LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


POSEIDON


Dirección: Wolfgang Petersen.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 99 min.
Género: Acción, aventuras, drama.
Interpretación: Kurt Russell (Robert Ramsey), Josh Lucas (Dylan Johns), Richard Dreyfuss (Richard Nelson), Jacinda Barrett (Maggie James), Emmy Rossum (Jennifer Ramsey), Mike Vogel (Christian), Mia Maestro (Elena), Jimmy Bennett (Conor James), Andre Braugher (Capitán Bradford), Freddy Rodríguez (Valentin), Kevin Dillon (Lucky Larry), Stacy Ferguson (Gloria).
Guión: Mark Protosevich; basado en la novela de Paul Gallico.
Producción: Wolfgang Petersen, Duncan Henderson, Mike Fleiss y Akiva Goldsman.
Música: Klaus Badelt.
Fotografía:
John Seale.
Montaje: Peter Honess.
Diseño de producción: William Sandell.
Vestuario: Erica Edell Phillips.
Estreno en USA: 12 Mayo 2006.
Estreno en España: 26 Julio 2006.

CÓMO SE HIZO "POSEIDON"
Notas de producción © 2006 Warner Sogefilms

1. Origen del proyecto

  Para el cineasta Wolfgang Petersen, Poseidón plantea una cuestión intrigante y personal: ¿qué harías si todo estuviese al revés? “¿Actuarías como un valeroso líder o seguirías a los demás? ¿Te dejarías arrastrar por el pánico? ¿Te darías por vencido o seguirías luchando?” El aclamado director de Troya, La tormenta perfecta y Air Force One, Wolfgang Petersen, se granjeó el respeto internacional en 1981 con El submarino (Das boot), un tenso drama sobre la Segunda Guerra Mundial, por el que recibió dos nominaciones a los Óscar (mejor director y mejor guión). El maestro de la narración, siempre interesado en profundizar en la naturaleza humana, regresa al mar con Poseidón para retratar, no ya el poder de una ola gigantesca que vuelca un lujoso crucero en alta mar, sino el intenso drama que vive un pequeño grupo de personas que lucha desesperadamente por sobrevivir a la tragedia.

 

  “Los desastres te permiten conocer el interior de las personas sin los artificios y las convenciones que exige la vida cotidiana —comenta el director—. Se toman decisiones vitales en cuestión de segundos. Nuestras reacciones y comportamientos en situaciones extremas muestran el material del que estamos hechos”.
“Los pasajeros suben a bordo del Poseidón para celebrar una fiesta —sitúa la acción Petersen, resaltando el hecho de que los pasajeros del Poseidón embarcan para disfrutar del lujo y las comodidades del viaje, y no tanto para llegar a un destino—. Es la víspera de año nuevo. Los pasajeros lucen sus mejores galas y están preparados para divertirse en la fiesta. Todos tienen planes para el futuro”. De hecho, cuando el reloj da las campanadas, los miembros de la tripulación también se toman un minuto para sus propias celebraciones improvisadas por los pasillos y cocinas fuera del gran salón, donde los invitados se reúnen para dar la bienvenida al nuevo año.

  “De repente son atacados por una ola monstruosa, que le da la vuelta al barco. Los objetos cuelgan del techo, se caen o se desprenden de las paredes; se producen escapes de gas, vapor, humo, y hay llamas por todas partes. Imagina que toda tu vida cambia en un instante y te toca lidiar con lo impensable. Nada se encuentra en su sitio, y te hallas totalmente desorientado. Es un mundo apocalíptico”.

  El confinamiento ayuda a intensificar la sensación de pánico. “No es algo de lo que puedan huir —explica Petersen—. Al verse atrapados en un lugar cerrado del que no hay escapatoria posible; sin ayuda exterior y con muy poco tiempo, se ven obligados a solucionarlo por sus propios medios”. Lo que comienza como un escenario vasto y espacioso, queda reducido de golpe a un espacio pequeño y claustrofóbico, esparcido en bolsas de aire disgregadas y pasillos obstruidos. “La película comienza con millares de personas; después centenares, hasta que al final sólo quedan unos pocos, y la historia se cierra, cobrando un carácter más íntimo”.

  “La historia remueve nuestros miedos primarios: arder, ahogarse, caer, quedar atrapado, verse indefenso”, declara Akiva Goldsman, productor de Poseidón y, más recientemente, de Sr. y Sra. Smith. Como guionista ha logrado un Óscar y un Globo de oro por Una mente maravillosa, así como una nominación a los BAFTA de 2005 por Cinderella Man. “Aunque jamás hayas pensado en montar en barco, son escenarios catastróficos que podrías encontrar en cualquier parte —agrega el productor Mike Fleiss (La matanza de Texas, Hostel)—. Poseidón es una película de monstruos, pero en esta ocasión el monstruo es el agua que les acecha hasta el final. La intención de Wolfgang era jugar con el mayor número posible de auténticos elementos de terror”.

  ¿Qué podría ser más terrorífico que un desastre de estas dimensiones: derribados en medio del mar, donde la ayuda, en caso de llegar, podría tardar horas?

  “Las olas gigantes existen”, asevera Petersen, quien siempre ha considerado el agua como: “El más peligroso, catastrófico e impredecible de los elementos”; y que tenía conocimiento de esta clase de fenómenos antes de embarcarse en la aventura de Poseidón. El material de la leyenda marítima, estos asombrosos muros de agua —como los describen algunos testigos oculares—, ha sido sometido en los últimos años a un riguroso examen científico mediante la tecnología satélite de la ESA (Agencia Europea del Espacio). Durante mucho tiempo se conjeturó que podían ser la causa de incalculables desastres oceánicos, pero hoy se nos confirma que son los responsables de daños a cruceros y plataformas petrolíferas en el mar cerca de la costa desde la década de los 90s, cuando se comenzó a investigar en profundidad.

  Los informes del radar de un yacimiento petrolífero en el Mar del Norte revelan la embestida de unas quinientas olas gigantescas en los últimos 12 años; y, lo que es más grave, la ESA sugiere que podrían haber provocado el hundimiento —atribuido por la mayoría hasta el momento al mal tiempo— de 200 superpetroleros y barcos de carga en las dos últimas décadas. Un ejemplo notable es el Manchen, de 43 000 toneladas, volcado en el Atlántico en 1978 sin supervivientes. En 1995 el crucero Queen Mary 2 tuvo más suerte, y logró sobrevivir por poco al tremendo choque con una ola de casi treinta metros durante un huracán. A pesar de que los científicos ven en las fuertes corrientes uno de los posibles orígenes de estos monstruos (reduciendo este flujo oceánico natural a una simple fuerza), se han registrado incidentes de olas monstruosas que se han originado sin esas fuertes corrientes, surgiendo literalmente de la nada.

  El productor Duncan Henderson, nominado en 2004 al Óscar por Master and Commander: Al otro lado del mundo, colabora con Petersen por tercera vez, tras Estallido (Outbreak) y La tormenta perfecta. Señala que en Poseidón, a diferencia de los otros dos dramas marítimos de Petersen, el desastre coge por primera vez a sus víctimas totalmente desprevenidas. “Los tripulantes de El submarino eran militares, y los pescadores de La tormenta perfecta eran profesionales con experiencia en el mar, de modo que, aunque no estaban preparados para afrontar las terribles circunstancias, al menos emprendían el viaje con una mínima expectativa de riesgo. Pero el Poseidón es un crucero. Son turistas como tú y yo. El alcance de esta tragedia es mucho mayor, puesto que involucra al grupo de personas menos equipado, e incapaz de hacer frente o siquiera de prever un desastre de esta clase”.

  El guionista Mark Protosevich (La celda) cruzó el Atlántico en el Queen Mary 2, mientras trabajaba en Poseidón. Su estancia a bordo de la nave le dio la oportunidad de observar una amalgama de tripulantes y pasajeros de todas las edades, nacionalidades y clases sociales. Protosevich ratifica la afirmación de Petersen: “Los desastres son grandes ecualizadores. No importa si eres joven o viejo, si eres la persona más rica del mundo o trabajas de cocinero: todos vais en el mismo barco”.

  “Estas crisis sacan a la luz lo mejor y lo peor de nuestro interior —comenta el guionista—. Las relaciones se ponen a prueba, y los lazos emocionales se fortalecen o se debilitan. Si alguien a quien amas actúa con cobardía, no lo olvidarás jamás; pero si está dispuesto a arriesgar su vida para salvar la de otros, tampoco. Todos poseemos las aptitudes necesarias para ser héroes; son nuestras decisiones a la hora de actuar las que definen si lo somos o no”.

  Los retos que afrontan los supervivientes del Poseidón y las elecciones que toman constituyen en cierto modo, según Petersen, una parábola de la vida. “Si te agarras a alguien, puedes salvarle o quizás él te hunda a ti. ¿En qué punto decidirás soltarle? De cualquier modo, es un momento espeluznante, y nada volverá a ser lo mismo”.

  Los realizadores de Poseidón mostraron un gran respeto por su antecesora, La aventura del Poseidón (1972), del productor Irwin Allen y el director Ronald Neame, que es todo un clásico en su género.

  El Poseidón de Wolfgang Petersen parte del mismo concepto que la película anterior, y lo utiliza como catalizador para contar una historia nueva. “Tomamos la idea de un lujoso crucero con millares de turistas a bordo, golpeado por una ola monstruosa en la víspera de año nuevo —admite—. Pero luego empezamos de cero con un guión totalmente nuevo, y personajes originales de nuestra época. Nuestra historia reside en estos personajes, en lo que experimentan como individuos y como grupo, y la manera en que acaba su viaje”.

2. Los pasajeros >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Poseidon" - Copyright © 2006 Warner Bros. Pictures, Virtual Studios, Radiant Production, Next Entertainment, Irwin Allen Productions y Synthesis Entertainment. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Poseidon"
Añade "Poseidon" a tus películas favoritas
Opina sobre "Poseidon" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Poseidon" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El señor de la guerra (Lord of war)     X-Men: La decisión final (X-Men: The last stand)     V de Vendetta (V for Vendetta)     Ultravioleta (Ultraviolet)     El código Da Vinci (The Da Vinci code)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad