya mano sostuviera invariablemente algún implemento de cocina o jardín con el que cómodamente pudiera eviscerar al grupo de jóvenes actores (muchos de ellos sacándole todo el jugo posible a su fama como figuras televisivas) que interpretaban a los vacíos, planos y deshechables personajes de este maltratado sub-género.

Afortunadamente el revival colapsó, tal vez con la horrenda "Scream 3" y para ese momento ya empezaba a tomar fuerza el nuevo cine sobrenatural. Peliculas de variable calidad como "El Sexto Sentido", "Ecos Mortales", "The Haunting of Hill House" y la exitosísima reposición de "El Exorcista" demostraron que el público estaba dispuesto a aceptar el terror sobrenatural en vez del consabido asesino enmascarado.

"Los Otros" es uno de los mejores esfuerzos de esta nueva ola de terror sobrenatural, y su evidente manufactura europea muestra cómo el elemento artístico, casi extinguido en el cine hollywoodense, sigue vivo y en manos de muy hábiles directores y escritores en los que yace el futuro de este menospreciado pero necesario género.

En la película conocemos a Grace, una madre viuda que ha quedado a cargo de sus dos hijos. Parecen vivir cómodamente en una casona ubicada en la campiña inglesa, lejos de la destrucción de la reciente Segunda Guerra Mundial, en la que el esposo de Grace falleció. La casona es doblemente lúgubre debido a la obsesión que Grace tiene por la obscuridad y el silencio. Ambas condiciones son justificadas, como explica a los nuevos sirvientes que contrata: sus hijos son alérgicos a la luz y ella misma sufre fuertes ataques de migraña por el ruido, así que encarga mucho a los sirvientes mantener todas las puertas y ventanas cerradas. En esa extraña atmósfera Grace y sus hijos parecen vivir en paz, adaptándose a las curiosas condiciones de vida. Los niños son estrictamente aleccionados por Grace sobre la devoción católica, por la que tienen bastantes dudas, pero que toleran para complacer a su madre. Entonces los niños empiezan a reportar ciertos hechos extraños, incluyendo la existencia de una o más presencias de origen posiblemente sobrenatural. La madre de los niños supone que se trata de meras fantasías, pero la frecuencia y severidad de los eventos pronto la hacen reconsiderar y preguntarse si no habrá algo más atrás de los ruidos y susurros que ya todos escuchan. La respuesta es muy distinta a lo que los personajes esperan, y los cambiará para siempre con sus aterradoras consecuencias.

Veamos primero lo bueno: "Los Otros" es una película diestramente hecha, notable en todos sus aspectos, tanto técnicos como creativos. El guión (hasta cierto punto) es muy bueno, con caracteres muy bien dibujados y mostrando una perfecta estructura en la que aun los hechos que parecen fuera de lugar son posteriormente justificados, al igual que las irregulares actitudes de sus personajes. Las actuaciones son fantásticas, desde los actores infantiles (¿por qué Lucas no encontró un niño así para su precuela?) hasta la ama de llaves, encarnada por la tremenda Fionnula Flanagan, con su característico brillo en los ojos tan vivo como siempre. Pero la que se lleva las palmas es definitivamente Nicole Kidman: su retrato de una mujer fuerte pero al borde de la neurosis es sorprendente y es cien por ciento convincente durante los difíciles cambios que sufre su personaje, mostrando a la vez conmovedora vulnerabilidad y férrea decisión al proteger a lo que queda de su familia.

Como dije, todos los aspectos técnicos son sobresalientes. La fotografía es magnífica, desde los opresivos interiores hasta los siniestros exteriores envueltos en la característica neblina inglesa. La música (del director mismo) es una herramienta más, perfectamente utilizada para estimular el suspenso, y junto con el excelente diseño de sonido evocan por medio del mero oído más terror que el que muchas otras cintas tratan de conseguir con vacíos efectos especiales. La ambientación es sobresaliente, enfocándose más a darle personalidad a la casona que a convertirla en un inútil despliegue de recursos, como ocurrió con la nueva versión de "The Haunting". Ésta es, para no seguir con la hipérbole, una película perfectamente hecha en la que todos los aspectos técnicos trabajan en función de la historia y las emociones.

Pero... como siempre, hay una queja. Una sóla. Una y media tal vez. La resolución de la cinta no es muy original y se puede predecir desde mucho antes de que al final intente sorprendernos. La herramienta dramática que utiliza existe desde tiempos de Shakespeare y fue muy popularizada por la serie de televisión "The Twilight Zone", así como por otras cintas de reciente éxito. También aparecen en la película un par de sustos muy baratos, de la peor calaña (tipo "el gato que brinca sorpresivamente"), que están muy fuera de lugar, considerando el perfecto ritmo que lleva la cinta y que resultan innecesarios, pues ésta no es una cinta de brincos y gritos, sino de terror psicológico y suspenso de la mejor clase.

A pesar de esas quejas y por sí misma, "Los Otros" es una de las mejores cintas de terror que he visto recientemente y a pesar de que la predecible resolución demerita un poco el final, la excelente labor del director y escritor Alejandro Amenábar, la gran calidad de manufactura y perfectas actuaciones compensan en cierta medida esa falla y convierten a la pelicula en un muestrario de talento muy recomendable para todos, especialmente para aquéllos que estén desencantados por el lamentable estado del género fantástico contemporáneo. Muy buen antídoto contra las vacías cintas de terror que hemos visto recientemente y un muy prometedor debut de Alejandro Amenábar en el mercado norteamericano.

Calificación: 9

CinEncanto


Imágenes de Los otros - Copyright © 2001 Cruise - Wagner Productions, Sogecine y Las Producciones del Escorpión. Fotos por Teresa Isasi. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Los otros

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos