LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


ALATRISTE


cartel
Dirección: Agustín Díaz Yanes.
País:
España.
Año: 2006.
Duración: 147 min.
Género: Aventuras.
Interpretación: Viggo Mortensen (Alatriste), Elena Anaya (Angélica de Alquézar), Javier Cámara (Conde Duque de Olivares), Jesús Castejón (Luis de Alquézar), Antonio Dechent (Garrote), Juan Echanove (Francisco de Quevedo), Eduard Fernández (Copons), Francesc Garrido (Saldaña), Ariadna Gil (María de Castro), Enrico Lo Verso (Malatesta), Cristina Marcos (Joyera), Eduardo Noriega (Duque de Guadalmedina), Blanca Portillo (Bocanegra), Unax Ugalde (Íñigo Balboa).
Guión: Agustín Díaz Yanes; basado en las novelas "Las aventuras del Capitán Alatriste" de Arturo Pérez-Reverte.
Producción: Antonio Cardenal y Álvaro Agustín.
Música: Roque Baños.
Fotografía:
Paco Femenía.
Montaje: Pepe Salcedo.
Dirección artística: Benjamín Fernández.
Vestuario: Francesca Sartori.
Estreno en España: 1 Septiembre 2006.

CRÍTICA por Miguel Á. Refoyo

Desastroso cine épico

La película más cara de la historia del cine español es una ambiciosa muestra de cine épico malogrado debido a su guión irracional, confuso y grotesco

  "Alatriste" pretendía ser muchas cosas a la vez: la gran superproducción que sacara de la insuficiencia comercial al cine español; el pretencioso testimonio que corroborara que en España se puede hacer cine épico reivindicando una época medieval concreta y bélica sin incurrir en el ostracismo de la Guerra Civil; la adaptación de uno de los ‘best sellers’ más multitudinarios de las últimas décadas; y la película ‘a la americana’ que reuniera lo mejor del cine patrio. Sin embargo, la desastrosa película de Agustín Díaz Yanes no consigue nada de ello. "Alatriste", pese a su innegable esfuerzo por resultar todas esas cosas, es una cinta mediocre que da la razón a aquellos que postulan sobre la muerte de un cine español ahogado en la inopia. Un cine español que encuentra su pináculo errático en este profundo bagaje de esfuerzos y voluntades artísticas que es la funesta adaptación a modo de cóctel sin sentido de las novelas de Arturo Pérez-Reverte.

 

  Las excesivas ínfulas de este oneroso armatoste pretenden generar una idiosincrasia basada en el trazo esteticista y pictórico de la España del siglo XVII y sus contraposiciones morales, donde se entremezclan el poder y el desamor, la traición y la muerte, la deuda y el destino a través de la mirada de un antihéroe que lucha sin tregua por su honor y poco por la patria que le asfixia y manipula. Un logro, el de reflejar en pantalla esa crepuscular época heroica y miserable, que apabulla por la majestuosidad con la que la parafernalia del andamiaje luce en un pomposo retrato de la época, detallista y, en ocasiones, excesivo.

  El diseño de producción de Benjamín Fernández y el vestuario de Francesca Sartori se alían con la excepcional dirección de fotografía de Paco Femenía (que algo ha tenido que ver con las mejores secuencias en labores de dirección) para aportar, al menos, la credibilidad ambiental que el reto requería y exponer la España oscura de vasallos y mercenarios al servicio del Rey o de la Inquisición, en una lúcida recreación de un período decadente. Aunque evidencie, eso sí, una constante obstinación en traslucir que "Alatriste" es, ante todo, una superproducción, un proyecto costoso sin precedentes en el cine español. Aunque esa ambientación denote excesivo protagonismo respecto a la historia y sus personajes, sirve como excusa perfecta para enmendar todos los errores que tiene el filme de Yanes.

  El grotesco y aparente ejercicio de sobriedad del director de aquella joya llamada "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto" se erige sobre los macilentos pilares de un guión estrambótico sin cohesión ni sentido, en el que reina la confusión constante, plagada de anacronismos y saltos temporales fragmentarios, de diálogos desordenados y carente de cualquier continuidad dramática que imposibilitan el lógico desarrollo de las acciones y la (aquí inexistente) evolución de los personajes. Desprovista de toda progresión narrativa, "Alatriste" parece estar rodada sobre un guión al que faltasen páginas, autocreyéndose el vaivén de mercenarios nobles inmersos en un mundo donde la historia, la muerte y la traición tienen tan desarreglado protagonismo. Aunque tal vez Díaz Yanes haya apostado por una forma innovadora de narrativa, sin coherencia, con personajes sin motivación, aceptando el caprichoso azar de un guión poco menos que ultrajante. Si así fuera, todo estaría justificado dentro de la equívoca trama.

  Los 26 millones de euros que ha costado "Alatriste" han servido para crear un débil fenómeno mediático demasiado voluble e inconsistente detrás del cual se esconde una sucesión de anécdotas históricas servidas con total carencia de línea argumental, que puntualiza y ampara todos los defectos del cine español y ninguna de las virtudes del cine épico (sea americano, francés o de cualquier otro lugar del mundo). Algo, como mínimo, que se debería haber intentado, al menos, en sus propuestas bélicas, donde Díaz Yanes ha orquestado las pocas secuencias de lucha cuerpo a cuerpo o colectivas desde la impericia de un director poco curtido en estas cuitas. Y es que a Yanes, "Alatriste" le sobrepasa en todo momento.

  Un hecho patentizado en esa batalla final de Rocroi que gravita en la incapacidad, saturada de primeros planos y planos medios del enfrentamiento entre dos ejércitos. Secuencia que se dilata con una multitud que decrece en número a cada plano gracias a la mano del ordenador. Algo nunca visto en una sinfonía de sangre digital, de falseada suciedad e inverosímil muerte que acaba por dejar a la vista otro de sus muchos defectos. Desequilibrio éste que también alcanza al equipo artístico. Si Viggo Mortensen sobresale, a pesar de un acento muy forzado y anómalo, llenando la pantalla con su carisma, haciendo de Diego Alatriste un personaje descarnado, amargo y lúcido, y responden a ese marchamo de brillantez los efectivos Javier Cámara, Juan Echanove y Eduard Fernández, tres intérpretes sólidos y en continuo estado de gracia., no ocurre lo mismo con gente como Eduardo Noriega, la improcedente Blanca Portillo (en un papel grotesco e irracional) y las torpes aportaciones de Ariadna Gil y la insufrible Elena Anaya.

  "Alatriste" termina por ser una película diluida en la apatía, sin la más mínima intriga, acción o emoción. En definitiva, un “quiero y no puedo”, un cúmulo de intenciones galvanizadas en su ambiciosa magnitud que se logran en parte, y que acaban por naufragar en un mar de torpeza narrativa, sin hilo argumental capaz de enlazar los distintos fragmentos de una cinta ambulante en todas sus definiciones.

Calificación:


Imágenes de "Alatriste" - Copyright © 2006 Estudios Picasso, Origen y NBC Universal Global Network España. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Alatriste"
Añade "Alatriste" a tus películas favoritas
Opina sobre "Alatriste" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Alatriste" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Poseidon     Domino     Superman returns: El regreso (Superman returns)     El señor de la guerra (Lord of war)     La sombra de la sospecha (The sentinel)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad