LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL
(Harry Potter and the sorcerer's stone)


cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Chris Columbus.
Países:
Reino Unido, USA.
Año: 2001.
Duración: 152 min.
Interpretación: Daniel Radcliffe (Harry Potter), Rupert Grint (Ronald 'Ron' Weasley), Emma Watson (Granger), John Cleese (Sir Nicholas de Mimsy-Porpington), Robbie Coltrane (Rubeus Hagrid), Warwick Davis (profesor Flitwick), Richard Griffiths (tío Vernon Dursley), Richard Harris (Albus Dumbledore), Ian Hart (profesor Quirell), John Hurt (Sr. Ollivander), Alan Rickman (profesor Severus Snape), Fiona Shaw (Petunia Dursley), Maggie Smith (Minerva McGonagall), Julie Walters (Sra. Molly Weasley).
Guión: Steve Kloves; basado en el libro de J.K. Rowling.
Producción: David Heyman.
Producción ejecutiva: Chris Columbus, Mark Radcliffe, Michael Barnathan y Duncan Henderson.
Música: John Williams.
Fotografía:
Gavin Finney y John Seale.
Montaje: Richard Francis-Bruce.
Diseño de producción: Stuart Craig.
Dirección artística: Andrew Ackland-Snow, Michael Lamont, Steve Lawrence, Cliff Robinson y Lucinda Thomson.
Vestuario: Judianna Makovsky.

 

CRÍTICA

Joaquín R. Fernández

Puntuación: 6.5
Banda Sonora Original:
*****

Sucedió también con la autora de Entrevista con el Vampiro. Emperrada en que nadie destrozara su obra, Anne Rice fue titular de revistas y periódicos al entrometerse exageradamente en la gestación del filme basado en su obra cumbre. Insultó sin reparos a Tom Cruise, diciendo que no daba el tipo como Lestat y que, a causa de ello, quedaría denigrada la imagen de uno de los personajes míticos de la Literatura Universal (llego incluso a comparar la fama del vampiro con la del capitán Ahab). Ahora, J. K. Rowling ha sido noticia por algo parecido, pues son bien conocidos los problemas que existieron antes de comenzar a rodar Harry Potter y la Piedra Filosofal. Así, la escritora se negó a que Spielberg dirigiera el filme, moviendo su cabeza de un lado a otro cuando se le presentaba a Haley Joel Osment como posible intérprete del aprendiz de mago. Sólo dejó que Chris Columbus tomara las riendas del asunto cuando se aseguró de que éste sería fiel a la novela, encargándose ella misma de supervisar cada palabra del guión para darle su rigurosa aprobación.

Personalmente, me encanta que Rowling haya obtenido tanto éxito con esta saga (sería divertido poder ver las caras de los dirigentes de las editoriales que anteriormente rechazaron a Harry Potter), y no me parece malo que exija respeto hacia su obra (es evidente que no ha vendido los derechos cinematográficos del personaje para que no se tenga en cuenta el espíritu de lo que se ha esmerado en escribir). Ahora bien, Rowling no ha comprendido que el lenguaje literario y el de la gran pantalla no suelen discurrir por los mismos caminos. Presentar ahora una película de dos horas y media de duración es realmente exagerado, sobre todo cuando va destinada a un público relativamente infantil. Es éste, pues, el verdadero fallo de Harry Potter y la Piedra Filosofal.

A pesar de lo dicho, Columbus ha realizado una película entretenida y vistosa en la que enseguida se adivinan los pasajes que sobran (la presentación de los magos se podría haber aligerado) y los que faltan (el tramo final resulta completamente decepcionante, pues no posee la espectacularidad requerida para este tipo de situaciones). Mas, por suerte, encontramos momentos tan memorables como la instrucción de vuelo o el excitante y muy bien planificado partido de Quidditch. Sorprende aún más la inclusión de secuencias eminentemente oscuras, como la aparición del troll o, sobre todo, el internamiento de los protagonistas en el bosque prohibido o las apariciones de Voldemort. Particularmente, me quedo con un instante mucho más intimista y que seguramente haya pasado desapercibido para muchos: aquél en el que Harry observa la noche desde la ventana de su dormitorio. Su sonrisa nos dice que se siente integrado y feliz en su nuevo mundo. No hay necesidad de palabras.

Respecto a los intérpretes, alabar el buen ojo de los responsables del casting. Los niños protagonistas están estupendos, en especial Daniel Radcliffe como Potter, acompañados siempre por unos adecuados Richard Harris y Maggie Smith. Especial mención merecen también dos de los actores: Robbie Coltrane como el gigantón Hagrid y Alan Rickman como el ambiguo Snape.

John Williams ha vuelto a crear una pieza musical que recoge con acierto la temática del filme al que sirve de acompañamiento. Presente durante buena parte del metraje, esta música pronto destaca como símbolo distintivo del mágico mundo de Harry Potter. Sin embargo, aparecen también pequeñas genialidades que, como siempre, demuestran el talento del compositor. Así, merecen ser destacadas las descripciones del callejón, la academia Hogwarts o el vuelo del búho blanco; en un tono más emotivo, la suave partitura escuchada con la aparición de los padres de Harry en el espejo de Erised; y, finalmente, la vibrante música que acompaña al torneo de Quidditch y el estruendoso y bélico tema que se desarrolla durante la partida de ajedrez.


Imágenes de Harry Potter y la piedra filosofal - Copyright © 2001 Warner Brothers. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Harry Potter y la piedra filosofal

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | video | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Video
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de correo
Contacto
Añadir a Favoritos


 


Internet Explorer
800x600