LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


PARIS, JE T'AIME


cartel
Dirección: Olivier Assayas, Frédéric Auburtin, Gérard Depardieu, Gurinder Chadha, Sylvain Chomet, Joel Coen, Ethan Coen, Isabel Coixet, Wes Craven, Alfonso Cuarón, Christopher Doyle, Richard LaGravenese, Vincenzo Natali, Alexander Payne, Bruno Podalydès, Walter Salles, Daniela Thomas, Oliver Schmitz, Nobuhiro Suwa, Tom Tykwer y Gus van Sant.
Países:
Francia y Alemania.
Año: 2006.
Duración: 120 min.
Género: Drama romántico.
Interpretación: Catalina Sandino Moreno, Sergio Castellitto, Miranda Richardson, Leonor Watling, Juliette Binoche, Willem Dafoe, Nick Nolte, Maggie Gyllenhaal, Fanny Ardant, Wes Craven, Elijah Wood, Alexander Payne, Natalie Portman, Gérard Depardieu, Bob Hoskins, Ben Gazzara, Steve Buscemi.
Guión:  Emmanuel Benbihy, Bruno Podalydès, Paul Mayeda Berges, Gurinder Chandha, Gus van Sant, Ethan Coen, Joel Coen, Walter Salles, Daniella Thomas, Christopher Doyle, Gabrielle Keng, Kathy Li, Isabel Coixet, Nobuhiro Suwa, Sylvain Chomet, Alfonso Cuarón, Olivier Assayas, Olivier Schmitz, Richard LaGravenese, Vincenzo Natali, Wes Craven, Tom Tykwer, Gena Rowlands y Alexander Payne; basado en una idea original de Tristan Carné.
Producción: Claudie Ossard y Emmanuel Benbihy.
Música: Pierre Adenot, Christophe Monthieux, Leslie Feist, Reinhold Heil, Johnny Klimek, Marie Sabbah y Tom Tykwer.
Fotografía:
Bruno Delbonnel, Pascal Marti, Eric Gautier, Pascal Rabaud, David Quesemand, Pierre Aïm, Eric Guichard, Tetsuo Nagata, Gérard Stérin, Franck Griebe, Jean-Claude Larrieu, Denis Lenoir, Michael Seresin, Matthieu Poirot-Delpech, Michel Amathieu y Maxime Alexandre.
Montaje: Simon Jacquet, Anne Klotz, Hisako Suwa, Alexandre Rodriguez, Luc Barnier, Isabel Meier, Stan Collet y Mathilde Bonnefoy.
Diseño de producción: Bettina von den Steinen.
Vestuario: Olivier Bériot y Pierre-Yves Gayraud.
Estreno en Francia: 21 Junio 2006.
Estreno en España: 23 Febrero 2007.

CÓMO SE HIZO "PARIS, JE T'AIME"
Notas de producción © 2006 Manga Films

  Para la realización de Paris, je t'aime se ha solicitado a un buen grupo de realizadores internacionales que narrara una historia acerca de un encuentro romántico en la Ciudad de la luz. París posee un historial cinematográfico muy rico pero, en lugar de mirar al pasado, la intención de todos los implicados fue más bien la de reflejar la ciudad tal y como se presenta actualmente, prescindiendo por completo de la idea de 'imagen de postal' inherente a París para revelar aspectos de la capital nunca antes mostrados en la gran pantalla. Paris, je t’aime refleja una variada mezcla de clases sociales, generaciones, culturas y ambientes.

 

  La mayoría de los directores implicados en el proyecto no son oriundos de París, y sus filmes, en consecuencia, captan tanto la realidad del París contemporáneo como algo del encanto que se siente como extranjero cuando se visita la ciudad. La curiosidad les hace ir hacia los rincones de la urbe que acaso sus colegas franceses no han considerado explorar siquiera. Su visión de París sorprenderá incluso a aquéllos que lo conocen bien, al tiempo que refuerza el estatus del lugar como ciudad de l'amour.

  "La Bastilla es el hogar para un batiburrillo de gentes integrado por clase obrera, burgueses y modernos. Se trata de una zona que encaja perfectamente con mi noción de “huir de la 'imagen de postal' de París“, comenta Isabel Coixet en relación a su episodio de la película: Bastille. "En cada uno de los distritos existe un submundo que raramente percibimos, y eso es lo que queríamos mostrar", comenta por su parte Walter Salles acerca del proyecto. Mientras que Wes Craven declara: "Cuando me ofrecieron el veinteavo distrito, mi reacción fue: 'Oh, allí hay un cementerio enorme; ¡perfecto!' Se trata de un lugar realmente grande, el escenario ideal para una película que pretende ofrecer múltiples perspectivas acerca de la vida".

  Acerca del desarrollo y su participación en él, Joel y Ethan Coen apuntan: "No habíamos tenido nunca la ocasión de rodar un cortometraje. Estamos encantados de que se nos halla propuesto integrarnos en este proyecto para narrar una historia de nuestra cosecha que juegue con el tópico de París como capital para los amantes de todas partes".

  Según la productora delegada Claudie Ossard, "todo comenzó el día en que Emmanuel Benbihy vino a verme con la película de Tom Tykwer, que acontece en el distrito décimo, producida por el sello de Tom: X-Filme. Se dirigió a mí con total franqueza: Me explicó que el proyecto era difícil de levantar para un joven productor como él mismo, y que me visitaba con el fin de preguntarme si le ayudaría a producir el film. Le respondí a Emmanuel con igual franqueza que lo importante era que la potencial cinta aglutinara directores de todo el mundo. Estuvo de acuerdo, y me comprometí en el proyecto. Sentía curiosidad por ver París a través de la mirada de unos directores extranjeros”.

  Con la cinta de Tom Tykwer ya rodada (Agosto de 2002), el proyecto fue presentándose a directores de todo el globo. Los Hermanos Coen fueron los primeros en sumarse y pronto estuvieron rodando su historia (Enero de 2005). Ambos filmes, el de Tykwer y el de los Coen, funcionaron como 'pilotos' que daban fe de la calidad del largometraje propuesto. Henri Jacob, Burkhard Von Schenk y Pirol Film Production, y Celsius Entertainment desempeñaron un papel esencial en la financiación de la película. La calidad de los dos primeros filmes, y la reputación de sus respectivos realizadores ejercieron muy pronto un efecto de bola de nieve. Claudie Ossard comprobó pronto que uno de los grandes retos en el proceso de creación del film residía en el establecimiento de un equilibrio entre los respectivos intereses de los directores para con los diversos distritos de París. Muchos realizadores se enamoraron de las áreas obreras de la ciudad. Una primera excepción fue Walter Salles, quien rodó en Belleville, sólo para verse asaltado súbitamente por una idea para un film enmarcado en el distrito 16º.

  A medida que los más grandes directores del mundo iban rodando sus filmes, los productores veían que los realizadores no sólo se estaban enamorando de la ciudad, sino que estaban mostrando aspectos de la misma que casi ni los francesas conocían.

  "Los parisinos conocemos tan bien la ciudad, que el hábito acaba por hacernos ciegos a muchas cosas que acontecen a nuestro alrededor. Estaba convencida de que un grupo de directores procedentes de todas partes del globo nos haría ver París con ojos nuevos. Y por otro lado, considerando el proyecto desde el punto de vista de un productor, sabía que podía contar con el encanto de París para convencer a los más importantes directores internacionales de que se integraran en el film. De hecho, París era nuestro as en la manga a la hora de hacer que el proyecto arrancara”, añade Ossard.

  Además del deseo de poder disponer para el proyecto de una selección de los principales directores internacionales, los productores se aseguraron de no descuidar una representación de realizadores del propio país. Bruno Poldalydès, Olivier Assayas y Sylvain Chomet: todos se sumaron con la mayor de las predisposiciones al desafío de crear una representación original de la ciudad que les es tan próxima. El proceso estuvo lleno de sorpresas para los franceses, con una Sylvain Chomet (Bienvenidos a Belleville (Belleville Rendez-Vous, 2003)) rodando con actores y localizaciones auténticos por primera vez en su carrera. Para los directores extranjeros, el proceso significó descubrimiento, con la ayuda del equipo de producción.

  Dice Ossard: "Proveímos a cada uno de los directores de montañas de información acerca de la zona que habían elegido, de tal modo que sabían dónde hallar los monumentos –y los mejores bistros--. La mayoría escudriñaban el lugar en busca de localizaciones al tiempo que escribían el guión, o poco antes de que el rodaje se iniciara. Eso fue lo que le ocurrió a Gus Van Sant, por ejemplo. En mayo de 2005, inmediatamente después de que pasara por Cannes con Last Days (2005), se paseó por el Marais para ir perfilando la idea para la historia que albergaba en su cabeza".

  Todos los guiones se han escrito, o coescrito por los directores de las diversas cintas, con la excepción de Quartier Latin, de Frédéric Auburtin y Gérard Depardieu, que lo escribió Gena Rowlands. Una vez determinados quiénes iban a ser los realizadores, y finalizados los guiones, ahora debía comenzar el proceso de forjar el reparto.

  La mayoría de los directores implicados conocían a actores concretos con los que querían rodar sus respectivas cintas. Aparte de esos casos específicos, el reparto se integró con actores franceses. Los directores argumentaron qué buscaban para cada rol concreto y, en función de ello, se les facilitó pruebas de pantalla en DVD. Una vez que llegaron a París, comenzaron los ensayos con los actores que habían elegido. El largometraje resultante aglutina un reparto estelar verdaderamente internacional, donde podemos hallar nombres tan célebres como Steve Buscemi, Elijah Wood, Juliette Binoche, Ludivine Sagnier y Fanny Ardant, quienes aceptaron trabajar por un sueldo menor del que tienen estipulado sólo por su deseo de hacer que el film tuviera éxito.

  “Decidí que para la película sólo quería técnicos europeos, y la mayoría de ellos franceses. Quería que esos directores de todas partes del globo comprobaran cuán buenos son nuestros técnicos, y así animarles a que regresen y rueden en Europa”, confiesa Ossard. Los productores barajaron a varios posibles integrantes de los equipos técnicos e informaron a cada director de las posibilidades. Con tan sólo unas pocas excepciones (Olivier Assayas, Isabel Coixet y Oliver Schmitz), los cineastas trabajaron sin sus habituales equipos. Para muchos de ellos, entre los que estaban los Coen, ese factor devenía un nuevo elemento a sumarse a todo lo que les generaba un gran anhelo por el proceso de producción.

  Con la excepción de los segmentos de Tom Tykwer y Joel y Ethan Coen, el rodaje de Paris, je t’aime tuvo lugar entre julio y noviembre de 2005. Cada segmento requirió una media de dos o tres días para su consecución. Los diversos rodajes se caracterizaron por un nivel de colaboración excepcional entre actores y directores, y por la plena conciencia de que cada segmento debía formar parte de un proyecto colectivo superior.

  El reto para cada director estribaba en narrar la historia de un encuentro romántico en París en unos cinco minutos, y bajo un presupuesto relativamente apretado. Pese a las constricciones concretas del proyecto, ninguno de los directores se sintió frenado desde la perspectiva creativa. Paris, je t'aime les ha proporcionado la ocasión de trabajar en el formato del cortometraje con el que muchos de ellos lograron hacerse el nombre.

  Dice Ossard: “Estaba allí para todos ellos, por lo que me sería muy difícil relacionar todos los grandes momentos que experimenté. Por supuesto, observar cómo trabajaba Gena Rowlands sería uno de ellos, y el punto emotivo reinante en el rodaje de Isabel Coixet fue memorable. Era fascinante presenciar a Vincenzo Natali rodar su film de vampiros en el distrito octavo, dejando caer una intencionada y peculiar referencia al trabajo del maestro del terror Wes Craven, que consintió en actuar en el film. Otro momento inolvidable, para mí personalmente, aconteció en el film de los Coen. Habían decidido trabajar con Bruno Delbonnel, director de fotografía de Amèlie (Le fabuleux destin d’Amèlie Poulain, 2001). Me vi con él en la misma estación de metro que Jeunet había usado en su largometraje, y que los Coen también habían elegido para su segmento: ¡Una pequeña broma que el destino me tendió!”

  Una vez que todos los segmentos se acabaron de rodar, la producción alquiló oficinas en La République donde todos los directores fueron para montar y trabajar las mezclas de sus respectivos filmes. Fue en aquel momento que el equipo de producción comenzó a trabajar en las transiciones entre los distintos segmentos y en hallar el nexo de unión entre las historias que proporcionara al conjunto de la película una sensación de fluidez.

  Frédéric Auburtin recibió el cometido de supervisar el montaje del largometraje junto a Simon Jacquet. En la sala de montaje, Paris, je t’aime se asemejaba más bien a un gigantesco cubo de Rubik. Había una infinidad de soluciones posibles en todo aquel material, y Frédéric tenía la misión de dar con la solución que mejor funcionara para el film.

  Según el supervisor de montaje Frédéric Auburtin, "volvimos a mirarnos la película desde cada ángulo posible para lograr inspirarnos y así emprender el camino correcto a seguir. Se hizo evidente que debíamos comenzar por los filmes en si mismos. Tratamos de extraer todos los elementos emocionales, dramáticos y temáticos de cada uno de los segmentos, y determinar dónde había cosas en común en ellos. Fue una labor larga y difícil; si se desplazaba algo, impactaba en todo lo demás. La película que se ve en las salas cinematográficas es la 81ª versión que intentamos. Hubo muchos otros aspectos a considerar. Por ejemplo, queríamos emplazar cada segmento de manera que luciera lo mejor posible procurando por encima de todo el respeto a la progresión emocional del largo en su conjunto”. Frédéric y su equipo aparecieron con la idea de enfatizar las transiciones entre los distintos segmentos, de remarcar en lugar de intentar ocultar el hecho de que saltamos de un universo a otro.

  La dinámica musical del film también era importante. Pierre Adenot compuso la música original. Elizabeth Anaïs y Christophe Monthieux escribieron la canción de cierre, un vals con palabras en francés e inglés. Feist, una cantante y compositora célebre en Francia, y que los productores admiran, registró la canción 'La même histoire' en Canadá a finales de abril. Will Jennings, que escribió la letra para 'My Heart Will Go On', hizo lo propio para la versión inglesa. La canción tiene lugar al final del film, sobre una compilación de planos que inicialmente se habían pensado para las transiciones entre segmentos. En esos planos, los personajes de los distintos filmes se entrecruzan por primera y única vez.

  “Finalmente, nos dimos cuenta de que lograríamos darle vida a un personaje que, sorprendentemente, apenas estaba presente en el primer borrador de la película: París. Pero no el París de las guías turísticas, sino más bien un París que, como en nuestro film, se compone de múltiples historias, generaciones, escenarios y etnias. Con nuestra idea de construir Paris, je t'aime a manera de largometraje convencional pese a su inusual estructura, nos obligamos a dar al producto una dirección bien definida. Cuando se ve el film de principio a fin, temas como la muerte y la soledad aparecen una y otra vez. Sin embargo, el equilibrio del conjunto resulta frágil. La experiencia del espectador ante el visionado del film cambio de un momento al siguiente. En eso consistía el reto. Confío que nos hallamos demostrado estar a la altura de la labor", añade Auburtin.

  En mayo de 2006, Paris, je t’aime tuvo su première en el Festival de cine de Cannes, donde inauguró la sección “Una cierta mirada” en medio de grandes aplausos. “Tras Amèlie (Le fabuleux destin d’Amèlie Poulain, 2001), juré no rodar otra película en París. Creía que Amèlie había sido lo mejor que me podía pasar. Sin embargo, esta nueva cinta me brindaba la oportunidad de mirar París desde una nueva perspectiva. Ésa es la auténtica fuerza de Paris, je t'aime, que se limita a la visión de la gente que la ha dirigido, a sus distintos personajes, estilos y preferencias. Es un auténtico placer constatar que el film funciona muy bien como conjunto, y ello pese a realizadores de gran personalidad individual con estilos y enfoques tan distintos a la hora de abordar su labor. Algunos recurrieron a tomas largas, algunos, a un montaje trepidante; otros efectuaron un storyboard de todo, mientras que los hubo que improvisaban sobre la marcha. Realmente, la cinta incita a volver a mirar París, hace que quieras salir a pasear por sus calles. Y ello se debe a que los realizadores rodaron en zonas que puede que no hayamos visitado habitualmente. Y alguien como yo, tan orgullosa de su ciudad, sabe que la cinta funciona porque se rodó apasionadamente. Espero que este film devenga embajador de París en todo el globo, y seguramente no podríamos hallarnos en mejor momento para que la cinta desempeñara ese rol. Creo que el hecho de que el largometraje inaugurara la sección de “Una cierta mirada” en Cannes fue de lo más apropiado porque efectivamente ofrece “una cierta mirada” acerca de París”, termina Ossard.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Paris, je t'aime" - Copyright © 2006 Victoires International y Pirol Film Production. Distribuida en España por Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Paris, je t'aime"
Añade "Paris, je t'aime" a tus películas favoritas
Opina sobre "Paris, je t'aime" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Paris, je t'aime" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Miss Potter     En busca de la felicidad (The pursuit of happyness)     Dreamgirls     La masai blanca (Die weisse Massai)     La ciencia del sueño (La science des rêves)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad