LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 28 Sept-4 Oct 2001

El beso del dragón
Juana La Loca
Juego de Luna
La ciénaga
La otra cara del crimen
La pareja del año
Salvajes
Vuelvo a casa

 

EL BESO DEL DRAGÓN
(Kiss of the dragon)


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Chris Nahon.
Países:
Francia / USA.
Año: 2001.
Duración: 98 min.
Interpretación: Jet Li (Liu Jian), Bridget Fonda (Jessica), Tchéky Karyo (inspector Richard), Laurence Ashley (Aja), Burt Kwouk (tío Tai), John Forgeham (Max), Max Ryan (Lupo).
Guión: Luc Besson y Robert Mark Kamen; basado en una historia de Jet Li.
Producción: Luc Besson, Jet Li, Steve Chasman y Happy Walters.
Música: Craig Armstrong.
Fotografía:
Thierry Arbogast.
Montaje: Marco Cavé.
Diseño de producción: Jacques Bufnoir.
Vestuario: Pierre Bechir y Annie Thiellement.

 

NOTAS DE PRODUCCIÓN de Twentieth Century Fox

Durante años, Jet Li ha entusiasmado al público cinematográfico – primero en Hong Kong y luego en todo el mundo – con su destreza para las artes marciales y las acrobacias. Tras irrumpir en la escena de Hollywood con su debut en inglés, Arma Letal IV, y el éxito de taquilla Romeo debe morir, Li estaba preparado para hacer frente a un proyecto aún más ambicioso. Imaginó una película dramática que combinara su personal sello en lo tocante a las artes marciales y los héroes de acción con personajes fuertes y que te resultan familiares.

Li tuvo la idea de que un agente del gobierno, a pesar de su enorme pericia y su habilidad, se sintiera perdido en un entorno físico y moral que no es capaz de comprender. "No estaba interesado en hacer una película acerca de un gran héroe de acción que salva los muebles", explica Li. "Mi personaje, Liu Jiuan, es uno de los mejores agentes de la China, con una extraordinaria pericia para las artes marciales y la acupuntura. Es decidido y está motivado. Pero no es un superhombre; es humano. Cuando la misión se tuerce, Liu al principio no sabe cómo arreglar las cosas".

Cuando Liu encuentra a Jessica, las cosas se complican todavía más. "Mi personaje no sabe cómo tratarla", comenta Li. "Al principio la encuentra un engorro, luego, se compadece de ella; al final decide ayudarla. Pero su gobierno no se lo permite. Por lo tanto, ¿mantendrá su palabra o obedecerá las órdenes? Por primera vez, Liu tiene que cuidar de alguien y ser algo más que alguien que sólo sabe luchar. Al final crece.

"Desde luego, también se mete en un montón de peleas y escenas de acción", añade rápidamente Li con una sonrisa.

Para ayudarle a que la historia, los personajes y las relaciones cobraran vida, Li se puso en contacto con el realizador más aclamado y visionario del mundo, Luc Besson. "Me encantan las películas de Luc, como El Profesional, que mezclaba el drama, los personajes, la historia y la acción", comenta Li. "Sabía que él tiene una forma especial, incluso en un thriller, de centrarse en el drama y en los personajes. Cuenta historias de una forma distinta de la que lo hacen los realizadores americanos".

Besson, reconociendo el potencial implícito en las ideas de Li, se unió al proyecto en calidad de productor, aportando su impresionante dominio de la producción así como su habilidad dramática.

Con la historia de Li en la mano, Besson pidió al guionista Robert Mark Kamen que colaborara en la escritura del guión de KISS OF THE DRAGON. Ambos se conocían desde hacía casi diez años, habiendo trabajado anteriormente en El quinto elemento. Según Kamen, el proceso de escritura fue un torbellino de intensidad y creatividad. "Luc y yo trabajamos sin parar, ocho horas al día, durante semanas", señala Kamen. "Tiene la concentración más increíble que haya visto nunca, y sigue presionando y presionando hasta que consigue lo que él quiere. Y mientras escribe, monta todo en su cabeza.

"Tenemos un código que me permite saber exactamente lo que Luc está pensando, y le doy forma según eso, y luego él lo edita", continúa Kamen. "Luc edita en su cabeza, y allí está. Yo pongo ‘largo’ y él dice, ‘No, cortamos aquí, aquí y aquí. Los dos conocemos lo que piensa el otro".

Aunque Kamen estaba enfrascado ya con la escritura del guión antes de tener la oportunidad de conocer a Li, la personalidad y el porte del actor le ayudaron a dar forma a la relación entre Liu Jiuan y Jessica. "Queríamos crear una dinámica que fuera divertida, dramática y que tuviera mucha humanidad", cuenta Kamen. "Jet es el hombre más honrado y sencillo que me he encontrado en mi vida, e hicimos a Liu igual. Luc y yo nos preguntamos cuál sería la posición más incómoda en la que podríamos colocar a los personajes, además de tener a la mitad de la policía de París intentando matarle. Y Luc dijo, ‘Oh, es muy sencillo, ella es una prostituta".

Kamen y Li conectaron inmediatamente en cuanto se conocieron. Kamen, como Li, ha practicado durante mucho tiempo artes marciales, y los dos compartían muchas ideas a cerca de las artes chinas del Taoísmo y el Budismo. Esa conexión continuó, pues Li proporcionó ideas concretas al guión definitivo. Liu incluso le otorgó a Kamen un nombre chino honorífico, cuya traducción significaba "Manos de Rayo y Trueno". "Porque escribo muy rápido", Kamen señala sin darle importancia.

Cuando el guión estaba escribiéndose y se habían buscado los exteriores, Besson comenzó a elegir a los actores para los papeles principales. Para el papel de Jessica, se dirigió a Bridget Fonda que, casualmente, había interpretado la versión americana de Besson de Nikita dura de matar, titulada La asesina. Fonda se entusiasmo con la posibilidad de trabajar con Besson – a pesar de que el guión no se había terminado todavía y del muro de silencio con el que Besson estaba rodeando el proyecto. "Realmente soy una gran admiradora de las películas de Luc y particularmente de sus personajes femeninos", dice Fonda. "Cuando lo conocí, fue muy reservado respecto a todo, y sólo me dio un par de páginas del guión para que las leyera. Lo siguiente que supe es que me ofrecía el papel. No sabía en realidad de qué iba la película o quién era el personaje, pero lo acepté de buena fe".

Fonda dice que su confianza en Besson se vio recompensada cuando por fin leyó el guión, tras llegar a París para comenzar el rodaje. "Pensé que mi personaje, Jessica, era realmente interesante; divertida, triste y compleja al mismo tiempo. Es una persona dulce pero mal orientada que no ve nunca más allá de sus narices, y casi ha perdido toda esperanza. Su vida se ha convertido en una pesadilla, y la manera de enfrentarse a ella es no mirar nada con demasiado empeño. Guarda una distancia extraña, como un perro al que le han dejado fuera mojándose demasiado tiempo y está muy agradecido con cualquier pequeño momento de felicidad que pueda tener".

Luego Besson eligió al veterano actor Tchéky Karyo, a quien había ya dirigido en Nikita dura de matar y Juana de Arco, para interpretar al villano Richard. Karyo, como Fonda, no pudo leer el guión que se estaba escribiendo. Sin embargo, creía que estaba en buenas manos. "Habiendo trabajado con Luc, sabía que incluso sin haber leído el guión me iba a dar un personaje con fuerza con el que pudiera trabajar", señala Karyo.

La fe de Karyo se vio recompensada. Aunque la diabólica obsesión de Richard por el poder no admite duda, el papel ofrecía múltiples matices a Karyo para interpretar. "Richard se mueve a través de una serie de emociones", dice Karyo, "desde lo más dramático, un tipo de ira expresionista, hasta el minimalismo, mientras Richard juega con la mente de las personas – quizás incluso estando enamorado en secreto de Jessica, disfruté atravesando este laberinto de emociones de este personaje tan retorcido".

Con Karyo, Fonda y, desde luego, Li a bordo, Besson todavía tenía que encontrar un elemento clave: el director. Besson había admirado durante mucho tiempo el trabajo del director de anuncios franceses de televisión Chris Nahon, y pensaba que Nahon podía capturar toda la emoción de la historia, así como también sus complejidades técnicas. Nahon recibió encantado la oportunidad de unirse a Besson y a Li en la que iba a ser una fructífera alianza creativa. "Luc y Jet aportaron grandes ideas a la producción", dice Nahon. "Luc ha estado haciendo películas mucho tiempo, y Jet está muy familiarizado con el género de acción a gran escala. Cada uno de nosotros aportamos algo al proyecto. Fuimos un equipo".

Nahon también estaba en sintonía con la visión de Li y Besson de KISS OF THE DRAGON como una obra que combinase la acción y el dramatismo. "El reto era hacer una película de acción que no te aburriera cuando no hay escenas de lucha", explica Nahon. "Para KISS OF THE DRAGON, queríamos una historia y una relación entre los personajes de Jet y Bridget que fueran reales".

"Pasan muchas cosas más que sólo la mera acción", confirma Fonda. "Los momentos dramáticos y la vulnerabilidad de los personajes también hacen que la acción sea más emocionante, porque te preocupas por esas personas que lo están arriesgando todo".

El equilibrio entre el drama y la acción era fundamental en la película, siendo Jet Li su punto de apoyo. La destreza del actor para las artes marciales y su capacidad interpretativa impresionaron tanto al reparto como a los realizadores. "Jet es poesía en movimiento", exclama Fonda. "Y eso viene de alguien que ha crecido con Bruce Lee, así que sé de lo que hablo". Fonda también supo valorar las muchas contradicciones que hay en Li. "Jet es una combinación de timidez y fortaleza, es dulce y sin embargo peligroso, reservado y abierto".

Desde el comienzo, Karyo se quedó de piedra con la concentración de Li. "En una escena, Jet se puso enfrente de mí y, de repente, me pareció como si le desaparecieran los ojos. Conectas con la gente a través de los ojos, puedes vislumbrar su personalidad y sus emociones a través suyo, y Jet acababa de desaparecer. No pude conectar con él nunca más, por decirlo de alguna manera".

Chris Nahon dice que el mayor descubrimiento al hacer la película de su debut fue la capacidad interpretativa de Li. "De verdad que estaba sorprendido porque Jet es muy buen actor. No es un mero experto en artes marciales".

Para las escenas de lucha de alto voltaje, Li trajo a un equipo encabezado por su durante mucho tiempo colaborador Cory Yuen, quien interviene en KISS OF THE DRAGON como director de acción. Li, Yuen, Besson y Nahon querían estar seguros de que las escenas de artes marciales realzaran la historia y los personajes. En gran medida evitaron el uso de cables y efectos diseñados por ordenador vistos en películas como Tigre y dragón o The Matrix, optando por el contrario por mantener la acción real y pegada a la tierra, parecida al estilo de lucha en las calles que Li utilizó en el clásico de 1994 Fist of Legend. La película Fist of Legend es la favorita de muchos de los fans de Li que han seguido toda su carrera y cuyos mensajes en su página web tuvieron mucho que ver con la elección de Li a la hora de fijar el estilo de lucha de KISS OF THE DRAGON. "Queríamos volver a la esencia", señala Li, "manteniendo la lucha sencilla y basada más en la realidad". La principal ayuda a la hora de luchar de Liu Jiuan son las agujas de acupuntura – instrumentos para sanar que Liu puede convertir en armas mortales– y que juegan un papel fundamental en el misterioso "beso del dragón" que se revela al final de la película.

La ciudad de París no sólo figura de manera destacada en la acción. La desesperada búsqueda de pistas de Liu y su huida de las autoridades que le persiguen le lleva por toda la ciudad. "Es casi como un documental de viajes", bromea Robert Mark Kamen, quien, con Besson, se aseguró de que el guión incluyera "cameos" de las señas de identidad parisinas, como la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, la Plaza de la Concordia (la plaza más grande de París), la basílica del Sagrado Corazón – incluso el distrito de "luces rojas" de la ciudad, Pigalle.

Tras finalizar el rodaje en París el compositor mundialmente conocido Craig Armstrong comenzó a trabajar en la música, en su Escocia natal. Armstrong había terminado hacía muy poco tiempo su trabajo en Moulin Rouge, un desenfadado musical para el que Armstrong había usado grandes orquestaciones. Mientras que las escenas de mucha acción de KISS OF THE DRAGON requerían lo que Armstrong denomina "fuegos artificiales orquestales", usó algo muy diferente para las escenas de mayor intimidad de la película. "Gran parte de la música tiene un aire de música de cámara", mostrando ideas musicales más refinadas y sutiles. "En muchos aspectos, es todo lo contrario a Moulin Rouge, que contiene una exposición mucho más orquestal. KISS OF THE DRAGON es muy pequeña, muy personal, en ciertas escenas. En cierta forma es más como una obra de teatro".

Mientras se terminaban la música y otras áreas de la postproducción, el director Chris Nahon reflexionaba sobre el atractivo internacional de KISS OF THE DRAGON. "Para mí, la película es un compendio de tres estilos distintos", señala. "Está el estilo de Hong Kong: acción de artes marciales rápida y directa, como muchas de las anteriores películas de Jet. Luego tenemos verdaderamente un estilo americano: todo a lo grande, como una película americana de acción y aventuras; finalmente, está el elemento francés – las escenas más intimistas y dramáticas entre Jet y Bridget.

"Creo que puede ser una mezcla muy interesante", concluye Nahon.


Fuente: Fox España


Imágenes y notas de producción de El beso del dragón - Copyright © 2001 Twentieth Century Fox. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de El beso del dragón

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Internet Explorer
800x600