LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Libro "Piratas del Caribe: La búsqueda del Cofre del Hombre muerto"
LIBRO

Videojuego de "Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto" para Nintendo DS
VIDEOJUEGO

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


PIRATAS DEL CARIBE: EL COFRE DEL HOMBRE MUERTO
(Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest)


Dirección: Gore Verbinski.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 150 min.
Género: Acción, comedia, aventuras.
Interpretación: Johnny Depp (Capitán Jack Sparrow), Orlando Bloom (Will Turner), Keira Knightley (Elizabeth Swann), Stellan Skarsgard (Bill), Bill Nighy (Davy Jones), Jack Davenport (Norrington), Kevin R. McNally (Gibbs), Jonathan Pryce (Gobernador Weatherby Swann), Naomie Harris (Tia Dalma), Tom Hollander (Lord Cutler Beckett), Lee Arenberg (Pintel), Mackenzie Crook (Ragetti), David Bailie (Cotton).
Guión: Ted Elliott y Terry Rossio; basado en los personajes creados por Ted Elliott, Terry Rossio, Stuart Beattle y Jay Wolpert.
Producción: Jerry Bruckheimer.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía:
Dariusz Wolski.
Montaje: Craig Wood y Stephen Rivkin.
Diseño de producción: Rick Heinrichs.
Vestuario: Penny Rose.
Estreno en USA: 7 Julio 2006.
Estreno en España: 11 Agosto 2006.

CÓMO SE HIZO "PIRATAS DEL CARIBE: EL COFRE DEL HOMBRE MUERTO" © 2006 BVI

1. Origen del proyecto

  En el arte como en la vida, la historia tiene una extraña forma de cerrar totalmente el círculo. La primera imagen que apareció en un largometraje de acción real de Walt Disney Studio fue un primer plano de la calavera y de los huesos cruzados de la bandera Jolly Roger en la versión clásica de 1950 de "La isla del Tesoro" de Robert Louis Stevenson. Unos 53 años después, el mismísimo estudio de “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl” reinventó y rescató de las cenizas un género moribundo que había hecho las delicias de millones de espectadores. De los clásicos infantiles como La Isla del Tesoro y el Libro de los Piratas de Howard Pyle, hasta cintas clásicas como “The Black Pirate (El pirata negro)”, “The Buccaneer (El bucanero)” y “The Crimson Pirate (El temible burlón)” las fanfarronas leyendas de los mares que narran aventuras de gallardía y de maldad parecían no tener fin.

 

  De la misma forma, los realizadores fueron olvidando a los piratas como temas de la cinematografía contemporánea. Fueron Jerry Bruckheimer, Gore Verbinski y una brillante troupe de actores y de artistas los que dieron un nuevo impusto a las velas de Jolly Roger, inspirados en la atracción de los parques temáticos de Disney que ha hecho las delicias de generaciones desde su inauguración en 1967 en el Disneylandia de Anaheim. La atracción de los Piratas del Caribe, que utilizaba entonces la novísima tecnología "audio-animatronics" que Walt Disney y sus Magos desarrollaron espléndidamente, se convirtió rápidamente en una parte importante de la cultura popular, con sus alegres refranes “oh oh oh oh, me gusta ser un pirata” (y la menos alegre “Los hombres muertos no cuentan cuentos”) que han cantado y citado millones de personas en todo el mundo.

  La atracción sirvió de plataforma y de referencia a "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra", que fue un enorme éxito en todos los lugares en los que se exhibió, amasando una recaudación bruta de 305.413.918 de dólares en Estados Unidos, y unos ingresos totales en el mundo entero de 653.913.918 de dólares. La cinta también fue nominada a cinco nominaciones a los Premios de la Academia, incluyendo el Oscar al Mejor Actor a Johnny Depp. Al igual que la atracción, “Piratas del Caribe” aviva en nosotros a ese pirata que todos llevamos dentro y que se traduce en nuestro deseo de libertad, aventura y de meternos en un montón de líos. No hay duda de que “Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra" rinde un cariñoso homenaje a las aventuras cinematográficas que le precedieron, pero también se adentra en un territorio totalmente nuevo, rompiendo con la tradición al combinar las leyendas en alta mar con latigazos de humor irreverente, gracias a la inspirada y originalísima interpretación que hace Johnny Depp del Capitán Sparrow, un pirata que no se puede comparar con ningún otro.

  En palabras de Bruckheimer, "el éxito no estaba en absoluto asegurado". Y añade: "La primera película de 'Piratas' no despertó grandes expectativas. Mucha gente pensó que estábamos haciendo una película de Disney para niños pequeños. Además, el género de los piratas llevaba más de 40 años muerto y enterrado y que todos los intentos de revivirlo habían acabado en un estruendoso fracaso. Pero el estreno de la ‘La maldición de la Perla Negra' cogió a todo el mundo por sorpresa, es decir, de la mejor forma posible. La plasticidad que Gore y los guionistas aportaron, y las interpretaciones de Johnny, Orlando, Keira y Geoffrey, conquistaron la imaginación de todos y la película se convirtió en un gigantesco éxito internacional.

  Bruckheimer afirma: "Todo lo que inventamos para la primera película se ve superado en la segunda. Y por supuesto contamos con el mismo equipo creativo. Gore es un director brillantísimo, con un maravilloso sentido del humor y un fantástico sentido visual. Es bastante corriente que los directores visuales no sepan contar historias porque se fijan demasiado en el aspecto físico de la película. Pero Gore atesora ambas cosas: la sensibilidad visual y la inteligencia de contar historias, además de la caracterización.

  “Johnny, Orlando y Keira se suben de nuevo a bordo”, añade Bruckheimer, “sin olvidarnos de algunas caras nuevas, tan fantásticas como interesantes. También vuelve la Perla Negra, junto con un nuevo y misterioso barco, el Flying Dutchman, con una tripulación de lo más original a las órdenes de Davy Jones.

  “Todo es fruto de la imaginación del director, de los guionistas y de los cientos de personas que trabajan en la película", afirma el productor. “Todo el mundo está entusiasmado con hacer una gran película que entretenga y divierta al público”.

  “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra)” no sólo ha recuperado el género, sino que también ha despertado la fascinación por todo tipo de cosas que tienen que ver con los piratas, como nuevos libros sobre aventuras de bucaneros, fiestas cuyo tema son los piratas (tanto para para niños como para adultos), cenas con espectáculos de piratas, sin olvidar las pegatinas en forma de corazón de Jack Sparrow que llevan las colegialas de todo el mundo en sus carpetas.

  Está claro que en el mundo existía una demanda de "Piratas", así que Jerry Bruckheimer y Gore Verbinski, junto con Walt Disney Pictures, decidieron que una secuela no sería suficiente. Por razones económicas, era más práctico rodar dos secuelas seguidas, ya que así se aprovechaba al máximo las localizaciones, los platós y la disponibilidad de unas estrellas extremadamente solicitadas. También tenía sentido en el ámbito creativo ya que los personajes estaban tan bien perfilados en la primera cinta que hacerles vivir nuevas aventuras despertaba una enorme expectación. “Esperábamos que 'La maldición de la Perla Negra' tuviera éxito para poder hacer más películas de 'Piratas'”, afirma Bruckheimer, y añade: “y cuando ves la segunda y la tercera película, te das cuenta de que todo está relacionado con lo que desencadenó todo. Es una verdadera trilogía”.

  “Necesitas que tenga cierta sustancia”, confirma el productor ejecutivo Mike Stenson. “No se trata sólo de presentar un producto de entretenimiento, con montañas rusas y muchas risas, porque vas a pedir a la gente que vaya a ver tres películas, así que tienes ofrecer un tema con suficiente calado”.

  Según afirma el guionista Terry Rossio: “Es cierto que en la primera entrega la atracción del parque temático fue una fuente de inspiración. Pero en la segunda y en la tercera retrocedimos a la primera cinta”. Ted Elliott, el socio guionista de Rossio afirma: “Los personajes tenían una riqueza que valía la pena explorar. Pero no nos podíamos limitar a que los personajes hicieran las mismas cosas. Una de las cosas que más nos gustaba de los personajes en la primera cinta era que mostraban cierta ambigüedad moral, algo que queríamos explorar. Queríamos poner a Jack Sparrow en una situación en la que sus objetivos se oponían a los de Elizabeth y Will. Había que profundizar en los personajes y hacerles tomar otros caminos”.

  “De forma similar”, continúa diciendo Rossio, “uno de los meollos de la primera película era el romance entre Will y Elizabeth. Y queríamos profundizar en esa relación. ¿Qué les ocurre a Will y a Elizabeth después de ese apasionado beso final con una fantástica puesta de sol al fina de ‘La maldición de la Perla Negra’?”

  “El Cofre del Hombre Muerto” también se sumerge en la tradición de los bucaneros y en su mitología, con personajes como Davy Jones, el pirata de las profundidades marinas, o el legendario Kraken, el monstruo marino de fábulas que se remontan al siglo XII. Elliott comenta: “Cuando piensas en el mar, te das cuenta de enorme caudal de historias sobrenaturales que has oído sobre él. Pero nadie había utilizado esas historias como parte de una película de piratas o de granujas, así que había un montón de leyendas en las que basarse. Abordamos algunas en la primera película ya que hay un momento en el que Will habla de viajar a las profundidades del mar, cuya expresión idiomática en inglés es 'Davy Jones’ Locker'. Así que en el 'El Cofre del Hombre Muerto' decidimos averiguar quién era Davy Jones y retomar otra conocida leyenda de los mares, el Flying Dutchman, que según la fábula es un barco fantasma que no puede nunca volver a puerto, y combinarlos juntos”.

  Elliott y Rossio también utilizaron una de las potencias políticas y económicas más grandes de la historia: la —East India Trading Company—dándole un gran protagonismo en la trama de “El Cofre del Hombre Muerto” Como ocurre en todas las cintas de 'Piratas', la realidad histórica sirve para dar rienda suelta a la diversión y a la fantasía. La verdadera East India Company fue una herramienta al servicio del Imperio británico tanto en el plano económico como político, desde 1600 hasta su disolución en 1858. Sus intereses estaban sobre todo en la India pero sus tentáculos también llegaban a lugares tan remotos como el Golfo Pérsico, el Sureste de Asia y el Lejano Oriente. Muchos libros de historia han tachado las actividades de la East India Company como extraordinariamente avariciosas e inhumanas. “Lo que nos gusta de los piratas”, afirma Elliott, “es que representan la libertad. Y la East India Company, una gigantesca multinacional, representa el fin de la libertad individual. Ellos definían al mundo tal y como querían que fuera, y por lo tanto excluían del mismo a muchísima gente. Cuánto más poder tenían, menos sitio había para gente como el Capitán Jack Sparrow”.

  Y se puede decir con cierta fiabilidad, que el Capitán Jack Sparrow es el único personaje cinematográfico que se ha convertido en un icono en lo que llevamos de siglo. Un personaje que desborda excentricidad y originalidad moldeado a la perfección por Johnny Depp, que da vida a un capitán pirata extremadamente supersticioso y embaucador, con una moralidad tan dudosa como su higiene, y que se ha convertido en el anti-héroe cinematográfico del nuevo siglo. Con sus largas rastas, su barba poblada de abalorios y todo tipo de amuletos colgando de su ropa, sin olvidar las incrustaciones de oro y plata de sus dientes, el Capitán Jack Sparrow, al igual que la película, ejerce un asombroso poder de atracción sobre el público de de las edades, géneros y nacionalidades. La interpretación de Depp de Jack Sparrow ha sido elegida recientemente como una de las 100 interpretaciones más grandes de todos los tiempos. Así lo proclamó la edición de mayo de 2006 de Premiere Magazine, que mostró en su portada la cara del Capitán (La primera vez que Depp entró en esta lista fue por su papel protagonista en “Edward Scissorhands [Eduardo Manostijeras]”).

  “Si le preguntan a la gente lo que más le gustó de la primera película”, dice Mike Stenson, “suelen contestar que el personaje totalmente iconoclasta de Jack Sparrow. En un mundo con 500 canales de televisión, hay un tantas posibilidades de ocio de tantísmos tipos, que hay que ofrecer a la gente algo que sea único y diferente. Y eso es exactamente lo que Johnny hizo con el Capitán Sparrow en 'La maldición de la Perla Negra.’ Creó este personaje y se comprometió totalmente con él y tanto Jerry como Gore confiaron ciegamente en él después de ver las primeras dailies. Finalmente, Johnny se arriesgó y Jerry y Gore lo apoyaron al 100%”.

  “Johnny es uno de nuestros actores más grandes”, afirma Bruckheimer. “Inventó a Jack Sparrow en la primera película, y no es alguien al que le guste dormirse en los laureles en la segunda y en la tercera entregas. Se apodera de un personaje y lo eleva a alturas jamás soñadas. Ninguno de nosotros había continuado en este proyecto si Johnny no hubiera interpretado este personaje de nuevo. Le encantó hacer la primera película, y el público estaba deseando que retomase el papel”.

  En lo que concierne a Depp, el actor afirma que “me supera que este personaje haya cautivado los corazones de tanta gente. Todavía me asombra. Me dieron la oportunidad de hacer algo diferente con este personaje y yo tenía algunas ideas bastante definidas sobre cómo era. Mucha gente creyó que me había vuelto completamente loco. Pero estaba totalmente identificarme con ese tipo y por esa razón trabajé tanto el personaje.

  Depp continúa diciendo: “Quería que el personaje del Capitán Jack gustara a los niños pequeños y al mismo tiempo a los intelectuales adultos más avezados”.

  Terry Rossio añade: "Uno de los arquetipos que más infrautilizados están en el cine americano es el personaje del embustero. La mayoría de las películas americanas tienden a glorificar al luchador que hace lo que hay que hacer en el momento preciso. Pero lo divertido de Jack es que es un embustero consumado, y se deja atrapar con bastante facilidad. Siempre lo pillan…resulta bastante fácil. Jack sabe que si espera su oportunidad, el mundo acabará poniéndose de su parte, y eso le da una confianza absoluta a la hora de manejar cualquier situación”.

  “Lo que también es divertido del personaje de embustero", sigue diciendo Ted Elliott, "es que es alguien que quiere divertirse haciendo las cosas a su manera. Sólo persigue sus propios objetivos. Pero las cosas que hace también afectan a otras personas, digamos los 'mortales', algunas veces para bien y otras para mal. Y esto nos hace volver a la pregunta que se plantea en la primera película: ¿Jack Sparrow es bueno o es malo? ¿Es un pirata bueno o un pirata malo? Bueno, lo cierto es que depende del cristal con que lo mires”.

  “La maldición de la Perla Negra” representó un paso fundamental al estrellato internacional para Orlando Bloom y Keira Knightley. Así que ambos estaban entusiasmados de volver a interpretar junto a Depp, a los jóvenes amantes Will Turner y Elizabeth Swann (el cuarto miembro del cuarteto original, Geoffrey Rush, no está en la segunda película, ya que en el momento culminante de la primera película, Jack Sparrow envía al otro mundo al personaje del Capitán Barbossa). Jerry Bruckheimer, que tiene un instinto especial para descubrir jóvenes talentos antes que el resto del mundo, fichó a Bloom para el papel de un joven Ranger americano en “Black Hawk Down (Black Hawk derribado)” antes de que se estrenara la trilogía de “Lord of the Rings (El Señor de los Anillos)”. También fichó a Knightley para la primera entrega de “Piratas” cuando sólo tenía 17 años y antes de que se estrenara “Bend It Like Beckham (Quiero ser como Beckham)” que fue su primera película conocida en el panorama internacional. “Nos dimos cuenta de que Keira era una actriz extraordinaria cuando la contratamos para 'La Maldición de la Perla Negra'", recuerda Bruckheimer. “No le da miedo nada. En los dos años que van de la primera película al inicio de la segunda, ha mejorado su técnica interpretativa y ha ganado en experiencia”. (Esta experiencia incluye su interpretación de Ginebra en la producción de "El Rey Arturo" de Bruckheimer).

  “En lo que se refiere a Orlando”, añade el productor, “también hizo grandes trabajos entre la primera y la segunda entrega de 'Piratas', trabajando con excelentes directores como Ridley Scott y Cameron Crowe. Orlando siempre ha sido un magnífico actor y con el tiempo ha mejorado aún más”.

  En las manos de los guionistas Elliott y Rossio, la historia de Will y Elizabeth iba a desarrollarse mucho más para la historia de "El cofre del Hombre Muerto". Bloom afirma: "Quería que Will no fuera tanto el chico recto y bueno de la primera película, y que esta vez mostrara su faceta más oscura. En la segunda película, la verdadera preocupación de Will es su padre, Bootstrap Bill, que es un elemento importante de la primera cinta aunque no se le viera realmente. Will necesita rescatar a su padre de la maldición que le obliga a vivir en el Flying Dutchman con Davy Jones y su pavorosa tripulación. De esta forma, el objetivo de Will es volver a conectar con su padre, y al mismo tiempo seguir manteniendo una relación con Elizabeth. Todos los personajes del ‘Cofre del Hombre Muerto’ tienen sus propios objetivos, que en cierto sentido chocan entre sí. Esa es la razón de la tensión que se produce entre los jóvenes amantes Will y Elizabeth”.

  A Keira Knightley, al igual que al resto del mundo, le sorprendió el enorme éxito de la primera cinta. “Estábamos haciendo una película basada en una atracción de un parque temático de Disney en un género que no había tenido éxito en los últimos 50 años”, recuerda la actriz. “pero contábamos con Gore Verbinski, que tiene una visión realmente extraordinaria, y con Johnny Depp, cuyo retrato de Jack Sparrow transportó a la película a un mundo totalmente nuevo y maravilloso.

  “Lo bonito de esta película”, añade Knightley, “es que los personajes han evolucionado. Cuando conocemos a Elizabeth al principio de la historia, está a punto de casarse con Will, que se derrumba porque un personaje llamado Lord Cutler Beckett se cuela en la ecuación y quiere erradicar la piratería. Está decidido a arrestar a Will por ser un pirata y a Elizabeth por ayudar a escapar al Capitán Jack Sparrow. Elizabeth se convierte en una mujer con una misión en esta vida, y hay algunas situaciones muy divertidas en su relación con Will, así como con …que pasan a ser francamente interesantes”.

  Jack Davenport, en el papel de James Norrington, también vuelve tras “La Maldición de la Perla Negra". Es el oficial de la Marina británica que pierde a Elizabeth Swann por culpa de Will Turner y al que el Capitán Jack Sparrow se lo hace pasar francamente mal. “Jack Davenport es un magnífico actor que quería volver a participar en la fiesta”, dice Bruckheimer. “Es muy divertido trabajar con él. Ha creado un personaje maravilloso que incorpora cosas muy interesantes a la historia. Jack es un actor fundamental tanto en la segunda como en la tercera película”.

  “La última vez que vimos a Norrington”, afirma Davenport, “estaba perdiendo en todos los frentes. Perdía chicas, pierde presos... sufría todo tipo de humillaciones. Tenía que tomar decisiones difíciles en tiempos difíciles. Lo que siempre me interesó del papel en la primera película era que es un líder en un papel muy público. Y al final de la primera historia, está metido en una situación en la que tiene que hacer frente a cosas muy privadas en un escenario absolutamente público, con más de 200 personas a su alrededor.

  “Cuando leí el guión de 'El Cofre del Hombre Muerto' me entusiasmé con la forma en que habían desarrollado su personaje. A Norrington le ha tocado vivir tiempos difíciles. No tiene el mismo aspecto que antes. Ha perdido su trabajo, su chica y su autoestima. Y de repente, tiene la oportunidad de formar parte de la tripulación del Capitán Sparrow. Lo que no sabemos es lo que busca Norrigton: ¿venganza?, ¿a Elizabeth? ¿o es otra cosa?”

  (Por coincidencia, el padre de Jack Davenport—el distinguido actor de teatro y cine Nigel Davenport—fue hace unos cuarenta años una de las estrellas de “A High Wind in Jamaica (Viento en las velas)” de Alexander Mackendrick, y uno de los mejores ejemplos del género antes de que desapareciera de las pantallas de cine).

  Bruckheimer y Verbinski fueron contratando a los grandes protagonistas de un reparto gigantesco, incluyendo nuevos personajes que añaden riqueza y textura a “El Cofre del Hombre Muerto”. Para interpretar a Davy Jones, que es al mismo tiempo una criatura del mar y un ser humano, los realizadores eligieron al actor británico Bill Nighy, dotado de una extraordinaria versatilidad, sabiendo que sería capaz de mostrar la humanidad que se esconde tras la apariencia de una bestia. “Davy Jones es un individuo terriblemente maltratado por la vida y aislado”, afirma Nighy. “Se siente tan profundamente herido que decide llevar una especia de media vida, con el fin de no tener que sentir nada. Además, está destrozado en lo más íntimo de sus sentimientos —su corazón— que está encerrado en un cofre especial. También controla una 'mascota', como le llama a veces que es el 'Kraken', un legendario monstruo marino único por su poder, su maldad y su crueldad sin límites. Si posees el corazón de Davy Jones, no sólo le controlas a él, sino también al Kraken, que a su vez tiene el control de los mares”.

  Teniendo en cuenta la espantosa apariencia física de Davy Jones, el reto más importante de Nighy es actuar durante toda la película en una especie de chándal gris con una gorra del mismo color con marcas de referencia de los magos informáticos de Industrial Light & Magic, que lo embellecen con los asombrosos detalles imaginados por Gore Verbinski y por el famoso artista conceptual Mark “Crash” McCreery. Pero Nighy estaba dispuesto a todo. “La primera película no sólo tuvo éxito”, afirma, “sino que la gente siente adoración por ella, algo que consiguen muy pocas películas. Y ser parte de eso es muy satisfactorio. Para interpretar un personaje que embellecen con ayuda de la magia tecnológica, un actor tiene que usar su imaginación. Y eso es algo que tiene que hacer cualquier actor.

  Pero, añade Nighy, “en 'El Cofre del Hombre Muerto’ interpreto a un hombre al que le crece un calamar en la barbilla, algo que no había hecho jamás".

  El otro nuevo malo de “El Cofre del Hombre Muerto”—puede que más malvado que Davy Jones, cuya maldad proviene de un desengaño amoroso del pasado—es el frío, calculador y despiadado Lord Cutler Beckett. Tom Hollander fue el invitado a vivir dentro de ese alma enferma, un actor que interpretó magníficamente al Reverendo Collins, el escuchimizado y desventurado pretendiente de Keira Knightley en “Pride & Prejudice (Orgullo y prejuicio)”. A Hollander le gustó la idea de interpretar a Beckett porque, al igual que el resto de los personajes de la primera y de la segunda película, tenía múltiples facetas. “Guantes suaves, puños duros”, afirma el actor sobre su Beckett. “Por fuera es un hombre extremadamente arrogante y encantador, pero en su interior es un hombre espantosamente duro”. Hollander también se dio cuenta de ciertas similitudes entre la East India Trading Company, tal y como se describe en la historia, y el mundo moderno. “Hay cierto paralelismo en cómo Lord Cutler Beckett y la East India Company funcionan con los piratas—ya que los piratas simbolizan la libertad absoluta—y se ven brutalmente perseguidos.

  “Sobre todo Jack Sparrow”, sigue diciendo Hollander “que desde el punto de vista de Beckett es malo, caótico, lleva ratas y podría tomar algún baño de vez cuando y, lo peor de todo, es un pirata. Para Cutler Beckett, Jack Sparrow es un perro callejero”.

  A Stellan Skarsgard, que es una estrella en Suecia, su país natal, desde los años setenta, y que se ha convertido en un intérprete internacional de enorme prestigio y capacidad, le encantó que Verbinski y Bruckheimer le pidieran interpretar a Bootstrap Bill Turner…un personaje del que se habla mucho en “La Maldición de la Perla Negra” pero que no había aparecido hasta ahora. Bruckheimer conocía muy bien a Skarsgard, ya que había trabajado con el actor en el papel del teutónico merodeador de “King Arthur (El Rey Arturo)”. “Stellan es un actor de categoría mundial", afirma Bruckheimer, “y tanto Johnny como Orlando querían trabajar con él. Sabíamos que con Bootstrap Bill, Stellan crearía un retrato interesante y compasivo de un hombre que se está hundiendo poco a poco".

  “En la primera cinta quedó claro que los actores tenían magníficas posibilidades de lucirse en las escenas”, afirma Skarsgard. “Y además, se notaba que se lo estaban pasando en grande, lo que resultaba realmente entrañable”.

  Otro personaje nuevo que resulta muy interesante en “El Cofre del Hombre Muerto”, es la adivina Tia Dalma, y que está interpretado por Naomie Harris, una de las jóvenes actrices más prometedoras de Inglaterra. “Tia Dalma es una reina gitana, un espíritu libre, alguien que tiene poderes mágicos y el don de ver a través de la gente y de entender sus deseos más profundos”, explica Harris. Es una mujer muy poderosa, algo que me gusta especialmente. Tiene referencias a la naturaleza y es todo un temperamento”.

  David Schofield, el prestigioso actriz británico, interpreta a Mercer, el ejecutor despiadado de las órdenes de Lord Cutler Beckett, y se entusiasmó con la idea de trabajar con Keira Knightley. La última vez que la había visto en persona era cuando tenía tres años, y Schofield estaba trabajando en el teatro en el Festival de Chichester (Inglaterra) con su padre, el actor Will Knightley. A Schofield le asombró que tantos compatriotas suyos (hombres y mujeres) iban a trabajar en la segunda entrega de "Piratas". “Es como si todos esos actores de teatro ingleses se hubieran subido a la alfombra mágica de Disney que les lleva a lugares exóticos. Allí, los actores pueden hablar alegremente de sus vidas inglesas y de la forma típicamente británica de ver las cosas. Pero están apoyados por una estructura americana. Se parece un poco a un guante inglés con una mano americana dentro de él”.

  Y también están todos los que repiten para emprender esta fantástica aventura a bordo de La Perla. “Nunca creí que volvería”, afirma Jonathan Pryce, que sí que vuelve interpretando al Gobernador Weatherby Swann de Port Royal, y que es el cariñoso aunque sorprendente padre de Elizabeth. Pryce se había perdido todos los preestrenos y premieres de la primera película debido a su apretada agenda, así que se compró una entrada en un cine de Londres. "Me fue muy difícil conseguir una entrada, algo que me pareció bastante gracioso. Era cuatro o cinco semanas después de su estreno inicial, pero el cine estaba lleno. Ver la película con público de verdad fue una experiencia maravillosa. Se reían y miraban con asombro la pantalla. Fue muy gratificante participar en una película comercial en la que el público, joven y mayor, respondía tan bien”.

  También regresan Pintel y Ragetti—que encandilaron al público formando una pareja cómica sublime en “La Maldición de la Perla Negra”— y que están interpretados por Lee Arenberg y Mackenzie Crook respectivamente. “Pintel y Ragetti son unos personajes realmente fantásticos”, afirma Jerry Bruckheimer, “pero Lee y Mackenzie hicieron un gran trabajo que superaba con creces lo que estaba escrito en el papel”.

  Para dar la máxima veracidad a sus papeles, el norteamericano Arenberg y el británico Crook conectaron fantásticamente bien durante el rodaje de la primera entrega de "Piratas", y se volvieron inseparables tanto dentro como fuera de la pantalla. “Hemos hecho equipo convirtiéndonos en algo parecido a unos Laurel & Hardy (El gordo y el flaco) del siglo XVIII", afirma Arenberg. “Siempre he dicho que tuve muchísima suerte cuando no encontraron a un tipo bajito, calvo y chiflado en Londres que fuera el compañero ideal de Mackenzie. Así que tuvieron que hacer un casting para tipos bajitos, calvos y chiflados de Hollywood, y ahí estaba yo”.

  Crook añade: “Pintel y Ragetti son piratas que, al igual que la mayoría de los piratas, pueden ser buenos o malos, según quién pague el mejor precio. Son la típica pareja opuesta—uno cree que es inteligente, el otro parece tonto—además, Pintel y Ragetti iban a rendirse al final de la primera película”.

  Jokes Crook afirma: “Sonreíamos porque sabíamos que íbamos a hacer la secuela, y ninguno de los que estaban en el puente del barco iban a hacerla”.

  “No sé qué esperaban de la primera película", afirma Kevin R. McNally, cuyo Joshamee Gibbs tiene un conocimiento enciclopédico de las tradiciones de los siete mares, y una afición irrefrenable al ron. “Cuando estaba trabajando en la película no tenía ni idea de lo que estaba haciendo hasta que vi a unos amigos en el cine. Fue una sorpresa muy agradable ver que la película era tan divertida y con unos personajes tan fantásticos. Pensé que mis días de pirata habían pasado, pero cuando rodé 'El fantasma de la Opera' me encontré con Mike Stenson de Jerry Bruckheimer Films, y me dije 'Haz las maletas, Kevin, nos vamos de piratas otra vez’.

  “Me sentí inmensamente feliz cuando me dijeron que quería que participaran en la segunda y tercera entrega de la película”, afirma David Bailie, que da vida al pirata mudo Cotton. “Tengo sesenta y tantos y no hay muchos actores de esta edad haciendo tres grandes películas con todo lo que eso implica”.

  Cuando terminó el rodaje de “La Maldición de la Perla Negra”, el actor Martin Klebba—que interpreta a Marty, un miembro de la tripulación de la Perla Negra, bajito pero matón, recuerda que cuando supo que iban a rodar una segunda y una tercera entrega de "Piratas" se dijo: “Si me llaman genial. Si no lo hacen, no importa. Me lo pasé muy bien y fue una gran oportunidad. Cuando me llamaron para ir a una prueba de vestuario para ‘El Cofre del Hombre Muerto’ y ‘Piratas III,’ pensé, ¡vaya!, ¿Cuántas veces le pasa esto a un actor?’”

2. Una odisea de piratas >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto" - Copyright © 2006 Walt Disney Pictures y Jerry Bruckheimer Films. Distribuida en España por Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Página principal "Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto"
Añade esta película a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Ultravioleta (Ultraviolet)     X-Men: La decisión final (X-Men: The last stand)     Misión: Imposible III (Mission: Impossible III)     V de Vendetta (V for Vendetta)     Zathura: Una aventura espacial (Zathura: A space adventure)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad