LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EL VIENTO QUE AGITA LA CEBADA
(The wind that shakes the barley)


Dirección: Ken Loach.
Países:
Irlanda, Reino Unido, Alemania, Italia y España.
Año: 2006.
Duración: 124 min.
Género: Drama.
Interpretación: Cillian Murphy (Damien), Pádraic Delaney (Teddy), Liam Cunningham (Dan), Orla Fitzgerald (Sinead), Mary O'Riordan (Peggy), Mary Murphy (Bernadette), Roger Allam (Sir John Hamilton), Laurence Barry (Micheail), Damien Kearney (Finbar), Frank Bourke (Leo), Myles Horgan (Rory), Martin Lucey (Congo).
Guión: Paul Laverty.
Producción: Rebecca O'Brien.
Música: George Fenton.
Fotografía:
Barry Ackroyd.
Montaje: Jonathan Morris.
Dirección artística: Fergus Clegg.
Vestuario: Eimer Ní Mhaolddomhnaigh.
Estreno en Reino Unido: 23 Junio 2006.
Estreno en España: 15 Septiembre 2006.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

Nueva entrega del mismo discurso

  Palma de Oro por sorpresa en el último Festival de Cannes (más de uno se debió de quedar “al borde de un ataque de nervios”, por otra parte, algo habitual en los jurados de los festivales internacionales, siempre dotados de un peculiar sentido del humor: el último León de Oro en Venecia, la china "Sanxia haoren", dejó fuera de combate a crítica y público), un galardón que muchos entendieron como el reconocimiento global a la carrera de su autor. El muy prolífico Ken Loach pasaría por una especie de guerrillero del cine: que hay que denunciar injusticias y hacer crítica social en casa, Inglaterra, tiene donde elegir (“Lloviendo piedras”, “Ladybird, Ladybird”, “Mi nombre es Joe”); que toca hacer una incursión en los desequilibrios de Centroamérica, “La canción de Carla”; darse una vuelta por los derechos de los hispanos en EEUU, "Pan y rosas"; rastrear la Guerra Civil Española, “Tierra y libertad”.

 

  Revisa ahora parte del proceso de independencia de Irlanda, su guerra contra Inglaterra y el posterior enfrentamiento civil, a través de las vicisitudes de dos hermanos de futuro en principio divergente, cuyo destino se une en la lucha contra el dominio extranjero, separados y enfrenados más tarde por una distinta toma de posición en el conflicto. Las raíces de esta cuestión todavía latente, extrapolable en la actualidad a todos los ejemplos que se desee, reúne varias de las constantes temáticas de su obra. Su casi siempre controvertido trabajo, y el de su guionista Paul Laverty, genera un debate que desborda en muchas ocasiones el hecho puramente cinematográfico.

  En este sentido, se le suele acusar de oportunista y fácilmente polémico, al mismo tiempo que, sin duda, es loable su labor de agitar conciencias. Cierto que el realismo social en el cine es tan respetable como en otras artes, aunque hay quienes prefieren un análisis del trasfondo social o político a través de otros caminos, igual de efectivos pero menos evidentes, o el incisivo humor de un, por ejemplo, Stephen Frears. Si se elige ver una película de Loach o de sus seguidores (alguno bastante cercano) se puede adivinar, ha habido tiempo suficiente para ello, qué puede encontrarse uno. Hasta allí de acuerdo, pero es mucho más discutible, y en esto vuelve a caer de lleno, que no plantee un debate abierto que ofrezca al espectador la posibilidad de decidir, sino que tome partido de forma tan explícita que sitúe su visión por encima de cualquier otra verdad, y de esta forma coarte, paradójicamente, una libertad por la que en teoría está luchando.

  Así, el elemento más negativo de la cinta es un maniqueísmo (del que tanto se ha hablado a lo largo de su trayectoria, y que de nuevo está generando ríos de tinta) que separa radicalmente lo narrado entre el bien y el mal. La Historia, las decisiones de la vida, suelen estar llenas de contradicciones, ambigüedades, los grises superan muchas veces al blanco o el negro. La opresión británica se plasma en unas secuencias cargadas de crispación, en las que los soldados ingleses quedan reducidos a meros arquetipos airados y violentos empuñando sus fusiles. El tremendo, hondo y sincero dramatismo de la primera secuencia que muestra los abusos al pueblo irlandés pierde fuerza a medida que esas mismas situaciones se reiteran sin ahorrar brutalidad. Sólo uno de estos soldados (pero claro, su padre era irlandés) parece un ser con capacidad de duda ante la barbarie que se está cometiendo.

  Al menos es objetivo al mostrar, con una mirada cargada de frialdad, cómo los fusilamientos y crímenes se ejecutaron en ambos bandos, aunque una vez desalojado el ejercito inglés e iniciada la guerra civil, su alineación continúa con aquéllos que se negaron a los pactos con Inglaterra, recubriendo sus actos de integridad moral hasta sus últimas consecuencias. Al parecer aspiraban a establecer un estado socialista, abortado por los intereses políticos, económicos y religiosos de la época; otra revolución perdida, que es, en última instancia, donde el director quiere reconducir el sentido de lo expuesto, la siempre presencia, en sus distintas formas, de unos poderes opresores contra los que hay que combatir, lo que lleva contando desde hace 20 años.

  Al margen de este cuestionable discurso, la construcción formal pone de manifiesto el estilo y oficio habituales del autor, que rueda con eficacia, sencillez en la puesta en escena y una excelente ambientación. Esta vez su acostumbrada economía de medios puede hacer cojear los resultados, parece que el destino de Irlanda se decidió entre unos treinta soldados, en torno a los mismos parajes y en unas cuantas reuniones políticas. El ritmo se mantiene gracias también a la sabia utilización de las discusiones en las asambleas (de nuevo su gusto por estas escenas corales) y, de forma brillante, del cinematógrafo, como recursos para explicar el desarrollo de los acontecimientos históricos.

  En el lado positivo de la balanza destacar también su habilidad para hacer trascender el devenir político en el trágico destino de los dos protagonistas, y entre lo más interesante, la difícil evolución del hermano menor, Damien, al que con ajustado talento da vida el emergente Cillian Murphy. Junto a esto, la sensibilidad para transmitir el espíritu irlandés, sus paisajes y la nobleza de sus gentes aparecen en momentos tan hermosos como la canción que da título al film, rasgos de autenticidad a la que contribuye la espléndida verosimilitud del resto del elenco, especialmente el femenino.

  A pesar de un afán aleccionador que nunca abandona a este incansable cineasta, el desarrollo de la vertiente íntima compensa en parte su visión parcial de todo este asunto, y el conjunto posee la entidad de sus otros reputados trabajos. Por desgracia, nunca le van a faltar motivos para coger su cámara ni próximos lugares donde acudir, estaciones de militancia para todo un tren de largo recorrido.

Calificación:


Imágenes de "El viento que agita la cebada" - Copyright © 2006 Sixteen Films, Matador Pictures, Regent Capital, UK Film Council, Bord Scannán Na Héireann, Irish Film Board, Filmstiftung Nordhein-Westfalen, Element Films, BIM Distribuzione, Pathé Distribution, Cinéart, TV3 Ireland y Film Coopi. Distribuida en España por Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El viento que agita la cebada"
Añade esta película a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Shadowboxer     El último día (Le dernier jour)     Junebug     Sin ti     Tiempos de amor, juventud y libertad (Three times) (Zui hao de shi guang)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad