LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

Estrenos 16 - 22 Nov 2001

Coronación
Desafinado
El voto es secreto
Enróllatela como puedas
Get Carter
Pavilion of women
Rock star
Tiempo límite
Trick
Un perro llamado Dolor
Una rubia muy legal

 

UNA RUBIA MUY LEGAL
(Legally blonde)


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: Robert Luketic.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 96 min.
Interpretación: Reese Witherspoon (Elle Woods), Luke Wilson (Emmett Richmond), Selma Blair (Vivian Kensington), Matthew Davis (Warner Huntington), Victor Garber (profesor Callahan), Jennifer Coolidge (Paulette Bonafonte), Holland Taylor (profesor Stromwell), Ali Larter (Brooke Taylor-Windham), Jessica Cauffiel (Margot), Alanna Ubach (Serena), Rachel Welch (sra. Windham-Vandermark).
Guión: Karen McCullah Lutz y Kirsten Smith; basado en la novela de Amanda Brown.
Producción: Roger Jones, Ric Kidney y Marc. E. Platt.
Música: Rolfe Kent.
Fotografía:
Anthony B. Richmond.
Montaje: Anita Brandt-Burgoyne y Garth Craven.
Diseño de producción: Missy Stewart.
Dirección artística: Daniel Bradford.
Vestuario: Sophie Carbonell.
Decorados: Katherine Lucas.

 

CRÍTICA

Leandro Marques
Argentina

Las rubias no tienen nada de tontas

Así como una vieja teoría de la información asegura que la noticia más impactante es aquélla relacionada con el acontecimiento que menos probabilidades tiene de producirse, también las decepciones y tristezas que suelen padecer los seres humanos son más grandes mientras mayores sean las expectativas que ellos se habían generado previamente. De antemano, es factible presumir que "Legalmente Rubia" (título en Argentina de "Legally blonde")*, la película que marca el debut cinematográfico del director Robert Luketic, no estará nominada al mayor premio en ningún festival. Por esa razón no sorprende, a la hora del balance, encontrarse con que no es mucho lo que hay para rescatar.

Sin embargo, a pesar de la redundancia de los clichés, de la previsibilidad del guión, de varios pasajes de monotonía, la ley de las expectativas la termina salvando. Porque la sensación (al menos la de este cronista) es que todavía podía esperarse menos de lo que en definitiva la cinta protagonizada por la simpática Reese Witherspoon (The Man on the Moon) termina regalando. No un momento inolvidable, tampoco un encuentro con un registro innovador para la historia del cine, pero sí una hora y media sin demasiadas pretensiones y con algunos pasajes entretenidos.

De la misma manera que la película debe acarrear con sospechas y desconfianza (al menos por parte, repito, de este humilde comentarista), Elle Woods (Witherspoon) tiene que hacerse cargo de cómo es, dónde está y las consecuencias de eso: rubia, con curvas, fashion; estudiando leyes en el elitista e intelectual ambiente de Harvard, una de las facultades más prestigiosas del mundo. El motivo que hace que su destino sea ése y no el glamoroso mundo de la moda, que tanto la apasiona, y que mejor le cabe de acuerdo a su destellante apariencia, no podía ser otro que el amor. Warner, su encantador hombre, dispuesto a seguir la tradición de su aristocrática familia, se traslada hacia la Costa Este de los Estados Unidos para continuar sus estudios y poder cumplir su sueño de convertirse en senador antes de los 30 años. Claro, la rubia no forma parte de semejante proyecto, ella no es lo necesariamente inteligente para él.

Dispuesta a todo para volver a interesarle a su ex novio, Elle se desplaza en su convertible último modelo, llevando consigo a toda su colección de ropa y su coqueto perrito chihuahua, y decidida a demostrar que ella también, además de linda, puede ser una brillante abogada. Lo que sigue, su marginación por parte de los prejuiciosos intelectuales, su torpeza inicial, y su aceptación final, no es difícil de prever. No obstante, en el camino hacia ese final lógico y repetido, pueden rescatarse algunos momentos divertidos, y el constante tono satírico que usa Luketic para pintar la frivolidad y el absurdo.

Ante un género tan trillado y estereotipado como éste -al fin y al cabo no es más que otra típica comedia norteamericana para adolescentes-, es difícil exigir mucho más. Y en verdad, el resultado final no es peor que el que podía imaginarse. Por eso, para poder encontrar algún disfrute a la hora y media que dura el filme, el consejo es rebajar a cero las exigencias y las expectativas previas. La otra opción es ver otra película.

*Nota del editor.


Imágenes de Una rubia muy legal - Copyright © 2001 Metro Goldwyn Mayer y Marc Platt Productions. Fotos por Tracy Bennett. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Una rubia muy legal

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | video
especiales | carteles | buscar | servicios de contenidos | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Video
Especiales
Carteles
Buscar
Contenidos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Internet Explorer
800x600