LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


TERESA: EL CUERPO DE CRISTO


Dirección y guión: Ray Loriga.
Países:
España, Reino Unido y Francia.
Año: 2007.
Duración: 97 min.
Género: Drama.
Interpretación: Paz Vega (Santa Teresa de Jesús), Leonor Watling (doña Guiomar de Ulloa), Geraldine Chaplin (priora del convento), José Luis Gómez (fray Pedro de Alcántara), Eusebio Poncela (Gaspar Daza), Álvaro de Luna (padre de Santa Teresa), Paula Errando (Juana), Ángel de Andrés (obispo de Toledo), Amparo Valle (Mari Briceño), Javier Mejía (Francisco de Borja).
Producción: Andrés Vicente Gómez.
Música: Ángel Illarramendi.
Fotografía:
José Luis Alcaine.
Montaje: Pablo Blanco.
Dirección artística: Rafael Palmero.
Vestuario: Eiko Ishioka.
Estreno en España: 9 Marzo 2007.

CÓMO SE HIZO "TERESA: EL CUERPO DE CRISTO"
Notas de producción © 2007 Azeta Cinema

1. Contexto histórico

  Siglo XVI. España. Corren tiempos gloriosos para un tiempo y un país. Mientras en el resto del Viejo Continente reinaba todavía un sistema político feudal, España es el primer país de Europa que realiza su unidad territorial, inventa la nueva institución del Estado moderno y establece el primer imperio colonial. La historia de España en el siglo XVI es la lucha por la unidad religiosa guiada por un idealismo que a la vez desangró y empobreció al país. En una época en la que los hombres se consideraban un instrumento de Dios y su lucha era una lucha sagrada por el mantenimiento de una religión amenazada por dentro y por fuera, una mujer se atrevió a desafiar esas glorias con una valentía y un carisma que no se había conocido antes.

 

  Doña Teresa de Cepeda y Ahumada (Ávila, 1515 - Alba de Tormes, 1582) fundó en 1562 la orden de las Carmelitas Descalzas y su primer monasterio, el de San José, en Ávila. Hasta su muerte fundó 12 conventos más por toda España. Su vida y su obra provocaron agrias polémicas en el seno de la iglesia y fue perseguida por la Santa Inquisición en más de una ocasión. En 1622, cuarenta años después de su muerte, fue canonizada y en 1970 el Papa Pablo VI la proclamó Doctora de la Iglesia convirtiéndose en la primera mujer de la historia en alcanzar dicho título. Hoy la Orden que ella fundó cuenta con más de 14.000 carmelitas descalzas y 835 conventos por todo el mundo. Su obra literaria es una de las más altas expresiones del misticismo y cumbre de la lírica española del Siglo de Oro.

2. Entrevista al director Ray Loriga

  Nacido en Madrid en 1967, el escritor y cineasta Ray Loriga comienza muy joven a publicar relatos en revistas underground como “El canto de la tripulación”. A los 25 años publica su primer libro iniciando una carrera literaria que le convierte en uno de los mejores referentes de la literatura española de los años 90 e incluye títulos como “Héroes”, “Días extraños”, “Caídos del cielo”, “Tokio ya no nos quiere”, “Trífero” y “El hombre que inventó Manhattan”.

  Su carrera cinematográfica la inicia en 1997 colaborando con Pedro Almodóvar en el guión de “Carne Trémula”. Ese mismo año dirige su primera película, “La pistola de mi hermano”, basada en una de sus novelas. Mientras compagina su actividad literaria con la escritura de diversos guiones como los de “El séptimo día”, de Carlos Saura y “Ausentes”, de Daniel Calparsoro. “Teresa: el cuerpo de Cristo” es su segunda película como director.

¿Cuándo se interesó por el personaje de Santa Teresa?
  ¿Por qué hago una película sobre Santa Teresa? Simplemente porque creo que hay una película sobre ella, no porque me haya venido una luz… Creo que es una muy buena historia en todos los sentidos: el contexto histórico; visualmente, toda la iconografía religiosa me parece muy potente para el cine, y luego es la historia de una mujer en contra de un esquema de vida muy rígido, en unas condiciones muy duras para el desarrollo intelectual, espiritual y humano. De modo que una mujer en esa época –en una época en la que se suponía que las mujeres no eran nada– se atreviese a ser casi todo lo que una mujer puede ser y que acabase haciendo historia, me pareció que merecía la pena. Otra cosa que siempre me interesó es que no fuera una mártir. Que no era una de estas historias típicas de mujeres que dicen “se atrevió a desafiar al mundo y pagó por ello”… Santa Teresa luchó contra todo el mundo y salió ganando, en su día y en la historia. Por otra parte, aunque es una historia que ya se ha contado, tenía la sensación de que teníamos un punto de vista diferente. Estamos en el siglo XXI y me parece que hay muchas cosas que se pueden revisar sobre Santa Teresa, como su supuesta virginidad o no. Creo que se podían afrontar algunos aspectos más allá de la polémica, con una mirada más valiente también.

¿Quiere decir que va a ser algo polémica?
  Si hubo polémica en el siglo XVI seguramente pueda haberla ahora. Creo que de Santa Teresa se ha dado una visión muy cercana a la estampita, como un personaje al que la gente reza de vez en cuando, sin volver a leerse sus libros ni saber más del personaje. Hay muchas cosas de ella que no se han contado y que son un misterio sin resolver: su sexualidad, por ejemplo, o su relación tan cercana a Dios, casi piel con piel… Estos temas fueron escandalosos en su día y no han sido revisados muy a menudo, así que probablemente puedan volver a parecerlo hoy en día, lo cual dice muy poco del progreso de la Iglesia católica en los últimos siglos.

Y una vez que descarta la imagen “de la estampita”, ¿qué es lo que más le ha sorprendido?
  Me parecen increíbles las relaciones que tenía con su entorno. ¡Ojo! Yo no he tratado a Santa Teresa para hacer un panfleto contra la Iglesia católica, he estudiado mucho ese contexto y he encontrado que, incluso dentro de la discrepancia con sus postulados, había mucho respeto hacia su inteligencia. Y ese respeto lo encuentras desde reyes u obispos a provinciales de su orden, hombres que hablaban con ella de igual a igual, a veces para discrepar y otras incluso para condenarla. Algo con lo que he tenido mucho cuidado ha sido no presentar a la Iglesia como los malos de la película: ella contó con apoyos importantes dentro de la Iglesia católica.

Otra complejidad de la película era encontrar a la actriz protagonista, sobre la que recae todo el peso de la película. ¿Cómo llegó a Paz Vega?
  La verdad es que no lo he dudado mucho. En principio me parecía que, para que esto funcionase, era fundamental tener una actriz que pudiera estar viva debajo del traje, de la historia, del peso simbólico del personaje. Paz tiene la energía y el coraje, y al mismo tiempo el oficio y el talento, para sobrevivir a un personaje como éste y a la visión que yo tenía del mismo: quería que hubiera una mujer debajo de esta leyenda. Paz es una mujer inteligente, y con ella se puede aprender del personaje, que es algo que para mí era muy importante: yo sé que Teresa es una mujer y hay un sitio hasta donde llego, pero hay otro que lo tiene que ocupar la actriz, y que ella me enseñase a Teresa. Porque aunque yo lo haya leído todo sobre el personaje, la que habita y la que le da vida es Paz.

Desde luego será la Santa Teresa más sexy que se haya visto nunca en el cine…
  Probablemente, y sin despreciar a ninguna de las anteriores… Pero es que creo que es importante ese lado de Teresa, que también fue una mujer muy coqueta. ¿Sabe lo que dijo Santa Teresa en una ocasión que le pintaron un cuadro? Pues cuando lo vio, le dijo al autor que la había sacado fea y vieja. Creo que su manera de gustar a la gente influyó mucho para que no acabase en la pira. Es probable que a otras más sosas o menos agraciadas las quemaron por el camino, yo creo que ese encanto o esa belleza que se destacaba de ella fue una parte importante de su trayectoria. Yo creo que eso con Paz es un terreno ganado. ¡Sería muy difícil meter a Paz en una hoguera y no arrepentirse!

3. Entrevista a Paz Vega (Teresa)

  Periodista, deportista e incluso politóloga… fue una representación de “La casa de Bernarda Alba” la que hizo que la joven sevillana Paz Vega se decantara finalmente por el mundo de la interpretación. Admitida en el Centro Andaluz de Teatro y matriculada en la facultad de periodismo, Paz tuvo tiempo de dirigir una obra de teatro antes de marchar a Madrid a probar suerte como actriz. Enseguida comienza a participar esporádicamente en series de televisión como “Menudo es mi padre” o “Compañeros”. Después llegarán “Más que amigos” y, sobre todo, “Siete vidas”. El éxito definitivo le llega en la persona del director Julio Medem quien le ofrece el papel protagonista en la película “Lucía y el sexo” por el que consiguió el Goya a mejor actriz revelación. Después vinieron taquillazos como “El otro lado de la cama” o “Carmen”. Recientemente dio el salto definitivo hacia Hollywood de la mano de uno de los directores de comedia más prestigiosos: James L. Brooks la dirige en “Spanglish”. Acaba de estrenar en EE UU película junto a Morgan Freeman y tiene pendiente de estreno varias producciones nacionales y extranjeros, como “Fade to Black”, de Oliver Parker o el último proyecto de los hermanos Taviani “La villa de las alondras”.

Háblanos del personaje de Santa Teresa de Jesús, ¿cómo es y cómo llegaste a involucrarte en el papel?
  Más que de Santa Teresa de Jesús a mí me gusta hablar de Teresa de Ahumada, de la mujer que vivió, que tuvo una familia y que por voluntad propia ingresó en un convento para vivir una vida que ella pudiera llamar suya. Teresa era una mujer muy adelantada a su tiempo, muy revolucionaria. Una mujer que se opuso a lo establecido en su época y que dominó su vida. En lo que respecta a mi participación en el proyecto, debo confesar que al principio el hecho de que Ray Loriga, siendo Ray Loriga, me viniera con la vida de Teresa de Ávila me pareció, por un lado, raro; pero por otro era un auténtico “subidón”. Cuando leí el guión me pareció maravilloso: me pareció tan atractivo que se me olvidó totalmente que era una película religiosa. En aquel momento no pensé en ella como en una película religiosa. La vi como la historia de una mujer y eso fue lo que me enganchó. Acepté sin dudarlo desde el primer momento.

¿Qué crees que esta película añade de nuevo a la figura de Teresa?
  Un poco de humanidad. Este es un aspecto de su personaje que no se enseña en los colegios. Allí aprendes otras cosas sobre ella: estudias a la Teresa escritora, a la poeta y, si me apuras, en los colegios religiosos estudias a la Teresa fundadora. Pero no te enseñan nada de la Teresa mujer; la Teresa dentro de su celda; la Teresa que siente; la Teresa con sus dudas, sus contradicciones… Ésta es la Teresa que mostramos en esta película.

¿Cómo te has documentado para encarar este personaje?
  Me he documentado leyendo los libros que leía ella, leyendo sobre todo sus obras (no todas porque algunas son muy densas). También sus poemas que son maravillosos y te enseñan mucho sobre esa pasión que ella tenía por dentro. Y, por supuesto, me he documentado sobre la época y el contexto histórico. También me han sido de gran ayuda los cuadros: unos cuadros maravillosos de los prerrafaelistas en los que Ray se ha inspirado y que luego vemos en la película. Yo he podido ver en cuadros lo que luego he visto en el set y eso es precioso. Creo que en las películas históricas los cuadros son referentes fundamentales al ser, de alguna manera, las fotografías de entonces.

Psicológicamente me imagino que también habrás necesitado alguna preparación.
  Sí. Psicológicamente me ha requerido de una gran inmersión. Una introspección muy profunda en mi soledad a la búsqueda de cosas muy íntimas. Pero ¡ojo! Ha sido una búsqueda muy serena, nunca dolorosa, siempre en paz. Yo no he sufrido con esta película porque para mí Teresa no sufre: ella vive en amor con Dios. Para mí ha supuesto una experiencia muy bonita. Un momento muy bello de introspección.

¿Se te ocurre algún personaje actual al que pudiéramos equiparar a la vida de Santa Teresa en su forma de enfrentarse a la vida?
  Hay muchas mujeres que se pueden equiparar a Teresa hoy en día: mujeres que van en contra de lo establecido; mujeres que luchan en un mundo de hombres y que consiguen lo que persiguen. Toda la historia ha estado llena de mujeres que han conseguido eso. Actualmente podría mencionarte a cualquier mujer luchadora y competitiva que te puedas encontrar en una empresa. Con esto quiero decir que Teresa es una mujer mucho más cercana de lo que a priori puede parecer. No fue sólo una monja que hacía milagros. Fue una mujer que tuvo un sueño y que luchó por él como hacemos hoy en día muchas de nosotras. Una mujer que no acepta el rol que le han asignado en un mundo de hombres. Ella quiere escribir, quiere leer, quiere saber... y se pregunta “¿por qué ellos tienen derecho a saber y yo no?; ¿por qué ellos tienen derecho a gobernar y a fundar cosas y yo no?; ¿por qué dependo de su aprobación?”… Esto es terrible y, aunque pueda parecernos increíble, todavía sigue pasando hoy en día. Por este motivo ésta es una película muy actual.

4. Leonor Watling (doña Guiomar de Ulloa)

  Doña Guiomar de Ulloa es una joven y acaudalada viuda que de pasado licencioso ahora se ha aferrado a la fe. Las malas lenguas la tachan de “beata”, pero su fuerte y sincera amistad con el hombre santo Fray Pedro de Alcántara, demuestra que sus intenciones son buenas y su corazón, sano. Se convertirá en protectora de Teresa, abriéndole su casa y su alma, y jugará un papel definitivo en su salvación ante la Santa Inquisición al lograr la intermediación de Fray Pedro de Alcántara. Se convierte así en la mano derecha de Teresa y participa activamente en la fundación del Convento de San José.

  Madrileña, hija de inglesa y gaditano, Leonor Watling debutó como actriz en 1993 en la película Jardines colgantes, de Pablo Llorca. Su trabajo en la serie de televisión Raquel busca su sitio la dio a conocer entre el gran público para dar paso después a trabajos que la situaron en una posición envidiable: Son de mar, de Bigas Luna; Mi vida sin mí y La vida secreta de las palabras, de Isabel Coixet, Hable con ella, de Pedro Almodóvar; Tirante el Blanco, de Vicente Aranda o la más reciente Salvador, de Manuel Huerga. Compagina su trabajo de actriz con la música, y con su grupo Marlango, acaba de publicar su segundo disco, Automatic Imperfection.

  Para Leonor esta película “es una historia de compañerismo entre mujeres como ha habido muchas en el cine de compañerismo entre hombres. Para mí eso es lo que tenía este guión: camaradería entre mujeres que están siendo muy valientes. Ray (Loriga) utiliza la figura de Teresa para hablar del valor de romper las reglas que a uno no le gustan; de hacerse valer; de conseguir un sitio que no está dado priori, de pelearse por lo que uno cree. Teresa cree ciegamente en las cosas que dice y eso le da una fuerza de la que carecen todos los que están a su alrededor”.

5. Geraldine Chaplin (priora del convento)

  La priora del convento de la Orden de la Encarnación, donde ingresa Teresa con apenas 19 años, es una priora a la antigua usanza: se ha habituado a las relajadas costumbres imperantes en el convento y disfruta cómodamente de su situación de poder. La llegada de Teresa al convento le rompe los esquemas y ella será uno de los principales obstáculos con que se topará la joven monja cuando intente cambiar las cosas y recuperar el espíritu inicial y verdadero de las órdenes de clausura. Posee un carácter frío y manipulador y participará activamente en las intrigas y conspiraciones que los miembros de la jerarquía eclesiástica y la nobleza de Ávila tejen contra Teresa. Geraldine Chaplin, su intérprete, describe así su personaje: “Es una mujer aburrida y muy frustrada. Se encuentra desencantada e, incluso, falta de Fe. Por eso cuando ve que Dios viene a Teresa, una novicia que acaba de entrar en el convento, siente una envidia terrible. Ella ha esperado algo así toda su vida”.

  La mayor de los ocho hijos del matrimonio formado por Charles Chaplin y Oona O’Neill nació en Estados Unidos y se trasladó a Suiza en 1952, poco después de haber trabajado junto a su padre en Candilejas. Estudió danza en Londres y llegó a ser bailarina de gran éxito. En 1963 protagoniza su primera película, “Los mil días de Ana Bolena”, con la que inicia una dilatada carrera cinematográfica. Desde entonces ha trabajado con los directores más grandes: David Lean (“Doctor Zhivago”), Richard Lester (“Los tres mosqueteros”), Robert Altman (“Nashville”), Martin Scorsese (“La edad de la inocencia” ), Carlos Saura (“Peppermint Frappé”, “Cría cuervos”, “Elisa, vida mía”…) o Pedro Almodóvar (“Hable con ella”). Ahora coprotagoniza “Teresa: el cuerpo de Cristo” que para Geraldine es “una enorme historia de amor: el amor que siente Teresa por Dios y su lucha por conseguir a este amante. Es una historia de amor terriblemente emocionante en la que Teresa acaba triunfando”. Recientemente le ha sido otorgada la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

6. Eusebio Poncela (Gaspar Daza)

  Confidente y consejero de Teresa, Gaspar Daza es un religioso acostumbrado a tratar con “iluminados”. Su función inicial es la de averiguar qué hay de cierto en sus visiones y sus éxtasis y acaba convirtiéndose en su consejero frente a los embates y conspiraciones eclesiásticas que se ciernen en torno a la figura de la monja.

  Eusebio Poncela es uno de los intérpretes más intuitivos y característicos de los últimos años del cine español. Desde su papel en Arrebato, de Iván Zulueta a La ley del deseo, de Pedro Almodóvar, pasando por sus trabajos en teatro (Marat-Sade) o televisión (Los gozos y las sombras), su composición de personajes es tan interesante como expresiva. Entre sus trabajos recientes destacan Martín Hache, de Adolfo Aristarain o Intacto, de Juan Carlos Fresnadillo.

7. José Luis Gómez (fray Pedro de Alcántara)

  Conocido como “el hombre santo”, Fray Pedro de Alcántara es un fraile franciscano enormemente respetado por todos los miembros de la Iglesia. Cuando todos, incluida la propia Teresa, comienzan a ver la mano del demonio en sus experiencias místicas, será Fray Pedro de Alcántara quien la confirma en sus creencias y la salva, en última instancia de un proceso inquisitorial.

  Formado como actor y director de teatro en Francia y Alemania dedicó gran parte de su trayectoria a la escena. Premio Nacional de Teatro en 1988, actualmente dirige la sala de teatro La Abadía en Madrid. Entre sus papeles como actor ha dejado interpretaciones inolvidables en el cine, como el de La familia de Pascual Duarte –con el que ganó en 1976 el premio a la mejor interpretación del Festival de Cannes–, Remando al viento, de Gonzalo Suárez, Beltenebros, de Pilar Miró o El séptimo de día de Carlos Saura.

8. Álvaro de Luna (padre de Teresa)

  Hidalgo, de familia noble y probablemente de ascendencia judía, el padre de Teresa, acepta resignado el ingreso de su hija en el convento de la Encarnación, tras sospechar que ésta ha sido deshonrada.

  Aunque resulta inolvidable su interpretación en la exitosa serie de televisión Curro Jiménez, Álvaro de Luna, que comenzó su carrera en el cine como especialista de escenas de acción, ha desarrollado una interesante carrera cinematográfica entre la que destacan Dulces horas, de Carlos Saura; La guerra de los locos, de Manolo Matji o La fiebre del oro, de Gonzalo Herralde.

9. El vestuario

  La diseñadora japonesa Eiko Ishioka ha sido aclamada en numerosas ocasiones por su trabajo creativo que, además del cine, incluye la publicidad, la moda, el teatro o la dirección artística. Entre sus muchos premios, destacaremos un Oscar por Drácula, de Francis Ford Coppola; un Grammy, por el álbum “Tutu”; un Premio Especial del Festival de Cannes por Mishima y una nominación al Tony (por Madame Butterfly).

  La diseñadora entró a formar parte de este proyecto tras recibir una apasionada carta del director, Ray Loriga, pidiéndole su participación en el mismo. Ella aceptó porque, según sus palabras, “hoy en día, el idioma visual, el vocabulario visual es muy importante y eficaz a la hora de transmitir un mensaje. Esta película contiene un mensaje muy importante y por ello estoy encantada de haber podido dedicar mi talento a un tema serio como el que plantea “Teresa: el cuerpo de Cristo”.

  Una vez aceptado el reto, comenzó una ardua labor de investigación y aprendizaje sobre la cultura y los usos de la época. “Generalmente, el mundo entero es mi estudio. Encuentro motivos en todo el mundo que me dan ideas. En el caso concreto de “Teresa” estudié con detalle la cultura del siglo XVI. Visité el El Prado unas cinco veces para observar los retratos del siglo XVI. Fue un estudio serio y exhaustivo, todo un proceso de aprendizaje. Una vez concluido, lo puse todo de lado e indagué en mi cabeza y en mi alma para descubrir la mejor respuesta”.

  Partiendo de un amplio abanico de fuentes culturales e históricas, Eiko ha creado un vestuario maravilloso, provocativo, sorprendente y profundamente emotivo. “Me interesa comunicarme con el público, conmoverle. Considero que es un éxito si el espectador se siente conmovido y si el vestuario ha contribuido a comunicar esta emoción”.

10. La música

  Ángel Illarramendi nace en Zarautz (Guipúzcua) en 1958 e inicia su carrera musical a los 6 años. En 1981, finalizados sus estudios musicales, comienza a compaginar su labor como profesor en diversas escuelas de música con la composición de música para obras teatrales. Al mismo tiempo inicia su carrera como compositor de bandas sonoras, debutando en 1984 con “Tasio”. A partir de los años 90 abandona definitivamente la enseñanza para dedicarse por completo a componer tanto música concertística como música cinematográfica. Como compositor de cine ha trabajado con distintos directores y productores. Así, “El último viaje de Robert Rylands”, “El hijo de la novia”, “Héctor” o “Luna de Avellaneda” han sido alguno de sus títulos más destacados.

11. El director de fotografía

  José Luis Alcaine es uno de los directores de fotografía con más prestigio de España y cuenta con una filmografía de más de 100 películas. Ha trabajado junto a Pedro Almodóvar en “La mala educación” (2004), John Malkovich en “Pasos de baile” (2002), Ray Loriga en “La pistola de mi hermano” (1997) y Fernando Trueba en “Two Much” (1995) y “Belle Epoque” (1992), entre muchas otras.

12. El director artístico

  Recientemente fallecido, Rafael Palmero nos ha dejado como legado grandes trabajos en algunas de las películas más importantes del cine español. Contaba en su haber con una extensa filmografía y trabajó con directores de la talla de Carlos Saura (Cría cuervos, ¡Ay, Carmela, El Séptimo Día, Sevillanas o Flamenco); Luís García Berlanga (La escopeta nacional y Todos a la cárcel) y Mario Camus con quien trabajó en múltiples títulos entre los que destacan Los Santos Inocentes, La casa de Bernarda Alba, La playa de los galgos y la serie de televisión Fortunata y Jacinta.

13. El productor

  Andrés Vicente Gómez es, sin duda, uno de los productores más activos y de más éxito de España. En los últimos treinta años ha trabajado con directores de incuestionable prestigio internacional, como Orson Welles, Carlos Saura, Pedro Almodóvar, Bigas Luna, Vicente Aranda, Gonzalo Suárez, Álex de la Iglesia o Fernando Trueba.

  En 1967, Andrés Vicente Gómez creó su propia productora y, desde entonces, ha producido más de 100 títulos. A los premios obtenidos en Berlín, Venecia y San Sebastián, se sumó en 1993 el Oscar a la mejor película de habla no inglesa por “Belle Epoque”, de Fernando Trueba. En reconocimiento a su labor como uno de los productores que más ha contribuido a la industria del cine, el Festival de Cannes le tributó un homenaje en su edición de 1998.

  Además de su extensa labor como productor, Andrés Vicente Gómez es el presidente de la Media Business School, uno de los más prestigiosos centros de enseñanza y desarrollo de la Unión Europea, así como miembro fundador de El Club de los Productores Europeos. También es miembro de la European Film Academy y, desde 1994, de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences of America. En el año 2003 Gómez fue elegido Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores de Filmes (FIAPF), cargo que desempeña en la actualidad.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Teresa: El cuerpo de Cristo" - Copyright © 2007 Iberoamericana Films Producciones, Future Films Limited y Artedis. Distribuida en España por Azeta Cinema. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Teresa: El cuerpo de Cristo"
Añade "Teresa: El cuerpo de Cristo" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Teresa: El cuerpo de Cristo" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El buen alemán (The good german)     La vida de los otros (Das leben der anderen)     En busca de la felicidad (The pursuit of happyness)     Klimt     María Antonieta (Marie Antoinette)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad