LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


BORRACHERA DE PODER
(L'ivresse du pouvoir)


Dirección: Claude Chabrol.
Países:
Francia y Alemania.
Año: 2006.
Duración: 110 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Isabelle Huppert (Jeanne Charmant-Killman), François Berléand (Humeau), Patrick Bruel (Sibaud), Robin Renucci (Philippe Charmant), Maryline Canto (Erika), Thomas Chabrol (Félix), Jean-François Balmer (Boldi), Pierre Vernier (Martino), Jacques Boudet (Descarts), Philippe Duclos (Holéo).
Guión: Odile Barski y Claude Chabrol.
Producción: Patrick Godeau.
Música: Matthieu Chabrol.
Fotografía:
Eduardo Serra.
Montaje: Monique Fardoulis.
Diseño de producción: Françoise Benoît-Fresco.
Vestuario: Mic Cheminal.
Estreno en Francia: 22 Febrero 2006.
Estreno en España: 11 Mayo 2007.

CRÍTICA por Miguel Á. Delgado

  Lo malo que tiene la autoría en el cine, y sobre todo en el francés, es que parece que hasta las películas más fallidas, sólo por venir firmadas por un cineasta de prestigio, tienen una mayor consideración a la hora de su valoración que si hubiesen sido hechas por algún desconocido debutante. Y sin embargo, si uno quitara del cartel de “Borrachera de poder” el nombre de Claude Chabrol, seguramente no habría ningún reparo en decir que nos encontramos ante una cinta sin un rumbo claro, plana y sin interés, y que ni siquiera la siempre agradecida presencia de Isabelle Huppert logra encarrilar.

 

  Las casi dos horas de metraje se hacen largas, muy largas, sobre todo porque en los primeros veinte minutos ya se nos ha puesto sobre el tapete todo lo que la cinta tiene para mostrar y, a partir de entonces, prácticamente no aporta nada nuevo. Inspirada en el caso Elf, el gran escándalo que sacudió la política francesa en los noventa, la película tiene además el problema, para el espectador español, de contener una serie de claves sólo al alcance del público francés, que podrá ver en varios de los personajes investigados por la jueza de instrucción interpretada por la Huppert referencias a determinados cargos y financieros de la vida política gala, inidentificables para el espectador medio de nuestro país.

  Se puede entender que la intención de Chabrol no ha sido la de levantar una obra de simple denuncia política, que haya preferido detenerse en el retrato de una mujer cuya poca vida personal se esfuma en la misma proporción en la que va profundizando en las telarañas de un complejo caso de corrupción que salpica a todos los estamentos de la vida política. Sin embargo, su propósito (declarado en muchas entrevistas) de reflejar cómo el ansia de poder es tan destructivo que acaba afectando a todos los que se arriman a él, aunque sea para evitar sus excesos, no acaba de aparecer en la pantalla, porque hay algo tan impostado, tan poco real, en su plasmación, que resulta casi imposible poder sentir ninguna empatía por la protagonista o sus familiares (un marido que vive eclipsado por la fama de su esposa, pero tan mal dibujado que su comportamiento aparece como poco menos que inexplicable, y un sobrino vago, frívolo y simpático con el que comenta, sorprendentemente, detalles del caso).

  Por momentos, incluso, es como si el afán de no ser realista fuese intencionado (resulta imposible creer que una jueza que esté sacando adelante un sumario tan enrevesado y complicado sólo tenga la ayuda de un pasante), pero eso tiene como contrapartida que el espectador pronto se desentiende de lo que le están contando. Más aún cuando apenas hay giros argumentales que hagan avanzar la historia y, cuando los hay (como el que se produce cerca del final), parezcan tan repentinos, tan inmotivados, que su eficacia sea prácticamente nula.

  En suma, una película donde resulta imposible encontrar la huella del gran Chabrol, el capaz de retratar y sacar a la luz los secretos escondidos de la burguesía y los círculos de poder, como demostró en muchas de sus mejores obras. Lo que nos trae “Borrachera de poder”, al contrario, es la muestra de un declive vertiginoso, sin chispa, sin un verdadero armazón que le dé vida. Y el hecho de ver la firma de su autor, en lugar de suavizar la decepción, no hace más que resaltarla aún más, como una constatación dolorosa de que al maestro quizá se le han terminado las cosas qué decir. Quizá…

Calificación:


Imágenes de "Borrachera de poder" - Copyright © 2006 Aliceléo, France 2 Cinéma, Ajoz Films e Integral Film. Distribuida en España por Nirvana. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Borrachera de poder"
Añade "Borrachera de poder" a tus películas favoritas
Opina sobre "Borrachera de poder" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Borrachera de poder" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El buen pastor (The good shepherd)     Diario de un escándalo (Notes on a scandal)     Breaking and entering     El buen alemán (The good german)     La vida de los otros (Das leben der anderen)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad