LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Novela "El camino de los ingleses" (Antonio Soler)
NOVELA

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EL CAMINO DE LOS INGLESES


Dirección: Antonio Banderas.
Países:
España y Reino Unido.
Año: 2006.
Duración: 120 min.
Género: Drama.
Interpretación: Alberto Amarilla (Miguelito Dávila), María Ruiz (Luli Gigante), Raúl Arévalo (Babirusa), Félix Gómez (Paco Frontón), Fran Perea ("El Garganta"), Marta Nieto ("La Cuerpo"), Mario Casas (Moratalla), Antonio Garrido (Cardona), Antonio Zafra ("El Enano Martínez"), Berta de la Dehesa ("La Gorda de la Cala"), Cuca Escribano (Fina), Juan Diego (don Alfredo), Victoria Abril ("La Señorita del Casco Cartaginés").
Guión: Antonio Soler; basado en su novela.
Producción: Antonio Banderas, Gustavo Ferrada, Carlos Taillefer y Antonio Meliveo.
Música: Antonio Meliveo.
Fotografía:
Xavi Giménez.
Montaje: Mercedes Alted.
Dirección artística: Javier Fernández.
Vestuario: Bina Daigeler.
Estreno en España: 1 Diciembre 2006.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

Con su propia voz

  Segunda incursión al otro lado de la cámara de Antonio Banderas, tras su debut en la dirección hace siete años con “Locos en Alabama”. Con el tiempo, aquel sorprendente trabajo es de lo poco que dignifica una trayectoria en otras latitudes compuesta, en su mayor parte, por cine de género de dudosa calidad. Demostraba una más que notable solvencia narrativa y capacidad para cuajarla en imágenes, y uno de los motivos que tal vez le impulsaron a embarcarse en la realización de un primer film tan lejano a sus orígenes fue brindarle a Melanie Griffith un estupendo, y casi último, papel. El regreso ahora a su Málaga natal tendría, por su implicación personal y aspecto marcadamente autobiográfico, el carácter más propio de una ópera prima, ocasión para volcar, como suele ocurrir en obras primerizas, los recuerdos de sus años de juventud.

 

  Banderas encontró entre las líneas de uno de los últimos premios Nadal, “El camino de los ingleses”, de Antonio Soler, fragmentos de sus vivencias, y ha contado con el propio escritor, compañero de generación, como coautor del guión. Sin duda pudo sentirse algo reflejado en la figura de su protagonista, Miguelito Dávila, un joven que quiere ser poeta y abandonar su entorno, admirador de Dante y su "Divina comedia”, que tiene su propia bajada a los infiernos en forma de primeros amores frustrados, iniciación en brazos de la mujer madura, y miedo ante la incertidumbre del futuro. Junto a él, un grupo de jóvenes sufrirán durante un verano, allá por los años 70, diversos acontecimientos que marcarán el fin de su adolescencia.

  Hasta allí todo puede sonar lejanamente conocido, ese lugar fronterizo, el paso de la juventud a la madurez, constantemente revisitado por la memoria. La delicada cuestión es cómo decide Banderas trasladar a la pantalla un relato de iniciación en el que se suceden fragmentos oníricos, recuerdos y simples impresiones. Para ello, se instala en un exceso visual con el que despliega todo un catálogo de alardes, continuos movimientos de cámara, ralentizaciones, cambios de ritmo o tiempo, con una fotografía que recorre un hermoso abanico de posibilidades cromáticas, pero que estilísticamente no remite a una época determinada, imprecisión que choca con la lograda ambientación de aquel tiempo. Sobre este conjunto planea, además, una especie de miedo al silencio, que le lleva a subrayar buena parte del metraje con una enfática música.

  Todo ello abre, desde sus primeras imágenes, una brecha entre la sencillez de los hechos y su ampulosa forma, que en última instancia resulta irresoluble. El guión queda fragmentado entre estas licencias visuales, con subjetivos significados, y un realismo que resulta lejano, generando en algunos momentos irritación, en otros, un inevitable distanciamiento con lo narrado. La cinta está surcada por una voz en off con forma de críptico locutor de radio, de dulce cadencia literaria, pero cuyo efecto en pantalla no va más allá de un sugerente ruido de fondo.

  Al igual que su joven protagonista, el director emprende la continua búsqueda de la poesía fílmica, y cuando la alcanza lo hace con intensidad, en unas cuantas secuencias magníficas, pero que inmersas en el tono artificioso del conjunto no destacan lo suficiente. Logra también un buen pulso narrativo en el desarrollo del tramo final, con aires de fin de una etapa, resuelto con fuerza y convicción. Sorprende su casi total ausencia de referencias políticas de aquel periodo, pero tampoco tiñe con una fácil nostalgia los recuerdos, a los que no ahorra su dureza. Más que en el entorno, en especial funciona la exploración de los confusos sentimientos de este aspirante a poeta. Alguno de estos momentos aislados, junto al trabajo del grupo de jóvenes intérpretes, son lo más destacado del film.

  Y es que la mano del Banderas actor se deja sentir en la entrega de un reparto compuesto por caras no desconocidas, pero sí lo suficientemente maleables, destacando la sensibilidad de sus protagonistas, Alberto Amarilla y María Ruiz, y el impactante Raúl Arévalo, confirmando lo ya visto en "Azuloscurocasinegro". Supone también un reencuentro con Victoria Abril, actriz que despliega su sabiduría interpretativa en un papel que intenta sacar del tópico. Después de su breve paso por esta historia, es difícil no pensar qué lejanos quedan aquellos tiempos en que formaron una de las parejas más magnéticas del cine español con “Átame”.

  Cuando una película que acapara tanta atención resulta irregular, incluso fallida en algunos aspectos, siempre se puede echar mano a la socorrida “propuesta distinta” dentro de nuestro panorama, aunque no todo cuela. Ciertamente, esta propuesta es diferente, pero da la sensación que su innecesaria complicación responde al temor del director a que su obra quedase clasificada con un cliché del estilo a “otra crónica en torno al fin de la adolescencia”. Por suerte, todavía hay autores que no dudan recorrer el difícil camino de la sencillez para lograr la emoción y pulsar sentimientos. Banderas dejó claro de pleno en su primer largometraje, y parcialmente en éste, tener una mirada y una voz propia como cineasta, y es de esperar que utilice su posición, ganada tras años de duro trabajo, para seguir explorando este potencial.

Calificación:


Imágenes de "El camino de los ingleses" - Copyright © 2006 Green Moon, Sogecine y Future Films. Fotos por Matías Nieto. Distribuida en España por Sogepaq e Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El camino de los ingleses"
Añade esta película a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Grbavica: El secreto de Esma (Grbavica)     El ciclo Dreyer     Los fantasmas de Goya     Cabeza de perro     El destino

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad