LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Guión de "Volver" (Pedro Almodóvar)
GUIÓN

Banda sonora original de "Volver" (Alberto Iglesias)
BSO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad
 


VOLVER


Dirección y guión: Pedro Almodóvar.
País:
España.
Año: 2006.
Duración: 110 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Penélope Cruz (Raimunda), Carmen Maura (Abuela Irene), Lola Dueñas (Sole), Blanca Portillo (Agustina), Yohana Cobo (Paula), Chus Lampreave (Tía Paula), María Isabel Díaz (Regina), Neus Sanz, Pepa Aniorte, Yolanda Ramos, Antonio de la Torre, Carlos Blanco.
Producción: Esther García.
Música: Alberto Iglesias.
Fotografía:
José Luis Alcaine.
Montaje: José Salcedo.
Estreno en España: 17 Marzo 2006.

MÁS OPINIONES

José Luis Palacios Alonso (Lista de Cine)

  «Con un perfecto quinteto femenino (la hermosa Penélope como concertino), Almodóvar nos vuelve a mostrar un maduro y cuidado guión con una historia a caballo entre lo costumbrista, lo humano y el realismo mágico. Todo está muy equilibrado. Hay un reencuentro con el pasado, con el cine clásico tanto propio ("¿Qué he hecho yo para merecer esto?") como ajeno ("La Pasión de Juana de Arco" (Dreyer), "Bellissima" (Fellini), Hitchcock...). El estilo es muy cuidado en colores (rojos, negros sobre todo), los planos acertados y vistosos con puntos de cámara diversos (escaparate-calle, el velatorio, la fiesta, el reality-show) y la música bastante adecuada (emocionante el tango "Volver" por bulerías vanguardistas). Quizá algunos detalles (sonido inicial, el muñeco del congelador, la presentadora,...) suenan artificiosos, pero en general me gustó mucho. Calificación: notable».

 

El 9º Pasajero (Lista de Cine)

  «Resaltar la escena inicial, la limpieza, por parte de las mujeres del pueblo, que hacen en las tumbas, detalles como este, que todavía, naturalmente, sigue existiendo en esos pueblos de interior. Un director que vuelve, después de "La mala educación", al mundo de las mujeres, donde mejor se desenvuelve. Lo que encuentro en la película, que no sé si se puede anotar como punto negativo o positivo, es que Almodóvar da la impresión de hacer un film para gustar, y lo consigue, después de ese pequeño resbalón que tuvo con su anterior proyecto, anhela el éxito del público y la crítica, dificilísimo objetivo que cumple correctamente».

Yarince (Lista de Cine)

  «Almodóvar ha vuelto limpio. Se ha quitado los excesos, los aires y las ganas de provocar para quedarse en cueros. En los cueros de un cine sólido y de una sencillez que sólo un maestro es capaz de manejar. "Volver" es una historia de fantasmas que no da miedo, porque sus fantasmas van a la peluquería a teñirse el pelo. No da risa porque el fantasma es Carmen Maura, y de esa mujer uno se lo cree todo. "Volver" da congoja, pero de las peores, porque es de las que no te hacen llorar. Los colores y las formas, toda la estética sacada de un cruce entre "Brigadoon" y "Los caballeros las prefieren rubias", confieren a todo su cine ese aire de irrealidad que hace digerible el tratamiento de temas de pesos astronómicos. "Volver" no es una excepción, y sin que nos demos cuenta nos habla de la muerte, de la superstición, de las costumbres, de la soledad, del compromiso, de la resignación. La mayor baza de la película es a la vez su mayor hándicap, y es que, más que nunca, la película es una mujer. Es un sentimiento de mujer, una mirada de mujer y un coraje de mujer. No es probable que muchos hombres la entiendan del todo, porque no comprenderán por qué a esa Raimunda (sorprendentemente fabulosa Penélope Cruz) le caen las lágrimas mientras su marido se masturba a su lado en la cama. Esos hombres se quedarán fumando en el patio, como en el funeral de la tía Paula, ensordecidos por el viento solano de la Mancha, mientras dentro transcurre la verdadera historia, la silenciosa y verdaderamente desoladora. "Volver" es el prodigio interpretativo al que suele tenernos acostumbrado Pedro Almodóvar. Penélope nunca, nunca ha estado mejor, recordando más a Sophia Loren que a una manchega de nombre Raimunda. Y eso tiene mérito, porque le han puesto al lado a una pedazo de señora como Carmen Maura, a la que parece que le cuesta tanto meterse en el pellejo de Irene como hacerse un moño. Lo de esta mujer es talento natural y lo demás son tonterías. Igualmente estupendas están Lola Dueñas y una Blanca Portillo que dará mucho que hablar. Salvando el escollo, comentado por doquier, del fallido homenaje a Hitchcock, "Volver" se mantiene como una película robusta, donde la magia y la superstición terminan siendo una cotidianeidad, como unas lentejas con chorizo. Es una historia de todos los días (salvo algún que otro detalle, claro), de los tristes y a veces esperanzadores días, de mujeres bragadas como Raimunda y resignadas como Agustina. Y en medio, la madre. Rediviva y escondida bajo una cama, mirando cómo pasan los pies de su hija. La madre Irene y la madre Maura, la que escucha de lejos a su niña, entonando aquella canción que le enseñó de pequeña. "Volver" es un regalo sencillo. No tiene la sofisticación argumental de "La mala educación", o la visual de "Hable con ella". "Volver" es una manualidad. Es un recortable en cartulina que Pedro Almodóvar ha hecho para el día de la madre. Y esos regalos no tienen precio».

David Garrido Bazán (Lista de Cine)

  «Poderosa celebración de la vida: Más allá de todos los hermosos retornos que supone la última película de Almodóvar, que justifican de modo admirable el acertado título con el que ha sido bautizada, "Volver" supone un interesante punto de enganche con dos de las películas que en su momento supusieron un considerable giro en su filmografía. Por un lado, "Volver" nos devuelve a aquel pueblecito de la Mancha a la que el personaje de Marisa Paredes en "La flor de mi secreto", tras sufrir una dolorosa ruptura matrimonial, acudía en busca de energía, de esa fuerza perdida, de esa, en fin, serenidad inquebrantable de las mujeres de pueblo que tanto habían alimentado sus sueños de infancia. Pero también nos resulta familiar porque nos hace pensar en aquella lejana y maravillosa vuelta de tuerca a su cine que fue "¿Qué he hecho yo para merecer esto?", aquel drama urbano cargado de conciencia social y humor surrealista en el que una Carmen Maura luchaba a brazo partido para sobrevivir a una realidad bastante descorazonadora y hostil. La familia de barrio que forman Penélope Cruz, su hija adolescente Yohana Cobo y esa Lola Dueñas que regenta una peluquería clandestina no está tan lejos de aquel estupendo filme como cabría pensar por los años transcurridos y por todo lo que ha evolucionado el cine de Almodóvar en este tiempo. Curiosamente, hay un tercer elemento nada desdeñable que ayuda a entender algo más esta necesidad de reencontrarse y superarse a si mismo: tras el doloroso ajuste de cuentas con la parte más oscura de su propio pasado que supuso la un tanto incomprendida "La mala educación", "Volver" es prácticamente el reverso absoluto de aquel filme tenebroso. Allí donde en su anterior película Almodóvar poblaba la pantalla de personajes sórdidos que dificultaban en grado sumo la más mínima identificación entre el espectador y sus criaturas, "Volver" nos presenta una galería de maravillosos personajes femeninos a los que, simplemente, resulta imposible resistirse, tal es la humanidad y la pureza de los sentimientos que animan todos sus actos. "Volver" resulta un opuesto tan perfecto de "La mala educación" que incluso la linealidad y simplicidad de su argumento, desprovisto de los complejos y brillantes artificios narrativos de tanto este último como de sus obras inmediatamente precedentes, invita a pensar que ha surgido de una necesidad imperiosa por parte del cineasta de reencontrarse con la parte más luminosa y positiva de su cine, sin que ello signifique en ningún caso que éste renuncie a la trascendencia de los temas tratados –"Volver" es, por encima de todo, una historia sobre dolorosos secretos del pasado y la muerte que en el fondo resulta toda una celebración de la vida– ni a la trabajada depuración a lo largo del tiempo de su inconfundible estilo. Porque de lo que no cabe duda alguna es de que Almodóvar sigue siendo un director brillante: basta un hermoso travelling inicial que sigue a las mujeres que limpian afanosas las tumbas donde reposan sus seres queridos o las que serán su ultimo reposo, un par de conversaciones más trascendentes de lo que podrían parecer a primera vista sobre las últimas novedades, un buen puñado de besos (de esos besos múltiples que restallan sonoramente sobre las mejillas y que sólo la gente de pueblo sabe dar de tan particular forma) y alguna que otra receta casera empaquetada en tarros para que nos veamos transportados a ese particular universo rural donde Almodóvar vivió sus primeros años, ese mundo en el que son las mujeres, auténticas especialistas en sobrevivir a los avatares del destino, quienes sin alzar la voz y usando toda su sabiduría marcan los designios de las familias que crecen a su cargo; ese universo poblado de secretos, supersticiones y certezas más allá de toda lógica que se rige por sus propias reglas. Los personajes femeninos que Almodóvar ha forjado para esta película son un magnífico regalo tanto para las actrices que se encargan –maravillosamente– de insuflarles vida como para el espectador que tiene el privilegio de asistir a sus vidas. Hay que descubrirse tanto ante esa impresionante Penélope Cruz que derrocha talento y belleza en el que posiblemente sea su mejor papel hasta la fecha, esa Raimunda creada a imagen y semejanza de las poderosas mujeres del neorrealismo tipo Sofía Loren o, sobre todo, Anna Magnani –la postrera referencia a "Bellissima" (Visconti, 1951), es toda una declaración de intenciones por otra parte muy del gusto de Almodóvar, muy proclive a este tipo de homenajes a lo largo de toda su filmografía–, como delante de esa hermana temerosa e insegura que clava con su habitual buen hacer Lola Dueñas, pasando por esa Carmen Maura que, efectivamente, demuestra con su complejo papel poseer aún la misma sintonía de siempre con el realizador manchego, o, sobre todo, la gran revelación de la película, una Blanca Portillo en el mejor momento de su carrera, para la que, simplemente, no hay calificativos que puedan hacer suficiente justicia a su increíble forma de apoderarse de un personaje, Agustina, a la vez servicial, metomentodo y conmovedora, esencial para entender la solidaridad y la forma de entender la vida de esas mujeres de pueblo de toda la vida. El sentido del humor costumbrista, absurdo y tierno, que preside toda la obra se da la mano con un conjunto de interesantes reflexiones sobre la muerte, la culpa y las heridas del pasado que reverberan en el presente para construir una película tierna y profundamente humana a la que sólo cabe reprocharle –probablemente porque ese no era en absoluto el objetivo de Almodóvar en el filme, mucho más centrado en el preciso retrato de todos y cada uno de los personajes que aparecen en pantalla– que el espectador atento a ciertas imágenes y situaciones premonitorias sea más que capaz de anticiparse a la naturaleza oculta del conflicto del pasado que atenaza a varias de esas mujeres, algo que resta cierto empaque emocional en algún que otro momento cumbre. Con todo, lo valioso de una película como "Volver" no reside tanto en la historia que cuenta como en la inteligente forma en la que Almodóvar conduce a sus actrices para que sus personajes aúnen esperpento y trascendencia con una ligereza sólo aparente que esconde un muy trabajado guión en el que las líneas de diálogo fluyen con una naturalidad desarmante y en el que, como en la vida misma, comedia y drama no funcionan jamás como compartimientos estancos sino que son parte de un todo indisoluble. Es un mérito indiscutible de Almodóvar el conducir con mano firme este relato al que no faltarán detractores que lo tildarán de simple culebrón televisivo sin caer en la cuenta de que no está ni mucho menos al alcance de cualquiera el conseguir que se mezclen de forma tan admirable los diversos y a menudo opuestos elementos que la conforman. "Volver", con sus historias de almas perdidas a tiempo aún de reconducir sus existencias, con sus secretos inconfesables, con su vida de extrarradio e integración solidaria, con la enorme fuerza de ese inquebrantable amor filial –hay mucho de irracional intento del director en atraer a su propia madre de nuevo a la vida en esta película– y con esa poderosa celebración de la vida (¡Cómo se come en esta película, cómo se disfruta con los sentidos, cómo se ríe!) alrededor de un argumento a ratos dramático, bien podría servir de magnífico cierre a una muy fecunda etapa del cineasta. Si ya de por sí toda su filmografía ha estado marcada por su fuerte personalidad y unas señas de identidad bien reconocibles, "Volver" funciona igual de bien tanto como evolución de su estilo –nada hay que rompa de forma brusca la narración, como a menudo suele ocurrirle en sus obras: todo es aquí mucho más fluido–, reivindicación no complaciente de su filmografía y, en fin, emocionado retorno a su pasado, desprovisto esta vez de la terrible amargura de su anterior filme. Será interesante ver cuál es su próximo paso».

Libertad Darriba (Lista de Cine)

  «Estamos ante el mejor Almodóvar (el más recopilatorio, retro e introspectivo). [...] La película es absolutamente perfecta y el guión es excelente. Como mujer no tengo más que palabras de agradecimiento para con este hombre que ha sabido reivindicar de manera tan notable y contundente el cine de género (femenino)».

Pedro (Lista de Cine)

  «Sí es cierto que vuelve a sus peliculas costumbristas, como "¿Qué he hecho yo para merecer esto?" o "La flor de mi secreto", ésta última menos costumbrista, y sí es cierto que Almodóvar es muy hábil con sus guiones, y tambien es cierto que es un magnífico director de actores, y con magnífico me quedo corto, pero tambien es cierto que técnicamente esta película es un auténtico bodrio, no sé si la planificación no ha sido buena o qué (como una vez le leí, cuando llega a un plató se le ocurren nuevas posiciones de cámara). El caso es que tiene fallos absolutamente gloriosos de continuidad, lo que se llama en ingles "jump cut", y no tiene uno, tiene varios. El montaje me parece una patata absoluta, y no culpo al montador porque todo el mundo sabe que don Pedro es dueño absoluto de todas las facetas de sus películas. El sonido es totalmente falso, cuando estamos oyendo ese viento alegórico nos salta rapidamente la sensación de que ese viento no es real por la cutrez con que suena entre planos en diferentes sitios. En fin, me podría extender mas, cuando la tenga en DVD iré desglosando todos estos fallos que me parecen patéticos. Eso sí, Penélope nunca estará tan bien dirigida, en eso Almodóvar es un maestro absoluto».

José Luis Santos (Lista de Cine)

  «Es habitual en el ámbito discográfico que artistas consagrados publiquen recopilatorios de sus mejores obras, incluyendo incluso algún tema inédito. El nuevo trabajo de Pedro Almodóvar bien podría calificarse como uno de esos discos de culto, puesto que en él nos encontramos con los elementos más positivos de su filmografía, confitados con algunos nuevos ingredientes para trazar todo un corolario de madurez almodovariana, sobre el que el cineasta manchego parece haber vaciado tanto los contenidos de su cine como los de su imaginería personal y su alma. Así, el título de "Volver" parece una simplificación poética de "Qué han hecho para merecer esto unas manchegas al borde de un ataque de nervios que no lo saben todo sobre su madre y buscan la flor de su secreto", en una película compleja, sólida y equilibrada que logra fundir tres mundos: realidad, más allá y sentimientos, mientras se mueve (siempre en clave femenina y con una poderosa sensación de intimidad) alrededor de un costumbrismo rural de cocinas, viejos muebles con olor a naftalina, besos en la mejilla y rituales mañanas de domingo en el cementerio del pueblo. Heridas vitales, dolores secretos, preguntas nunca hechas, ausencias y vacíos se mezclan con un hábil humor (negro incluso) y cómo no, las inevitables referencias a la podredumbre televisiva, la educación religiosa, los abusos o algún leve guiño escatológico, siempre desde la lente de un realizador pleno de fuerza visual, cuyas imágenes narran y seducen a la vez mientras sacan petróleo de unas actrices magistralmente dirigidas. Volver... a disfrutar del mejor Almodóvar, al que las nieves del tiempo platearon su sien, lo hicieron más sabio cinematográficamente, y marchitaron su frente de deudas con la vida».


Imágenes de "Volver" - Copyright © 2006 El Deseo. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Volver"
Añade "Volver" a tus películas favoritas
Opina sobre "Volver" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Volver" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Volando voy     Vida y color     ... Al fin, el mar     Animales heridos     Una rosa de Francia

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................