LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (24)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


DELIRIOUS


Dirección y guión: Tom DiCillo.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 107 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Steve Buscemi (Les Galantine), Michael Pitt (Toby Grace), Alison Lohman (K'Harma Leeds), Gina Gershon (Dana), Callie Thorne (Gabi), Kevin Corrigan (Ricco), Richard Short (Jace Hipley), Elvis Costello, David Wain (Byron), Nicole Viccius (Robbyn), Cingue Lee (Corey).
Producción: Robert Salerno.
Música: Anton Sanko.
Fotografía:
Frank G. DeMarco.
Montaje: Paul Zucker.
Diseño de producción: Teresa Mastropierro.
Vestuario: Victoria Farrell.
Estreno en España: 18 Mayo 2007.

CÓMO SE HIZO "DELIRIOUS"
Notas de producción © 2006 Aurum

  PRIMER DÍA. Nueva York, 13 de noviembre de 2005. Comienza el rodaje de DELIRIOUS a las 4:30 de la madrugada. El director, Tom DiCillo, se encuentra de pie, solo, en medio de la oscura calle, esperando a que salga el sol. Tiene escrito el guión desde hace cuatro años. Cuando le pregunto por qué ha tardado tanto tiempo en pasarlo del papel al celuloide, DiCillo se termina su 5.ª cerveza de la mañana y estampa la botella en medio del cráneo de este humilde entrevistador. Luego, una vez aplicados los correspondientes puntos de sutura en el hospital, DiCillo se abre un poco. “Financiar una película independiente es como saltar por la borda en mitad del océano. Lo único que se puede hacer es continuar nadando y esperar arribar a tierra o avistar un barco antes de que te encuentre un tiburón.”

 

  En el caso de DELIRIOUS, el barco llegó en forma de Peace Arch Entertainment. DiCillo y el productor Bob Salerno presentaron a John Flock el proyecto en 2004 y Peace Arch se comprometió a financiar la película. Para entonces ya tenía a los tres integrantes principales del reparto.

  “Escribí el papel de Les para Steve Buscemi”, afirma DiCillo. “Había trabajado con él en Vivir rodando y me cautivaron absolutamente tanto su faceta personal como la interpretativa. Quería escribir un gran papel porque quería contar con un actor para mi película con el que me muriera de ganas por venir a trabajar con él todos los días.” Parece ser que ese placer en particular resulta bastante raro en este negocio. Además, DiCillo señala que la capacidad única de Buscemi de resultar a un tiempo trágico e hilarante le hacía irremplazable para su personaje. “No importa lo desesperado que esté Les: quería un actor que resultara siempre atractivo, que te hiciera preocuparte por él.”

  Por curioso que resulte, la primera reacción de Buscemi fue la duda. “Demasiados desnudos”, expone tenso este destacado actor del cine independiente. “En realidad, no hay ningún desnudo en la película”, zanja irritado DiCillo. Esto se debe sobre todo a la minuciosidad extrema de los abogados del actor.

  Tras participar en una lectura del guión organizada por DiCillo en 2003, Buscemi se subió rápidamente abordo. “Nunca había luchado tanto por tener a un actor”, confiesa DiCillo. “Creo que ambos lloramos cuando Steve dijo que sí.”

  DiCillo se enfrentaba a un verdadero reto a la hora de elegir quién representaría a Toby Grace, el muchacho sin hogar que se convierte en estrella en la película. “Necesitaba a alguien que tuviera por condiciones naturales inocencia y atractivo”, explica. “Esas cualidades son extremadamente difíciles de representar y el público no se las cree si suenan falsas.” Le encantó el joven actor Michael Pitt tras verlo en varios largometrajes y entrevistarse con él. “Sabía que Michael daba el papel nada más verlo. Tiene un algo de autenticidad, una historia interior que se adivina en sus ojos. Toby no es una broma. Su vida no es ningún chiste. Viene de un sitio muy real, preñado de esfuerzo y decepción.”

  DiCillo concertó un encuentro con Buscemi y Pitt una gélida noche de mediados de febrero. Sentado a la mesa, viéndolos hablar, asistió fascinado a cómo sus dos personajes protagonistas cobraban vida ante sus propios ojos. “Me pareció estar en una escena de la película”, confiesa.

  Pese a su entusiasmo por la química de estos dos actores de gran talento, la financiación para la película no llegó de inmediato. Seguían llegando sugerencias “taquilleras” para el papel de Toby; de Frodo a Legolas pasando por el joven marido de Demi Moore. DiCillo se mantuvo en sus treces y Pitt entró oficialmente a formar parte del reparto.

  Alison Lohman era la primera elección de DiCillo para el papel de K’harma, la atormentada diva del pop que en la película le roba el corazón a Toby. Le impresionaron sus trabajos en Big Fish y, sobre todo, en Los impostores. “Quería una mujer joven que fuera, en cierto sentido, el homólogo femenino de Toby”, expone DiCillo. “K’harma posee una inocencia propia que es real. En ello reside buena parte de su carisma que la ha convertido en estrella. Por desgracia, las exigencias de su profesión erosionan día a día esa inocencia, distorsionándola, retorciéndola, hasta que comienza a desvanecerse. Cuando K’harma conoce a Toby se encuentra en el límite de perder esa inocencia.”

  Lohman leyó el guión y aceptó de inmediato interpretar el papel. “K’harma es una joven estrella del pop sometida al acoso de los tabloides”, señala Lohman. “Pero pese a que la utilicen y la maltraten, no ha perdido del todo la vulnerabilidad ni la esperanza, que es por lo que Toby la subyuga de esa manera. Su pureza, su libertad y sus buenos instintos le recuerdan permanentemente que está atrapada en esta rara burbuja de la celebridad. Además, he conseguido cantar y bailar con un pequeño bikini rosa.”

  DiCillo admite que este detalle le interesó igualmente. “Me encantó saber que Alison había recibido formación como cantante. Escribí la canción que canta K’harma, “Take Your Love and Shove It”, y quise que Alison la interpretara con su propia voz. Fue increíble. La ensayó con nuestro coreógrafo y también la cantó. Su primer día de rodaje fue el vídeo musical.”

  Aunque finalmente en la película sólo se utilizan 40 segundos del vídeo, DiCillo rodó toda la canción para tener más opciones en la sala de montaje. DiCillo y el Director de Fotografía Frankie DeMarco dedicaron un precioso día, de las 25 extenuantes jornadas de rodaje, sólo al vídeo. En su primer día, Lohman bailó, cantó, repartió puñetazos y DiCillo la empapó repetidamente con agua. Según DiCillo, “no se quejó ni una sola vez. Su compromiso con el papel fue total e inmediato.”

  El productor Bob Salerno se regodeaba de haber firmado con estos tres intérpretes. “Es lo bueno de Peace Arch, en este caso de John Flock”, señala Salerno. “Cuando vio que íbamos en serio en cuanto a nuestras decisiones y la clase de película que queríamos hacer, confió en nosotros y, básicamente, nos dejó hacer.”

  Elegir al resto del reparto fue fácil. El actor fetiche de DiCillo, Kevin Corrigan, aceptó dar vida a Ricco, el único otro amigo de Les. DiCillo dio un golpe maestro al asegurarse a Gina Gershon, su primera elección para Dana, la directora de casting sexualmente progresista que ayuda a Toby a conseguir su primer trabajo. Se contrató a Callie Thorne y David Wain para interpretar a los publicistas de K’harma, Gabi y Byron. Y los semidesconocidos Nicole Viccius y Cinque Lee resultaron ser otras buenas bazas del reparto.

  Gracias a Buscemi, Elvis Costello se leyó el guión y aceptó hacer un papel esencial. “Fue magnífico trabajar con él”, dice DiCillo. “Siempre he sido un admirador suyo y de hecho cuando lo conocí sentí en parte el mismo nerviosismo balbuciente que el que Les experimenta en la escena con Elvis.” Sin embargo, DiCillo explica que Costello se comportó como un verdadero profesional y se unió a la trouppe con gran celo y entusiasmo. También aportó una de las canciones favoritas de DiCillo para los créditos finales de la película.

  El actor británico Richard Short debuta en una película norteamericana con DELIRIOUS encarnando a Jace Hipley, estrella de un grupo pop y novio de K’harma. “Jace no es el tipo de persona a la que quisieras llevar a tu casa para que lo conozcan tus padres”, apunta Short, “pero me gustó mucho el empeño que pone”.

  “En un principio no tenía intención de que Jace fuera británico”, confiesa DiCillo. “Pero él fue el único que vio la importancia de que Jace resultara comprensivo. Tenía que haber una razón para que K’harma estuviera con él. No puede ser sólo un gilipollas.” DiCillo optó por dejar que Short utilizara su propia voz, en busca de su atractivo natural: de ahí el acento británico.

  DiCillo presentó a Short y a Lohman el primer día de rodaje del primero, justo antes de una escena de amor. Ambos valoran la labor de DiCillo como guionista y director. “Para un actor o una actriz, es maravilloso trabajar con él”, dice Lohman. “Es muy accesible y está completamente abierto a escuchar nuevas ideas”, explica. Y Short coincide: “es lo bueno de trabajar con Tom. Ve las posibilidades que pueden darse cuando las personas de carne y hueso interactúan y utiliza esa espontaneidad. Durante el rodaje, su guión se convirtió en algo vivo, en lugar de ser un mero manual de instrucciones.”

  La película gira en torno a la relación entre Les y Toby. Para Buscemi, son las interacciones entre ambos lo que hace de DELIRIOUS una historia irresistible. Les y Toby ven el mundo de los famosos desde dos perspectivas muy diferentes. “De la historia, me atrajo mucho la parte de la relación entre esos dos extraños personajes que son Les y Toby”, explica Buscemi. “No se parecen en nada pero en cierto modo se complementan, se ayudan mutuamente y, al final, están a punto de destruirse.”

  “Me encanta trabajar con Tom”, dice Buscemi en referencia a DiCillo. “Es uno de los pocos realizadores realmente independientes que existen hoy en día. Hacía algún tiempo que no trabajábamos así de estrechamente y estoy disfrutando cada minuto.”

  En el rodaje de DELIRIOUS, con quien más comparte plano Buscemi es con Michael Pitt. “Ha sido una maravilla trabajar con Michael. Creo que es uno de los actores de más talento que hay en el panorama.” Por su parte, a Pitt le encantó el guión de DELIRIOUS y aceptó el papel de Toby sin reservas. “Tom ha escrito una inteligente crónica de la transición de la pobreza a la fortuna. Es una historia de amor que tiene como telón de fondo el mundo del espectáculo”, dice Pitt. “DELIRIOUS es una película con la que te puedes reír a muchos niveles. La inocencia y la capacidad de Toby unidas al cinismo bobalicón de Les da pie a muchos momentos divertidos.”

  “Quería intentar algo diferente con esta película”, confiesa DiCillo. “Muchas veces, es el propio medio el que, en el proceso, ahoga la espontaneidad.” Aunque la película tenía un guión minucioso, dejamos que muchas escenas discurrieran por territorio virgen. Si uno ve detenidamente la escena en la que Les lleva a Toby a que conozca a sus padres, está claro que Michael Pitt se ríe con ganas de la revelación improvisada de Buscemi sobre la sexualidad de Chuck Sirloin.

  “Con actores como Steve y Michael quería crear un estilo de rodaje”, continúa DiCillo, “que les otorgara la libertad de moverse e improvisar. Quería que la película tuviera un cierto matiz documental, aunque no excesivo. Frankie DeMarco ha sido fundamental para ayudarme a encontrar ese estilo. Decidimos que todas las escenas de Les y Toby se rodaran con la cámara al hombro. Sin embargo, yo seguía queriendo que el trabajo de cámara poseyera una elegancia o belleza temperamentales que sustentara la estructura básica de la película: la de un cuento de hadas contemporáneo y agrietado.”

  DiCillo explica que eso no significa que quisiera introducir ninguna clase de feísmo en la imaginería visual de la película. Consideró que todo debía quedar ligeramente exagerado. Que debía poseer una belleza rara; todo calculado para mejorar la historia y hacerla más grande que la propia vida.

  “DeMarco hizo muchas veces de operador de cámara él mismo”, continúa DiCillo. “Posee un estilo increíblemente fluido e intuitivo. Sabía exactamente cuándo moverse, cuando incorporarse a la escena para tomar un primer plano.” DiCillo dice que muchas de las tomas más largas tenían un ritmo interno y una estructura tan buenos que apenas hubo que montarlas. Señala que DeMarco dio con un diseño visual para la película que recorría de forma igualmente fluida los dos mundos opuestos de la película; del estilo grunge del apartamento de Les en el Lower East Side al lujo fastuoso del hotel de K’harma.

  “Trabajamos a toda mecha”, admite DeMarco. “25 días de rodaje para una película con tanto detalle como ésta era un verdadero reto. Pero te metes en el ritmo y empiezas a resolver problemas creativos 50 veces por segundo. Y la mayor parte de las veces o tuvimos razón o tuvimos una suerte increíble.”

  DiCillo se abre otra cerveza y deja escapar un suspiro. A la luz que anuncia el amanecer resulta difícil decir si está cansado, profundamente conmovido o algo achispado. “Rodamos toda la secuencia que abre la película en un solo día. Para mí era esencial tener los planos de Toby en el metro. Yo voy en metro todos los días y el tren en movimiento es uno de los elementos más básicos de la vida en Nueva York. Justo antes de la fecha programada para rodar en el metro se pusieron en huelga. Luego, en el último minuto, justo antes de que decidiéramos prescindir de la escena, la huelga se desconvocó. DeMarco, Pitt y yo nos colamos en el tren a medianoche. Sólo nosotros tres. Y rodamos toda la escena hasta las 4:00 de la madrugada. Nadie nos miró siquiera dos veces.”

  ÚLTIMO DÍA DE RODAJE. Nueva York, 15 de diciembre de 2005. Por razones de programación, los últimos 6 días de rodaje de la película tienen lugar en el apartamento de Les. Todas las escenas con Les y Toby se ruedan en el orden del guión, una tras otra.

  “Me encanta rodar así”, exclama DiCillo. “Gracias a nuestro responsable de localización, Keith Adams, y a la Diseñadora de Producción, Teresa Mastropierro, encontramos un apartamento para rodar.” Y añade Mastropierro: “la orientación visual de Tom con respecto a la película era muy específico. Me dijo que quería que el apartamento de Les transmitiera una sensación de absurdo y, sin embargo, que hundiera sus raíces en la mugre y la decadencia de sus limitaciones sociales.”

  Diversos animales disecados decoran las paredes. “El presupuesto del departamento artístico era tan pequeño”, revela DiCillo, “que me dieron una página de animales disecados y me dijeron que podía escoger tres. Elegí un ciervo, una ardilla y un conejo con cuernos.” El conejo con cuernos es una criatura mítica del Oeste americano; un perturbador cruce entre un antílope y un conejo. DiCillo colocó el conejo con cuernos en las puertas correderas al “cuarto privado” de Toby (un diminuto chiscón que Les ha vaciado para éste). Cuando Pitt vio por primera vez la criatura pensó que era de verdad y quiso saber dónde podía comprarse una.

  2:30 de la madrugada. Todo el equipo guarda silencio. Es la última toma de la película. El ayudante mira atentamente por el objetivo y declara que “el diafragma es correcto.” Todos prorrumpen en aplausos. DiCillo abraza primero a Buscemi, luego a Pitt, luego a DeMarco, a Salerno y al resto del equipo. Pitt desaparece y vuelve con botellas de champagne. Él y DiCillo beben, apoyándose en las puertas del chiscón de Toby, aparentemente ajenos al conejo con cuernos que los vigila.

  “Para mí, el final del rodaje de una película es un momento emocionalmente muy complicado”, explicita DiCillo. “Estoy feliz y agradecido de que lo hayamos logrado, a tiempo, en precio y de que tengamos un material tan maravilloso. Pero también quiere decir que se ha terminado. La febril energía puesta en la creación de esta película ha desaparecido para siempre. Este grupo de personas intensamente conectadas, que ha sido tu familia durante 2 meses se separa para no volverse a reunir nunca más de la misma manera.”

  En el otro extremo de la habituación, Buscemi coge una guitarra de atrezo y comienza a canturrear una balada improvisada sobre Les y Toby, “Oh, yes, he’s my pride and joy. He’s Toby Grace, my homeless boy”. [Oh sí, es mi orgullo y alegría. Es Toby Grace, mi niño sin hogar].


Imágenes y notas de cómo se hizo "Delirious" - Copyright © 2006 Thema Production y Peace Arch Entertainment. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Delirious"
Añade "Delirious" a tus películas favoritas
Opina sobre "Delirious" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Delirious" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Separados (The break-up)     Pisando fuerte (Kinky boots) (Kinky boots)     Algo parecido a la felicidad (Štěstí)     Una historia de Brooklyn (The squid and the whale)     No estoy hecho para ser amado (Je ne suis pas là pour être aimé)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad