LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 9 - 15 Nov 2001

Buñuel y la mesa del
Rey Salomón

Dama de Porto Pim
Glitter
Innocence
Intacto
Jason X
Jeepers Creepers
Los pasos perdidos
Punto de mira
Training day

 

JEEPERS CREEPERS


cartel
Ampliar cartel

Comprar DVD de esta película

Título en México: El demonio.
Dirección y guión:
Victor Salva.
Países:
USA, Alemania.
Año: 2001.
Duración: 90 min.
Interpretación: Gina Philips (Patricia 'Trish' Jenner), Justin Long (Darryl 'Darry' Jenner), Jonathan Breck (Creeper), Patricia Belcher (Jezelle Gay Hartman), Brandon Smith (Sargento David Tubbs), Eileen Brennan (Eliza 'Cat Lady' Malloy).
Producción: Tom Luse y Barry Opper.
Música: Bennett Salvay.
Fotografía:
Don E. FauntLeRoy.
Montaje: Ed Marx.
Diseño de producción: Steven Legler.
Dirección artística: Kevin Egeland.
Vestuario: Emae Villalobos.
Decorados: Barbara Peterson.

 

CRÍTICA por
Leandro Marques

Sin lugar para el espanto

Jason de Viernes 13 y Freddy de Pesadilla son dos de los monstruosos seres que a fuerza de sus crueles y sangrientas matanzas se ganaron indiscutiblemente un lugar en la historia de las películas de terror. American Zoetrope, la productora del genial Francis Ford Coppola, decidió llevar a cabo Jeepers Creepers, un proyecto que tiene como principal protagonista a una endemoniada criatura inhumana que necesita alimentarse de seres humanos para sobrevivir. El resultado de este producto es un típico terror norteamericano que, además de un personaje siniestro con algunas características similares a los ya mencionados, plantea en su estructura narrativa cierta autoparodia al género, recurso característico de Scream y varias de las otras películas pensadas para el público adolescente que ese taquillero filme de Wes Craven inspiró en los últimos años (Sé lo que hicieron el verano pasado y Leyenda urbana entre otras).

La historia no tiene mucho de original, muestra a Trish y a Darry, una pareja de hermanos, viajando en auto por una extensa carretera. Y ya desde los primeros minutos empieza a resaltar el poco ingenioso trabajo del director y guionista Victor Salva, al intentar reflejar con diálogos sumamente aburridos -interpretados además por actores de dudosa categoría- la relación que une a los protagonistas: discusiones sin sentido, peleas constantes, pero mucho amor de fondo. Tras unos largos minutos de conversaciones tediosas comienza la acción, cuando los inocentes hermanos observan atónitos cómo sobre un costado de la ruta un terrorífico sujeto arroja a un sótano lo que no caben dudas son cuerpos humanos. Como la espantosa figura los ve y decide perseguirlos y convertirlos en su próximo banquete, la película puede seguir adelante y empieza a tejer su trama.

Claro que no es necesario ser demasiado perspicaz para imaginar lo que se viene. La decisión de Salva no pasa por generar un terror elaborado, que gradualmente se vaya plasmando en el cuerpo del espectador, sino que opta por la fuerza fulminante y efímera de violentos giros de cámara, de apariciones bruscas, de asesinatos sangrientos, de efectos de sonido, pero esencialmente de imágenes impresionables (cuerpos demacrados, cabezas cortadas, el monstruo arrancando la lengua de una de sus víctimas). El problema surge cuando los momentos escogidos por el director llegan en el momento en que se esperan, porque de ese modo pierden potencia, espontaneidad, y terminan resultando sumamente ineficaces a la hora de producir miedo o alguna sensación que se le asemeje. Eso es lo que sucede a lo largo de casi toda la película.

El director pareciera no entender que el público ya está habituado a los ritmos y tiempos del cine de terror, y termina repitiéndose una y otra vez, convirtiendo a su cinta en un enorme cliché del género. Además, resultan notorias sus carencias creativas para llenar los espacios en que la tensión afloja, vitales para relajar y hacer olvidar al espectador y poder después sacudirlo con un susto imprevisto, y también ayuda a empeorar la cosa la pobre composición de los personajes -todos, principales y secundarios, resultan antipáticos y estereotipados-. Y si bien puede entenderse que generalmente en este tipo de películas las decisiones que toman los protagonistas sólo los conducen a nuevos problemas y situaciones más peligrosas, en Jeepers Creepers se lleva al límite de lo admisible el uso de este recurso.

Recomendada únicamente para los muy amantes del terror, que sólo podrán encontrar en algunos pocos pasajes la cuota necesaria para sentirse satisfechos, no es mucha la suerte que correrán aquellos espectadores que sólo buscan encontrar en esta cinta un rato de entretenimiento. Hasta Jason y Freddy se defraudarían. Así y todo, las enseñanzas que nos deja el cine de los últimos tiempos no arrojan nada de alivio en relación a un futuro cercano, sino muchas dudas: ¿habrá que tolerar una segunda parte?.


Imágenes de Jeepers Creepers - Copyright © 2001 American Zoetrope, Cinebeta y Cinerenta Medienbeteilgungo KG. Fuente: Tri-Pictures. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Jeepers Creepers"

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de correo
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos


 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600