LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Novela "Tara Road: Una casa en Irlanda" (Maeve Binchy)
NOVELA

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


TARA ROAD


Dirección: Gillies MacKinnon.
País:
Irlanda.
Año: 2005.
Duración: 96 min.
Género: Drama.
Interpretación: Andie MacDowell (Marilyn Vine), Olivia Williams (Ria Lynch), Iain Glen (Danny Lynch), Stephen Rea (Colm), Brenda Fricker (Mona), Jean-Marc Barr (Andy Vine), Ruby Wax (Carlotta), Sarah Bolger (Annie Lynch), Johnny Brennan (Brian Lynch), Heike Makatsch (Bernadette), August Zirner (Greg Vine).
Guión: Cynthia Cidre y Shane Connaughton; basado en la novela de Maeve Binchy "Tara Road: Una casa en Irlanda".
Producción: Noel Pearson, Miron Blumental y Sarah Radclyffe.
Música: John Keane.
Fotografía:
John de Borman.
Montaje: Pia di Ciaula.
Diseño de producción: Derek Wallace.
Vestuario: Lorna Marie Mugan.
Estreno en Irlanda: 7 Octubre 2005.
Estreno en España: 23 Marzo 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Calvarios de color de rosa

  El escocés Gillies MacKinnon (“Regeneration”) lleva al cine la popular novela “Tara Road: Una casa en Irlanda” de Maeve Binchy. Con la historia de dos mujeres que pasan por su particular crisis vital, el director pretende adentrarse en un mundo emocional que se tambalea cuando un terremoto familiar les obliga a replantearse su relación conyugal. Son dramas parejos pero no iguales, pues, en un caso, viene provocado por la muerte de un hijo, y en otro, por la infidelidad del marido. Los dos pilares sobre los que tradicionalmente se asienta la vida de una mujer son así cuestionados por las protagonistas, que necesitan un viaje interior para asumir su nueva situación, que precisan del silencio de la soledad... aunque sea a casi cinco mil kilómetros de distancia.

 

  En Nueva Inglaterra, Marilyn ve cómo su mundo se derrumba cuando pierde a su hijo, y piensa que nada le une ya a su esposo. Al otro lado del charco, en Dublín, Ria asiste atónita a la confesión de un marido que espera un hijo de otra mujer. La necesidad y el azar hacen que ambas entren en contacto telefónico y decidan intercambiar sus casas por un periodo de tiempo, en busca de la paz perdida. Todo esto nos lo presenta MacKinnon de manera un tanto abrupta y apresurada en los primeros compases de este drama, como si quisiera entrar cuanto antes en el interior de sus dos mujeres y ver cómo digieren la tragedia. Sin embargo, a continuación se enreda y alarga en exceso al ir presentándonos a familia y demás vecindario de las nuevas inquilinas. Algunos de estos personajes son interesantes y están bien retratados, pero la mayoría resulta insustancial para la trama central y no consiguen sino estirar una historia que pierde fuerza y deriva por carreteras secundarias. Si el inicio está ya forzado –la confesión del marido de Ria es patética e increíble–, más aún lo será un desenlace que se precipita con un personaje sacado de la chistera, decidido a poner los puntos sobre las íes y zanjar por las bravas cada una de las cuestiones.

  Un guión, por tanto, irregular, poco verosímil y sin fuerza dramática, pues ésta nace más de lo narrado que de la dramaturgia de unos personajes que no sienten lo que viven. Los actores interpretan sus papeles con mayor o menor convicción, pero el problema es que son conducidos por una estructura narrativa estereotipada, muy trillada en el cine comercial americano, construida sobre unas caracterizaciones de escaso calado y un desarrollo previsible. Sin embargo, en un justo análisis de la película, es preciso distinguir el recorrido de cada una de las dos historias. En este sentido, funciona mejor el papel interpretado por Andie MacDowell, que logra dar cierta coherencia y progresión al dolor de una madre desorientada ante la ausencia del hijo, desquiciada en su razonamiento existencial: su reacción resulta matizada y comprensible al quedar claro que obedece más al sufrimiento y vacío que a decisiones gratuitas o arbitrarias. Otra cosa, sin embargo, sucede con la historia de Olivia Williams, que no llega a convencer por lo artificioso que resulta su dolor al ser abandonada, su rápido y fatuo romance con el cuñado de Marilyn –totalmente prescindible, lo mismo que el de la pareja adolescente apenas incoado–, o sus injustificados cambios de actitud ante los hechos que se van sucediendo y ante su propio marido: en este sentido, todo ello y las subtramas irlandesas de infidelidades, comidillas vecinales y chantajes se asemejan más a un culebrón televisivo que a un melodrama de calidad.

  Por eso, sin duda, los mejores momentos se decantan del lado MacDowell, y en concreto en torno a su relación con Colm, el dueño del restaurante, que logra una interpretación contenida y sutil, a la vez que aporta sensatez y humanidad al personaje. Entre las escenas más logradas está aquélla en que la sufrida Marilyn abre su corazón a los niños y recibe su consuelo, una de las más emotivas gracias también a la expresividad de Sarah Bolger ("En América", de Jim Sheridan), una Annie adolescente que introduce frescura y autenticidad a la vez que sentido común entre tanto adulto cínico.

  La factura es convencional y correcta, clara en su exposición narrativa, y sin riesgos en un montaje paralelo que en muchos momentos incluso resulta sincronizado en el desarrollo de las dos tramas. Una música más melódica que dramática con varios temas pegadizos y apropiados para el tono amable de la cinta, y una adecuada y nada experimental fotografía contribuyen a la ambientación de unos dramas que quedan "desdramatizados", y donde la cámara se permite algunos movimientos que nunca se hacen notar en demasía ni distraen al espectador. Aunque la propuesta tiene su hondura antropológica por debajo de la aparente ligereza, en ningún momento resulta pretenciosa al trasmitir su idea del matrimonio y de la vida, en la que, según uno de los personajes, “no sólo se está para ser feliz”. Incluso la idea de la casa intercambiada como metáfora de la necesidad de “meterse” en el sufrimiento ajeno para así comprender y madurar, no es algo que se subraye en exceso, y eso que constituye el núcleo esencial que transformará el alma de las dos atribuladas mujeres. De la misma forma, que la casa de “Tara Road” que van a perder los Lynch tras la quiebra del negocio, no es sólo el edificio sino el hogar familiar en crisis… resulta algo evidente, pero también lo es que esta tierra de Tara no es rojiza como la de “Lo que el viento se llevó”, y que por eso la sangre nunca llegará al río y se quedará en unos cuantos jarrones rotos y en un envoltorio de celofán rosa que lo recubra.

  Este retrato del alma femenina y, por extensión, de quien sufre el infortunio afectivo se ve con agrado y sin esfuerzo, por su corrección y convencionalismo. Quizá su temática la convierte en una película más del gusto femenino, aunque no en exclusiva. En cualquier caso, entretendrá al espectador, pero también es cierto que su falta de originalidad y fuerza hará que pronto se olvide, al estar construida sobre el artificio y las meras buenas intenciones.

Calificación:


Imágenes de "Tara Road" - Copyright © 2005 Noel Pearson Productions, Surefire Films, Ferndale Films y Sarah Radclyffe Productions. Distribuida en España por Baditri. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Tara Road"
Añade "Tara Road" a tus películas favoritas
Opina sobre "Tara Road" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Tara Road" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Lola: La película     Mariposa negra     El velo pintado (The painted veil)     Teresa: El cuerpo de Cristo     Breaking and entering

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad