LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EL SEÑOR DE LA GUERRA
(Lord of war)


Dirección y guión: Andrew Niccol.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 122 min.
Género: Thriller, acción, drama.
Interpretación: Nicolas Cage (Yuri Orlov), Ethan Hawke (Jack Valentine), Jared Leto (Vitaly Orlov), Bridget Moynahan (Ava Fontaine), Ian Holm (S¡meon Weisz), Eamonn Walker (Andre Baptiste), Sammi Rotibi (Andre Baptiste Jr.), Shake Toukhmanian (Irina Orlov), Jean-Pierre Nshanian (Anatoly Orlov), Jasper Lenz (Gregor).
Producción: Philippe Rousselet, Andrew Niccol, Nicolas Cage, Norman Golightly, Andy Grosch y Chris Roberts.
Música: Antonio Pinto.
Fotografía:
Amir Mokri.
Montaje: Zach Staenberg.
Diseño de producción: Jean Vincent Puzos.
Vestuario: Elisabetta Beraldo.
Estreno en USA: 16 Septiembre 2005.
Estreno en España: 30 Junio 2006.

CRÍTICA por Almudena Muñoz Pérez

  Resulta muy difícil construir un discurso novedoso sobre algo tan antiguo como la guerra. Podría afirmarse que todo lo escribieron los clásicos, pero para no pecar de presuntuosos diremos que, de vez en cuando, necesitamos que alguien nos recuerde el dolor y las responsabilidades de un conflicto bélico. Andrew Niccol consigue tal propósito de forma muy notable y fresca, en gran parte gracias al cambio de perspectiva, al abandono de los campos de batalla para situar al espectador en el otro lado, el del proveedor y el líder sin escrúpulos.

 

  La fórmula de “Apocalypse now”, que ya mostró sus síntomas de agotamiento en la descerebrada y autocomplaciente “Jarhead, el infierno espera”, se da la vuelta en “El señor de la guerra” para evitar tantos tópicos como para tratar otros con la menor rutina posible. Con un tono de ironía escéptica y desengañada, la película de Niccol se deshace de la dramatización excesiva sin por ello perder eficacia y seriedad. Muere gente, de esa forma tan explícita y visceral propia de este subgénero, ganan dinero los más avispados y se deshacen familias. Lo que hace sólida a la historia es, precisamente, la sabia mezcla de tema trascendental y universal con las particularidades de un hombre, evitando en todo caso que la trama pivote con demasiada frecuencia en torno a uno de los polos. Y que ese hombre no sea ni malo ni bueno, que sea gris, el color que él proclama como su favorito.

  No hay redención posible en una historia que se alimenta de una realidad todavía cadente —la coletilla final, "basada en hechos reales", aunque cierta, se antoja casi un chiste–, y como nadie sabe por cuánto tiempo continuará siéndolo, se trata también de una película sin moralina ni crítica férrea. Todos los actos del protagonista, Yuri Orlov, demuestran que no existe solución para un problema de reciente nacimiento, y que los argumentos a favor y en contra del nuevo orden mundial se desmontan a partes iguales. Este es un mundo en que la paz se mide en términos de ganancias y pérdidas, donde los traficantes de armas consideran tan valiosa la importación de los kalashnikovs como de “El lago de los cisnes”. Nicolas Cage, quien no proporciona una gran interpretación desde el hermoso lamento de “Leaving Las Vegas”, responde al perfil necesario de un hombre con cara y actitud de póquer, si bien recae en su histrionismo corporal, por exceso o por defecto. El elenco de actores está tan bien escogido como medidas su entrada y salida en una historia que compra y vende a las personas como un cajón de metralletas.

  Tal vez la recreación de los ochenta no sea la más cuidada, pero de poco importa para un discurso que pretende volcarse con rapidez hacia la actualidad y las presentes conciencias. A pesar de la primera secuencia en plano subjetivo, realmente molesta, y de un par de escenas efectistas, la película mantiene un sentido vibrante y equilibrado, sin perder en sus momentos más duros y en los más sensibleros una apariencia de frialdad con la que al espectador le duele identificarse. Ya sabemos que nuestros mayores enemigos están sentados en los despachos de la ONU o la UNESCO, que quienes velan por nuestra seguridad son los que al mismo tiempo procuran desestabilizarla para hacer un buen negocio. Revelándonos el mecanismo de acción y pensamiento de los intermediarios que hacen posible esos sanguinarios tratos, “El señor de la guerra” no lanza las culpas a la platea, sino que la colma de una ingente impotencia por la ineficacia que las palabras ‘democracia’ y ‘voto’ tienen en la mayor parte de los países.

  Niccol, que ya intentó una farsa similar en la demasiado frívola “Simone”, y que debería ser más recordado por el incomprendido clásico de “Gattaca”, no firma la película definitiva sobre la guerra y tampoco sobre sus dueños. Su pulso y su sinceridad son suficientes para añadirla a la lista de novedosos reencuentros con el infierno de las armas, aquel que hemos conocido desde múltiples puntos de vista, del doméstico al internacional. No viene mal observarlo desde otro más, aunque sea en un medio tan efímero como el cine, pero no más que los telediarios con que  cada mediodía algunos fingen corregir nuestro mundo y aliviar nuestro inutilizado papel en él.

Calificación:


Imágenes de "El señor de la guerra" - Copyright © 2005 Entertainment Manufacturing Company, VIP Medienfonds 3, Ascendant Pictures, Saturn Films, Rising Star, Copag V y EndGame Entertainment. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El señor de la guerra"
Añade "El señor de la guerra" a tus películas favoritas
Opina sobre "El señor de la guerra" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El señor de la guerra" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

V de Vendetta (V for Vendetta)     Firewall     Buenas noches, y buena suerte (Good night, and good luck)     Munich     Jarhead, el infierno espera (Jarhead)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad