LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 


Ficha

Sinopsis

Críticas

Carteles

Banda sonora

Enlaces

Comprar DVD

Apunta tu correo

 




Crítica por David Navarro

Larga vida al cine fantástico

La esperada adaptación cinematográfica de las aventuras de Frodo, Gandalf y Aragorn ha conseguido un hito: unificar al clan de los cinéfilos, tan arrogantes como sabios, y al de los aficionados, más numerosos, menos expertos, pero de un espíritu muy fresco igualmente exigente. Ambos clanes han podido mezclarse en una sala de cine y no sólo eso, han celebrado al unísono la victoria de El señor de los Anillos.

En la sombra, un grupo de adictos al clan Tolkien medra insatisfecho porque el caballero Peter Jackson no ha podido incrustar todo el libro en casi tres horas de película. El caballero neozelandés ha entendido bien la contienda y ha participado en la escritura del guión de un film, no aceptando la mera copia de una obra literaria. De versiones fieles sabemos que no funcionan; ya hace algunos años el venerado Francis Ford Coppola adaptó el Gran Gastby a la pantalla. Aquello era el libro, ¿pero dónde estaba la película?

Un cúmulo de aciertos ha hecho posible una maravilla como El Señor de los Anillos, comenzando por sus espectaculares paisajes -gracias a su espléndida fotografía, claro- de Nueva Zelanda.

El casting ha combinado actores contrastados pero sin la aureola de estrellas para los papeles principales y secundarios con caché o solera como Christopher Lee o Liv Tyler.

El ritmo del film es asimismo una hazaña: ni un respiro para un camino lleno de sorpresas y peligros sin que por ello se resienta el desarrollo dramático de la historia. La intensidad en la acción está muy bien graduada hasta el punto que el espectador, paradójicamente, acaba decepcionado a la hora del final: "¿Y ahora qué?" Pues se acabó, muchacho, el libro termina así; pero ¿no habíamos quedado en que era una adaptación libre de la primera parte de El Señor de los Anillos? No, es una adaptación fidedigna pero no exacta al libro.

En el aspecto técnico, cabe destacar la minuciosidad con la que se ha cuidado cada plano, retocado para rebajar la estatura de los protagonistas. Y no sólo eso: el diseño de vestuario, el maquillaje y el cuidado tono épico de cada secuencia.

El único aspecto negativo lo encuentro quizá en la desaprovechada presencia de dos inspiradísimas actrices como son Cate Blanchett y Liv Tyler.

Se trata, en fin, de una buena excusa para que Tim Burton se arrepienta de su último y simiesco espectáculo y, por qué no, de una prueba a favor de que se avance el estreno de la segunda entrega de la trilogía.



Ficha | Sinopsis | Críticas | Carteles | Banda sonora | Enlaces | DVD

Imágenes de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo - Copyright
© 2001 New Line Cinema, The Saul Zaentz Company y WingNut Films.
Todos los derechos reservados.

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

www.labutaca.net