LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL
(Harry Potter and the sorcerer's stone)


cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Chris Columbus.
Países:
Reino Unido, USA.
Año: 2001.
Duración: 152 min.
Interpretación: Daniel Radcliffe (Harry Potter), Rupert Grint (Ronald 'Ron' Weasley), Emma Watson (Granger), John Cleese (Sir Nicholas de Mimsy-Porpington), Robbie Coltrane (Rubeus Hagrid), Warwick Davis (profesor Flitwick), Richard Griffiths (tío Vernon Dursley), Richard Harris (Albus Dumbledore), Ian Hart (profesor Quirell), John Hurt (Sr. Ollivander), Alan Rickman (profesor Severus Snape), Fiona Shaw (Petunia Dursley), Maggie Smith (Minerva McGonagall), Julie Walters (Sra. Molly Weasley).
Guión: Steve Kloves; basado en el libro de J.K. Rowling.
Producción: David Heyman.
Producción ejecutiva: Chris Columbus, Mark Radcliffe, Michael Barnathan y Duncan Henderson.
Música: John Williams.
Fotografía:
Gavin Finney y John Seale.
Montaje: Richard Francis-Bruce.
Diseño de producción: Stuart Craig.
Dirección artística: Andrew Ackland-Snow, Michael Lamont, Steve Lawrence, Cliff Robinson y Lucinda Thomson.
Vestuario: Judianna Makovsky.

 

CRÍTICA

Tònia Pallejà

La trastienda del fantástico

Cuando pequeños y mayores salen del cine entusiasmados tras disfrutar de esta película -cifras de taquilla aparte-, sigo preguntándome cual es el secreto de su éxito, los ingredientes de esa poción mágica elaborada en Hogwarts que la ha catapultado tan lejos. Si prescindimos de la popularidad conseguida por la obra de Rowling que precede al film, de la potente campaña mediática, y de ese extenso y variopinto merchandising disponible en casi cualquier tienda, nos encontramos con poco más que un colorista globo aerostático que surca los cielos atrayendo todas las miradas, pero un globo lleno de aire en definitiva.

Conociendo apenas unos detalles de la novela, aquellos que habían trascendido ante el inminente estreno del film, esperaba que esta historia, sin precedentes en la literatura juvenil, me sorprendiera por su originalidad. Y bien, su originalidad no es tal, o mejor dicho, su singularidad se encuentra en haber sabido mezclar, no sé si de forma inteligente o simplemente efectista, todos aquellos iconos y elementos presentes en la trayectoria clásica del género fantástico, obteniendo un resultado atractivo y parece ser que también muy convincente. Magos, brujas, escobas, gatos, búhos, gnomos, unicornios, dragones, trolls, gigantes... colocados en un entorno de college inglés con regusto medieval. Por este motivo, al contemplar la película, uno no puede evitar darse cuenta de que todo aquello que se le ofrece ya lo había visto con anterioridad en uno u otro film, o entre las páginas de algún de libro. Desde el partido de quiddish hasta el paseo por El bosque prohibido, pasando por la partida de ajedrez con figuras vivientes, ... sin olvidar ese "homenaje" a Pájaros de Hitchcock que tiene lugar al principio de la cinta. Por haber, hay incluso alusiones a la "filosofía" Star wars -el lado oscuro- o resonancias de ese otro mundo creado por la pluma de Tolkien.

Siendo éste el conocido paisaje que nos rodea, tal vez el mérito de Rowling sea el de haber sabido desarrollar en él un relato de aventuras, el viaje iniciático de este niño con poderes, y desvelarnos todos los enigmas de un universo que hasta el momento siempre se nos había presentado como algo oscuro y desentrañable. Dicho en otras palabras, Harry Potter nos permite visitar la trastienda, descubrir la escuela de la magia y la brujería. Y es precisamente en estas secuencias cuando la película resulta a mi entender más interesante e innovadora.

Dejando de lado la historia que explica, el film es una espectacular producción notablemente realizada en la que los efectos especiales se amoldan a los diferentes acontecimientos en el devenir de la narración. Bastante acertada la elección de Chris Columbus para dirigir este circo de medios, ya que el guionista de Los goonies y Gremlins conoce muy bien los terrenos a veces pantanosos del género, y Harry Potter recuerda en muchos aspectos a su El secreto de la pirámide por todos estos elementos mágicos y misteriosos que encierra. Se trata de una película de calidad que no se ve contagiada por esa estupidez que en ocasiones se atribuye al cine destinado a niños, o, por lo menos, no trata a éstos como estúpidos más de lo que algunos productos supuestamente para adultos abusan de nuestra inteligencia. Sin embargo, a pesar de que el ritmo comporta gran dinamismo y el film nos depara una sorpresa tras otra, no consigue en su conjunto sobresalir como una cinta especialmente memorable. Frente a escenas brillantes por su composición visual encontramos otras cuya aportación argumental es bastante prescindible.

Harry Potter cuenta entre sus encantos con una rica y virtuosista ambientación. Ese Londres pintoresco de tabernas y negocios, o ese castillo Hogwarts repleno de escaleras escherianas que esconde un secreto en cada recoveco. Pero al final, uno se acaba quedando en esta epidermis formal de colores, luces y movimiento; la película no consigue trascender mucho más allá.

Sobre el niño protagonista, resulta algo difícil identificar tanto sus desgracias como sus alegrías, y no creo que sea únicamente por la incapacidad de un público adulto de ser partícipe de este mundo fantástico que se nos presenta. Se trata de un personaje insulso, un elegido algo anodino, que no despierta ni la lástima ni la aprobación que se pretende. A esto cabría añadir las pocas dotes expresivas de Daniel Radcliffe, escogido entre centenares de aspirantes para representar a la figura protagonista. Fácilmente, cualquiera de sus jóvenes compañeros de aventuras consigue eclipsar su actuación. Junto a ellos, veteranos actores británicos -una exigencia, esta de la nacionalidad, impuesta por la propia autora del libro- que resulta curioso, y también agradecido, ver en estos atípicos papeles.

Concluyendo, el pequeño Harry Potter aprueba el examen con un esmerado notable, sin conseguir el prometido excelente, pero con los bolsillos llenos de millonarias golosinas.


CANAL #CINE. Revista de cine colaboradora


Imágenes de Harry Potter y la piedra filosofal - Copyright © 2001 Warner Brothers. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Harry Potter y la piedra filosofal"
Añadir "Harry Potter y la piedra filosofal" a tus películas favoritas

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | video | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Video
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas correo
Contacto
Añadir a Favoritos


 


Internet Explorer
800x600