LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


OVEJAS ASESINAS  DESMEMBRADOS
(Black sheep)


Dirección y guión: Jonathan King.
País:
Nueva Zelanda.
Año: 2006.
Duración: 87 min.
Género: Terror, comedia.
Interpretación: Nathan Meister (Henry Oldfield), Matthew Chamberlain (Oliver Oldfield), Tammy Davis (Tucker), Oliver Driver (Grant), Peter Feeney (Angus Oldfield), Glenis Levestam (Sra. Mac), Danielle Mason (Experience), Richard Chapman (Muldoon), Tandi Wright (Dr. Ruch), Ian Harcourt (Brash), Mick Rose (Mike).
Producción: Philippa Campbell.
Música: Victoria Kelly.
Fotografía:
Richard Bluck.
Montaje: Chris Plummer.
Diseño de producción: Kim Sinclair.
Vestuario: Pauline Bowkett.
Estreno Nueva Zelanda: 29 Marzo 2007.
Estreno en España: 14 Agosto 2007.

CRÍTICA por Pablo del Moral

  Parecería que el resurgimiento del cine de terror empieza a perder vigor, pero casi cada semana aparece en la cartelera una nueva cinta que pretende atraer a la vasta audiencia que disfruta de este menospreciado género. Y si bien los resultados son frecuentemente decepcionantes, de vez en cuando surge alguna... sorpresa (no quiero decir "joya") que me da esperanzas sobre el futuro del género. "Ovejas asesinas" es una de esas sorpresas... no exenta de fallas.

 

  Es obvio que los realizadores de la película buscaron emular el tono y ritmo de la obra temprana de Peter Jackson y Sam Raimi, desde la frenética violencia y el liberal uso de sangre artificial, hasta el torcido sentido del humor. Y aunque no recuerdo muchas películas con inocentes ovejas como sanguinarios villanos (lo que más se aproxima son los siniestros borregos de "The dark" y el perrito Poodle poseído en "The boneyard"... sé que no es una oveja, pero también tenía pelo blanco y rizado), la falta de originalidad en los demás aspectos nubla un poco mi entusiasmo por esta cinta.

  La historia se ubica en Nueva Zelanda (incidentalmente el terruño de Peter Jackson, donde filmó sus legendarias cintas independientes de terror), país eminentemente ovejero en el que los pachones animalitos aventajan a la población humana en proporción de diez a uno. Ahí conocemos a Henry (Nathan Meister), heredero de una enorme granja de ovejas, pero sin interés en administrarla tras la misteriosa muerte de su padre. Ahora, después de años de vivir lejos del lugar, regresa con el único propósito de vender su mitad de la herencia al hermano que asumió la responsabilidad del negocio familiar. Sin embargo, desafortunadamente para él, su visita coincide con la presencia de un par de defensores de los derechos animales, buscando pruebas de que la granja sirve como laboratorio para que una siniestra empresa realice experimentos genéticos inhumanos y prohibidos. Entonces, los bienintencionados jóvenes encuentran más pruebas de las que esperaban, y accidentalmente liberan un extraño embrión ovino que empieza a contagiar al resto de sus congéneres con una febril agresividad... y hambre de carne humana.

  Por supuesto, una gran parte del humor de la película radica en el contraste entre la pacífica apariencia de las ovejas y la carnicería que cometen cuando son infectadas por el "virus zombie" (o lo que quiera que sea). El director Jonathan King saca amplio provecho de esa circunstancia ofreciendo ingeniosas escenas donde los personajes huyen despavoridos de las aparentemente inofensivas criaturas. Afortunadamente el guión no se limita a tal estructura, pues encuentra satírico humor en muchos aspectos humanos, desde la ironía de los defensores de los animales hasta la esperada justicia que condena a quienes los torturan para beneficiar su bolsillo. Pero, ¿es "Ovejas asesinas" una película de horror o una comedia? Me inclino por lo segundo, aunque hay buenos momentos de suspense y violencia que tal vez serían perturbadores en otro contexto, pero que bajo el manto de la comedia se vuelven hilarantemente grotescos. En otras palabras, imaginen "Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro", de Peter Jackson, pero con ovejas en vez de zombies.

  Los actores se muestran a la altura de las circunstancias y logran tomar sus papeles en serio (dentro de lo posible), aunque sin perder el característico desenfado neozelandés que comparten con las películas australianas. No podría señalar a alguno por su destacada actuación, pero como ensamble cumplen su propósito y no caen en la fácil trampa de exagerar el humor de las circunstancias en las que se ven envueltos.

  Los efectos especiales son de variable calidad, aunque siempre en línea con la intención de la película. Las ovejas mecánicas son asombrosamente realistas (no en balde la producción contó con la ayuda del célebre estudio Weta para la realización de efectos prácticos), pero algunas criaturas híbridas lucen la marca de la manufactura amateur. Aun así, como dije, son siempre apropiadas para complementar el tono y actitud que pretende adoptar "Ovejas asesinas".

  Entonces, aunque de vez en vez se nota que la cinta trata calculadoramente de convertirse en un "clásico de culto", puedo disculpar esa aparente falta de honestidad en vista del resto de sus abundantes virtudes, que van desde su gracioso libreto hasta su ingeniosa dirección («Entonces, ¿quién está conduciendo?»), sin olvidar los litros de sangre vertida por malignas ovejas, simultáneamente simpáticas y mortales. Después de todo, una imitación de la obra de Peter Jackson y Sam Raimi realizada con tal entusiasmo y humor merece disculpa por su falta de originalidad y aplausos por su valor y confianza en el público aficionado al terror, que seguramente encontrará en esta película una eficiente distracción, no muy profunda o memorable, pero inmensamente entretenida. Y si sirve para salvar la vida aunque sea de una sóla oveja, habrá cumplido su noble propósito.

Calificación:


Imágenes de "Ovejas asesinas" - Copyright © 2006 Live Stock Films y New Zealand Film Commission. Fotos por Ken George. Distribuida en España por Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Ovejas asesinas"
Añade "Ovejas asesinas" a tus películas favoritas
Opina sobre "Ovejas asesinas" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Ovejas asesinas" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El retorno de los malditos (The hills have eyes 2)     Hostel 2 (Hostel: Part II)     The messengers     Las colinas tienen ojos (The hills have eyes)     El grito 2 (The grudge 2)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad