LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 11 - 18 Oct 2001

Amor loco, amor prohibido
Estoy hecho un animal
La fuga
La maldición del
Escorpión de Jade

Moulin Rouge
El pacto de los lobos
Pinocho y Geppetto
Visionarios
Y tu mamá también

 

 

LA MALDICIÓN DEL ESCORPIÓN DE JADE
(The curse of the Jade Scorpion)


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección y guión: Woody Allen.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 103 min.
Interpretación: Woody Allen (C.W. Briggs), Dan Aykroyd (Chris Magruder), Elizabeth Berkley (Jill), Helen Hunt (Betty Ann 'Fitz' Fitzgerald), Brian Markinson (Al), Wallace Shawn (George Bond), David Ogden Stiers (Voltan), Charlize Theron (Laura Kensington).
Producción: Letty Aronson.
Fotografía: Zhao Fei.
Montaje: Alisa Lepselter.
Diseño de producción: Santo Loquasto.
Dirección artística: Mark Bachman.
Vestuario: Suzanne McCabe.

 

NOTAS DE PRODUCCIÓN de Gravier

La última película sobre embrollos delictivos de Woody Allen, LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE, presenta a éste como CW. Briggs, un investigador de seguros que es un as en su oficio. Sin embargo, podría verse obligado a dejar de alardear de ser el mejor en el negocio cuando cae presa del embrujo de un maleante, y de una bella colega, en medio del caso que, hasta la fecha, se presenta como el más misterioso que haya afrontado, y se da cuenta de que es quien no tiene ni idea.

En LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE, Woody Allen revisita nuevamente la época de los años 40 para deleitar al público con una idea en torno a la que había estado pensando durante cierto tiempo: la hipnosis en boga que parecía tener encandilada la era del jazz, y que todavía atrae a la gente en nuestros días.

"Woody siempre dice que tiene más ideas de las que puede afrontar" --subraya la productora Letty Aronson--. "De igual modo que muchas de sus películas, LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE es un film de época, sin embargo, como muchas de sus cintas situadas en las décadas de los 30 y 40, sus contenidos resultan muy vigentes, lo que explica por qué funcionan entre el público actual."

"Se trata de una idea que quería realizar desde hace tiempo" --nos dice Allen--. "Nunca me han hipnotizado; tampoco ha habido una razón concreta para ello. Sólo era un punto de partida divertido, y el resto, todo cuanto diera de sí la situación."

Y lo que dio de sí resultó ser una divertida aproximación a los deseos prohibidos, tanto los amorosos como los ilegales. ¿Es plenamente cierto que no existe ningún poder de sugestión que pueda obligarnos a hacer algo que realmente no queramos hacer... en particular cuando se trata de asuntos amorosos?

Todo ello se aproxima claramente a la manera en que se desenvolvía el papel de la mujer en el mundo masculino de los 40. Aunque, a primera vista, sus personajes funcionan como arquetipos, Allen se desembaraza de ello cuando los protagonistas dejan caer la máscara, y exponen sus auténticas personalidades.

"Ciertamente, Jill, el personaje de Elizabeth Berkley, es un prototipo clásico de los 40" --nos dice Allen--. "Encarna a la secretaria sexy, un auténtico producto de las películas de aquella época. Y todo parece indicar que la Betty Ann Fitzgerald de Helen Hunt es la mujer más fuerte."

Sin embargo, sólo a primera vista, como destaca Helen Hunt: "Como mujer en su puesto de trabajo, no puede ser más contundente para la época, lo que no era muy frecuente por aquel entonces."

Pese a una actitud profesional aparentemente acerada, "Fitz", tal y como la nombran a menudo, se ve implicada junto a su jefe, el Sr. Magruder, en un asunto clandestino, en medio de un idilio amoroso tan arriesgado entonces como ahora. Esta dualidad era una de las cosas que a Hunt le atrajeron más de su personaje. "El amor que le profesa es su mayor debilidad" --dice Hunt--. "Fitz sufre ese punto de ceguera cuando se trata de los hombres y el amor, igual como les sucede a muchas mujeres. Todo cuanto es capaz de mantenerse en su lugar ante los hombres en la oficina, es incapaz de repetirlo en su vida personal. Eso es lo que hace grande encarnar a ese personaje. Debido a su fuerza y sexualidad, es una chica que acaba hecha verdaderamente un lío, que termina literalmente en una cornisa. No se trata de alguien tan controlada como trata de aparentar."

La otra cara de la moneda es Jill.

"Ella es la chica de la oficina que todos los hombres desean, pero que siempre regresa sola a casa" --nos dice Elizabeth Berkley, quien encarna a la típica chica a la vez provocativa y distante. "Le encantan los flirteos y toda esa pasión prohibida que corre por la oficina."

Sin embargo, es Jill la que sabe jugar las cartas, consciente del poder de atracción que posee y de cómo usarlo con pleno control, mientras que no es el caso de Fitz. Berkley destaca: "Ello se hace evidente en la escena donde Jill cena con Briggs y algunos otros ejecutivos. Pese a que flirtea con CW, bromeando coquetamente, jamás cede al romance de oficina. Una vez más, Jill regresa sola a casa; sabe perfectamente dónde trazar la línea."

Y ahora aparece una tercera mujer en la vida de CW Briggs, la Laura Kensington de Charlize Theron, la sorprendentemente atractiva chica rica y consentida acostumbrada a conseguir cualquier hombre que desea. Se toma a Briggs como un objetivo fácil para la capacidad de sus ardides seductores; el misterioso desaire de Briggs no hace sino evidenciar la total atracción que esta tentadora rubia ejerce sobre él.

"Este es mi segundo film con Woody, tras CELEBRITY (CELEBRITY, 1998), y no dejaría de trabajar con él" --nos dice Theron--. "Lo que hace con el guión, los diálogos... es totalmente distinto de cualquier otro... cuanto menos para mí. Puede que se trate de una película de época, sin embargo, los personajes inspiran total contemporaneidad. También escribe para mí esos fabulosos y llamativos papeles como el de Laura Kensington. Me encanta este personaje... y especialmente su vestuario, pero..." --añade haciendo pucheros en broma-- "... no pude quedármelos."

Theron recuerda que cuando le propuso por primera vez el papel de Laura, Woody hizo que el rol sonara a algo prácticamente irresistible para cualquier actriz. "La primera vez que hablé con él acerca de encarnar al personaje, me dijo: 'Si hiciera esta película en los años 40, contrataría a Lauren Bacall. ¿Te interesaría?' Así que Woody Allen y Lauren Bacall ¿Es eso una decisión difícil? ¿Quién no saltaría al instante ante la oportunidad de ser Lauren Bacall?

Aronson revela que una de las mejores capacidades de Allen es saber qué actores se ajustan a cada uno de los papeles. "Sencillamente, posee ese instinto que le permite saber quién es el adecuado" --nos dice--. "No es un director que trabaje en comité; por el contrario, se guía exclusivamente por su propia visión. Sabe exactamente qué está buscando."

Trabajar con Woody Allen por primera vez: esa oferta satisfizo plenamente a Helen Hunt. "¿Saben? todo cuanto cualquier actor anhela realmente es trabajar con un director que sepa en verdad lo que quiere y que se sienta absolutamente apasionado por ello" --nos dice la actriz, añadiendo que obtuvo idéntico placer actuando como oponente de tamaña leyenda de la comedia. "He trabajado en la comedia lo mío, pero resultaba prácticamente imposible reprimir la risa al ver a Woody, encarnando a Briggs, como oponente de mi personaje."

Al prepararse para sus respectivos papeles, Helen Hunt y Elizabeth Berkley visionaron clásicos de los años 40 como DOUBLE INDEMNITY (PERDICIÓN, 1944) y HIS GIRL FRIDAY (LUNA NUEVA, 1940), las cuales resultaron inapreciables recursos para el tono y estilo de la época. Berkley explica que había tratado de aportar algo de ese estilo en su prueba, sin embargo, la naturaleza tenía otras prioridades. "Me había peinado como Veronica Lake para la audición, pero cuando estaba yendo hacia la cita, los cielos se abrieron. Para cuando llegué al lugar, mi aspecto era más bien el de alguien que se hubiera caído en el Lago (lake en inglés) Verónica antes que el de Veronica Lake."

Pese a esta prueba prácticamente desastrosa, Allen sabía que quería a Berkley para el papel de Jill, diciendo: "Siempre he admirado a Elizabeth y deseado trabajar con ella, porque posee un sentido del ritmo realmente prodigioso, y sabía que podía ser muy divertida."

El director emite un reconocimiento idéntico para con las otras protagonistas: "Helen es una actriz de lo más sorprendente; verdaderamente, vertió en el personaje mucho más de lo que estaba escrito. Y ¿qué puedo decir acerca de Charlize? Es divertida, sexy, inteligente, y nació precisamente para encarnar a una femme fatale de los años 40" --añade.

La mayoría de los hombres del reparto principal son antiguos discípulos de Woody Allen en películas anteriores, con una notable excepción: Dan Aykroyd, quien encarna al jefe y amante ilícito de Betty Ann Fitzgerald. Pese a que sus caminos se han cruzado en varias ocasiones a lo largo de los años, Allen y Aykroyd no habían tenido nunca la oportunidad de colaborar juntos, con todo y que --ambos se precipitan a subrayarlo-- no ha sido por falta de interés.

"He sido un gran admirador suyo desde los días de SATURDAY NIGHT LIVE (1975-1979), sin embargo, nunca le tuve un papel apropiado hasta ahora" --comenta Allen.

Aykroyd opina que, por este papel, ha merecido la pena la espera, ponderando "Me encanta tener que dar vida a un tunante en el sentido clásico de los 40. Creo que Magruder ama a Betty Ann, sin embargo, sucede que es demasiado débil. Cuando aquélla empieza a querer más, es preferible deshacerse de la chica que enfrentarse al escándalo." En cuanto a trabajar con Allen por primera vez, el actor simplemente formula la pregunta: "¿Qué actor o técnico de esta industria no ha deseado trabajar con Woody?"

Es una pregunta retórica para los tres actores que han trabajado con Allen en el pasado, y que sencillamente han rebosado de felicidad de hacerlo nuevamente: Brian Markinson, Wallace Shawn, y David Ogden Stiers. LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE significa la quinta colaboración de Stiers con Allen, aunque el actor bromea: "No tengo ni idea de la razón por la que sigue llamándome."

En esta ocasión, no hay motivo cabal. Stiers, con su famosa voz grave e imponente, era la elección idónea para que encarnara a Voltan, el hipnotizador que se halla en el centro de este embrollo criminal. Aunque también es un veterano de cierto número de exitosos filmes de dibujos animados, se trata de una de las raras ocasiones en que la voz de Stiers juega un papel tan esencial en una película dramática. El actor recuerda que Allen no le facilitó mucho con qué empezar cuando se citaron por primera vez para hablar del personaje.

"Cuando Woody me telefoneó, todo cuanto me dijo respecto al personaje fue: 'Se trata de un tipo que se llama Voltan. Lleva un turbante. No tiene acento'"

"Yo le dije: '¿Tienes un tipo con nombre de Europa del este y que no tiene acento?' "

"Y me respondió: 'Oh, pero este Voltan es de Brooklyn' "

"¿Cómo iba a rechazarlo?"

Stiers, más bien se dedicó a visitar a Amazing Randi, en Florida, y Mark Sweet, en el Magic Castle de Los Ángeles, en busca de inspiración sobre la hipnosis. Stiers bromea en cuanto a que también se motivó bastante con el horóscopo: "Soy todo un Escorpión, y está ese Escorpión de Jade por ahí..."

Tras la cámara, LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE reúne cierto número de veteranos de anteriores películas de Woody Allen, entre los que hallamos al Director de fotografía Zhao Fei, al Diseñador de producción Santo Loquasto, a la Montadora Alisa Lepselter, y a la Diseñadora de vestuario Suzanne McCabe. Loquasto, particularmente, está muy familiarizado con la época de la historia, habiendo ya visitado la primera mitad del siglo XX con Allen en películas tales como BULLETS OVER BROADWAY (BALAS SOBRE BROADWAY, 1994) y RADIO DAYS (DÍAS DE RADIO, 1987).

Allen admite: "Me atraen ciertas épocas. Las décadas de los años 20, 30, y 40 fueron muy excitantes en Nueva York. Fue la época de los gángsters y jugadores; la música era sublime, la ropa también... Sencillamente, es un tiempo que me encanta."

Un elemento del pasado que está presente a lo largo de todas las películas de Allen --sean éstas de época o no-- es la música. Es característica de la Era del Jazz. "Por encima de todo, adora la música" --comenta Santo Loquasto, un colaborador de hace muchos años-. "Es su inspiración. Cuando estamos estudiando el look de cualquiera de sus producciones, nuestros encuentros se producen a partir de su colección de discos. La amplitud de su conocimiento sobre la música de aquel tiempo resulta verdaderamente sorprendente."

Otra de las inclinaciones de Allen que permanece invariable en el rodaje de LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE es su localización: la ciudad de Nueva York. Las oficinas de la compañía de seguros donde trabajan CW Briggs, Fitz y Magruder se ubicaron en un edificio gubernamental, en el número 80 de Center Street. Loquasto destaca: "A Woody le encanta ese look de los tiempos de la Depresión del edificio, que se ajustaba a la perfección para 1940, por lo que mantuvimos una paleta cálida, terrosa, para las oficinas. Él quería que éstas presentaran el aspecto de FRONT PAGE (PRIMERA PLANA, 1974).

Al diseñar los apartamentos de Briggs y Fitzgerald, Loquasto extrajo la inspiración del film de 1957, DESIGNING WOMAN (MI DESCONFIADA ESPOSA, 1957). El apartamento de Briggs, en cierto modo acogedor, localizado en la Calle 85, imita el del personaje de Gregory Peck en aquel film, en tanto que el elegante piso de Fitz, entre Park Avenue y la 35, evoca el glamoroso apartamento de Lauren Bacall.

Construido en la década de los años 20, este último edificio planteó todo un reto al Diseñador de producción así como al Director de fotografía Zhao Fei. "El principal problema que tuvimos que afrontar era que su apartamento resultaba verdaderamente demasiado pequeño y en forma de pastel, lo que hacía muy difícil iluminarlo" --admite Loquasto--. "Sin embargo, nos las arreglamos para que funcionaran unos pocos trucos de iluminación."

Se reconfiguró un almacén de Nueva York para que hiciera las veces de elaborada guarida privada con aires orientales para Voltan. Loquasto también participa que el dormitorio lujoso de Laura Kensington se localizó en la misma mansión donde se ubicó la casa de Helen Sinclair en BULLETS OVER BROADWAY (BALAS SOBRE BROADWAY,1994).

La Diseñadora de vestuario Suzanne McCabe, que también trabajó en BALAS SOBRE BROADWAY, comenta que el vestuario para este film pedía un estilo más comedido. "No son personajes con un aspecto tan estrafalario como el de los gángsters de BALAS SOBRE BROADWAY."

McCabe dio al guardarropa de Helen Hunt un aspecto de corte profesional, aunque añade: "Woody quería claramente que la actriz tuviera también una presencia delicada, femenina; no había de ser todo funcional." En contraste, la diseñadora ha vestido a Elizabeth Berkley con ropa que, aunque es apropiada en el trabajo, también puede resultar toda una distracción a los ojos de los hombres para quienes trabaja. Los varones visten trajes y sombreros hechos a medida de acuerdo con la moda del momento.

"El vestuario, como la música, están para apoyar la historia," --aporta Allen--. "Todo ha de contribuir a hacer que la narración funcione. Ello es así de cierto en cada película que realizo, y estoy seguro que la mayoría de los directores opinan igual."


Fuente: Lauren Films


Imágenes y notas de producción de La maldición del Escorpión de Jade - Copyright © 2001 Gravier, VCL Licensing GmbH y Dreamworks Pictures. Fotos por John Clifford. Fuente: Lauren Films. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de La maldición del Escorpión de Jade

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600