LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 11 - 18 Oct 2001

Amor loco, amor prohibido
Estoy hecho un animal
La fuga
La maldición del
Escorpión de Jade

Moulin Rouge
El pacto de los lobos
Pinocho y Geppetto
Visionarios
Y tu mamá también

 

MOULIN ROUGE


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Baz Luhrmann.
Países:
Australia, USA.
Año: 2001.
Duración: 127 min.
Interpretación: Nicole Kidman (Satine), Ewan McGregor (Christian), John Leguizamo (Toulouse Lautrec), Jim Broadbent (Harold Zidler), Richard Roxburgh (Duque de Monroth), Matthew Whittet (Satie), Kerry Walker (Marie), David Wenham (Audrey).
Guión: Baz Luhrmann & Craig Pearce.
Producción: Martin Brown, Baz Luhrmann y Fred Baron.
Música: Craig Armstrong.
Fotografía:
Donald M. McAlpine.
Montaje: Jill Bilcock.
Diseño de producción: Catherine Martin.
Dirección artística: Ann-Marie Beauchamp.
Vestuario: Catherine Martin y Angus Strathie.
Decorados: Brigitte Broch.
Coreografía: John O'Connell.

 

CRÍTICA

Pablo del Moral (Cinencanto)

El cine musical, que tanto éxito tuvo hace cinco décadas, ha hecho varios intentos por resurgir en el presente. Dichos esfuerzos van desde lo patético (como el interesante pero fallido experimento de Woody Allen "Everyone Says I Love You") hasta lo patético pero por otras razones (como la incansable retahíla de cintas animadas de Disney, cuya infestación de canciones obedece más a aspiraciones al Oscar que a la legítima recreación del olvidado género musical). Y por "musical", desde luego me refiero a películas como "La Novicia Rebelde" y "Top Hat", donde el diálogo toma forma de canción, y en el que la música es parte integral del tono de la película. Cintas recientes como "Save the Last Dance" o "Center Stage" giran alrededor del mundo de la música, pero al menos para efectos de este escrito, no forman parte del género.

Afortunadamente, el primer intento exitoso por actualizar el género musical ha caído en manos de Baz Luhrmann, un artista temerario a quien no asusta el material con el que trabaja ni las reacciones que el público tendrá hacia el resultado final. Y dicho resultado es una película exhuberante, frenética y desvergonzadamente entretenida.

La trama de "Moulin Rouge" recuerda la de los musicales de antaño: un joven y pobre escritor (Ewan McGregor) y un acaudalado duque (Richard Roxburgh) se enamoran de la misma guapa corista (Nicole Kidman). El primero le ofrece a ella amor verdadero; el segundo le ofrece cumplir sus sueños de convertirse en una actriz legítima; ¿por quién se decidirá?. Esta simple historia se enmarca en el delirante mundo bohemio de París a principios de siglo, donde la "modernidad" buscaba derribar el pensamiento convencional en todas las áreas, particularmente en las artes. Y lo brillante de "Moulin Rouge" es que el director Baz Luhrmann busca hacer lo mismo con esta película. En ella, al igual que hizo con "Romeo + Juliet", Lurhmann busca tomar los conceptos narrativos y estilísticos del cine clásico y retrabajarlos para conseguir una actualización más a tono con la estética contemporánea. Dicha estética aplicada a un musical resulta entonces parecida al famoso estilo MTV que plaga el mundo visual, desde comerciales televisivos hasta el moderno cine de acción. Pero el usualmente vacío estilo MTV se encuentra aquí respaldado por excelentes actuaciones, emociones reales (aunque algo forzadas) y una pista musical tan original y subversiva en su deconstrucción de clásicos contemporáneos que nos desafía a tomarla en serio. Quien lo logre hacer será recompensado por una experiencia cinematográfica única.

Para la musicalización de "Moulin Rouge", Luhrmann hace desvergonzado uso de canciones populares muy conocidas, cuyas letras se ajustan a las escenas. De hecho, no sólo se usan canciones completas sino fragmentos (en ocasiones reducidos a una sóla línea), lo que resulta en una especie de collage musical, cuya familiaridad ayuda enormemente a su fácil asimilación, pero hecho con tal precisión que se convierte en un substituto real de los diálogos, impulsando la historia con la mera mención de fragmentos de canciones de Elton John, Kiss, Madonna y U2, entre muchos otros. El uso de canciones conocidas es una de las herramientas que impulsó el musical en los cuarenta y cincuenta. Por ejemplo, "Singin' in the Rain" era ya una canción muy popular cuando se realizó la película. Lo mismo ocurrió con "La Novicia Rebelde" (basada en una obra de teatro).

Pero todo el estilo visual y auditivo de Luhrmann se hubiera desmoronado si sus intérpretes no estuvieran a la altura del inusual material. Afortunadamente, los actores se muestran cómodos cantando, con voces bastante buenas, y lo mejor de todo, con un tono juguetón que en gran medida ayuda a aceptar la curiosa combinación narrativa de música y diálogos. Ewan McGregor y Nicole Kidman sostienen la película, y su desempeño resulta realmente impresionante, tanto por el valor que muestran como por la calidad de sus interpretaciones.

Hay gente a quien le gusta la música en un mero nivel sensorial... gente que gusta de alguna tonada en el radio o que disfruta de un intérprete específico por su imagen o tipo de canciones. Pero también hay gente para quien la música representa auténtico alimento del alma, capaz de producir emociones intensas y transportarnos a otros lugares en la mente, todo con el apropiado uso de una básica mezcla de unas cuantas notas y silencios. "Moulin Rouge" está hecha para ellos. Aun así ésta no es una película fácil de tragar, y estoy consciente de que será vehementemente odiada por muchos. Para mí resultó una experiencia única y muy disfrutable. Tal vez el mejor modo de describirla es con una comparación: "Moulin Rouge" es para "La Novicia Rebelde" como, digamos, "Los Ángeles de Charlie" es para "Robin Hood" de Douglas Fairbanks. Mismo género, pero evolucionado (o devolucionado, alguien diría) hasta los estándares de frenesí visual y auditivo contemporáneos. Muy recomendada, pero entendiendo que muchos me querrán escupir en la cara por decirlo.

Calificación: 10

CinEncanto


Imágenes de Moulin Rouge - Copyright © 2001 Bazmark Films y 20th Century Fox. Fotos por Sue Adler. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Moulin Rouge

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600