LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


PEQUEÑA MISS SUNSHINE
(Little Miss Sunshine)


cartel
Dirección: Jonathan Dayton y Valerie Faris.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 101 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Greg Kinnear (Richard), Toni Collette (Sheryl), Steve Carell (Frank), Paul Dano (Dwayne), Abigail Breslin (Olive), Alan Arkin (abuelo).
Guión: Michael Arndt.
Producción: Marc Turtletaub, David T. Friendly, Peter Saraf, Albert Berger y Ron Yerxa.
Música: Mychael Danna.
Fotografía:
Tim Suhrstedt.
Montaje: Pamela Martin.
Diseño de producción: Kalina Ivanov.
Vestuario: Nancy Steiner.
Estreno en USA: 26 Julio 2006.
Estreno en España: 20 Octubre 2006.

CRÍTICA por Almudena Muñoz Pérez

  Son pocas las películas que se atreven a adoptar un punto de vista infantil sin caer en la madurez excesiva, en esa ‘adultización’ que sólo pretende utilizar al niño/a como un buzón de confesiones prohibidas para labios adultos –"La huella del silencio" es uno de los ejemplos más recientes–. “Pequeña Miss Sunshine” posee la virtud de apostar por una niña auténtica, sin las trampas argumentales que la conviertan en una vía catártica para quienes la rodean. Por supuesto, si sólo viéramos el universo a través de sus enormes e inocentes gafas entonces no habría película adulta. Y los casi debutantes Jonathan Dayton y Valerie Faris dirigen sus intenciones hacia los tópicos más aburridos de dicho estrato de edad.

 

  Tal vez el punto de partida disfuncional sirva como un buen documento de venta ante una audiencia cansada de los repetitivos esquemas comerciales. Sin embargo, poco a poco esa alternativa entre el indie y la comedia clásica está derivando en otro prototipo que se resquebraja por su escasa originalidad. “Pequeña Miss Sunshine” huele en exceso a pretensiones de carretera secundaria y a aspiraciones metafísico-caseras –el adolescente que lee “Así habló Zaratustra”, el tío experto en Proust–. Nos lo anuncia ya su por otra parte manido recurso, presentación consecutiva y gestual de los protagonistas: la niña de vestimenta peculiar que pretende ganar un concurso de belleza, el joven que se rebela contra el entorno mediante la mudez, el abuelo rockero que esnifa marihuana, la madre permisiva, el padre cuadriculado y el tío gay suicida. Un puzzle cuyas piezas proceden de cajas distintas y que, acertadamente, sus directores no pretenden ensamblar a la fuerza en ningún momento. Pero ese mismo material de originalidad cuestionada no termina de casar con el mensaje preestablecido. No paran de repetirse a lo largo de la película diálogos acerca del éxito y el fracaso, del esfuerzo y la lucha como auténticos barómetros de superación personal, frases sacadas de manual de autoayuda que poco o nada se analizan en el viaje que emprende la familia hacia el certamen de Pequeña Miss Sunshine.

  La furgoneta que avanza siempre en línea recta, o que al menos se ve obligada a dar un giro para regresar al mismo punto, expresa el trazo que sigue la historia de Michael Arndt. Planteada como una mirada al horizonte, “Pequeña Miss Sunshine” rebosa un optimismo vital que chirría en muchos momentos con sus tropiezos dramáticos. Una sucesión de tragedias que tampoco se resuelven eficazmente con un humor que, sin rozar lo grotesco, en ocasiones apenas consigue elevar la sonrisa: la conversación sobre el suicidio durante la cena, las esperanzas truncadas de algunos personajes, o la segunda mitad de la cinta que recurre a una suerte de “Las uvas de la ira” con aires frívolos. Si los protagonistas no sufren, el espectador tampoco. Si se autocompadecen demasiado, el público los rechaza. Esta familia se preocupa demasiado en diseccionarse a sí misma, en demostrar el poco valor disponible por encima de la mediocridad que rebosan. Dicho propósito lo hemos oído en muchas ocasiones anteriores y los directores tampoco se encargan de variar los referentes, dejan que el filme fluya, siguiendo las líneas discontinuas del asfalto.

  La lógica reina en una historia que debería resolverse de otra manera, uniendo sus intenciones independientes a un contenido reflexivo. Pero ésa es sólo la cubierta, la etiqueta, el color llamativo de una furgoneta amarilla, porque dentro la película se mantiene dentro de los límites plásticos de cualquier road-movie –más planos del cielo a través de los cristales– y de un argumento de superación que se mueve entre los momentos simpáticos y el ridículo más absoluto. O qué es si no la llegada al certamen de belleza femenino, cuando cualquier realizador de inquietudes más o menos profundas habría aprovechado el espectáculo dantesco y pornográfico que ofrece esa tradición norteamericana. Finalmente se utiliza como una celebración de lo que ya nos habían implantado en la retina antes del título: sólo manteniéndonos en nuestras diferencias permaneceremos unidos.

  “Pequeña Miss Sunshine” funciona mejor en un tráiler que como largometraje, ni más ni menos que por el empeño en estirar una idea simple a través de mil kilómetros de viaje. Sin curvas, consecuentemente sin cambios drásticos, sin un humor más equilibrado –Dayton y Faris combinan sin gran tino las situaciones de slapstick con la ironía verbal–, el puzzle sigue sin mostrar una imagen clara. Aunque las piezas estén bien definidas: cada actor desempeña su papel con una convicción que traspasa la única credibilidad desde la pantalla. Lo demás es un deseo demasiado evidente por satisfacer al público alternativo y, de paso, llegar a las grandes masas con una historia tierna. El viaje no será del todo pesado, pero en la misma postura visual y argumental todo culo se cansa –y perdónenme la expresión–. Hay algo de alivio y complicidad al ver la furgoneta que se pierde en la carretera, pero también la esperanza incontenible de que dé un volantazo y cambie el ritmo. Demasiado tarde: sucedería fuera de nuestra vista y esa es otra historia.

Calificación:


Imágenes de "Pequeña Miss Sunshine" - Copyright © 2006 Fox Searchlight Pictures, Big Beach Films y Bona Fide Productions. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Pequeña Miss Sunshine"
Añade "Pequeña Miss Sunshine" a tus películas favoritas
Opina sobre "Pequeña Miss Sunshine" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Pequeña Miss Sunshine" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El Diablo viste de Prada (The Devil wears Prada)     Click     Separados (The break-up)     Mi mejor enemigo     Desayuno en Plutón (Breakfast on Pluto)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad