LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (22)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


JINDABYNE


Dirección: Ray Lawrence.
País:
Australia.
Año: 2006.
Duración: 123 min.
Género: Drama.
Interpretación: Laura Linney (Claire Kane), Gabriel Byrne (Stewart Kane), Deborra-Lee Furness (Jude), John Howard (Carl), Leah Purcell (Carmel), Stelios Yiakmis (Rocco), Alice Garner (Elissa), Simon Stone (Billy), Betty Lucas (Vanessa), Chris Haywood (Gregory).
Guión: Beatrix Christian; basado en el relato "Tanta agua tan cerca de casa" de Raymond Carver.
Producción: Catherine Jarman.
Música: Paul Kelly y Dan Luscombe.
Fotografía:
David Williamson.
Montaje: Karl Sodersten.
Diseño de producción: Margot Wilson.
Vestuario: Margot Wilson.
Estreno en Australia: 20 Julio 2006.
Estreno en España: 6 Julio 2007.

CRÍTICA por Miguel A. Delgado

  A pesar de su extremo minimalismo, y de la capacidad extrema que tiene de sugerir con muy pocos elementos, la obra literaria de Raymond Carver ha sido una tentación para los cineastas. La cinta señera sigue siendo “Vidas cruzadas”, por supuesto, una de las cumbres del recientemente desaparecido Robert Altman. Y precisamente uno de los relatos imbricados en ella, “Tanta agua tan cerca de casa”, sirve de punto de arranque para Ray Lawrence y su guionista, Beatrix Christian, para construir un asfixiante retrato de un puñado de personajes que, más que vivir, parecen atrapados en un pequeño lugar situado en medio de la inmensidad natural del paisaje de Nueva Gales del Sur, Australia.

 

  Una opción arriesgada, porque los cuentos de Carver ofrecen apenas un fogonazo, una anécdota, un momento en el que el comportamiento de sus personajes arroja una luz momentánea que revela el contorno de las cosas. Y lo narrado en este cuento, el fin de semana de pesca de un grupo de amigos que encuentran el cadáver de una chica flotando en el río, y al que atan para evitar que les eche a perder su única escapada de la rutina anual (total, si ella ya está muerta, ¿qué más le da esperarse hasta el lunes?), no lo es menos: no ofrece suficiente carne para llenar un largometraje. Y así, la anécdota inicial se completa con un ramillete de pequeñas historias que atañen a todos los relacionados con ese grupo, historias de secretos entre los matrimonios y entre padres e hijos, de culpas indefinidas enraizadas en el pasado, de racismo hacia los aborígenes... incluso, un atisbo de thriller que no llega a desplegarse del todo.

  Y todo ello lo cuenta Lawrence con morosidad, con un estilo desapasionado que transmite mucho del ritmo de asfixia de la vida diaria en el pueblo de Jindabyne, donde todos se conocen a todos y parecen estar atrapados en una jaula de la que no pueden escapar de sus angustias. Y por momentos esa morosidad de vuelve en contra de una cinta que, por querer huir de tremendismos o excesivos subrayados, acaba por perder fuelle... salvo por las interpretaciones. Decir que Laura Linney o Gabriel Byrne están bien, es casi aburrido por ocioso; pero lo cierto es que ver lo que esa soberana actriz logra transmitir con apenas una mirada, una sonrisa triste... sigue siendo de las mayores experiencias que uno se puede encontrar en una pantalla. Y si a eso se le une la inseguridad, la desorientación de su compañero, el magnetismo llena la pantalla.

  El resto de los actores aporta cada uno su parte a este retrato colectivo, incluidos unos niños que están soberbios en sus juegos y planteamientos macabros. Pero el conjunto de las partes no acaba de cuajar, sobre todo aquellas subtramas aparentemente más tangenciales y que parecen no avanzar en exceso. Aunque, en el fodo, toda la película es una gran metáfora sobre la muerte: como el antiguo pueblo de Jindabyne quedó sepultado bajo las aguas del pantano que preside la vida de sus habitantes, así cada uno de ellos parece vivir esperando el último momento, ejemplificado en ese psicópata que habita entre ellos y que sólo espera una oportunidad, dictada por el azar, de matar; un entorno en el que sólo los aborígenes parecen haber encontrado el equilibrio para vivir, frente a unos blancos que sólo saben moverse temerosos, sin acabar de aceptar su propia fragilidad. Y todo ello lo acentúa Lawrence recurriendo a la iluminación natural y el maquillaje escaso, una combinación que acentúa la sensación de realidad. Lástima que a tan buenas intenciones les falte un punto de nervio para terminar de llenar la pantalla.

Calificación:


Imágenes de "Jindabyne" - Copyright © 2006 April Films, Film Finance Corporation Australia, Babcock & Brown y Redchair Films. Distribuida en España por Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Jindabyne"
Añade "Jindabyne" a tus películas favoritas
Opina sobre "Jindabyne" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Jindabyne" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

          Historia de un crimen (Infamous)     Memorias de Queens (A guide to recognizing your saints)     El fin de la inocencia (Twelve and holding)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad