LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


DERECHO DE FAMILIA


Dirección y guión: Daniel Burman.
Países:
Argentina y España.
Año: 2006.
Duración: 102 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Daniel Hendler (Ariel Perelman), Julieta Díaz (Sandra), Arturo Goetz (Sr. Perelman), Adriana Aizenberg (Norita), Eloy Burman (Gastón), Damian Dreizik (Darmidjian), Darío Lagos (Mamuñe), Luis Albornoz (Echechuny).
Producción: Diego Dubcovsky y José María Morales.
Música: César Lerner.
Fotografía:
Ramiro Civita.
Montaje: Alejandro Parysow.
Dirección artística: María Eugenia Sueiro.
Vestuario: Roberta Pesci.
Estreno en Argentina: 23 Marzo 2006.
Estreno en España: 15 Diciembre 2006.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Una lección necesaria

  Como ya sucediera en su anterior película, "El abrazo partido", Daniel Burman profundiza en las relaciones entre padres e hijos, ahora desde la perspectiva del aprendizaje y maduración de su protagonista. Como entonces, parte de la búsqueda de la propia identidad para hallar un lugar en el mundo, pero ésta ya no viene por el encuentro con un padre ausente, sino por otra clase de conocimiento que no precisa de evidencias ni palabras pues debe llegar por el corazón. Ésa será la ulterior lección que Ariel reciba de su padre, el doctor Perelman, decisiva en los primeros pasos de su paternidad y al salir al ruedo laboral: la de aprender a poner afecto y dejar margen en las relaciones, sin reducirlas a estrategias más o menos conducidas y eficaces.

 

  El propio Ariel hace una evocación de su padre, un abogado volcado con sus clientes hasta donde sea necesario, a la par que se retrata a sí mismo como alguien que, buscando su autonomía laboral, ha optado por la docencia del Derecho y por la no participación en los problemas ajenos. Casado con Sandra, una hermosa mujer que ha montado su centro de gimnasia según el método Pilates, y con un hijo de dos años, aún tendrá que descubrir el valor de las cosas importantes: dejar la teoría explicada en unas clases apoyadas en el artificio escénico para llegar a las personas en sus problemas reales, implicarse realmente en la educación de su hijo sin importarle que siga o no sus huellas, o comprender la diversidad sin desconfiar ni cortar los vuelos personales.

  Un estupendo guión de ritmo ágil y diálogos llenos de gracia e ironía sirven de cañamazo a esta historia humana, narrada por el protagonista con acento nostálgico y marcado carácter de agradecimiento a la figura paterna. Un exceso de voz en off en sus inicios –necesario para plasmar la actitud crítica de Ariel– no impide que la trama camine con frescura y comicidad, con sutiles e inteligentes gags verbales y situaciones hilarantes, nunca ridículas ni chabacanas. Una gran riqueza de comentarios perspicaces, llenos de chispa y aparentemente inocentes, conducen la comedia hacia terrenos de crítica social, con puntuales anécdotas que ponen en entredicho la burocracia de la justicia o su falta de ética profesional, el trabajo desaforado y la ausencia del padre en las tareas familiares o educativas, o la enseñanza universitaria y su escasa orientación para la vida. Son suaves –pero afilados– dardos lanzados sin acidez ni cinismo que prefieren centrarse en el ámbito familiar y personal, con una historia que se va transformando en drama en busca del necesario efecto terapéutico en su protagonista. La inicial distancia con que Ariel analiza y juzga a su padre y todo lo que le rodea, dejará paso a otra actitud más humilde, de epifanía y gratitud, porque descubre que sólo cuando haya aprendido a ser buen hijo estará en condiciones de convertirse en buen padre: por eso, la escena final en la representación de teatro infantil será el refrendo de un futuro esperanzador, para Ariel y para la sociedad argentina.

  Sin duda, la agilidad del guión encuentra correspondencia en unas excelentes interpretaciones, llenas de autenticidad e identificación con sus papeles. Ya conocíamos a Daniel Hendler por su trabajo en "El abrazo partido", y ahora confirma su versatilidad para pasar de las situaciones cómicas –un auténtico showman en las secuencias dando clase en la Universidad– a las dramáticas, con un repertorio de gestos nada histriónicos y una facilidad de palabra y dicción que contribuyen decisivamente al ritmo vivo de la narración. También Arturo Goetz borda su papel de abogado hiperactivo, dejando para el final su cara más humana como padre discreto. Una Julieta Díaz como Sandra y un Eloy Burman –hijo del director y tan locuaz como cualquier argentino adulto– como el niño Gastón completan una familia vitalista y moderna.

  Una deliciosa y entrañable comedia de trasfondo lleno de humanidad, nada superficial y muy fresca, que se ve con una sonrisa permanente y que deja un regusto amable en el espectador, a la vez que un sentimiento de agradecimiento a quienes nos ayudaron a ser mejores hijos, mejores padres... más humanos. Una demostración de que es posible hacer buen cine comercial para un público amplio, a partir de una buena historia y de unas convincentes interpretaciones, sin necesidad de resaltar los aspectos más sórdidos o pesimistas ni caer en lo sensiblero. Estuvo en la sección oficial de la pasada Seminci, y sorprendente e injustamente no se llevó más de un premio que tenía bien merecido.

Calificación:


Imágenes de "Derecho de familia" - Copyright © 2006 BDCine, Wanda Visión, Classic y Paradis Films. Distribuida en España por Nirvana Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Derecho de familia"
Añade "Derecho de familia" a tus películas favoritas
Opina sobre "Derecho de familia" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Derecho de familia" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Ficción     Mi mejor enemigo     Pobre juventud     The holiday (Vacaciones) (The holiday)     ¡Palacio real! de Valérie Lemercier (Palais royal!)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad