LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EL ILUSIONISTA
(The illusionist)


Dirección: Neil Burger.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 110 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Edward Norton (Eisenheim), Paul Giamatti (inspector Uhl), Jessica Biel (Sophie von Teschen), Rufus Sewell (príncipe Leopold), Eddie Marsan (Josef Fischer), Jake Wood (Jurka), Tom Fisher (Wiligut), Karl Johnson (doctor).
Guión: Neil Burger; basado en el relato corto "Eisenheim: The illusionist" de Steven Millhauser.
Producción: Michael London, Brian Koppelman, David Levien, Bob Yari y Cathy Schulman.
Música: Philip Glass.
Fotografía:
Dick Pope.
Montaje: Naomi Geraghty.
Diseño de producción: Ondrej Nekvasil.
Vestuario: Ngila Dickson.
Estreno en USA: 18 Agosto 2006.
Estreno en España: 17 Noviembre 2006.

CRÍTICA por Miguel A. Delgado

  ¿Una nueva muestra del espionaje de ideas hollywoodiense o algo que se huele en el aire? La magia está de moda (como demuestra el éxito mundial de un libro como “Jonathan Strange y el señor Norrell”, de Susanna Clark) y, a la espera de que se estrene en nuestras pantallas la aportación al género de Christopher Nolan, ya tenemos entre nosotros “El ilusionista”, el otro título de la temporada con un mago como protagonista.

  Quizá ni siquiera sea casual el momento y la época en los que se sitúa la historia. Viena, 1900: un imperio regido aún al antiguo modo pero con el encanto de un mundo abocado a la pronta desaparición, y un fascinante cambio de siglo en el que conviven las viejas creencias con el inicio de la cascada de maravillas que traerá una ciencia que aún es vista como salvadora del hombre.

 

  La forma en cómo queda atrapado ese momento es el principal mérito de un filme como “El ilusionista”, que juega su principal baza en el aspecto visual, con un tratamiento de la imagen sin brillo y una luz que recuerda al de las viejas películas mudas (hasta el punto de que, en la secuencia en la que se nos relata la infancia del niño Eisenheim, los acordes de la banda sonora de Philip Glass transmiten una curiosa sensación de déjà vu, porque producen un efecto similar al de la versión restaurada del “Drácula” de Browning, cinta ya no muda pero con una estética muy unida al cine silente, musicada por él).

  Pero estamos en el 2006, y a esa capacidad de manipular la imagen se une la nueva y poderosa herramienta de que se ha dotado el lenguaje cinematográfico: la tecnología digital. Y así, gracias a ella, podemos ver los espectáculos de magia, no ya como realmente debieron ser, sino como la versión popular debía contar que eran. En un momento en el que prácticamente cualquier cosa es posible en pantalla, la creatividad, la imaginación y el sentido de la belleza se vuelven fundamentales para que nos llame la atención lo que sucede en el escenario, hastiados como empiezan a estar nuestros ojos de tanta maravilla. Y “El ilusionista” lo consigue, hasta el punto de que las actuaciones de Eisenheim son lo mejor del largometraje, especialmente las de la parte final, en la que sin recursos espectaculares se lanza una mirada a las viejas creencias espiritistas y el ansia de tener noticias del más allá.

  Lástima que la historia de amor, típica en su planteamiento y bien interpretada por un siempre solvente Rufus Sewell y unos correctos Edward Norton y Jessica Biel, no raye a la misma altura, y que el guión sea demasiado previsible, incluido su presunto giro radical, que cualquier espectador avezado (que, a estas alturas, es casi cualquiera que se siente en la butaca de un cine) verá venir prácticamente desde que la trama se ponga en marcha. Afortunadamente, y aunque impida que la película despliegue todo su potencial, esta debilidad narrativa no llega a dar al traste con la obra, gracias a la solidez del resto de su construcción.

  Pero es de justicia hacer mención, de nuevo, de un monstruo como Paul Giamatti, heredero directo de la prodigiosa escuela de secundarios robaplanos de Hollywood, que aquí vuelve a ofrecernos un auténtico recital de interpretación. Uno empieza a pensar que, el día que se estrene un título en el que este hombre esté mal, podremos ir haciendo las maletas: será, sin lugar a dudas, una de las señales del Juicio Final, algo tan fuera del orden natural de las cosas como si empezasen a llover ranas sobre nuestras cabezas o el agua se volviese sangre.

Calificación:


Imágenes de "El ilusionista" - Copyright © 2006 Yari Film Group, Bob Yari Productions, Koppelman-Levien Productions, Michael London Productions y Contagious Entertainment. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El ilusionista"
Añade "El ilusionista" a tus películas favoritas
Opina sobre "El ilusionista" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El ilusionista" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Superman returns: El regreso (Superman returns)     La casa del lago (The lake house)     Tránsito (Stay)     El señor de la guerra (Lord of war)     El asesinato de Richard Nixon (The assassination of Richard Nixon)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad