LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 26 Oct - 1 Nov 2001

El juramento
Fantasmas de Marte
I love you baby
Jay y Bob el silencioso
contraatacan

Juntos
La pianista
Pecado original
The anniversary party
The score (Un golpe maestro)

 

JAY Y BOB EL SILENCIOSO CONTRAATACAN
(Jay and silent Bob strike back)


cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD de esta película

 

 

Dirección y guión: Kevin Smith.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 104 min.
Interpretación: Jason Mewes (Jay Phat Buds), Kevin Smith (Bob el silencioso), Amy Noble (madre de Bob niño), Harley Quinn Smith (Bob de niño), Ever Carradine (madre de Jay niño), Jason Lee (Brodie Bruce / Banky Edwards), Ben Affleck (Holden McNeil / él mismo / Chuckie), Shannon Elizabeth (Justice), Carmen Lee (Daphne), Seann William Scott (Brent), Matt Damon (él mismo), Gus Van Sant (él mismo), Scott William Winters (él mismo), Shannen Doherty (ella misma), Wes Craven (él mismo), Jason Biggs (él mismo), James Van Der Beek (él mismo), Chris Rock (Chaka Luther King), Mark Hamill (él mismo), Alanis Morrissette (Dios).
Producción: Scott Mosier.
Música: James L. Venable.
Fotografía:
Jamie Anderson y Billy Clevenger.
Montaje: Scott Mosier y Kevin Smith.
Diseño de producción: Robert Holtzman.
Dirección artística: Elise G. Viola.
Vestuario: Isis Mussenden.
Decorados: Jeffrey MacIntyre y Douglas A. Mowat.

 

CRÍTICA

Tònia Pallejà

La fiesta de smith

Lo de Kevin Smith es hacer cada vez menos cine y dedicarse cada vez más a reunir a cuatro amiguetes delante de la cámara -quien dice cuatro, dice varias decenas, porque en esta película hay más cameos que en Torrente 2- para pasar un buen rato, recreándose en los temas que suelen ser habituales en su filmografía (La guerra de las galaxias, el mundo del comic, su cine de culto, el sexo y cierto humor escatológico e irreverente). Que los cuatro amigos en cuestión se lo pasen en grande durante el rodaje, no lo pone nadie en duda. Ahora bien, se supone que al público es necesario darle también una oportunidad de integración o algún otro motivo de interés, porque en definitiva es quien va a ver la película. En este sentido, reconozco que para los que son ajenos a la trayectoria del director norteamericano, este film puede ofrecer más bien poco, o poco más que un rato de distracción a cargo de unos guiños, parodias y homenajes mayormente autorreferenciales cuyo sentido no acabarán de entender. En cambio, para los seguidores de Smith -entre cuyas filas me incluyo-, Jay y Bob El Silencioso contraatacan es un regalo con el que van a disfrutar muchísimo. Algo así como la edición especial de un cómic o cualquier otra pieza de coleccionista, que nos llega, precisamente, de la mano de uno de los mitómanos del freak, lo underground, la serie B y el cine basura más convencidos sobre la faz de la tierra (Bueno, tampoco nos olvidemos a Burton).

Que Kevin Smith nunca ha sido un gran realizador es sobradamente conocido. Lo suyo son las comedias de situaciones y esos diálogos tan punzantes como gamberros y absurdos. Nada de maestría técnica ni de lenguaje fílmico innovador. Tampoco nos es imprescindible. Para el que busque algo más trascendental y artístico, le recomiendo directamente las espesas tertulias de Compañero Garci y sus secuaces en su espacio de TV2 (de las que seguramente el propio Smith sacaría tajada cómica si se realizara en su país).

El joven director estadounidense tiene, por suerte, un público fiel que le sigue desde su ya mítica Clerks, y que le perdona cualquier desliz o mediocridad confiando en que la próxima tal vez sea la muestra definitiva de que la flauta no sonó en aquella ocasión por casualidad. Cabe decir que lo que Smith ha perdido en espontaneidad y frescura desde aquel legendario largometraje independiente, a medida que las cifras de sus presupuestos han ido en aumento, parece que tampoco se ha visto compensado por una mayor capacidad creativa. Porque una vez superada su trilogía de New Jersey con bastante buena nota media, y después de la poco brillante Dogma, nos llega un trabajo que, como comentaba, para cualquier desconocedor de la idiosincrasia de Smith tiene escaso atractivo. Pero, ¿y qué? Si al fin y al cabo está hecha para nosotros y somos los únicos que pagaremos con gusto el precio de la entrada.

Se trata de una película cuya única justificación se encuentra dentro de ese "Universo Kevin Smith", y que se entiende como una continuación temática de su particular filmografía, un colofón a la misma, un punto y aparte. Y digo temática por llamarlo de alguna manera, porque sí, hasta las películas que no explican nada tiene un guión escrito que las ampara -o eso nos gustaría creer-. Pero de Jay y Bob El Silencioso contraatacan se podría afirmar que no tiene argumento. Sólo la excusa de un estreno cinematográfico que sus dos protagonistas pretenden sabotear, sirve para vertebrar con más o menos cohesión la colección de gags que esta pareja cómica generan. Nos encontramos delante de una road movie de aventuras, con historia de amor incluida, en cuyo transcurso aparecen un orangután, unas sensuales ladronas de diamantes y un guarda forestal cretino, hasta su llegada a Hollywood, donde carga las tíntas contra el negocio cinematográfico.

Jay y Bob El Silencioso (al que interpreta el propio director) son los personajes nexo de las cinco cintas de Kevin Smith, y han ido cobrando cada vez mayor protagonismo en sus films, sobre todo a partir de Dogma, hasta acabar convirtiéndose en estrellas de la función. En Jay y Bob El Silencioso contraatacan, esta carga la sobrellevan con muchísima más dignidad que en el anterior largometraje, hasta el punto que no podría entenderse sin su presencia. Porque esta película es Jay y Bob, y Jay y Bob son la película, por más obvio que pudiera parecer a raíz de su título.

Jay y Bob El Silencioso contraatacan es una historia distraída, gamberra, disparatada, políticamente incorrecta, que consigue arrancarte un buen puñado de carcajadas nada forzadas. Puro cine de entretenimiento, y a la vez de culto, para pasar un buen rato, y que los "fans" de Smith acogemos gratamente, aunque no sea tan brillante como algunos de sus trabajos anteriores. Llena de escenas memorables, rotundas, fantásticas, y de una crítica al mundo de Hollywood de que son cómplices desde Matt Damon y Ben Affleck, hasta Wes Craven, Gus Van Sant, Jason Biggs y James Van Der Beek. Homenajes a El planeta de los simios (la original), Star Wars, E.T. o Scooby Doo, por citar sólo algunas. Carrie Fisher-Leia de monja, y Mark Hamill (Luke Skywalker), con bastantes años más, luchando con su espada láser contra los dos protagonistas convertidos en Bluntman y Chronic. Y el impagable desfile de todos los personajes aparecidos en las cintas de Smith. Pero por encima de todo, destacaría a ese Jason Mewes (Jay El Locuaz) capaz de eclipsar a cuantos se pongan a su lado.

Para quienes no sepan ni quién es Kevin Smith, esta película les va a sonar a chino sin subtítulos. Pero es que Jay y Bob El Silencioso contraatacan es eso, una fiesta para los amigos, y aunque a nadie se le prohiba comprar su entrada para verla, no todos están invitados de antemano.


Imágenes de Jay y Bob el silencioso contraatacan - Copyright © 2001 Miramax Films y View Askew Productions. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Jay y Bob el silencioso contraatacan

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600