LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


PARIS, JE T'AIME


cartel
Dirección: Olivier Assayas, Frédéric Auburtin, Gérard Depardieu, Gurinder Chadha, Sylvain Chomet, Joel Coen, Ethan Coen, Isabel Coixet, Wes Craven, Alfonso Cuarón, Christopher Doyle, Richard LaGravenese, Vincenzo Natali, Alexander Payne, Bruno Podalydès, Walter Salles, Daniela Thomas, Oliver Schmitz, Nobuhiro Suwa, Tom Tykwer y Gus van Sant.
Países:
Francia y Alemania.
Año: 2006.
Duración: 120 min.
Género: Drama romántico.
Interpretación: Catalina Sandino Moreno, Sergio Castellitto, Miranda Richardson, Leonor Watling, Juliette Binoche, Willem Dafoe, Nick Nolte, Maggie Gyllenhaal, Fanny Ardant, Wes Craven, Elijah Wood, Alexander Payne, Natalie Portman, Gérard Depardieu, Bob Hoskins, Ben Gazzara, Steve Buscemi.
Guión:  Emmanuel Benbihy, Bruno Podalydès, Paul Mayeda Berges, Gurinder Chandha, Gus van Sant, Ethan Coen, Joel Coen, Walter Salles, Daniella Thomas, Christopher Doyle, Gabrielle Keng, Kathy Li, Isabel Coixet, Nobuhiro Suwa, Sylvain Chomet, Alfonso Cuarón, Olivier Assayas, Olivier Schmitz, Richard LaGravenese, Vincenzo Natali, Wes Craven, Tom Tykwer, Gena Rowlands y Alexander Payne; basado en una idea original de Tristan Carné.
Producción: Claudie Ossard y Emmanuel Benbihy.
Música: Pierre Adenot, Christophe Monthieux, Leslie Feist, Reinhold Heil, Johnny Klimek, Marie Sabbah y Tom Tykwer.
Fotografía:
Bruno Delbonnel, Pascal Marti, Eric Gautier, Pascal Rabaud, David Quesemand, Pierre Aïm, Eric Guichard, Tetsuo Nagata, Gérard Stérin, Franck Griebe, Jean-Claude Larrieu, Denis Lenoir, Michael Seresin, Matthieu Poirot-Delpech, Michel Amathieu y Maxime Alexandre.
Montaje: Simon Jacquet, Anne Klotz, Hisako Suwa, Alexandre Rodriguez, Luc Barnier, Isabel Meier, Stan Collet y Mathilde Bonnefoy.
Diseño de producción: Bettina von den Steinen.
Vestuario: Olivier Bériot y Pierre-Yves Gayraud.
Estreno en Francia: 21 Junio 2006.
Estreno en España: 23 Febrero 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Caleidoscopio del amor

  La capital francesa sirve de excusa para un proyecto internacional que reúne a prestigiosos directores y actores de cine, dispuestos a reforzar su icono como ciudad del amor. En este sentido, París funciona mejor como metáfora del romanticismo que como escenario urbano, pues muchas de esas breves historias podrían haberse rodado en cualquier otra ciudad, y la cámara hace más una visita turística que un acercamiento a la vida cotidiana de la capital. Son dieciocho miradas personales a la diversidad del amor, realizadas por otros tantos directores y circunscritas cada una a un barrio parisino.

 

  A estas alturas, resulta tópico decir que en un trabajo colectivo de cortometrajes de cinco o seis minutos, algunos de los autores se desenvuelven con mayor soltura recurriendo a una estética de cariz publicitaria y que otros se limitan a dar un rápido brochazo o a incoar alguna historia romántica, y también que la obra resulta desigual al contener algunos destellos de calidad mientras que a otras historias les falta fuerza. También es evidente que, entre tanta variedad, cada espectador tendrá sus preferencias según temática y tratamiento cinematográfico: unos encontrarán especialmente atractiva la propuesta de Alexander Payne por su simplicidad narrativa y su natural puesta en escena en torno a una sencilla turista americana, mientras que otros se decantarán por la surrealista y a ratos confusa de Christopher Doyle entre peluquerías chinas y modelos de belleza; alguno se sentirá atrapado por la fuerza dramática que Nobuhiro Suwa imprime a la historia de la desamparada madre (Juliette Binoche) que ha perdido a su hijo, habrá quien optará por la comicidad de los hermanos Coen y la gestualidad de un Steve Buscemi en el Metro de las Tuileries, y también habrá quien se quede fascinado por el goticismo y la estética del cómic con que Vincenzo Natali retrata a sus amantes vampiros. Son muchas historias y distintos los enfoques para hablar de lo que es el corazón de la vida y del cine, con miradas al primer amor –nos referimos al amor maternal por el recién nacido–, al propio de la adolescencia o al que brota en la llamada tercera edad, a aquel que atraviesa por dificultades o al que se estropea con la rutina o el adulterio, al que surge del flechazo o al que necesita un poco de poesía y sensibilidad, al amor autodestructivo o al que se ahoga en el sexo, al que brota con fuerza desde el alma doliente de quien siente el vacío del hijo muerto o al afecto homosexual que se despierta, y también al amor por quien es diferente –sugerente y valiente es la historia de los mimos presentada por Sylvain Chomet– e incluso al amor a la ciudad que a uno le acoge. Pero en cualquier caso, ninguno de ellos se presenta de manera agresiva o provocadora, sino que todos tienen la pátina de la sensibilidad o la poética de la interioridad, buscando infundir la sensación de estar vivo y la esperanza de escapar de la soledad que amenaza a la pareja de solterones con que se abre la película.

  La lógica estructura fragmentaria de la película y el escaso recorrido narrativo de cada historia impiden que el espectador entre emocionalmente en cada una de ellas, pero la labor integradora realizada por Frédéric Auburtin resulta eficaz para dar cierta unidad al conjunto, y consigue transportarle por los aires y tejados parisinos con panorámicas de gran belleza, cuando no hilvana las historias desde la misma calle o desde un rincón cualquiera, sin rupturas ni brusquedades estilísticas, o con suaves fundidos en negro; un epílogo en que varias tramas y personajes se cruzan fugazmente sirve para simbolizar el dinamismo de la vida y el amor, que no se termina en cinco minutos, que está expuesto al azar y que no se puede estancar en un instante. El propio Auburtin tiene también su corto en lo que es un claro homenaje a Cassavetes en su puesta en escena y fotografía, e incluso por trabajar con sus actores de siempre Gena Rowlands y Ben Gazzara, cuyos personajes aquí deciden divorciarse para volver a vivir un amor de juventud.

  No pretendiendo aquí bajar a comentar cada uno de los cortometrajes, sí que merece la pena destacar el trabajo de alguno de ellos. Impacta, por ejemplo, la fuerza de la historia de Suwa y el dramatismo que le imprime Binoche –en una soberbia interpretación que recuerda a la de "Azul"–, con su anhelo de reencontrarse con su hijo muerto y la necesidad de seguir viviendo en el presente, en un universo emocional que se sitúa entre lo real y lo mágico. Alfonso Cuarón hace por su parte un cuidado ejercicio de guión, picardía y sensibilidad, con una puesta en escena que Nick Nolte borda y que acaba sorprendiendo al espectador con giros que arrancan su sonrisa. Algo semejante logra Tom Tykwer en su historia de amor ciego entre una magnífica Natalie Portman haciendo de actriz que vive su primavera sentimental y un joven discapacitado, con una factura narrativa de tiempos acelerados –recuerda a su "Corre, Lola, corre"– y un quiebro final que también deja buen sabor de boca. Que el amor no entiende de razas y creencias y que la intolerancia no es más que reflejo de su ausencia –o de la superficialidad–, es lo que transmite Gurinder Chadha con su cámara, en una historia entre una chica musulmana y un adolescente que se desmarca de su pandilla al quedar atraído y enamorado por la autenticidad y finura de su media naranja. Una historia de amor y tolerancia, también muy lírica e interior y con un reiterado recurso al flashback, es la que cuenta Oliver Schmitz en torno a dos jóvenes negros y un par de cafés. La demostración de que el amor nace y crece, mengua y muere, para volver de nuevo a brotar con fuerza, todo a partir de un chaquetón rojo, es lo que Isabel Coixet muestra en su pieza, de claras resonancias temáticas e interiores en la línea de "Mi vida sin mí", con un Sergio Castellitto cuyo rostro es todo un poema entre lo cómico y lo dramático. Pero para ver realmente el tono tragicómico hay que enfocar la cámara a los hermanos Coen en la estación de Les Tuileries, con un gran Buscemi –un rostro también muy expresivo y elocuente– como desconcertado extranjero, perplejo ante las reacciones de una pareja que se molesta por considerarle un voyeur intruso o ante un niño que le incordia ajeno –o no– a lo que sucede a su alrededor. Como ya se ha dicho, Natali pone la nota gótica y distinta, yéndose al cómic y a la noche parisina para hacer morir-vivir de amor a Elijah Wood a manos de una vampiresa en toda regla. La propuesta de Gus van Sant sobre la homosexualidad incoada, la de Wes Craven haciendo resucitar a Oscar Wilde para aportar romanticismo al novio de Emily Mortimer, Walter Salles con una Catalina Sandino Moreno que cuida y canta nanas a recién nacidos, o la de Doyle y las peluquerías chinas no tienen la chispa que cabría esperar, mientras que Payne pone la guinda con su buena y sencilla americana de Denver que llega a París, y acaba enamorándose de la ciudad y sintiendo que ella también le corresponde.

  Queda claro, como se ha visto, que son varios los cortometrajes que respiran ese etéreo aroma del amor unido a otros aires de modernidad que pasan por el sentimiento de tolerancia –racial o religiosa– o de aceptación de quien es sencillamente diferente. No podía ser menos en la cosmopolita y globalizada ciudad del Sena, aunque se trate de una versión programática, amable y glamourosa, alejada de la cruda realidad de cada día –si no, que se lo pregunten a los sucesivos ministros de interior del país galo–. Pero ya se sabe que ”siempre nos quedará París”.

  Con tanto nombre ilustre aquí aparecido, resulta difícil que el lector-espectador no se sienta atraído por ver la película. No le defraudará pues encontrará un buen cóctel caleidoscópico de amor y respeto, bien ambientado y cohesionado, donde hallará algunas joyas, y un cine con sus pequeñas dosis de poesía y diversidad.

Calificación:


Imágenes de "Paris, je t'aime" - Copyright © 2006 Victoires International y Pirol Film Production. Distribuida en España por Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Paris, je t'aime"
Añade "Paris, je t'aime" a tus películas favoritas
Opina sobre "Paris, je t'aime" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Paris, je t'aime" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Miss Potter     En busca de la felicidad (The pursuit of happyness)     Dreamgirls     La masai blanca (Die weisse Massai)     La ciencia del sueño (La science des rêves)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad