LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 11 - 18 Oct 2001

Amor loco, amor prohibido
Estoy hecho un animal
La fuga
La maldición del
Escorpión de Jade

Moulin Rouge
El pacto de los lobos
Pinocho y Geppetto
Visionarios
Y tu mamá también

 

EL PACTO DE LOS LOBOS
(Le pacte des loups)


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Christophe Gans.
País:
Francia.
Año: 2001.
Duración: 142 min.
Interpretación: Samuel Le Bihan (Grégoire de Fronsac), Mark Dacascos (Mani), Monica Bellucci (Sylvia), Vincent Cassel (Jean-François de Morangias), Émilie Dequenne (Marianne de Morangias), Jean Yanne.
Guión: Stephane Cabel & Christophe Gans; adaptado de un guión original de Stephane Cabel.
Producción: Samuel Hadida y Richard Grandpierre.
Música: Joseph Lo Duca.
Fotografía:
Dan Laustsen.
Montaje: Sebastien Prangere & David Wu.
Diseño de producción: Guy-Claude François.
Vestuario: Dominique Borg.

 

CRÍTICA

Tònia Pallejà

Un largo videoclip

El argumento de El pacto de los lobos recuerda inevitablemente al de la burtoniana Sleepy Hollow, ya que ambos films parten de una idea muy similar: en un marco histórico y un entorno rural determinados, en los que la superstición prima por encima de la razón, una criatura de oscuro origen siembra el terror y la muerte entre sus habitantes; es entonces cuando se solicita la intervención de un hombre de ciencia venido de la gran ciudad, que intenta esclarecer estos misteriosos sucesos a la vez que se va perfilando una maquiavélica conspiración entre los vecinos de la región. Las dos películas, además, nacen a partir de una popular leyenda local y, sin dejar de ser un thriller de terror, participan de ciertos elementos románticos y góticos, así como del cine fantástico y de época. Por último, cabría señalar que tanto Sleepy Hollow de Tim Burton como el presente film de Christophe Gans (Crying Freeman) están fuertemente marcados por la personalidad y el estilo habituales de sus realizadores.

Pero aquí finaliza toda comparación posible, porque si bien la historia de aquel jinete sin cabeza se ceñía a un corte clásico inspirado en la filmografía de la mítica factoría Hammer, el film de Gans evidencía fuentes tan variadas y dispares -desde el gore al cómic, pasando por el western, las artes marciales y las películas de acción- que el resultado final de este collage conceptual es tan rompedor como excesivo, tan atrevido como desconcertante, puesto que toma todos los tópicos de cada uno de estos géneros y subgéneros, y los ofrece con un vanidoso afán de innovación.

Se trata en líneas generales de una idea potencialmente atractiva que ha sido expuesta y desarrollada de manera torpe y descuidada, aunque, eso sí, con un pretencioso detallismo formal que parece suplir dichas insuficiencias. En otras palabras, su impresionante envoltorio estético y su lenguaje fílmico cercano al videoclip contrastan con su superficialidad y simpleza literarias. Nos encontramos delante de un guión mediocre, unos personajes pobres, cuando no absurdos, cuya presencia es a veces difícil de justificar (sobre todo en el caso de los femeninos), y un hilo narrativo que deambula sin acabar de encontrar su cauce y que tropieza desorientado en varias ocasiones. Tras verla, a uno le asalta la duda de saber qué ha ocurrido con parte de su metraje, porque tras una primera parte ciertamente loable que prometía una historia bastante más que interesante, se sucede una película llena de incoherencias y despropósitos, sin intensidad dramática e incapaz de mantener la atención del espectador.

Últimamente son bastantes los directores franceses (Kassovitz, Delplanque...) que se embarcan en grandes producciones que intentan reconciliar el cine más hollywoodiense con la tradición europea sin perder, a la vez, su propia identidad. Es una lástima que Gans haya tratado de reinventar el género de una manera tan desafortunada y que los grandes aciertos de esta película queden sumidos en este ejercicio tan irregular y auto-recreativo.

El pacto de los lobos se inscribe, pues, dentro del más puro cine de entretenimiento, pero paradójicamente resulta una cinta tan aburrida como intrascendente, que explota los recursos más gastados para acabar consiguiendo escaso poder sorpresivo.


Imágenes de El pacto de los lobos - Copyright © 2001 Studio Canal, Davis Films y Universal Pictures. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de El pacto de los lobos

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600