LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (29)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EL BUEN PASTOR
(The good shepherd)


Dirección: Robert De Niro.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 167 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Matt Damon (Edward Wilson), Angelina Jolie (Margaret 'Clover'), Alec Baldwin (Sam Murach), Tammy Blanchard (Laura), Billy Crudup (Arch Cummings), Robert De Niro (Bill Sullivan), John Turturro (Ray Brocco), William Hurt (Philip Allen), Michael Gambon (Dr. Fredericks), Gabriel Macht (John Russell), Keir Dullea (senador Russell), Martina Gedeck (Hanna), Timothy Hutton (Thomas Wilson).
Guión: Eric Roth.
Producción: James G. Robinson, Jane Rosenthal y Robert De Niro.
Producción ejecutiva: Francis Ford Coppola, David Robinson, Guy McElwaine y Chris Brigham.
Música: Marcelo Zarvos y Bruce Fowler.
Fotografía: Robert Richardson.
Montaje: Tariq Anwar.
Diseño de producción: Jeannine Oppewall.
Vestuario: Ann Roth.
Estreno en USA: 22 Diciembre 2006.
Estreno en España: 4 Abril 2007.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

En la cómoda superficie

  Hace más de 10 años Robert De Niro convenció en su debut como director con la excelente “Una historia del Bronx”, un relato de corte intimista que hacía suyo y parecía serle muy cercano. Tras un largo proceso de preparación, vuelve con la mucho más ambiciosa “El buen pastor”, thriller político que sigue los pasos a uno de los primeros integrantes de la CIA, durante un largo período de tiempo cargado de acontecimientos desde el preámbulo de la Segunda Guerra Mundial, al Berlín dividido tras la Contienda y las intrigas de la Guerra Fría–, un proyecto complicado en el que se tambalea el dominio detrás de las cámaras que demostró con su primer film.

 

  El actor, que se reserva un pequeño papel, además de dirigir y producir, lleva a la pantalla un guión de Eric Roth, prestigioso responsable de “El dilema (The insider)” y "Munich", entre otras, que indaga en la formación de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana, un órgano heredero de los servicios de espionaje de la Segunda Guerra Mundial, y algunas de sus operaciones en unos años de especial tensión frente al Bloque del Este. Pretende conjugar las actividades de su protagonista, Edward Wilson, un joven reclutado por el Gobierno estadounidense, con su vertiente sentimental y familiar. Este empeño de condensar cantidad de elementos dispares a lo largo de más de 20 años, es ciertamente difícil, por lo que opta por una narración fragmentada, con continuos saltos en el tiempo, alternando de forma paralela distintos tramos de la vida del agente.

  A pesar de tomarse su tiempo con un metraje claramente excesivo –da la sensación de que para tratar cualquier tema “trascendente”, la duración debe dispararse–, varios asuntos de lo narrado resultan confusos, analizando con excesivo detalle algunas cuestiones para apenas detenerse en otras. Explica de forma exhaustiva el proceso de aprendizaje del protagonista en los servicios secretos, generando ciertas expectativas hacia una intriga que no se ven cubiertas. En su claro propósito de ceñirse a la verdad, dramatiza unos hechos con unos personajes ficticios, que a buen seguro se acercan a la realidad, pero no desarrolla una trama que produzca una tensión creciente. Y con este planteamiento, la cinta se sigue con relativa atención, pero no dosifica la emoción suficiente para llegar a entusiasmar.

  Cabe preguntarse cuál es el interés real de una propuesta que muestra escasos aspectos que no se supiesen, o simplemente se intuyesen, del funcionamiento de estos servicios de inteligencia. Tanto los métodos para conseguir sus objetivos, a menudo de lo más peregrinos, los brutales interrogatorios –a John Turturro como el ayudante Ray Brocco le toca hacer el trabajo sucio–, como aquello de que la Guerra Fría fue un pretexto y la amenaza real que representaba la URSS se infló para justificar el gasto de las industrias de armamento (por supuesto, esto último trasladable a otras épocas, incluida la actual), deparan pocas sorpresas. Proporciona algunos datos curiosos sobre las operaciones o la organización interna, pero en cuestiones decisivas, como el turbio asunto de Bahía de Cochinos en Cuba, apenas araña la superficie.

  Es innegable que De Niro logra un buen número de magníficas secuencias aisladas, pero no articula las piezas en un conjunto armónico. Sin duda, se maneja mejor en las distancias cortas, y es en el entorno íntimo de Wilson donde alcanza sus mejores momentos, especialmente en lo relativo a su primera relación sentimental. También consigue transmitir la soledad a la que se ven abocados unos espías mucho más grises de lo que cabría imaginar, que encuentran imposible confiar en nadie, y su efecto destructor con cuantos les rodean. En estos pasajes afectivos muestra una inspirada capacidad visual, a lo que también contribuye la minuciosa ambientación que permite el holgadísimo presupuesto.

  Otro lastre de la larga duración es la interpretación de Matt Damon como Edward Wilson, personaje de apariencia anodina y carácter introvertido, que pretende construir con una contención que resulta inexpresiva, y una buscada sobriedad que le conduce a parecer un triste espectador de cuanto sucede a su alrededor. Este error en su elección, se hace todavía más evidente cuando el resto de espléndidos secundarios aprovechan al máximo sus minutos, en especial las tres intérpretes femeninas: Angelina Jolie, aunque no encaja del todo en el papel de sufrida esposa –como pareja de Damon, sencillamente se hace difícil de creer–, realiza un estimable esfuerzo; la solidez de Martina Gedeck, protagonista de "La vida de los otros"; y especial mención a Tammy Blanchard como primera novia del protagonista.

  Con todo, los resultados son tan irregulares como su propia estructura. Al parecer, el proyecto pasó por las manos del fallecido realizador John Frankenheimer, y cabría preguntarse qué habría hecho con las posibilidades que ofrecía esta historia aquel dinámico autor de buen cine de género. Sobran las palabras para definir a De Niro como actor, pero a pesar de haber sido dirigido por los mejores narradores de los últimos tiempos (Scorsese, Coppola o Bertolucci), no está a la altura de estos maestros para sacar adelante la complejidad en la que se ve inmerso, quedándose en la corrección, a medio camino del vibrante largometraje que podría haber conseguido.

Calificación:


Imágenes de "El buen pastor" - Copyright © 2006 Universal Pictures, Morgan Creek Productions, Tribeca Films y American Zoetrope. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El buen pastor"
Añade "El buen pastor" a tus películas favoritas
Opina sobre "El buen pastor" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El buen pastor" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Casino Royale     Brick     Déjà vu     Infiltrados (The departed)     La Dalia Negra (The Black Dahlia)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad