LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (16)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EN BUSCA DE LA FELICIDAD
(The pursuit of happyness)


Dirección: Gabriele Muccino.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 117 min.
Género: Drama.
Interpretación: Will Smith (Chris Gardner), Thandie Newton (Linda), Jaden Christopher Syre Smith (Christopher).
Guión: Steven Conrad.
Producción: Todd Black, Jason Blumenthal, Steve Tisch y James Lassiter.
Música: Andrea Guerra.
Fotografía:
Phedon Papamichael.
Montaje: Hughes Winborne.
Diseño de producción: J. Michael Riva.
Vestuario: Sharen Davis.
Estreno en USA: 15 Diciembre 2006.
Estreno en España: 2 Febrero 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Capra, aprendiz de broker

  La sombra de Frank Capra es alargada, y Estados Unidos parece necesitar una y otra vez que le recuerden que los sueños son posibles para quien lucha con tenacidad por alcanzarlos. Así lo demuestran títulos de los últimos años como "En América" (Jim Sheridam), "Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar" (Ron Howard), "Rocky Balboa" (Sylvester Stallone) o esta película de Gabriele Muccino, con Will Smith en plan estelar y nominación al Oscar®. Se trata de la primera rodada en inglés y en Hollywood por este italiano, autor de "El último beso" o "Ricordati di me", en una simbiosis italo-americana que vuelve a evidenciar el influjo del neorrealismo italiano de inspiración humanista y corte mágico. Ahora, el sueño americano se concreta y basa en la historia real de Chris Gardner, afroamericano que en los años ochenta sufrió los mayores reveses hasta perder mujer, casa o trabajo, y a quien el amor a su hijo y el convencimiento de que todo era posible si se creía en ello, le permitió salir adelante y triunfar en el mundo de las finanzas.

 

  El melodrama social con historia de superación personal y sostén en la familia es algo muy trillado en el cine, y la trama se vuelve quizá por eso convencional y previsible: a nadie se les escapa este hecho –tampoco a los productores–, pero se acepta de buen grado el esquematismo que propone por la realidad luminosa que esconde. Una vez más, esta fórmula vuelve a resultar exitosa cuando detrás hay un buen guión y unas interpretaciones convincentes. Eso es lo que sucede en el caso que nos ocupa, pues el guión firmado por Steven Conrad avanza a buen ritmo y sin altibajos, la cámara se preocupa de seguir de cerca y con corrección a Will Smith –aparece en todos los planos– en sus carreras por las calles de San Francisco o por los hospitales en que intenta vender su escáner de huesos, y el protagonista logra una interpretación llena de frescura y autenticidad. Se nota que Will Smith está cómodo en el papel encomendado, que cree en su personaje y que disfruta de la compañía de su verdadero hijo, ahora convertido en el pequeño Christopher: las miradas que le dirige y las palabras de cariño y consuelo son tan reales y sinceras… que es evidente que salen del corazón; podría decirse que en esas escenas es él mismo y que hay poca interpretación, o también que tiene poco mérito interpretativo. En cualquier caso, el resultado son momentos que llegan al espectador y le conmueven, que hacen creíble una historia real, aunque haya sido muy vista en la gran pantalla y carezca de matices que aportarían veracidad.

  Son historias de buenas personas, trabajadoras y constantes, honradas y de fuertes convicciones morales, enfrentadas al infortunio y recompensadas por un futuro esperanzador. Aunque aparezcan indigentes y queden patentes las enormes diferencias sociales, los individuos acomodados son retratados con bondad y mansedumbre, la estructura social aparece como permeable, y los problemas como resolubles…, e incluso se obvian los prejuicios raciales que pudo haber sufrido el verdadero Chris en su lucha por sobrevivir. Es un realismo dulce que recurre a los mundos de la imaginación cuando la situación dramática desborda los límites de lo soportable: en ese sentido, resulta emotiva la escena en los baños del metro, en que el padre anima a su hijo a viajar en el tiempo... y soñar con un lugar de dinosaurios inofensivos y juguetones; es el mundo mágico traído por Benigni para su hijo en el campo de concentración de "La vida es bella", o antes por otro italiano –Vittorio de Sica– en "Milagro en Milán" como manera de evadirse de una realidad de pobreza material y de falta de solidaridad. Muccino logra una cinta que no se hace pesada, aunque quizá sobre algo de metraje: se podría haber abreviado tanta bajada a los infiernos suprimiendo alguna que otra desgracia, pues se hace esperar el momento de giro hacia el final feliz; además, queda poco dibujado un pasado de mala suerte y fracaso profesional para un personaje tan inteligente y afable, y resulta difícil comprender cómo no ha triunfado antes o cómo su mujer –una magnífica Thandie Newton, en un breve pero enérgico papel de mujer desesperada y agotada– no ha sabido ver en su marido ese futuro en ciernes; también mejoraría el resultado final con un mayor desarrollo del drama familiar, separación y custodia del hijo incluidos, pues la película ganaría en equilibrio y veracidad. Por su parte, fotografía y música contribuyen a dar suavidad y emotividad a esa dramática existencia, eludiendo cualquier tono estridente y duro para un trabajo que quiere dejar buen sabor de boca.

  Con todo, Muccino y la familia Smith consiguen un melodrama social de resonancias caprianas y neorrealistas –recuerda también a la pareja padre-hijo que De Sica retrataba en "Ladrón de bicicletas"–, que resulta eficaz y entretenido, idóneo para un público amplio y al que guste el cine americano de siempre, dispuesto a revivir tanto el idealismo que Capra trasmitía en "El secreto de vivir", como el sueño de "Fantasía" en el que Walt Disney convertía a Mickey en "aprendiz de brujo".

Calificación:


Imágenes de "En busca de la felicidad" - Copyright © 2006 Columbia Pictures, Relativity Media, Overbrook Entertainment y Escape Artists Productions. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "En busca de la felicidad"
Añade esta película a tus películas favoritas
Opina sobre "En busca de la felicidad" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "En busca de la felicidad" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

María Antonieta (Marie Antoinette)     Rocky Balboa     Bobby     La vida en juego (Gridiron gang)     Flicka

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad