LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (12)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LOS OJOS DEL MAL
(See no evil)


Dirección: Gregory Dark.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 84 min.
Género: Terror.
Interpretación: Kane (Lester), Christina Vidal (Christine), Michael J. Pagan (Tye), Samantha Noble (Kira), Steven Vidler (Williams), Cecily Polson (Margaret), Luke Pegler (Michael), Rachael Taylor (Zoe), Penny McNamee (Melissa), Craig Horner (Richie), Mikhael Wilder (Russell), Tiffany Lamb (Hannah).
Guión: Dan Madigan.
Producción: Joel Simon.
Música: Tyler Bates.
Fotografía:
Ben Nott.
Montaje: Scott Richter.
Diseño de producción: Michael Rumpf.
Vestuario: Phil Eagles.
Estreno en USA: 19 Mayo 2006.
Estreno en España: 7 Septiembre 2007.

CRÍTICA por Javier Quevedo Puchal

  En principio, no tengo nada contra las películas de terror que se marcan como único objetivo recaudar tanto dinero como sea posible. Pongo por ejemplo "House on Haunted Hill", el remake que fue perpetrado en 1999 sobre la película de William Castle. Una película descaradamente enfocada como un entretenimiento sin mayor trascendencia, un producto dirigido a un consumidor sin más exigencias que ver una actualización que no necesariamente aburra a las ovejas sobre un clásico del terror serie B, aunque ello pase por no aspirar a grandes hallazgos y, por descontado, encontrarse con los tópicos que haga falta. Si a ello sumamos un diseño de producción bastante resultón para el presupuesto realmente invertido, un arranque muy conseguido y un desarrollo aceptable y a ratos bastante jocoso, al menos hasta mediado el metraje, así como un Geoffrey Rush y una Famke Janssen que aportaban al reparto las únicas gotas de distinción con sus desmesurados y divertidos personajes, lo cierto es que uno podía declinarse por perdonar la pirotécnica fantochada en que se convertía el film en su tramo final, definitivamente pobre y tristemente rutinario. Y lo podía perdonar porque se adivinaba una voluntad de entretener, al menos durante la primera mitad, una cierta honestidad en el modesto producto de exploitation pura y dura que se ofrecía (no olvidemos que, al fin y al cabo, la cinta de William Malone venía a remolque de otras casas encantadas coetáneas, como la muy inferior "The haunting (La guarida)".

 

  Pues bien, toda esta introducción viene a cuenta de las reflexiones que nos puede traer a la mente "Los ojos del mal", una cinta que comparte con la arriba mencionada tres puntos elementales: su naturaleza obviamente exploitation, el esporádico humor negro y un arranque prometedor. Posiblemente, los más significativos puntos en común acaben ahí, si obviamos que también esta vez nos encontramos con un grupo de personas encerradas en una casa inquietante y que, de igual manera, irán muriendo una a una, si bien esta vez se debe a una causa menos paranormal: un sanguinario psicópata con una radical educación religiosa.

  Sin embargo, lo que marca la gran diferencia es que, si el motor que impulsa cualquier exploitation es la sana intención de amasar dinero entreteniendo al público potencial, el motor que acaba haciendo mover "Los ojos del mal" no parece ser otro que la autocomplacencia. Y es que no hay que olvidar que Gregory Dark es un director que proviene directamente de la industria del porno y el softcore, siendo por tanto éste su primer largometraje mainstream. Se entiende así que quiera marcar distancias con su pasado, demostrar un poco todo aquello de lo que es capaz... ponerse serio, en fin. Y sabedor de que para ello sólo tiene 84 minutos por delante, Dark pone todo su empeño en hacer una película en la que el máximo protagonista no sea otro que él mismo. Naturalmente, en su empresa es de ayuda vital el guión de Dan Madigan, tan flojo como podría haber deseado, sin la menor profundidad ni en el trazado de personajes ni en el de situaciones (después de todo, el film no parece otra cosa que una siniestra revisión encubierta de algún reality show al estilo de Gran Hermano), de modo que el peso del producto recae casi enteramente en la imagen.

  De este modo, la película es generosa en todo tipo de efectos de cámara que pretenden dar la sensación de que nos encontramos ante un producto muy artístico y enérgico, cuando en el fondo lo que se nos está ofreciendo es todo lo contrario. Pues digámoslo claro: "Los ojos del mal" es una propuesta ya no sólo plana, sino muy aburrida. En definitiva, una propuesta más efectista que efectiva. Que tenga un par de escenas afortunadas y más o menos ingeniosas, sobre todo la del descenso con la manguera de incendios, o incluso la del asesinato por móvil (sin duda la más serie B de todas por su exagerada inventiva, aunque lo intencional de su jocosidad no queda claro del todo), no explica la sucesión de pasajes desganados, huecos, que jalonan el resto del metraje. Podría afirmarse que se ha puesto demasiado esmero en provocar inquietud en el espectador, pero lamentablemente es un esmero casi de manual, olvidando que la sordidez estilizada al estilo de "Saw" o "Seven", por no decir más bien al estilo de los videoclips de Nine Inch Nails, ha perdido efectividad a fuerza de repetición, convirtiéndose en una herramienta básicamente demodé.

  Quizás uno podría pensar que la película hubiera funcionado mejor desde la humildad, desde la honestidad que se supone mueve esta clase de proyectos. Quizás si el hecho de convertir en presuntos delincuentes a un reparto que bien podría formar parte de Supermodelo 2007 hubiera sido un disparate más intencional que colateral, y si además hubieran extendido el disparate a otros elementos de una cinta, por lo demás, demasiado lineal. Una cinta que se toma excesivamente en serio a sí misma sin tener base real sobre la que hacerlo, hasta el punto de lanzar desvergonzados guiños argumentales a "Psicosis" y estéticos a otros memorables slashers más recientes (¿alguien ha dicho "La casa de los 1000 cadáveres"?), como si en el fondo quisiera formar parte de la misma tradición. Por desgracia para ella, la aritmética no funciona esta vez.

Calificación:


Imágenes de "Los ojos del mal" - Copyright © 2006 Lionsgate y WWE Films. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Los ojos del mal"
Añade "Los ojos del mal" a tus películas favoritas
Opina sobre "Los ojos del mal" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Los ojos del mal" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Wolf Creek     Carretera al infierno (The hitcher)     Cocodrilo: Un asesino en serie (Primeval)          Hostel 2 (Hostel: Part II)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción
sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad