LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Banda sonora original de "Diario de un escándalo" (Philip Glass)
BSO

Novela "Diario de un escándalo" (Zoë Heller)
NOVELA

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


DIARIO DE UN ESCÁNDALO
(Notes on a scandal)


Dirección: Richard Eyre.
País:
Reino Unido.
Año: 2006.
Duración: 92 min.
Género: Drama.
Interpretación: Judi Dench (Barbara Covett), Cate Blanchett (Sheba Hart), Bill Nighy (Richard Hart), Andrew Simpson (Steven Connolly), Tom Georgeson (Ted Mawson), Michael Maloney (Sandy Pabblem), Joanna Scanlan (Sue Hodge), Shaun Parkes (Bill Rumer), Emma Kennedy (Linda), Syreeta Kumar (Gita).
Guión: Patrick Marber; basado en la novela de Zoë Heller.
Producción: Scott Rudin y Robert Fox.
Música: Philip Glass.
Fotografía:
Chris Menges.
Montaje: John Bloom y Antonia van Drimmelen.
Diseño de producción: Tim Hatley.
Vestuario: Tim Hatley.
Estreno en Reino Unido: 2 Febrero 2007.
Estreno en España: 30 Marzo 2007.

CRÍTICA por Albert Meroño Peñuela

  La desconozco, pero debe existir una buena razón por la que la ficción, en términos generales y aplicada sobre otro género, siempre está mejor vista en la literatura que en el cine. A la pantalla le gustan las cosas puras: si es fantasía, que haya magos y criaturas sobrenaturales; si es ciencia-ficción, naves y androides; y si es una tragedia, llanto y gritos, como los de los vecinos cuando se quejan por el volumen de nuestro televisor a las tantas de la madrugada. Proyectar medias tintas es, por lo común, meterse en camisa de once varas, obteniendo resultados poco convincentes si el material no se manipula con habilidad. Sin embargo, cuando el escritor parece que simula la realidad pero tiene un desliz fantasioso, un acceso de utopismo, el lector calla y asiente. Sin apenas fruncir el entrecejo, hace el punto y seguido y pasa a la siguiente oración. No me pregunten por qué.

 

  Aunque, en el caso concreto del drama cinematográfico, me atreveré a aventurar que alguna relación debe de haber entre la rigidez con respecto a la ficción y el hecho de que lo narrado se suceda ante nuestros ojos, en vez de tener que ser interpretado y escenificado por nuestro cerebro, como sucede con la lectura. ¿Será porque, inconscientemente, esperamos que esos actores que se perfilan tan reales se comporten como esperamos, esto es, tal y como lo hacen las personas de nuestra vida cotidiana? ¿Está el director condenado a convencer siempre, mientras el escritor fantasea a sus anchas?

  Si la intención tiene que ver con examinar acciones y sentimientos humanos, como ocurre en este melodrama llamado “Diario de un escándalo” (“Notas de un escándalo” si nos ponemos quisquillosos), la respuesta es un rotundo sí. El perfil de moldeado sintético de sus personajes es su principal dolencia, aunque probablemente sea uno de los factores más atrayentes de la novela de Zoë Heller. De este modo, puede considerarse que la actitud conservadora que Richard Eyre (director) ha tomado con esta adaptación, sea la causa de su tropiezo en la eterna exigencia: su historia no logra convencer.

  Quizá buscando el impacto del escándalo pero pagando por lo efímero de su contenido, Patrick Marber (guionista) escribe con el único propósito de dibujar los rasgos de sus dos protagonistas, Barbara Covett (Judi Dench) y Sheba Hart (Cate Blanchett), con excesiva nitidez, además de contrastarlos con trivialidad e incluso insulsez: frialdad contra pasión, rectitud contra flexibilidad, meticulosidad contra sencillez, elucubración contra inocencia. En una narración donde el énfasis trágico era tan importante para convencer hablando de temas tan delicados como la pederastia, la mujer infiel o la homosexualidad (esta última no tan maltratada en el guión), la mayor parte del metraje se pierde a base de insistir de forma falsamente sutil sobre la caracterización de una u otra protagonista, e ignorando a personajes vitales, como al adolescente Steven Connolly (Andrew Simpson) o el marido de Sheba, Richard Hart (Bill Nighy). Este procedimiento se alarga hasta la última escena, donde se cierra el modelo de comportamiento del personaje de Dench y termina por desencajar del todo, quedándose a medio camino entre la manipuladora audaz y la psicótica pervertida.

  En la otra cara de la moneda, la puesta en escena brilla gracias a las interpretaciones de Dench y Blanchett, y por la banda sonora de Philip Glass, cuyas graves cuerdas enfatizan con éxito no sólo la perversidad de Barbara Covett, sino también el leve fondo crítico de la cinta hacia la sociedad británica, sobre todo con respecto a la educación y al modo en que los mass media fomentan el cuchicheo ajeno. Dentro de su moderación, y aunque de entrada prefiere eludirlas, Eyre ha filmado las polémicas escenas de sexo (no explícito) entre mujer madura y chico adolescente que consiguen su efecto perturbador (aunque el escándalo sería, por alguna oscura razón, incomparable si el maduro fuera hombre y la adolescente mujer); y aunque se agradece el pequeño detalle de las estrellitas de oro que marcan el camino, el diario termina por confirmarse como el recurso facilón que durante toda la proyección venía anunciándose con la voz en off.

  Es una lástima que interesantes objetivos acerca del análisis de la sexualidad se pierdan por no lograr un “basado en” de los de verdad en el lugar donde ahora figura un claro “adaptado de”. Y es que la falta de originalidad en tratar el fondo con elegancia, y no con personajes artificiales ni tópicos sobre la psique de la mujer, puede pasar inadvertida cuando la lectura absorbente nos traslada a la escena donde la pasión supera la moral, e incluso puede convencerse al director con un guión fiel a ello; pero en la pantalla la explosión visual no se libera, lo que resalta todo lo demás, que no es mucho. Fallido el intento de escándalo, no les queda más que dejarse llevar por el relato de una oscura mujer que resuelve de un modo un tanto excéntrico (ustedes mismos juzgarán si convincente o no) el más primitivo de los instintos.

Calificación:


Imágenes de "Diario de un escándalo" - Copyright © 2006 Fox Searchlight Pictures, DNA Films, UK Film Council y BBC Films. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Diario de un escándalo"
Añade "Diario de un escándalo" a tus películas favoritas
Opina sobre "Diario de un escándalo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Diario de un escándalo" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

María Antonieta (Marie Antoinette)     Hollywoodland     Banderas de nuestros padres (Flags of our fathers)     Bobby     Atrapa el fuego (Catch a fire) (Catch a fire)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad