LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Banda sonora original de "Diario de un escándalo" (Philip Glass)
BSO

Novela "Diario de un escándalo" (Zoë Heller)
NOVELA

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


DIARIO DE UN ESCÁNDALO
(Notes on a scandal)


Dirección: Richard Eyre.
País:
Reino Unido.
Año: 2006.
Duración: 92 min.
Género: Drama.
Interpretación: Judi Dench (Barbara Covett), Cate Blanchett (Sheba Hart), Bill Nighy (Richard Hart), Andrew Simpson (Steven Connolly), Tom Georgeson (Ted Mawson), Michael Maloney (Sandy Pabblem), Joanna Scanlan (Sue Hodge), Shaun Parkes (Bill Rumer), Emma Kennedy (Linda), Syreeta Kumar (Gita).
Guión: Patrick Marber; basado en la novela de Zoë Heller.
Producción: Scott Rudin y Robert Fox.
Música: Philip Glass.
Fotografía:
Chris Menges.
Montaje: John Bloom y Antonia van Drimmelen.
Diseño de producción: Tim Hatley.
Vestuario: Tim Hatley.
Estreno en Reino Unido: 2 Febrero 2007.
Estreno en España: 30 Marzo 2007.

CÓMO SE HIZO "DIARIO DE UN ESCÁNDALO"
Notas de producción © 2006 Hispano Foxfilm

1. El proyecto

  En esta edad de soledad, aislamiento y ausencia de relación, vivimos en ciudades que acogen a millones de personas pero todos, en un momento o en otro, ansiamos compañerismo, añoramos la presencia de alguien a quien recurrir y con el que relacionarnos en algún nivel... en cualquier nivel. Éste es el sentimiento universal que transmite la novela de Zoë Heller, publicada en 2001, Diario de un Escándalo, una historia de suspense, soledad y obsesión, que el lector no puede soltar una vez abierta, y que llega, con idénticas dosis de humor negro y realismo, hasta el sombrío centro del ansia humana de relacionarse. Los lectores sintieron la atracción de las revelaciones de Barbara Covett, cáusticamente divertidas aunque, al cabo, engañosas, sobre lo que puede denominarse su amistad con su compañera de claustro, Sheba Hart. Entre el peligrosamente impensado amorío de Sheba con un alumno y las propias “maquinaciones” y el plan oculto de Barbara, lo que podría haber sido meramente un estudio de personajes se desarrolla más bien como un emocionante misterio. El libro acabaría logrando no sólo grandes alabanzas sino numerosos premios y amplio reconocimiento; entre ellos, su inclusión en la lista final de aspirantes al ansiado premio Man Booker de literatura inglesa.

 

  Los derechos fueron rápidamente adquiridos por los destacados productores Scott Rudin y Robert Fox, quienes también han adquirido recientemente para llevarla a la pantalla Las Horas, la adorada novela de Michael Cunningham, cuya acción se desarrolla en numerosos planos. Rudin ya había firmado un contrato con el destacado autor teatral y guionista Patrick Marber para que éste se encargara de la adaptación, sabiendo que crearía un brillante guión.

  Cuando el famoso director de cine y teatro Richard Eyre fue sondeado por Rudin y Fox sobre la posibilidad de dirigir la versión cinematográfica de DIARIO DE UN ESCÁNDALO, él, como tanto otros, ya había leído el libro. A Eyre le había parecido a la vez, divertido, emocionante y bellamente observado, precisamente el tipo de material que le intriga. Afirma Eyre: “Lo vi como un relato de amistades e intoxicaciones sexuales. Es verdaderamente una historia de dos obsesiones, de dos mujeres atrapadas por sus propias pasiones, autodestructivas e incontrolables”.

  Eyre y Rudin habían colaborado anteriormente con gran éxito con Judi Dench en la aplaudida IRIS, película que trata de la extraordinaria historia de amor que llenó las vidas de la brillante autora Iris Murdoch y su adorado esposo, John Bayley, así como en la producción escénica, alabada por la crítica, Amy’s View. IRIS ganó un Oscar® y un Globo de Oro ® para Jim Broadbent, además de sendas candidaturas a idénticos galardones para Dench y Kate Winslet. A continuación, Eyre dirigió BELLEZA PROHIBIDA, una tragicomedia ambientada en la escena londinense del siglo XVII, que fue muy bien recibida por la crítica, pero desde entonces ha vuelto al teatro dirigiendo dos producciones tan enormemente exitosas como diametralmente opuestas: la nueva versión escénica musical de Mary Poppins, en Londres y el Broadway, y su novedosa adaptación del drama clásico de Henrik Ibsen Hedda Gabler, en el West End de Londres.

  “Acababa de tocar los dos palos opuestos del espectro teatral – por lo que regresar a la realización cinematográfica con un proyecto de las fantásticas credenciales de DIARIO DE UN ESCÁNDALO era irresistible”, comenta.

  La adaptación de Marber sería todo un reto, puesto que la novela de Heller había sido escrita como una serie de anotaciones muy subjetivas de dietario de Barbara Covett, que él convirtió magistralmente en entradas de diario, revelando lentamente a través de sus palabras, indignas de confianza, la profundidad de sus engaños y manipulaciones en lo que se refería a Sheba Hart. Pero, basándose en el conjunto de las obras anteriores de Marber, no había duda de que estaba a la altura del encargo. Ha adquirido recientemente notoriedad como autor de la obra Closer, una mirada tenebrosamente divertida sobre las realidades del amor y el deseo con la que obtuvo los premios Olivier, el del Evening Standard y los de los Círculos de Críticos de Londres y Nueva York a la Mejor Obra, antes de escribir la adaptación de la aplaudida película basada en ella.

  Ahora, Marber tenía que dar con una forma de convertir el distintivamente literario enfoque que Zoë Heller hace de la historia de Barbara y Sheba en algo mucho más dinámico, inmediato y cinematográfico.

  “Escribir este guión me resultó muy difícil”, reconoce Marber, “pero Scott Rudin me ayudó mucho, prestándome su impulso en cada borrador. La novela es tan rica y expansiva que la dificultad consistía en hallar una forma de aglutinar todo esto en el argumento”.

  Esa esencia, a la vez cómica y observadora, fue la clave de lo que Marber esperaba crear en escenas de diálogo ingenioso, tenso y revelador. Labró el argumento alrededor del tema más destacado y apremiante del libro: el aplastante aislamiento que causa tanta devastación en la vida moderna y que es la ruina definitiva de Barbara Covett. “Espero que la película diga algo acerca de una clase particular de soledad moderna, la desesperación que uno puede experimentar incluso en una ciudad de millones de habitantes y que creo que todos sentimos ocasionalmente”, dice.

  Para Heller, la de Marber era una elección inspirada para intentar la hazaña. “Con Patrick Marber tuve la sensación de haber conseguido los servicios del guionista más interesante e inteligente que era posible”, comenta. “Era capaz de tomar lo que yo había escrito y transformarlo en algo nuevo. Ha realizado una excelente labor convirtiéndolo en algo que realmente funciona en la pantalla. Me gusta pensar que mi libro es de los que se leen de un tirón, pero él ha mejorado la emoción y el suspense del libro, todo lo cual es para bien”.

  Marber comenzó examinando a los dos principales personajes de la historia, empezando por Barbara, la inolvidable narradora que llega a ser depositaria de secretos corrosivos acerca de su nueva “amiga íntima”, Sheba Hart. Dice Marber: “Pensé que Zoë había realizado un trabajo tan brillante que todo él estaba esperándome en el libro. He sido muy fiel a lo que Zoë había escrito acerca de Barbara. Lo que es verdaderamente distinto en la novela es que Barbara cuenta la historia desde su punto de vista, por lo que mi trabajo consistía en tratar de aportar un contrapeso más objetivo a su personalidad, pero manteniendo al mismo tiempo su forma de ser, esa figura intratable, divertida y a veces estoica. No le aguanta a nadie una tontería pero también tiene un corazón doliente, vulnerable y que late, y es alguien que nunca ha conocido el amor. Todo lo que hace es producto de su desesperada soledad y, sin embargo, al mismo tiempo, es un monstruo. Siempre me he sentido atraído por los personajes que amamos y despreciamos simultáneamente, y Barbara inspira ambas reacciones”.

  Marber sintió un conflicto similarmente vigorizante ante el personaje de Sheba. “Le di a Sheba unos antecedentes ligeramente más excéntricos y bohemios que los que tiene en el libro, pero su vulnerabilidad y sus complicados sentimientos permanecen sin cambios”, observa.

  Al acabar de leer el guión finalizado, Richard Eyre quedó impresionado por la habilidad de Marber al trasladar el relato de la sutileza del papel impreso a la mayor escala de la gran pantalla, convirtiendo las entradas del dietario de Barbara en escenas palpablemente reales. “Resultaba especialmente maravillosa la forma como fue capaz de mantener la narrativa dentro del punto de vista de Barbara, aunque con un mínimo de voz de fondo, evitando los peligros de la implacable narradora”, comenta el director.

  Igualmente importante para Eyre era el honrado tratamiento que el guión hace de la noción, tan corriente como indudablemente controvertida, de una profesora casada y madura envuelta en un apasionado idilio con un alumno menor de edad. “Era importante que la relación entre Sheba y Steven fuera presentada de forma verdadera; quiero decir que los espectadores vieran que gira en torno a una atracción sexual apasionada y a la vez en torno a una especie de ternura y curiosidad recíproca”, comenta Eyre. “Quiero decir que, evidentemente, lo que Sheba está haciendo está rematadamente mal, pero hay un delicado equilibrio que queríamos lograr mostrando la cruda realidad de su relación sin convertirla de ningún modo en nada romántico”.

  Al cabo, Eyre quedó muy complacido por la forma como el guión parecía captar la irresistible velocidad y el temerario brío de la novela de Heller, conservando a la vez la riqueza emotiva de la risa, el horror y el dolor, que sabíamos que quedarían aún más destacados a través del estilo visual y las interpretaciones de la película.

  “Espero verdaderamente que la gente encuentre divertida esta película, además de ocasionalmente aterradora, espeluznante y triste”, resume Eyre. “Hay algo a la vez cómico, espantoso y terriblemente humano acerca de este engaño que sufre Barbara esperando tener una amistad profunda e imperecedera con Sheba. Y los sentimientos de Barbara hacia Sheba son análogos a los de Sheba hacia Steven, el alumno. Ninguna de estas dos mujeres tiene el control, como no lo tiene ninguno de nosotros cuando nos enamoramos”.

2. El reparto >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Diario de un escándalo" - Copyright © 2006 Fox Searchlight Pictures, DNA Films, UK Film Council y BBC Films. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Diario de un escándalo"
Añade "Diario de un escándalo" a tus películas favoritas
Opina sobre "Diario de un escándalo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Diario de un escándalo" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

María Antonieta (Marie Antoinette)     Hollywoodland     Banderas de nuestros padres (Flags of our fathers)     Bobby     Atrapa el fuego (Catch a fire) (Catch a fire)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad