LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 26 Oct - 1 Nov 2001

El juramento
Fantasmas de Marte
I love you baby
Jay y Bob el silencioso
contraatacan

Juntos
La pianista
Pecado original
The anniversary party
The score (Un golpe maestro)

 

PECADO ORIGINAL
(Original sin)


cartel Dirección: Michael Cristofer.
Países:
USA, Francia.
Año: 2001.
Duración: 112 min.
Interpretación: Antonio Banderas (Luis Antonio Vargas), Angelina Jolie (Julia Russell / Bonny Castle), Thomas Jane (Billy / Walter Downs / Mefisto), Jack Thompson (Alan Jordan), Gregory Itzin (Coronel Worth), Allison Mackie (Augusta Jordan), Joan Pringle (Sara), Cordelia Richards (Emily Russell).
Guión: Michael Cristofer; basado en el libro 'Waltz into darkness' de Cornell Woolrich.
Producción: Denise DiNovi, Kate Guinzburg y Carol Lees.
Música: Terence Blanchard.
Fotografía:
Rodrigo Prieto.
Montaje: Eric A. Sears.
Diseño de producción: David J. Bomba.
Dirección artística: John R. Jensen y Jorge Sainz.
Vestuario: Donna Zakowska.
Decorados: Beth A. Rubino.

 

NOTAS DE PRODUCCIÓN
Di Novi Pictures y Via Rosa Productions

La producción

El guionista y director Michael Cristofer adaptó él mismo este cuento sensual y de alto voltaje sexual para crear "Original Sin" (Pecado original), basándose en la novela de Woolrich, Waltz Into Darkness. Woolrich es conocido en Hollywood como guionista de "It Had to be Murder" (que sirvió de inspiración al clásico "Rear Window" [La ventana indiscreta] así como al célebre largometraje de Truffaut "La mariée était en noir" [La novia vestía de negro]),pero Woolrich también está considerado como uno de los mejores novelistas del género negro de Estados Unidos. En la mayoría de sus novelas (como en "The Black Path of Fear" y "The Black Curtain"), la visión de Woolrich describe un siniestro destino que acecha al mundo, y pone de manifiesto los actos irracionales y los oscuros impulsos que llevan a hombres y mujeres a arruinar sus vidas. Tal y como Ellery Queen describió en una ocasión el trabajo de Woolrich: "Destila grandes dosis de terror, emoción y el suspense más sobrecogedor basándose en los acontecimientos más corrientes. Y lo hace mejor que casi todos sus colegas escritores".

Waltz Into Darkness ha sido la novela más extraña y compleja de Woolrich. Supo convertir las convenciones del género basado en la cadena asesinato-venganza en una sobrecogedora y sorprendente historia de amor obsesivo. Woolrich se aventura en el campo del thriller psicológico, escribiendo un cuento arrollador que describe la historia de un hombre solitario a punto de volverse loco después de conocer por primera vez el amor con una mujer que juega peligrosamente con sus sentimientos.

Al leer Waltz Into Darkness, a Michael Cristofer no sólo le fascinó la intensidad de la historia sino también la naturaleza absolutamente contemporánea de los asuntos que toca, como la despiadada lucha entre el deseo, el poder la sexualidad y la identidad, que decidió incorporar a su versión. Le intrigó de forma especial el fondo erótico y atrevido que subyace en la novela, y cómo esta peculiaridad nos dará la clave del comportamiento de sus protagonistas.

"En la superficie, esta historia trata sobre el poder del sexo, y hasta qué punto esos instintos pueden dominarte totalmente", afirma Cristofer. Y añade: "Pero la clave de la historia está en llegar a aceptarse a uno mismo tal y como es, con lo bueno y con lo malo, con lo claro y con lo turbio".

Escribiendo el guión, Cristofer se dio cuenta de cómo Luis y Julia se sumergen en juegos de amor muy peligrosos, pero sólo porque ambos lo buscan con desesperación. Cristofer lo explica así: "Julia vive desgarrada entre dos mundos Uno de ellos es falso, un juego de ambigüedades, pero en el que puede ofrecer amor, y el otro, más real, pero infinitamente más oscuro y peligroso. Pero no cree merecer el amor de nadie y por esa razón rechaza el amor de Luis. Está atrapada entre el lado más amable de sí misma y ese lado oscuro, que en este caso, es realmente oscuro".

"Por su lado, Luis, parece controlar totalmente su vida. Pero sólo hasta que conoce a Julia", afirma Cristofer. Y añade: "Al principio, descubre una parte emocional de sí mismo que desconocía totalmente. Después, a medida que la historia va avanzando, se interna en una parte más oscura de su carácter y su obsesión por Julia se desata, llevándole a una vida que roza la criminalidad en su desesperada búsqueda de Julia. Al final, ambos tienen que ceder. Creo que es la única forma de que el amor pueda sobrevivir".

Cristofer también cambió la localización de la historia y la trasladó del Nuevo Orleans de Woolrich a la poco visitada isla de Cuba. Un lugar en el que hace también un calor sofocante, pero en la que abundan las tensiones coloniales. La diversidad étnica de Cuba, su belleza exuberante y una cultura musical de hondas raíces en el jazz constituyeron el escenario perfecto para una historia que recorre las emociones y las motivaciones humanas más primarias.

"Cuba tiene ese mismo misterio que tuvo Nueva Orleans en el pasado", afirma Cristofer. Y añade: "pero también incorpora otro elemento a la historia. Debido a la proximidad que existe entre Nueva York y La Habana, los americanos estaban allí como en su casa. Había algunos que huían a la isla intentando escapar de su vida anterior, como Julia y también cubanos deslumbrados por todo lo que fuera norteamericano. Y por eso Luis quiere una esposa de esa nacionalidad. La intensa relación entre Luis y Julia se dirime en el terreno sexual, pero también subyace un factor de fricción colonial entre América Latina y Estados Unidos".

Al final, el guión de Cristofer se conformó como una historia cargada de erotismo y misterio. Tal y como afirma Michael Glick, jefe de producción: "Te arrastra hasta un lugar repleto de intriga y sorpresas".

* * *

La trama principal de la historia de "Original Sin" (Pecado original) está en que los protagonistas juegan al ratón y al gato, pero desde una perspectiva cargada de sexualidad. Para Michael Cristofer, la película tenía dos papeles complejos y totalmente entregados que eran la clave de la historia. Cristofer no dudó nunca sobre quién debía encarnar a Julia Russell. Desde el principio, se empeñó en volver a trabajar con Angelina Jolie, la joven actriz ganadora de un Oscar de la Academia® a la que lanzó al estrellato en "Gia", la película de HBO film.

"Angelina siempre es la mejor elección", afirma Cristofer. Y añade: "En primer lugar, es una gran actriz con un toque muy auténtico, que deja traslucir una personalidad llena de dulzura y sinceridad. Pero Angelina también tiene un lado oscuro y potencialmente peligroso. Como cualquier buen intérprete, no le da miedo dar a conocer ambas facetas de su carácter. Y esta es la cualidad que la hacía perfecta para el papel de Julia".

A Jolie también le impresionó el guión de Cristofer, y sobre todo el fabuloso personaje de Julia, una mujer dotada de una fuerza salvaje, capaz de sentir grandes emociones y con un extraño aura de misterio. "Julia es un personaje que nos habla de nuestros instintos más primitivos", dice Jolie. Y añade: "Ella lucha con su pasado, con su presente y con lo que puede llegar a ser. Una situación realmente explosiva".

Y continúa diciendo: "Una de las cosas que más me gustó del guión de Michael es que trata muchos temas diferentes. Se habla de libertad y de represión, de amor y de obsesiones, de unas desbordantes ganas de vivir y de la lucha que todos mantenemos con nosotros mismos. Y además, es divertido y muy entretenido"

Además, a Jolie le une una relación muy especial con Cristofer, en tanto que realizador. Afirma: "Nunca he tenido tanta libertad en un plató de cine. Michael es muy atrevido y entiende la sexualidad mejor que cualquier otro director que conozca".

A través de Julia, Jolie pudo explorar la forma en la que la sexualidad está presente en muchos aspectos de la vida. "Esta película no sólo trata de sexo. Habla de conocerse a uno mismo, de libertad, de posesión, odio, ira y amor. La sexualidad de 'Original Sin' (Pecado original) no lo es todo en el argumento, aunque es el eje principal de la historia de Luis y Julia".

Para poder transmitir esa intensidad sexual, Michael Cristofer sabía que necesitaba a un protagonista masculino con un nivel de sensualidad comparable al de Jolie y dotado de una sinceridad al antiguo estilo que fuera creíble. Y encontró a su hombre perfecto en Antonio Banderas "Entre ellos se produjo una química inmediata", afirma Cristofer. Y añade: "Y esa asombrosa química les permite sacar a la luz todas esas complejas cuestiones que plantea el guión sobre el sexo y el poder y de cómo las obsesiones sexuales pueden llegar a apoderarse de nuestras vidas".

Antonio Banderas afirma: "Trabajar con Angelina ha sido una de las experiencias más maravillosas en mi carrera de actor. Es una mujer muy auténtica, una actriz que vive su personaje hasta sus últimas consecuencias".

Banderas, que siempre se ha marcado retos muy ambiciosos desde que empezó su carrera en España, de la mano de Pedro Almodóvar, se entusiasmó inmediatamente con el personaje de Luis Vargas de "Original Sin" (Pecado original). Por encima de todo, le fascinaban las contradicciones de Luis, un hombre muy rico que lo tiene todo, pero que siente un tremendo vacío en su vida.

"Luis me recuerda un dicho español: 'Un hombre que no quiere nada es invencible'. Y así es como se siente Luis al principio. Pero para conquistar el amor de Julia, Luis arriesga su fortuna, sus amigos e incluso pone en peligro su propia vida".

A Banderas también le interesó sobremanera ese territorio en el que se mueve el guión, entre la historia de amor y el género negro detectivesco. "El amor, la pasión y las obsesiones son una mezcla indisoluble", afirma el actor. Y añade: "No es una historia de amor tradicional. También se abordan esos misterios que se esconden en el alma humana, y al mismo tiempo, es un thriller con un sinfín de sorpresas que dejarán boquiabiertos a los espectadores".

Uno de los personajes más sorprendentes de la película es el detective Walter Downs, que interpreta Thomas Jane, un hombre al que le gusta descubrir a esas personas que no son lo que parecen. Jane afirma: "Me encantaba el guión y la posibilidad de trabajar con Antonio Banderas y Angelina Jolie era un sueño. Me gustaba mucho que la historia explorara ese maravilloso territorio de las emociones y los deseos humanos. La película trata sobre la pasión y las consecuencias que entraña si nos lleva a perder el control de nuestras vidas"

Para completar el reparto, Cristofer consiguió un magnífico elenco de actores de cine y de teatro, con los que ya había trabajado en "Gia", como Allison Mackie, Joan Pringle, Cordelia Richards y Gregory Itzin. También contrató a algunos de los más prestigiosos intérpretes del cine mexicano como Pedro Armendáriz.

"Original Sin" (Pecado original) se rodó totalmente en México, lo que le otorga un ambiente auténtico y lo más parecido a Cuba. Desde que España conquistó Cuba y México en el siglo XVI, ambas naciones comparten estilos arquitectónicos similares y ese gusto colonial tan hermoso y tan romántico que transmite la película. Por fortuna, la costa de México tiene la misma exuberancia del paisaje caribeño de Cuba.

Cristofer quería que la película tuviera un estilo que transmitiera la exuberancia del paisaje y que también se hiciera eco de la oscura e inquietante sensualidad de los comportamientos impredecibles de sus protagonistas. Para lograrlo escogió a Rodrigo Prieto, uno de los directores de fotografía más jóvenes y prometedores de México, con el que compartió la misma inquietante visión de la historia.

A Prieto le intrigó inmediatamente la historia. Afirma: "Cuando leí el guión, supe que tenía que hacer esa película. La fuerza que desprende la historia y los paisajes cubanos ofrecían un enorme abanico de posibilidades visuales."

Cristofer y Prieto diseñaron un estilo fluido pero muy elaborado para la película, con movimientos de cámara minuciosamente coreografiados. El director no duda en afirma la influencia que han ejercido en su carrera las magníficas películas de Max Ophuls de los años cincuenta, en particular "Lola Montes" y "The Earrings of Madame D.". Ambas son historias románticas con un trabajo de cámara elegante y revolucionario en el que parece que la cámara está viva.

Para lograr ese estilo tan elegante, Cristofer y Prieto se sirvieron de un equipo de tecnología punta, que en algunas ocasiones creaba una extraña conjunción de herramientas de alta tecnología y situaciones extravagantes, como cuando una enorme grúa suiza se interna en la iglesia parroquial del Sagrario, actualmente catedral, una de las primeras iglesias que construyeron los españoles al conquistar México.

Mientras tanto, el diseñador de producción David J. Bomba se enfrentaba a la difícil tarea de hallar las mejores localizaciones exteriores e interiores de México que sustituyeran a las de tres ciudades cubanas: Santiago, Cárdenas y La Habana. Bomba declara: "Michael Cristofer y yo empezamos decidiendo qué paleta de color sería la adecuada para la película. Los exteriores tenían que reflejar la luz y en los colores, los interiores tenían que dar una sensación de frescura a pesar del calor tropical de Cuba".

El equipo de producción descubrió un increíble número de localizaciones en un radio de apenas unos cientos de kilómetros en México. Por ejemplo, una hacienda abandonada en una antigua plantación de azúcar en la aldea de Oacalco, a unos 30 minuto de Cuernavaca, en el estado de Morelos. Conocida con el nombre de Hacienda Oacalco, Bomba y su equipo lo transformaron en la magnífica residencia de la plantación de café de Luis. La Hacienda tenía además un halo de leyenda y tradición ya que en una época, fue la casa donde vivió la amante de Emiliano Zapata. Se dice que uno de sus antiguos propietarios hizo un "pacto con el diablo" y se perdió para siempre en una montaña cercana.

Otras localizaciones incluyeron la Hacienda de Cortés en Cuernavaca que data del siglo XVI (donde se rodó la boda de Luis y Julia), el precioso Teatro Xicohtencatl del siglo XIX (que sirve de escenario para la función de teatro a la que asisten Luis y Julia), la histórica ciudad de Puebla y la ciudad amurallada de Campeche en la península de Yucatán.

En el bullicioso centro de Ciudad de México, el elegante Casino Español, con sus espléndidos suelos de mármol, sirvió para reproducir el hotel de La Habana donde se desarrolla el desbordante carnaval caribeño que se adentra hasta el hall del hotel. Otro escenario de Ciudad de México fue el famoso Bar Opera, que sigue conservando la huella del disparo que realizó Pancho Villa durante la Revolución mexicana.

Bomba diseñó y construyó otros platós en los Estudios Churubusco, entre los que se encontraba la casa (interiores y exteriores) que Luis y Julia habitan en la ciudad de Cárdenas. Allí, Bomba supo aprovechar el extraordinario talento de los artesanos mexicanos. Y afirma: "Este país tiene una enorme riqueza artesanal. Contamos con magníficos carpinteros y escayolistas. Les podía dar un dibujo detallado, o incluso un simple sketch o una fotografía, y en cuestión de horas habían realizado una fabulosa maqueta tallada a mano. Además, como el precio de algunos materiales sigue siendo muy asequible, pudimos utilizar madera, piedra y azulejos de verdad, en vez de materiales falsos".

La diseñadora de vestuario Donna Zakowska diseñó casi 2.000 trajes para "Original Sin" (Pecado original), de los que unos 400 se realizaron totalmente en Nueva York, Londres y Los Ángeles. El lugar y la época que se describen en la película no se habían reflejado nunca en una película. Por esa razón, Zakowska tuvo que realizar una profunda investigación y sumergirse en la enorme variedad de razas y clases de Cuba cuyas influencias van de Europa a África. Zakowska tuvo también que crear el vestuario de todos los participantes de un carnaval con sus máscaras y tocados.

Se fijó mucho en todos los detalles y también en los personajes. Zakowska declara: "Antonio se viste con colores claros tal y como lo hacían los cubanos ricos que vivían en un país tropical, pero quería que su aspecto fuera más sofisticado que el de un sencillo traje claro de lino. Así que sus trajes están hechos de una lana inglesa muy fresca. Por otra parte, vestimos a Angelina con un estilo muy moderno, muy vanguardista".

Beth Rubino, ambientadora y nominada a un Oscar de la Academia ® ("The Cider House Rules" [Las normas de la casa de la sidra]) y el atrezzista John Bankson también realizaron una valiosa aportación. Los carruajes, los visados, los billetes de los barcos de vapor, el mobiliario, los objetos de arte, los libros, absolutamente todo se sometió a una meticulosa investigación que llevaron a cabo Rubino, Bankson y sus equipos. De esa forma consiguieron hacer realidad un mundo desaparecido de ambiente exótico que proporciona un fondo asombrosamente sensual al misterio humano de "Original Sin" (Pecado original).

Durante todo el rodaje en México, la "Antoniomanía" se puso de manifiesto con la asistencia masiva de fans que rodeaban todas las localizaciones y perseguían a la estrella cada vez que salía de su caravana. Pero los fans también se mostraron muy amables y comprensivos. Tal como explica Michael Glick, productor ejecutivo: "Los fans de Antonio tenían una maravillosa mezcla de ingenuidad y entusiasmo y conocerlos fue una experiencia muy positiva".

Los actores también se lo pasaron muy bien, viajando por algunos de los lugares más maravillosos de México que destilan ese espíritu romántico que sirvió de inspiración a sus interpretaciones. Tal y como afirma Thomas Jane al hablar de México: "Es un país del que cuanto más cosas conoces, más cosas increíbles descubres. La comida es sabrosa y picante, las mujeres son bellísimas, el sol brilla en todo su esplendor y sientes por todas partes la riqueza de una sociedad compleja y rica. Incluso los días que pasamos en Campeche a más de 45 grados, representaron un escenario perfecto para rodar una película que recorre los deseos más profundamente arraigados en el alma humana".

Angelina Jolie lo resume a la perfección: "Creo que es una de esas películas que refleja el placer que sentimos al realizarla. Fue una auténtica aventura, una verdadera creación".


Fuente: Buena Vista Internacional Spain


Imágenes y notas de producción de Pecado original - Copyright © 2001 Metro Goldwyn Mayer, Di Novi Pictures y Via Rosa Productions. Fotos por Lourdes Grobet. Fuente: Buena Vista Internacional Spain. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Pecado original

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © Ángel Castillo Moreno, 1999-2001. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600