LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
  APUNTA TU CORREO

Recibe cada semana los
últimos estrenos de cine

 

PARQUE JURÁSICO III
(Jurassic Park III)


cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Joe Johnston.
País:
USA.
Año: 2001.
Interpretación: Sam Neill (Dr. Alan Grant), Téa Leoni (Amanda Kirby), William H. Macy (Paul Kirby), Michael Jeter (Udesky), Laura Dern (Dr. Ellie Sattler), John Diehl (Cooper), Mark Harelik (Ben), Sarah Danielle Madison (Cheryl Logan), Julio Óscar Mechoso (Enrique), Trevor Morgan (Eric Kirby), Taylor Nichols (Mark Degler), Alessandro Nivola (Billy Brennan), Bruce A. Young (Nash).
Guión: Peter Buchman; basado en el guión de Joe Johnston y los personajes creados por Michael Crichton.
Producción: Larry J. Franco y Kathleen Kennedy.
Producción ejecutiva: Steven Spielberg.
Música: Don Davis.
Fotografía:
Shelly Johnson.
Montaje: Robert Dalva.
Diseño de producción: Ed Verreaux.
Dirección artística: Doug J. Meerdink, Greg Papalia y Erich Ripling.
Vestuario: Betsy Cox.
Decorados: Kate J. Sullivan.

 

CRÍTICA
por
Leandro Marques

Feliz regreso al parque

Aterradores, inteligentes, inmensos, casi siempre voraces, a veces simpáticos: los dinosaurios del Jurassic Park están de regreso. Las tremendas expectativas desatadas por la tercera parte de una de las sagas mas taquilleras de la historia, ya no dirigida por Steven Spielberg (productor ejecutivo en esta oportunidad) sino por Joe Johnston (el mismo entre otras de Jumanji y Querida encogí a los niños) no han sido en vano, ya que en base a los impresionantes efectos especiales, a la sobriedad del guión, a algunas destacadas interpretaciones y fundamentalmente al vertiginoso ritmo que transmite desde principio a fin, la película logra convertirse en una aventura extraordinaria.

Mucho de lo mágico que tiene el cine radica en el hecho de que, más allá de las preferencias que puedan llegar a tenerse por determinados géneros, intérpretes o directores, siempre está latente la posibilidad de sumergirse en el delicioso placer de abandonarse ante el poder de historias y mundos ajenos. Por esa razón, esta película de Johnston cuenta con una gran virtud: la de exprimir al máximo su capacidad para regalar un espectáculo excitante y repleto de tensión en lugar de preocuparse por mechar eso con los fastidiosos sermones morales a los que nos tiene acostumbrados esta clase de superproducciones hollywoodenses. En síntesis, el para nada despreciable mérito de Jurassic Park III consiste en su casi exclusiva dedicación por regalar lo que promete, ni mas ni menos.

No es ninguna novedad decir que la tercera secuela de una película cuenta a su favor con el éxito de sus predecesoras -que en este caso recaudaron la impresionante cifra de 1.500 millones de dólares entre las dos-, pero a la vez, debe cargar con la responsabilidad y el peso de tener que construirse a sí misma para valerse como tal, y no terminar rápidamente convertida en otro mero producto comercial destinado a la intrascendencia y el olvido.

Entonces, pese a que continúa la serie que comenzó en 1993, esta versión de Jurassic Park no apela totalmente a la fórmula de las anteriores sino que renueva gran parte de su staff de dinosaurios, entre los que se destaca el feroz Spinosaurus de doce metros, apuesta por un guión que otorga bastante espacio al humor y evita abundar en exageraciones, incorpora nuevas tecnologías de animación, y concede un verdadero rol protagónico a una sola cara conocida de las dos primeras partes, la de Sam Neill, quien regresa tras su ausencia en la segunda saga acompañado esta vez por un descollante William H. Macy (el mismo que ya brilló en Fargo y Boogie Nights) y los correctos Téa Leoni (Deep Impact) y Trevor Morgan (El Patriota).

A grandes rasgos, la historia es previsible. Un chico (Morgan) es el único sobreviviente de un fatal accidente y queda atrapado nada menos que en la temible Isla Sorna, donde las salvajes bestias prehistóricas, creadas genéticamente para el fracasado parque, encontraron su hábitat ideal para sobrevivir y desarrollarse. Como el gobierno norteamericano ignora sus pedidos, los padres del muchachito deciden viajar por las suyas para rescatarlo y se llevan consigo (ingenuamente engañado) al doctor Alan Grant (Neill), experto en dinosaurios, y a su ayudante, para que los acompañen en la peligrosa misión.

Sin embargo, pese a estas características generales de la trama, el director consigue, principalmente a través de la siempre correcta ubicación de la cámara, la atinada elección de los planos cortos fundamentalmente, y el uso de los impresionables efectos sonoros, entretener constantemente, y mejor aún, sorprender con giros imprevistos en la mayoría de las escenas del film, dotándolas de fuertes dosis de tensión, suspenso, humor y hasta terror.

Así, casi sin lugar para el descanso, se va desarrollando la acción en la tierra donde mandan los Velocirraptores, los Tyranosaurios, los Spinosaurus y los T-Rex. Y aunque el final deja bastante que desear (poco original y demasiado abrupto), el reproche no alcanza para opacar la validez de una película que logra lo que no pocas pueden: despojar al espectador de las nociones de tiempo, espacio, individuo, e introducirlo en un mundo fascinante. Verdaderamente fascinante.



© 2001 Leandro Marques. Prohibida su reproducción sin autorización expresa de su autor.


Imágenes de Parque Jurásico III - Copyright © 2001 Amblin Entertainment y Universal Pictures. Fotos por Zade Rosenthal. Todos los derechos reservados.

< Página principal de Parque Jurásico III

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos